Archivo para 29 febrero 2016

29
Feb
16

blancos baratos y colorados reaccionarios

La derrota del batllismo en 1958

escribe: Dari Mendiondo Bidart

En política jamás hay que desdeñar la experiencia de los hechos históricos. Tampoco hay situaciones históricas iguales, idénticas, pero sí las hay parecidas.

Luis Batlle Berres, en las elecciones de 1954, derrota con la Lista 15 a la Lista 14 de su primo hermano, César Batlle Pacheco, herederos él y su hermano del diario El Día. El Día fue fundado en 1886 por José Batlle y Ordóñez, quien luego de la derrota de la Revolución del Quebracho escribirá llegó la hora de empuñar otro fusil, el de la pluma. Luis Batlle Berres fundará otro diario, Acción, y disputa con sus primos el liderazgo del Partido Colorado Batllista; es el momento de los jóvenes Turcos, abogados, estudiantes avanzados, universitarios, de la FEUU… Zelmar, Teófilo Collazo, Alberto Abdala, Segovia, Aquiles Lanza, Martínez Moreno, Carlos Fleitas, Hierro Gambardella, Flores Mora, Amílcar Vasconcellos, Renán Rodríguez, Reina Reyes, etc., etc.

Luis Batlle es líder nato, luchador contra la dictadura de Terra, conoció la Isla de Flores, exiliado en la Argentina, fue vicepresidente de Tomás Berreta en 1946. Al fallecer éste, asume la presidencia hasta 1950; será sustituido por Martínez Trueba, que promueve la reforma constitucional de 1952 en que se aprobará el Colegiado, Consejo Nacional de Gobierno, que abarcará el período desde 1955 hasta 1967, en que será electo en un régimen presidencialista el Gral. Álvaro Gestido por la nueva Constitución de 1966, acordada entre Jorge Batlle -líder de la Lista 15- y Alberto Titito Heber -Herrerista- por el Partido Nacional.

Luis Batlle Berres tenía una estrategia de país desarrollado, basado en la industria, particularmente la textil (telas y tejidos de lana, luego algodón y poliester, curtidores, astilleros, metalurgia e industria liviana para artículos de consumo popular), acompañado con incentivos a la exportación con una política cambiaria de valores diferidos, facilitando las exportaciones de carne, textiles, cueros y productos de desarrollo agrario como los granos, particularmente trigo.

Luis Batlle es un liberal reformista y desarrollista en un país como Uruguay en que se agotaron las reservas acumuladas durante la 2da. Guerra Mundial; está en la cruz de los caminos: concibe el Estado como el principal dinamizador del Puerto, de la energía, los comercios, el transporte, al agua y la industria (caso de la carne con el Frigorífico Nacional), incentiva el cooperativsimo, tanto en el agro como la pequeña industria, pero enfrenta dos problemas…

1) a nivel social una gran lucha estudiantil por la autonomía universitaria, sumada a un gran despertar del movimiento de los jubilados con Don Paulino González y a un movimiento sindical exigente de mayor nivel de salarios en las industrias, bancos, fábricas, construcción, metalurgia, textiles, frigoríficos; se gestaba un movimiento sindical combativo y exigente, y en el campo también despertaban los peones de tambo, arroceros, remolacheros, destajistas de El Espinillar y portuarios del litoral.

2) A nivel político, el Partido Nacional conducido por Luis Alberto De Herrera, inicia una campaña sistemática de desacreditación de Luis Batlle Berres. El precio de la yerba mate es motivo de provocaciones permanente. El Herrerismo tiene en Montevideo una estructura de listas cooperativas muy activas: la Lista 1 de Penco, la 2 de Vidal Zaglio, la 4 de Pasadore, la 11 de Alfonso, la 22 de Hernández, la 41 de Enrique Erro (cuyo secretario general de la juventud era José Mujica Cordano, y el presidente era Mortimer Valdez), la 6 de Uruguay Tourné y me queda la 72 de Botinelli, que no recuerdo si estaba en el Herrerismo o junto a la 400 de los Beltrán, del diario El País, mientras los Herreristas tenían como órgano El Debate.

Valdría la pena leer El Debate de la época para ver el carácter de la campaña política contra los Batlle, su gobierno, su política y sus ideas liberales. Los herreristas suman a esa campaña anti Luis Batlle el “Movimiento de Acción Ruralista” dirigido por Benito Nardone, de origen colorado pero con una popular audición en CX 4 Radio Rural, emisora impulsada por Domingo Bordaberry: colorado no batllista.

El objetivo fue logrado: en 1958 es derrotado Luis Batlle y con él una línea. Vendrá la gran revancha, la redistribución violenta de la renta nacional hacia los grandes terratenientes de la Asociación y la Federación Rural, los subsidios a la industria cárnica… cientos de fábricas cierran y empiezan a formarse los “cantegriles”, hoy asentamientos, en la periferia de la capital.

Miles de desocupados harán caer el valor de los salarios, se harán consejos de salarios truchos, como el textil, con el ministro Gianola; estafan a los trabajadores; se desarrollan grandes luchas, estaquean obreros en el puente del Pantanoso. Como nunca la cuestión social se transforma en cuestión de Policía. Aparecen nombres que en la dictadura relumbrarán, como Balestrino, Arredondo, etc., etc.

En lo financiero el dólar pasa de $ 2,11 a $ 11, y se introdujo el FMI en el control de las finanzas del país. Se creó el Banco Central con el objetivo de liquidar el Banco de la República, pero no pudieron porque un sector del Partido Nacional -liderado por Wilson Ferreira Aldunate- inició una resistencia a la política antirracional del Herrerismo.

El esquema de 1958 -contando con las actitudes del llamado Partido Independiente- va y está en la dirección de que se repita la historia, esta vez no como farsa, sino como tragedia, porque eso sería para el país una restauración en manos del Partido Nacional y los celestinos de turno.

Creen que el viento restaurador de Argentina se instalará en Uruguay. Se equivocan: el pueblo uruguayo, más allá de las creencias y, por qué no, errores del Frente Amplio, a la hora de decidir no se confundirá entre la autenticidad y el disfraz.

28
Feb
16

ancap, la verdad

Ancap: entre verdades y mentiras

 

escribe: Enrique Ortega Salinas, Analista

 

Difícil opinar sobre el tema. Desde la izquierda se espera que aplauda todo y desde la derecha (Partidos Colorado, Nacional e Independiente) se espera que afirme que todo está corrupto y perdido. Unos barren bajo la alfombra y otros siembran dudas para cosechar votos, logrando que el tema cope la banca y los grandes medios obvien que la auditoría realizada en Paysandú reveló una “devastación administrativa” tras la gestión nacionalista. Que haya cuatro informes refleja que la oposición no se puso de acuerdo porque cada partido quiso marcar la cancha con más propósitos proselitistas que ánimos por descubrir la verdad.

Entre tanta obscuridad, pretendo sacar algunas cosas en claro.

– La oposición culpa al Frente Amplio de crear subsidiarias; pero de las veinte que tiene Ancap, solo dos fueron creadas luego de 2005 y las dieciocho restantes fueron creadas por partidos devenidos en jueces. Como afirma Constanza Moreira: “La muy controvertida Alur en Bella Unión no la creó Tabaré Vázquez como tributo a “los cañeros”, no. Fue creada en 1999. Ducsa fue creada en 2001. Caba -creada también en 1999-, no es una empresa que vende perfumes, sino básicamente alcoholes, de los bebibles y de los otros. Se ha hablado hasta el cansancio sobre el perfume; nada se habla sobre la cachaza, el fernet, el Espinillar, el whisky o la grappa que produce la misma Caba. ¿Es mejor producto la grappa que el perfume? ¿La cachaza que el alcohol en gel?”

– Negar que algunas cosas se hicieron mal es tan necio como negar que la mayoría de las medidas fueron positivas. Si todo estuviera bien, el presidente no habría descabezado al directorio de Ancap ni hubiera comprometido su supervisación personal del ente. Hubo problemas de gestión, ausencia de control, imprevisión y mala planificación. Se aumentó la plantilla de manera poco recomendable en una empresa comprometida económicamente y se habrían realizado horas extras más allá de lo legalmente permitido.

– Hasta ahora no se demostraron delitos, no hay enriquecimiento ilícito ni dinero desaparecido; hay comprobantes de cada gasto; pero los hay cuestionables, superfluos e indefendibles, como la fiesta para la inauguración de la planta desulfurizadora, que costó 372.000 dólares. Marcos Otheguy habló de 360.000 y Bordaberry de 600.000. No sé cuál es la cifra correcta; pero ninguna se corresponde con la prédica y ejemplo personal de austeridad del ex presidente José Mujica. La austeridad en el manejo de los dineros públicos debería ser un sello característico de todo izquierdista. Lo más indefendible fue el pago de 5.000 dólares al dueño de una radio de Guichón (suplente a alcalde por la lista 711) para que comprara equipos y luego retribuyera con publicidad. Esto es tan malo como cuando el nacionalista Abdala hizo lo mismo con el semanario Patria, pagando una publicidad innecesaria.

– Deberíamos debatir sobre una verdadera reforma del Estado (esa en la cual han fallado todos los presidentes desde el retorno a la democracia) y crear un sistema efectivo de control sobre las Sociedades Anónimas, redefinir las potestades del Tribunal de Cuentas, aumentar la facilidad de acceso a la información por parte de la ciudadanía y revisar el sueldo y beneficios de los gerentes.

– La oposición miente cuando dice que Ancap está fundida. Más allá del déficit acumulado y la deuda, su facturación es de 3.200 millones de dólares anuales. Citando nuevamente a Constanza: “Toda la inversión realizada en el período no llega a la tercera parte de la facturación de un año; 421 en la desulfurizadora, 251 en las plantas de cemento portland, 141 en los biocombustibles y 147 en la planta de cal”.

– Las inversiones, derivadas de un plan aprobado por los cuatro partidos en 2010, eran ineludibles, urgentes e impostergables. El Frente Amplio tuvo que hacer lo que otros gobiernos eludieron.

– No podemos pedir a Ancap la chancha y los cuatro reales. Si queremos usarla como nutriente para Rentas Generales para desde allí destinar recursos para diversas obras y servicios públicos, no podemos pretender combustibles de alta calidad y encima a precio de regalo. Un litro de nafta, tras la importación del crudo, refinado y cobertura de todo el gasto operativo, puesto en la puerta de Ancap para su distribución, es de $ 16. Los impuestos y gastos de distribución lo llevan a $ 42.50. Si bajamos la carga impositiva, tendremos combustible más barato; pero menos dinero para obras y servicios públicos. ¿Qué queremos?

– Los partidos tradicionales evaden su responsabilidad; pero sus representantes en el Directorio apoyaron las medidas tomadas, más allá de alguna tibia acotación esporádica. Tampoco quisieron investigar lo sucedido desde 2000 hasta 2005. “Por ahí no, que hay espinas”.

– Ni la triangulación de negocios entre Ancap, Petroecuador y la empresa holandesa Trafigura ni las negociaciones con La Diez configuran ilícitos; pero son reprobables desde el punto de vista ético, político y de corrección administrativa.

– La inasistencia de varios funcionarios públicos, tras ser convocados por la comisión, es inaceptable y no es excusa que Bordaberry y Mieres divulgaran datos secretos que manejaba la comisión. Tanto los funcionarios como los legisladores deberían ser sancionados por irrespetar nuestra institucionalidad. Habrá que legislar para que las comisiones investigadoras tengan un rol más serio, con respaldo legal e institucional a la hora de citar personas o pedir informes; una ley que impida el circo irresponsable, las acusaciones públicas infundadas y la violación de secretos de Estado. Habría que estudiar (aunque confieso mis dudas al respecto) la posibilidad de que las investigaciones las realicen organismos independientes, desprovistos de intereses político-partidarios que empañen su imparcialidad.

– Bordaberry denunció en el Senado que la excusa para contratar a una empresa brasileña era que Ancap no tenía camiones Tolbar, cuando sí los tenía. Lo que no dijo fue que eran solo dos y ninguna empresa uruguaya contaba con ellos para cubrir dicho emprendimiento. Sin embargo, si por mí hubiera sido, en vez de adelantar dos millones de dólares a una empresa extranjera para completar la flota, hubiera impulsado la reconversión de empresas uruguayas para que aprovecharan el negocio.

– Espero una respuesta de por qué se desoyeron informes técnicos que recomendaban en algún caso construir una planta en lugar de dos.

– INOPERANCIA COMUNICACIONAL. Aunque entre verdades y mentiras le están apedreando el rancho, el gobierno y el Frente Amplio no logran reaccionar de manera eficaz. Hay cifras indiscutibles que respaldan la gestión de la izquierda: entre 2004 y 2014 la pobreza bajó de un 40% a 11%; la indigencia, de 4,7% a 0.5% y la desocupación cayó de 17% a 5,7%; pero parecemos creer que todos los ciudadanos deben tener presentes los avances sin necesidad de una campaña que se los recuerde. Ni Rafael Correa ni Hugo Chávez en su momento dejarían pasar la menor mentira, inexactitud o calumnia sin desmontarla por todos los medios hasta que el último ciudadano supiera la verdad. ¿Por qué tanto pudor de usar la cadena nacional de radio y televisión? ¿Nos olvidamos de cuando Sanguinetti la usaba todos los meses? ¿Creemos suficiente una conferencia de prensa y un extenso informe que leerán unos pocos?

En medio de tantos datos contradictorios, lo fácil es equivocarse y lo difícil convencer de algo a alguien, porque en definitiva cada uno terminará creyendo lo quiera creer; pero hay algo indiscutible: ningún otro gobierno hizo tanto por la soberanía energética ni universalizó tantos servicios como los del Frente. Algunos errores de gestión no deben llevarnos a minimizar lo que las empresas públicas nos aportan. Solo entre 2011 y 2014, OSE, UTE, Antel y Ancap invirtieron 3.500 millones de dólares y transfirieron otros 575 a Rentas Generales, siendo fundamentales para el desarrollo tecnológico, capacitación profesional, disminución del desempleo e impulso para emprendimientos privados. Por si fuera poco, lo recaudado queda aquí.

Sería un suicidio neoliberal entregar nuestras empresas públicas a manos privadas. No habría electrificación rural sin UTE, ni saneamiento en muchas partes del interior sin OSE, ni fibra óptica en todos los hogares sin Antel. La universalización de los servicios es posible gracias a una política de Estado no frenada por la ausencia de lucro. Ancap es nuestra y hay que defenderla; pero veamos si algunas cosas se pueden hacer de mejor manera, buscando la excelencia, si los gastos de funcionamiento e inversión pueden abaratarse y algunos funcionarios deben continuar o no manejándola. Bien por Tabaré, que comienza a priorizar la capacidad por encima de la cuota política. Al Frente no se le defiende ocultando cosas que están mal hechas, sino corrigiéndolas.

Mientras tanto, la oposición tiene terror de que hallemos petróleo; porque si en tres o cuatro años salta la primera gota y el barril retoma su promedio normal, entre 70 y 75 dólares, Sendic pasará del infierno al paraíso, de ser el villano de la película a ser el héroe.

27
Feb
16

sendic

Una derecha enferma de rencor e intolerancia

 

escribe: Hugo Acevedo, Analista

La orquestada campaña de desprestigio contra el vicepresidente Raúl Sendic desnuda el rostro más grotesco de una oposición sin rumbo, propuestas ni voluntad de trabajo, que sólo se limita a denostar, en una suerte de guerra sucia que nos retrotrae a los tiempos más oscuros de nuestro pasado reciente.

A los improperios y acusaciones inferidos por la actuación de Sendic al frente de Ancap, ahora se suma una burda maniobra iniciada por la prensa amarillista obsecuente con la derecha.

Ante la revelación del diario El Observador en el sentido que el vicepresidente de la República no ostenta el título de licenciado, se inició una nueva ofensiva promovida por representantes del bloque conservador, cuyo único propósito es enlodar.

Cuesta creer que se rasguen las vestiduras por un tema menor, cuando los blancos y los colorados fueron los responsables de la peor crisis económica y social de nuestra historia contemporánea.

Sin embargo, demostrando su grandeza y madurez política, el Frente Amplio jamás le pasó factura por haber hundido a nuestro país en un auténtico estado de emergencia.

Muy por el contrario y pese a haber ganado tres elecciones consecutivas por demolición, el FA fue generoso al otorgar cargos en los entes y servicios estatales a miembros de la oposición.

Los que deberíamos sentirnos agraviados somos todos los uruguayos que padecimos los paupérrimos gobiernos blanqui-colorados.

Todos sabemos que para ejercer la actividad política jamás se requirió ser profesional ni haber cursado estudios superiores, pese a que actualmente se suele exigir el bachillerato terminado incluso para atender una tienda de ropa.

Esa demanda ciertamente no se justifica, si se considera que -en la mayoría de los casos- las retribuciones que abona el comercio establecido son irrisorias.

Empero, el Partido Colorado debería saber que para gobernar no se requiere título. En efecto, el propio José Batlle y Ordóñez -que no era profesional universitario- ejerció en dos oportunidades la primera magistratura con singular brillantez al punto de erigirse en una de las personalidades señeras de la historia política uruguaya.

Ni que hablar del también ex presidente Tomás Berreta -un emblemático caudillo batllista- quien no concurrió ni siquiera a la escuela y aprendió a leer y escribir con su madre en el ámbito doméstico.

Tampoco era profesional universitario Wilson Ferreira Aldunate, el último líder del Partido Nacional, cuyo ideario fue -por supuesto- sepultado por su colectividad.

Sería redundante referirnos a las explicaciones brindadas por el propio Sendic en respuesta a las acusaciones recibidas, que son de público conocimiento.

Lo concreto es que el actual vicepresidente de la República es una de las presas a las que apunta esta virulenta derecha, porque es un potencial presidenciable para 2019.

Vergüenza ajena es ocupar escaños parlamentarios, cobrar suculentos sueldos, usufructuar prebendas y dedicarse únicamente a hostigar al gobierno, sin proponer ni aportar absolutamente nada.

Vergüenza ajena es aceptar cargos en las empresas públicas y limitarse a “hacer la plancha”, omitiendo el adecuado cumplimiento del rol de contralor que debería ejercer la oposición.

Vergüenza ajena es haber pulverizado al país en 2002 y no tener la grandeza de pedir disculpas a las víctimas de tal desatino e ineptitud en el ejercicio del gobierno.

24
Feb
16

el papa francisco

Francisco I y los Rolling Stones”

Publicado el Lunes 22 febrero de 2016 , 6:00am

escribe: Eduardo Sanguinetti, Filósofo

El papa Francisco, en intento noble de instalar un destino en el devenir de la humanidad toda, hoy en estado de letargo y complicidad, ante la mentira, cual práctica de gobernantes títeres de corporaciones genocidas y farándula cómplice. Farándula que en acto de distraer desde medios monopólicos de publicidad, en manos de prostitutas “todo terreno” degradan la figura de este papa, que toma la palabra y la lanza, sin temor… su palabra, que actúa cual bálsamo, ante quienes bregamos en ir por un mundo por y para todos… “pasar de la lógica del dominio, del aplastar y manipular, a la lógica del acoger, recibir y cuidar al prójimo”, asimilo estas palabras de Francisco, plenas de sentido, al margen de creencias y descreencias, a mi agnosticismo vocacional.

La mentira instalada en boca de fans del gobierno de Macri, “los grasitas” trepadores, que creen pertenecer a un espacio vacío, intentan desacreditar el accionar de Francisco, de modo cobarde, falaz y humillante, desdibujando con torpeza y de manera grosera, las palabras nobles del papa Francisco… estos esclavos del consumo chatarra y basura infecta promueven tendencias prostibularias, asimiladas a modas ideológicas, recién horneadas en las usinas de asesores pret a porter. Blanquean el frente y se olvidan del fondo… el simulacro, devenido en mentira, cual paleo-mito escindido, ocasiona perjuicios en la comunidad toda.

No deseo dejar de comentar acerca de los Rolling Stones, íconos innegables de un tiempo de revoluciones rezagadas, con sus temas plenos de sentido y destino, a favor de la posibilidad desmesurada de vivir en libertad, son Rock and Roll, sin dudarlo, el más importante referente cultural popular del siglo XX… condimentaron la región del cono sur, estas semanas, con sus presentaciones, inigualables… autores de innumerables himnos de rock, baladas sinceras, poesía de la resistencia, protestas, y canciones de amor, compartiendo el sentimiento de propósito y la esperanza contenida en el mismo, testigos de la frustración, la hipocresía y la desesperación que tan regularmente dominan los titulares de los monopólicos medios que siempre remitieron al rock ‘n’ roll, a miles de kilómetros de distancia, de estas tristes realidades…

Me pregunto ¿qué tiene que ver Mauricio Macri, con los Rolling Stones?… Macri, un devenido budista new age, ex-empresario difuso y hoy presidente por milagro, de la República Argentina, se ha reunido en su quintita, con estos referentes del máximo recontrapoder, contra las burguesías infectas y oligarquías del planeta… ¿tiene idea este presidente que a decretazo limpio, representa todo lo que tiene de totalitaria la política, en acto pleno de confrontar y discriminar?… o solo era para la foto, comiendo los engendros gastronómicos de un devenido cocinero, publicitado y funcional… creo Francisco I hoy, se asimila al legado de los Rolling Stones, que aglutinan multitudes, sin importar el color, las banderas y fuera de toda discriminación…

La palabra del papa, actúa como relativizadora del accionar criminal del poder, en justa irrupción de la verdad: “debe decir lo que se cree que no debe decirse”.

Tiempo de cambio, ha anunciado Francisco, sin dudas acertada su visión, ante las ansias de toda una humanidad, que aguarda ese cambio, donde los actos sobrevuelan las palabras, el instinto no se equivoca, la razón se convierte en sombra y la vigilia acecha al sueño.

El capitalismo, en antípodas a una democracia auténtica, muestra su brutalidad, su potencial destructivo con estratégicas alianzas con el narcotráfico, el mercadeo de personas, las guerras a repetición, que aniquilan el porvenir… se torna imperativo resistir, a pesar de las desigualdades crecientes, la necesidad de la invención de un socialismo realmente emancipador, por y para el cambio anunciado por el papa Francisco y todos/as los que sabemos que es posible llevar a cabo el prodigio de dar un giro de 180º, al estado de las cosas.

Deseo manifestar, que lo único que me anima a resistir al poder de los asesinos de la vida, en austeridad sumas y libertad en acto, es la verdad, no milito por ideología alguna, solo estoy imbuido de ideas e ideales, que legitimo en cada acto de vida, desde siempre.

Un instante de verdad equivale a la eternidad es la eternidad en un instante, enfrentada al instante mercantil descartable, desechable y perentorio.

Posiblemente, es la última oportunidad de nuestra especie, que tiene la posibilidad de modificar su destino, viviendo de manera coherente con la civilización que se está gestando, de oligarquías conservadoras, mezquinas, pacatas, ávidas y resentidas… pero existen comunidades, con hábitos de vida ecológicos, equitativos y solidarios, en “resistencia activa al sistema idolátrico, que excluye, degrada y mata” (Francisco I dixit).

24
Feb
16

uruguay y la izquierda

El dogmatismo medieval en el sistema político

 

escribe: Hugo Acevedo, Analista

Aunque en una sociedad plural, democrática y tolerante todas las convicciones filosóficas y/o religiosas deben ser respetadas, a menudo el dogmatismo no comprende la lógica de la razón ni la voluntad de quienes no comulgan con sus ideas.

En pleno tercer milenio y aunque pueda parecer extemporáneo y por cierto inverosímil, ciertos personajes de la política nacional parecen vivir anclados en la Edad Media.

Es el caso del próximo presidente de la Cámara de Diputados, el nacionalista Gerardo Amarilla, quien se ha manifestado contrario a la ley que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo y a la que regula la marihuana.

El legislador, que es oriundo de Rivera, olvida que, en 2013, la tentativa de impulsar un referendo para la derogación de la mal llamada “ley de aborto” fracasó estrepitosamente en las urnas.

En tanto, la norma que regula la producción, comercialización y consumo de la aludida sustancia adictiva, fue sancionada por el Poder Legislativo y no melló el apoyo ciudadano al Frente Amplio en las urnas.

Por cierto, el parlamentario bregará desde su alta investidura para promover la derogación de ambas leyes, a sabiendas que seguramente fracasará en el intento.

Empero, estos dos temas son apenas una mera sinopsis de las actitudes de este evangelista que fue electo diputado por el Partido Nacional, quien no parece comprender que se trata de asuntos ya laudados.

Corroborando que está absolutamente escindido de la realidad, Amarilla promueve espacios de lectura y de análisis de la Biblia en el ámbito parlamentario, lo cual es contrario a derecho en un país laico como el nuestro.

“Estamos en un Uruguay donde Dios se escribe con minúscula, los feriados religiosos se abolieron y ser religioso o cristiano o concurrir a una iglesia significa ser un ciudadano de segunda categoría”, comentó en su momento.

No es cierto que los uruguayos menosprecian a las personas que profesan o practican un credo religioso, porque vivimos en una sociedad históricamente muy tolerante.

Incluso, para el diputado blanco la sexualidad, la familia, el matrimonio tienen un “rumbo creado por Dios, por una naturaleza específica y todo lo que lo cuestione, es inmoral”.

Con este comentario -que es naturalmente personal y no tiene por qué ser compartido- el político nacionalista ataca la letra y el espíritu de la ley que estableció el matrimonio igualitario.

No obstante, existen reflexiones tan o más inquietantes. En efecto, Amarilla se manifiesta defensor de la Constitución y las leyes, siempre y cuando no contradigan la “palabra de Dios”. “Si algún día la Constitución o la Ley afectan la palabra de Dios, ejerceremos la desobediencia civil y las desobedeceríamos”, advirtió en diálogo con radio El Espectador.

Esta aseveración sí reviste suma gravedad, por cuanto supone una suerte de actitud golpista que debería ser repudiada por todo el sistema político.

En tanto, su propuesta de promover la creación de un “Ministerio de la Cosmovisión” es también inverosímil, en un país que -con la aprobación de la Constitución de 1918 hace casi un siglo- culminó su proceso de secularización determinando la separación de la Iglesia del Estado.

Parece contradictorio que el Partido Nacional -que suele ufanarse de su apego a la Constitución y la Ley- albergue en su seno a una persona tan dogmática e intolerante, que reniega de las normas del propio sistema democrático y promueve la amputación de derechos ciudadanos.

22
Feb
16

mauricio macri y Luisito Pou

La nueva derecha social uruguaya y del continente

escribe: Víctor BAGNUOLI / director del blog e integrante de la comunidad universitaria del Uruguay.

Una nueva derecha surge en el mundo contemporáneo y llegó a América Latina. En nuestro continente se presenta con perfil propio e increíblemente (para incautos) con una fuerte base social.

Para confrontar con ella, acorralarla y desenmascarla, es necesario estudiar sus movimientos, conocerla y alejar percepciones y juicios retóricos basados en el simplismo.  Entender las diferencias camaleónicas con que se camufló y distanciaron de las viejas derechas,  es obligatorio para confrontar con éxito a estos seudo democrátas. 

M. Macri, ¨Pedro¨ (educado en el seno del golpismo criollo y principal responsable de la hecatombe  del partido Colorado) y Luisito Pou primigenio de Luis Alberto y julita (investigados por corrupción y sus principales colaboradores encarcelados en los 90´) son los herederos de las joyas “de la abuela neoliberal”.

Estos políticos fueron creando identidad con Menenn, J. Batlle, Sanguinetti, Fernando Henrique Cardozo, Pineda, etc. pero introdujeron el estudio social y sicológico de las masas a sus campañas.

Mauricio Macri; un modelo icónico para toda la derecha del MERCOSUR, construido desde una base social fortísima; el fútbol, demostró que es posible ganarle a la izquierda. 

Bien distinto a Carlos Menem y Luis A. Lacalle, que consenso de Washington mediante  en los 90´ introdujeron el neoliberalismo como alumnos predilectos de la vieja escuela política. 

Macri es hijo del neoliberalismo y se comporta modelísticamente como tal, haciendo del criterio <tierra arrasada> su herramienta principal. No le tiembla el pulso a la hora de pasar por encima de los valores de la democracia y de los procedimientos que la caracterizan. Algo similar es la actual derecha venezolana.

Se trata de alcanzar objetivos sin importar los medios para ello, su máxima de la hora; <el fin justifica los medios> (aunque poco y nada le importe que, los medios ha utilizar desvirtúen el fin mismo) 

 Los referentes son personajes como Donald Trump y Silvio Berlusconi, o el presidente turco Recep Tayyip Erdogan, militarista y guerrero que no respeta ni al pueblo kurdo ni a la oposición legal, cuyos locales y mítines son sistemáticamente atacados.

<Estas nuevas derechas se referencian en Washington, pero es de poca utilidad pensar que actúan de modo mecánico, siguiendo las órdenes emanadas de un centro imperial. Las derechas regionales, sobre todo las de los grandes países, tienen cierta autonomía de vuelo en la defensa de intereses propios, sobre todo aquellas que se apoyan en un empresariado local más o menos desarrollado> (comentarios de Raúl Zebechi)

Pero lo realmente novedoso y a-histórico, es el amplio apoyo de vastos sectores sociales de la ciudadanía que consiguen (grandes masas) .

Interactúan en los distintos usos de difusión masiva y con la prensa como su principal cómplice (tv, radio) y utilizando Facebook, twitter y redes sociales de uso y consumo masivas,  mintiendo descaradamente si es necesario.

Es igualmente imperioso destacar que, es inadecuado atribuir todos los avances de la derecha a los medios. ¿Qué razones hay para sostener que los votantes de la derecha son manipulados y los de la izquierda son votos conscientes y lúcidos?

Hay dos cuestiones que sería necesario desbrozar antes de profundizar en un análisis más amplio. La primera son los modos de hacer, el autoritarismo casi sin freno ni argumento. La segunda, las razones del apoyo de masas, que incluye no sólo a las clases medias, sino también a una parte de los sectores populares.

Sobre las decisiones autoritarias de Macri, el escritor Martín Rodríguez sostiene: «El macrismo actúa como un Estado Islámico: su ocupación del poder significa una suerte de profanación de los templos sagrados» (Panamarevista.com, 28/01/16).

Los despidos masivos decididos por Macri (26.000 funcionarios públicos)se apoyan en la firme creencia de las clases medias de que los trabajadores estatales son «privilegiados» que cobran sin trabajar. El costo político de esas tremendas decisiones ha sido hasta ahora muy bajo.

La comparación con los modos del Estado Islámico suena exagerada, pero tiene un punto de contacto con la realidad: las nuevas derechas llegan arrasando, llevándose por delante todo aquello que se interpone en su camino, desde los derechos adquiridos por los trabajadores hasta las reglas de juego institucionales. Para ellos, ser democráticos es apenas contar votos en las urnas cada cuatro o cinco años.

La segunda cuestión es comprender los apoyos de masas conseguidos. El antropólogo Andrés Ruggeri, investigador sobre las empresas recuperadas, destaca que la derecha pudo «construir una base social reaccionaria capaz de movilizarse, basada en los sectores más retrógrados de la clase media, sectores que siempre existieron y que en los 70 apoyaron la dictadura»(Diagonal, 13/02/15).

Esa base social está anclada en un votante-consumidor «que adquiere un voto como un producto de supermercado»  y cuanto más desinteresado en la política esté, mejor.

El principal error de los gobiernos progresistas y de izquierda en la región consiste en  NO fomentar un sujeto social y popular organizado y promover a veces conscientemente <un conjunto social desmembrado, individualista y consumista> Algunos economistas de izquierda, pregonan y reproducen el verbo de la derecha uruguaya de los 90´: <bajen el costo del estado por favor !!> 

Además -nuestra izquierda-pensó que las conquistas de la lucha y el voto popular, sumado al conjunto de beneficios sociales logrados en estos  años, eran derechos adquiridos que no estaban en riesgo y que automáticamente hacían cautivos del voto a la gente.

 Un gran logro de campaña de la derecha, fue convencer a la gente de que las conquistas sociales vinieron para quedarse y que ellos no las tocarían (esto último fue clave para el triunfo de Macri y de la mayoría parlamentaria en Venezuela y un comodín en la manga del discurso del herrerismo llevado acabo por Luis Lacalle Pou y el vástago del fenecido dictador uruguayo Juan María Bordaberry, Pedro Bordaberry)

Las clases medias son muy diferentes a las de los años 60. Ya no se referencian en las camadas de profesionales que se formaron en universidades estatales, que leían libros y seguían estudiando cuando finalizaban sus carreras. Que aspiraban a trabajar por sueldos medianos en reparticiones estatales y se socializaban en los espacios públicos donde confluían con los sectores populares. Las nuevas clases medias se referencian en los más ricos, aspiran a vivir en barrios privados, lejos de las clases populares y del entramado urbano, son profundamente consumistas y recelan del pensamiento libre.

Si ésta, en Uruguay y Chile conformo un poli-clasista frente político común con obreros y trabajadores (el Frente Amplio gobernante en Uruguay y la Izquierda Unida de Allende en los 70´) al comienzo de los 2000, parte de esas capas medias golpearon cacerolas contra el «corralito» del ministro de Economía Domingo Cavallo, y en ocasiones confluyeron con los desocupados («piquete y cacerola, la lucha es una sola», era el lema de 2001) Esa misma situación se planteó en Uruguay y estuvieron reclamando por sus ahorros robados en Uruguay y desató lucha contra el post pinochetismo en Chile.

La actualidad social es bien distinta; ahora sólo les preocupa la propiedad y la seguridad, y creen que la libertad consiste en comprar dólares, vacacionar en hoteles de cinco estrellas y educar a sus hijos en escuelas privadas.

Estas capas medias (y una parte de los sectores populares) están modeladas culturalmente por los valores consumistas que promueve el capital financiero, tan alejados de los valores del trabajo y el esfuerzo que promovía la sociedad industrial hace apenas cuatro décadas.

Los defensores del modelo neoliberal consiguen un piso de apoyo en torno a 35-40 por ciento del electorado, como muestran todos los procesos de la región.

A menudo no sabemos cómo enfrentar esta nueva derecha que nos mete hacia dentro con debates sin fin sobre la inseguridad, ANCAP, PLUNA, los directorios de los entes y etc. etc.

No es agitando solo contra el imperialismo como la derrotaremos, sino mostrando que se puede gozar de la vida sin caer en el consumismo, el endeudamiento y el individualismo. Es construyendo y avanzando en procesos sociales inclusivos y agrandando la idea/proyecto poli-clasista para que abandonen el miedo-recelo al progresismo y aleje a las capas medias del centro, acercándolas -aunque sea solo eso-; a la izquierda.

Lamentablemente los partidos históricos de izquierda clasista y proletaria, están distantes de las grandes masas sociales y solo en ellos se destacan líderes unipersonales que, como todo acto individual, no trascienden más allá del mero discurso de la coyuntura.

Y aunque nos endilguen retraso cultural y acartonadas posiciones políticas, solo el debate ideológico profundo en las grandes masas y NO en las alturas directrices, es lo que se precisa en tiempos modernos como el que vivimos y es lo que siempre en la historia de las luchas sociales de las clases triunfó.

21
Feb
16

frente amplio de uruguay

La construcción organizada

 

escribe: Manuela Mutti, Diputada, MPP, E609, FA

Según las leyes de la dialéctica, vamos en saltos de cantidad en calidad, nunca volviendo a los mismos lugares, pero siempre, siempre, más complejos.

Por eso es necesario hacer un alto en el camino, poner freno a la vorágine de lo cotidiano, y darnos momentos de pienso, colectivos en lo posible.

En estos tiempos de gobiernos frenteamplistas los cambios han estado a la orden del día, algunos tangibles y otros a largo plazo.

Avances que -desde el interior- vemos de cerca, como el proceso de descentralización y otros que aún requieren el seguir abriendo porteras en las estancias para hacer que los nuevos derechos ganados se cumplan.

Hoy, en el departamento de Salto, luego de una batalla en el plano electoral de la cual salimos triunfantes, nos enfrentamos a lo más difícil: la tarea de la construcción, desde la participación, con una intendencia fundida en lo económico. Y más fundida -aún- en la participación ciudadana y la construcción organizada, que buscaremos que sea con claridad, con compromiso, con responsabilidad y con contundencia en la acción, más allá de lo mediático de los discursos.

Es un deber de toda fuerza política, que se pretenda seria en un proyecto de transformación de la sociedad, elevar el nivel político, sortear los “chisporroteos” que perturban la acción política, sumar, sumar y sumar, le pese a quien le pese en la construcción de una sociedad con todos.

En el marco de las elecciones internas del Frente Amplio, nuestra organización política MPP pretende un frente activo, que no amortigüe los conflictos del gobierno, que lo defienda pero mejorándolo, que lo apoye con todas sus herramientas para desde la participación organizada poder orientarlo.

El MPP en Salto no participa en el Ejecutivo Departamental, pero sí participa desde el legislativo comunal, sí desde la descentralización con sus alcaldes y concejales, sí desde la sociedad organizada, sí desde los trabajadores y sí, también, desde esta banca desde donde ahora estamos escribiendo, reflexionando en voz alta sobre nuestra práctica cotidiana.

Convencidos de que una sociedad más democrática no solo requiere mejores leyes, mejor gestión y buenas intenciones, también requiere una activa participación, con debate de ideas, con partidos políticos fuertes, ideologizados y organizados en el seno del pueblo, que tenga como agenda una mirada estratégica hacia las transformaciones políticas necesarias, en donde no se mediatice nuestro discurso y se pueda crecer con y por las diferencias, las que enriquecerán la propuesta de cambio.

Quienes pretenden sacar rédito de nuestra diversidad de opiniones, no conocen la realidad histórica de la construcción frenteamplista, una fuerza que nunca se caracterizó por tener unanimidades aunque sí muchos acuerdos.

Por eso hoy en Salto, nos planteamos un trabajo interno hacia la construcción de más y mejor Frente Amplio, apoyando desde los diferentes lugares de la organización política a la participación social y con especial énfasis a los trabajadores organizados de nuestro departamento, el cual se caracteriza por altas tasas de precariedad, informalidad y desigualdad social en el mercado laboral. Los zafrales del citrus, entre los más postergados, esos cosechadores a los cuales -a pesar de la existencia de una ley- no les aumentan el salario desde hace dos años; esas mujeres que trabajan con escaleras más pesadas que su cuerpo; las que pasan al sol, que salen temprano cuando amanece, con camisas anchas, con hijos solos esperando a que lleguen, que viajan paradas, esas que conozco acá en Salto desde que soy pequeña.

Trabajadores rurales, compañeras y compañeros que han ganado derechos escritos, pero que aún no llegaron a los oídos sordos de algunos empresarios, ni han abierto las porteras de la distancia entre lo legal y lo real.

Nos proponemos trabajar fuertemente por la educación en el departamento, para que continúen llegando los hijos de los trabajadores a nuestras aulas, por eso estamos empecinados con la UTU en la zona de Carumbé. Porque el medio rural, ese medio rural del norte -tan diferente al del sur-, sigue siendo postergado. El Estado y los derechos quedan mediatizados en las distancias y la soledad, árida, tiene caras, miradas, género, edades tiernas y no tanto, con necesidades siempre diversas y nunca homogéneas.

21
Feb
16

zika, dengue,chikungunya

El virus del Zika en América: nueva amenaza de un arbovirus

Anthony S. Fauci y David M. Morens
New England Journal of Medicine

La pandemia explosiva de la infección del virus del Zika/1 que se extiende por toda Sudamérica, Centroamérica y el Caribe y que amenaza con penetrar en EE UU, es la más reciente de cuatro invasiones inesperadas de enfermedades víricas transportadas por artrópodos en el hemisferio occidental durante los últimos 20 años. Sigue al dengue, que llegó a este hemisferio a hurtadillas durante décadas y después más agresivamente en los años noventa del siglo pasado, al virus del Nilo Occidental, que apareció en 1999, y al chikungunya, detectado por primera vez en 2013. ¿No tienen nada que ver entre sí las sucesivas migraciones de estos virus, o tal vez reflejan importantes patrones nuevos de surgimiento de enfermedades? ¿Tiene esta pandemia de arbovirus/2 consecuencias secundarias para la salud que la diferencian de otras?

“Arbovirus” es un término descriptivo que se aplica a cientos de virus ‒en su mayoría del tipo ARN/3‒ que son transmitidos por artrópodos, especialmente mosquitos y garrapatas. A menudo, los arbovirus se mantienen en ciclos complejos que incluyen vertebrados como mamíferos y aves y vectores que se alimentan con sangre. Hasta hace poco, tan solo algunos arbovirus han causado enfermedades humanas clínicamente significativas, entre ellos los alfavirus transportados por mosquitos, como el chikungunya, y los flavivirus, como el dengue y el Nilo Occidental. El más importante históricamente de todos ellos es el virus de la fiebre amarilla, la primera causa vírica reconocida de fiebre hemorrágica epidémica mortal.

El del zika, que se descubrió por casualidad en Uganda en 1947 durante una operación de vigilancia de mosquitos y primates (1), era hasta ahora un virus casi desconocido, confinado en una estrecha franja que atraviesa África y penetra en Asia. El virus habitaba principalmente en primates salvajes y mosquitos arbóreos como el Aedes africanus, y rara vez causó infecciones “indirectas” en humanos, ni siquiera en zonas en donde es altamente endémica en animales (2). Por consiguiente, su resurgimiento pandémico explosivo actual es un fenómeno realmente notable (3). Hace décadas, investigadores africanos observaron que las epizootias (epidemias en animales) causadas por el zika transmitido por aedes solía venir inexplicablemente detrás de las epizootias y epidemias causadas por el chikungunya transmitido por aedes. En 2013 comenzó a operar un patrón similar, cuando el chikungunya se propagó pandémicamente de oeste a este, seguido más tarde por el zika. Este último ha dado ahora la vuelta al globo, llegando no solo a América, sino también, en septiembre, a Cabo Verde, en África Occidental, cerca de su supuesto origen ancestral.

Salvo el virus del Nilo Occidental, que se expande principalmente a través de los mosquitos del género culex, los arbovirus que han penetrado recientemente en el hemisferio occidental han sido transmitidos por mosquitos aedes, sobre todo por el mosquito A. aegypti, vector de la fiebre amarilla. Estos virus comenzaron a surgir hace miles de años, cuando los campesinos africanos empezaron a almacenar agua en sus viviendas. El A. aegypti arbóreo se adaptó entonces para depositar sus huevos en recipientes domésticos que contenían agua y alimentarse de humanos, lo que condujo a la adaptación de los arbovirus para infectar a humanos. Los virus de la fiebre amarilla, dengue y chikungunya desarrollaron ciclos de transmisión humanos–A. aegypti–humanos totalmente nuevos (4). Ahora, 5 000 años después, podemos observar los peores efectos de esta cascada evolutiva en la aparición repetida de arbovirus en nuevos ecosistemas que implican a humanos. Además, los arbovirus transmitidos por diferentes mosquitos se han adaptado paralelamente a los animales domésticos de los humanos, como los caballos en el caso de la encefalitis equina en Venezuela y los cerdos del virus de la encefalitis japonesa, o a huéspedes vertebrados y mosquitos distintos del aedes que se han encontrado en zonas de residencia humana, como fue el caso del virus del Nilo Occidental. La posibilidad de que el zika todavía pueda adaptarse a la transmisión por el mosquito A. albopictus, una especie cuya distribución es mucho más amplia y que se encuentra en por lo menos 32 Estados de EE UU, también causa preocupación.

Sobre la base de unos estudios tempranos de vigilancia epidemiológica y amenazas para los seres humanos, el zika se caracterizó como una enfermedad leve o inaparente, similar al dengue, acompañada de fiebre, dolores musculares y oculares, postración y exantema maculopapular/4. En más de 60 años de observación no se ha constatado que el zika causara fiebre hemorrágica o la muerte. No hay pruebas in vitro de que el virus del zika provoque un agravamiento dependiente de anticuerpos de una infección, un fenómeno que se observa en el caso de la fiebre hemorrágica del dengue; sin embargo, el significado clínico de este hallazgo es incierto.

La pandemia en curso confirma que el zika es predominantemente una enfermedad leve o asintomática, parecida al dengue. Sin embargo, en la Polinesia Francesa se ha documentado una epidemia concomitante de 73 casos de síndrome de Guillain-Barré y otros estados neurológicos en una población de aproximadamente 270 000, que pueden representar complicaciones del zika. Más preocupante es la epidemia explosiva brasileña de microcefalia, puesta de manifiesto por un aparente aumento de 20 veces de la incidencia entre 2014 y 2015, que algunos responsables de la sanidad pública consideran causada por infecciones del virus del zika en mujeres embarazadas. Aunque no consta que algún flavivirus tenga efectos teratógenos, la epidemia de microcefalia no se ha asociado todavía a ninguna otra causa, como un aumento de los diagnósticos o de las notificaciones, un mayor número de ecografías en mujeres embarazadas y otros agentes infecciosos o ambientales. Pese a la falta de alguna prueba definitiva de cualquier relación causal (5), algunas autoridades sanitarias de las regiones afectadas recomiendan que las mujeres embarazadas tomen toda clase de precauciones para evitar las picaduras de mosquitos e incluso a las que no están embarazadas que aplacen el embarazo. Tiene una importancia crítica confirmar o descartar la relación causal entre la infección de zika de las mujeres embarazadas y la incidencia de la microcefalia mediante una mayor cantidad de investigaciones en profundidad, incluyendo estudios de casos y controles cuidadosamente diseñados y otros estudios epidemiológicos, así como el intento de replicar este fenómeno en modelos animales.

En una epidemia “pura” de zika, el diagnóstico se puede realizar de modo fiable sobre bases clínicas. Lamentablemente, el hecho de que tanto el dengue como el chikungunya, que dan lugar a cuadros clínicos similares, hayan sido epidémicos en América, confunde los diagnósticos clínicos. No siempre se dispone de tests específicos para el dengue y el chikungunya y todavía no se han comercializado tests para el zika. Además, puesto que el zika está estrechamente relacionado con el dengue, las muestras serológicas pueden experimentar reacciones cruzadas en los tests a cualquiera de los dos virus. Las pruebas de detección genética, como el ensayo de reacción de la cadena de polimerasa, permiten diferenciar fiablemente los tres virus, pero los tests específicos para el zika todavía no están ampliamente disponibles.

El manejo de la enfermedad consiste principalmente en reposo en cama y cuidados de apoyo. Cuando circulan simultáneamente múltiples arbovirus, un diagnóstico vírico específico, si está disponible, puede ser importante para anticipar, prevenir y manejar las complicaciones. Por ejemplo, en el caso del dengue, conviene evitar el uso de aspirina y hacer un seguimiento de los pacientes para detectar un eventual aumento del hematocrito, el cual predice una fiebre hemorrágica inminente, con el fin de aplicar de inmediato un tratamiento que asegure potencialmente la supervivencia. Los pacientes infectados por el virus del chikungunya deben ser controlados y tratados contra artralgias agudas y artritis crónica postinfecciosa.

No existen vacunas contra el zika en estado de desarrollo avanzado, aunque se supone que podrían adaptarse algunas plataformas de vacunas contra flavivirus que ya existen, inclusive quimeras/5 de flavivirus o tecnologías de subunidades de glicoproteína. Sin embargo, las vacunas contra el zika tendrían que afrontar el mismo problema que las vacunas contra el chikungunya (4), el Nilo Occidental, la encefalitis de San Luis y otros arbovirus: puesto que las epidemias aparecen esporádica e inesperadamente, la vacunación preventiva de poblaciones amplias para anticiparse a posibles brotes puede comportar un coste prohibitivo y resultar ineficiente, pero el almacenamiento de vacunas seguido de un despliegue rápido puede ser demasiado lento para contrarrestar epidemias explosivas repentinas. A pesar de que históricamente se ha prevenido completamente la fiebre amarilla mediante un control agresivo de los mosquitos, modernamente el control de los vectores resulta problemático a causa del gasto, la logística, la oposición del público y los problemas generados por la masificación de los centros urbanos y el saneamiento deficiente. Entre las mejores medidas preventivas contra el virus del zika figuran las mosquiteras domésticas, el aire acondicionado y la eliminación de los residuos domésticos y de jardín y de los recipientes que puedan servir de lugares de cría de mosquitos, medios que a menudo no están a disposición de los residentes pobres de viviendas urbanas atestadas, donde estas epidemias golpean con más fuerza.

Con su reciente aparición en Puerto Rico, el virus del zika nos obliga a afrontar un nuevo fenómeno potencial de surgimiento de enfermedades: la expansión pandémica de arbovirus múltiples, hasta ahora relativamente poco importantes y que antes estaban confinados en nichos ecológicos remotos. Para responder a este reto urge investigar estos virus y los factores ecológicos, entomológicos y de hospedaje que determinan el mantenimiento y el surgimiento de los virus. También es preciso mejorar las estrategias de salud pública para controlar la propagación de los arbovirus, incluidas las plataformas vacunales contra los flavivirus, los alfavirus y otros grupos de arbovirus que puedan modificarse rápidamente para expresar antígenos inmunogénicos de nuevos virus emergentes. Con respecto al tratamiento, la pandemia de arbovirus indica que el enfoque de un medicamento para cada virus es insuficiente y que necesitamos urgentemente antivirales de amplio espectro eficaces contra grupos enteros de virus.

Tal como se descubrió hace más de 50 años, cuando la propagación enzoótica del virus de zika se relacionó con la actividad humana, los arbovirus evolucionan continuamente y se adaptan a nichos ecológicos que se ven cada vez más perturbados por los humanos. La del zika todavía es una pandemia en progresión y muchas cuestiones importantes que plantea, como la de la teratogenicidad, aún esperan respuesta. No obstante, ya ha subrayado una lección importante: en nuestro mundo dominado por el ser humano, la masificación urbana, los constantes viajes internacionales y otros comportamientos humanos, combinados con las microperturbaciones del equilibrio ecológico causadas por los humanos, pueden dar pie al surgimiento inesperado de agentes infecciosos latentes. Para responder a ello, sin duda es necesario redoblar nuestros esfuerzos en una investigación amplia e integrada que nos permita profundizar la comprensión de los complejos ecosistemas en los que evolucionan agresivamente los agentes de futuras pandemias.

Notas:
1/ Su nombre procede de su descubrimiento por primera vez en el bosque de Zika, en Uganda.
2/ La palabra “arbovirus” viene de la expresión “arthropode-borne virus” (virus transportado por artrópodos).
3/ Los virus ARN son los que tienen ácido ribonucleico como material genético.
4/ Erupción de la piel que aparece de forma aguda
5/ Microorganismo híbrido creado a partir de la unión de fragmentos del ácido nucleico de dos o más virus.

Referencias

1. Dick GW, Kitchen SF, Haddow AJ. Zika virus. I. Isolations and serological specificity. Trans R Soc Trop Med Hyg 1952;46:509-520
2. Pierson TC, Diamond MS. Flaviviruses. In: Knipe DM, Howley PM, Cohen IC, et al., eds. Fields virology. 6th ed. Vol. 1. Philadelphia: Wolters Kluwer, 2014:746-794
3. Marcondes CB, Ximenes MF. Zika virus in Brazil and the danger of infestation by Aedes (Stegomyia) mosquitoes. Rev Soc Bras Med Trop 2015 December 22 (Epub ahead of print)
4. Morens DM, Fauci AS. Chikungunya at the door — déjà vu all over again? N Engl J Med 2014;371:885-887
5. European Centre for Disease Prevention and Control. Microcephaly in Brazil potentially linked to the Zika virus epidemic: ECDC assesses the risk. Solna, Sweden: European Centre for Disease Prevention and Control, November 25, 2015 (http://ecdc.europa.eu/en/press/news&#8230;)
Anthony S. Fauci y David M. Morens son investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Bethesda, EE UU.
Fuente: http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp1600297
Traducción: VIENTO SUR
20
Feb
16

la izquierda

La izquierda del Siglo XXI

 

 escribe: Ugo Codevilla, Analista

No se puede construir nada si no existe coherencia entre el pensamiento y la acción. Un hombre o mujer que alimentan distintas posturas ideológicas en situaciones distintas, dejan de ser sujetos de cambio. Producto de más de tres décadas de sembrar en la sociedad lo necesario para fragmentarla e impedir la reconstrucción de fuerzas capaces de confrontar adversidades.

El problema de Zibechi(www.republica.com.uy/la-izquierda-del-siglo-xxi-i/557112/) es su condición de hijo acabado del ´68. En efecto, vivió la época revolucionaria y le cuesta -como a mí- entender lo que pasa por la cabeza de las nuevas generaciones, nacidas ente videos juegos e internet, en especial, el Facebook. Días propicios para el capitalismo salvaje y el imperialismo más feroz. De ahí su insistencia en un militante sacrificado, en medio de un bombardeo publicitario que invita a entregarse al hedonismo.

La cultura de laboratorio impuesta al mundo entero tiene por lo menos seis grandes características: 1) tomar la cultura norteamericana como dominante; 2) felicidad es sinónimo de diversión y/o placer; 3) éxito es tener dinero; 4) todo lo valioso se reduce a vivir el presente o su equivalente, una realidad incambiable; 5) solamente lo nuevo es correcto; 6) los medios y los bancos, son centro neurálgico del mundo actual, quien no tiene tarjeta de crédito es un paria.

Este basamento ideológico se enraizó en las generación X como en la Y (los millennials), dando por resultado una ambigüedad peligrosa. Como respuesta a un mundo cada vez más próximo a un estallido social o a una hecatombe natural, los jóvenes aceptan la necesidad de cambio. Lugar común que de tanto usarlo, dejó de tener significado. Ellos actúan como en Grecia, pero luego lo hecho se les escurre entre los dedos.

Coincido con Zibechi en la necesidad de recuperar al ser moral. Una utopía previa a cualquiera otra. No cabe duda, sin hombre moral no hay justicia y sin ella, el parlamento se deshilacha, dejando de ser un contrapeso entre poderes. Al final, el Ejecutivo se transforma en una autocracia impulsada por los medios. Caso paradigmático, México.

Sin hombre moral no hay ciudadanía ni pensamiento político, dado que sucumbe el “debe ser” convertido en líquido. Y desprovistos de propósito superior al oprobioso enriquecimiento de unos pocos, navegamos en aguas turbulentas encaminados haciala autodestrucción. Lo anterior, sin provocarnos mayor inquietud en la rumorosa mayoría a excepción de alguna nota de desastres climáticos o masacres intimidantes (mejor si es en Francia). Información nacida para ser consumida y olvidada. Esa es nuestra condición actual, la de entes capaces únicamente de consumir y desechar. En última instancia, somos sociedades definidas como grandes productoras de basura, a tal extremo,que existe un continente formado de desechos (literal).

Se retiene lo técnico, el resto se descarta. Estamos inmunizados en contra de las alarmas sociales. Durante treinta años o más, los medios nos hicieron testigos de horrores permanentes hasta anestesiarnos. El proceso empieza desde la infancia, edad en la cual el juego preferido es matar virtualmente, cosechando gente cada vez más indolora.

La carencia de “hombre moral” incrementa la adicción por lo espectacular. Necesitamos descargar adrenalina a propósito de que nuestra realidad sea menos anodina. Es cuando la política se banaliza convirtiéndose en espectáculo. Al final del día, nos queda esa angustiante sensación de que pocas cosas valen la pena, salvo nuestra individualidad a horcajadas de la sociedad.

19
Feb
16

eeuu, elecciones primarias

Dinero y política, un peligroso maridaje

La democracia de los multimillonarios

Nomi Prins / TomDispatch

Traducción del inglés para Rebelión de Carlos Riba García

El Gran Dinero: su significado en las elecciones de 2016
Introducción de Tom Engelhardt

Sinceramente, esto no tiene arreglo. ¿Cómo responder a un multimillonario* convertido en un toro que arrasa con todo en la arena política? En el Estados Unidos de 2016, la respuesta es obvia: al ruedo no entran los subalternos sino el propio matador: otro multimillonario, por supuesto. Por eso, Michael Bloomberg esta amenazando ahora que entrará en la lidia como candidato de un tercer partido. Según el New York Times, está pensando en gastar por lo menos 1.000 millones de su fortuna de 36.000 millones de dólares (¿o son casi 49.000?) si como parece Donald Trump y Bernie Sanders (hasta ahora el único candidato en carrera que no está respaldado por multimillonarios, por lo tanto una amenaza real para cualquiera de ellos) de verdad podrían ser elegidos para la presidencia. Por supuesto, si quisiera, Bloomberg podría poner miles de millones de dólares en la carrera presidencial, ya que su fortuna supera en 11 veces o más la de Donald Trump (y podría decidir la elección hacia los republicanos o, si ninguno de ellos acabara con una mayoría en el Colegio Electoral, incluso instalarlo en la Casa de los Representantes, haciendo de Paul Ryan el equivalente del Tribunal Supremo en Bush v. Gore**).

Los multimillonarios hacen de las suyas en una era sin límites para las donaciones a las campañas electorales, en la que el Tribunal Supremo permite que fluya, sin escrutinio público alguno, un aluvión de dinero plutocrático a través de las super-Comisiones de Acción Política (PAC, por sus siglas en inglés). Muy pronto se montaron otras “primarias” informales en las que los potenciales candidatos recorrieron de rodillas los centros de turismo y los locales de lujo preferidos por esos multimillonarios rogando su apoyo. Aun así, la transformación de la política estadounidense ha sido tan rápida que esos días pronto podrían ser considerados los viejos buenos tiempos de la democracia del siglo XXI antes de que los multimillonarios se dieran cuenta de que, respecto de candidatos, ya no tenían que comprarlos: muy bien podían ser ellos mismos.

Donald Trump fue el primero en percibir la llegada del tiempo del Gran Dinero (a pesar de que Ross Perot, en 1991, y Steve Forbes, en 1996 y 2000, se le adelantaran). Hoy, Nomi Prins, colaboradora habitual de TomDispatch y autora de All the Presidents’ Bankers (Todos los banqueros de los presidentes) nos dice (con los datos sobre los dólares en juego y cómo lo consiguen) que el sistema electoral de Estados Unidos es el verdadero terreno de juego de los multimillonarios y, literalmente, lo es cada día más.

Desde el punto de vista del 1 por ciento, aquí está lo más reconfortante de la situación. Hace mucho tiempo, ser un multimillonario representaba cierta mácula pero, en este gran país nuestro, un defecto como ese puede superarse. Hoy en día –hablamos de la igualdad en lo más alto de la pirámide–, se puede ser un multimillonario, ser candidato a presidente y ¡tener la posibilidad de ganar! En 2016, este país es el sitio donde se realizan los sueños de los multimillonarios.

* * *

La elección más cara siempre es el terreno de juego de un multimillonario (excepto para Bernie Sanders)

Cuando el presidente Obama pronunció su último discurso del Estado de la Nación, dijo: “Nuestra marca democrática es firme”. Una caracterización más exacta podrá haber sido: “Nuestra marca democrática es el dinero contante y sonante”.

Dinero en metálico –montañas de dinero– es la herramienta cada vez más necesaria para un candidato presidencial. El equivalente a varios botes de la mayor lotería imaginable podría ya haber llegado en forma de contribuciones para alimentar las elecciones de 2016. Sin embargo, cuando se observan las actuales donaciones, el mal está en los detalles; de ahí la necesidad de examinar los detalles.

Con tres debates ya realizados y seis más programados, quienes más han recaudado son –sorpresivamente– Bernie Sanders y Donald Trump. Ninguno de los dos tiene una super-PAC poblada de multimillonarios, pero por razones completamente distintas. Bernie ha dejado bien en claro que los multimillonarios nunca serían bien vistos entre sus admiradores. Mientras que Trump… bueno, ya lo saben, él no solo es un multimillonario; además tiene el don para conseguir esa atención que ni siquiera los miles de millones de dólares pueden comprar.

En cuanto al resto de los contendientes en el campo de juego, cada candidato cuenta con la fiabilidad de su propia colección de patrocinadores multimillonarios o nababs corporativos cuando la persona indicada da la señal. En este punto, créanlo o no, gracias a la decisión del Tribunal Supremo de 2010 de regular los gastos en las campañas electorales que dio lugar a la formación de las super-PAC, no todos los multimillonarios se han comprometido todavía. De hecho, algunos de ellos ya se están preparando para abandonar el barco de su primer candidato elegido o reservando los fondos realmente grandes para más adelante, cuando solo queden dos de ellos en el camino a la Casa Blanca.

Las cadenas de televisión están impacientes por hacerse con esta obra teatral de los multimillonarios para sacarle provecho a la versión más atrapante de la politiquería eleccionaria y quedarse con los miles de millones de dólares en anuncios que se derramarán en las pantallas de todo el país entre estos días y el 8 de noviembre. A medida que las super-PAC, los multimillonarios y la empresas más grandes presionen con su influencia en lo que ha dado en llamarse “nuestra democracia”, el moderno sistema de debates –una lucha a cara de perro de 16 meses de duración– se ha convertido en el equivalente político de las finales de la Liga Nacional de Fútbol. A su vez, las encuestas, las cataratas de anuncios y las luchas internas en los partidos que ayudan a generarlas ahora se traducirán en más miles de millones de dólares para los magnates de los medios.

Para su entretenimiento y el mío, siendo esta una campaña electoral de 24 horas de diversión por día, examinemos las relaciones que se dan entre nuestros plutócratas del siglo XXI y los contendientes que han recaudado cinco millones de dólares o más en forma de contribuciones personales o a través de las super-PAC y están en el 5 por ciento –o más– de las encuestas nacionales. Evitaré el uso de frases políticamente correctas que alimentan la ilusión de distancia entre las super-PAC que supuestamente apoyan la causa de cada candidato y los propios candidatos porque, en la práctica, tal distancia no existe.

DEL LADO REPUBLICANO:

1. Ted Cruz: los multimillonarios “más temerosos de Dios”

Sí, es verdad que el senador por Texas cometió una “pifia” cuando no tuvo el detalle de revelar a la Comisión Electoral Federal (FEC, por sus siglas en inglés) un pequeño préstamo de seis dígitos concedido por Goldman Sachs para su exitosa campaña electoral para el Senado de 2012 (después de todo, ¿qué es medio millón de dólares entre amigos, sobre todo cuando el banco de inversión de marras también empleó a su esposa y a su jefe de finanzas?). Como dijo Donald hace poco tiempo a una multitud en Iowa en relación con Ted Cruz, “Goldman Sachs es su dueño. Recuerden esto, amigos. Él les pertenece”.

Además de eso, con un montón de cristianos adinerados a su lado, Cruz ha recaudado la segunda montaña de dinero de los candidatos republicanos. El total de contribuciones personales y de la PAC reveladas hasta ahora es sorprendente: 65.200 millones de dólares. De ellos, 14.280 millones ya se han gastado. A finales de noviembre de 2015, los contribuyentes individuales habían aportado casi un tercio de ese monto –26,57 millones de dólares (11 millones de pequeños donantes y 15,2 millones de los más grandes). Los cinco grupos más importantes de donantes están formados por jubilados, abogados y sus bufetes, profesionales de la salud, comerciantes diversos, y sociedades de inversiones y seguros (entre ellos, por supuesto, Goldman Sachs, con una aportación de 43.575 dólares).

La super-PAC de Cruz “Mantener la promesa” continúa creciendo como una franquicia de cine de acción. Incluye la PAC “Mantener la promesa” inicial a la que se han agregado “Mantener la promesa” I, II y III. Entre todas ellas, reunieron 37,83 millones de dólares. Respecto del empleo de fondos contra sus adversarios, la super-PAC de Cruz ha gastado más de 10 veces en la lucha contra Marco Rubio de lo invertido contra Hillary Clinton.

El dinero llega a esta super-PAC proveniente de distintas facciones familiares según un esquema que recuerda a la serie Juego de tronos. Una porción de 15 millones de dólares llega de los magnates del fracking, los hermanos Wilk, los multimillonarios evangélicos de Texas; otros 10 millones proceden de Toby Neugebauer, quien además es el directivo principal de la organización pública de beneficencia, la Fundación Matthew 6:20, cuyo lema es “Ayudar a las iniciativas de la Comunidad Cristiana”.

La super-PAC de Cruz también recibió 11 millones de dólares del multimillonario Robert Mercer, uno de los CEO del fondo Renaissance Technologies, de Nueva York. Su contribución, sin embargo, es irrisoria si se la compara con los 6.800 millones de dólares escondidos a Hacienda por Renaissance, como sostiene una subcomisión del Senado (una imputación que Mercer continúa negando). ¿Qué dice de esto “valores de Nueva York”? No sorprende que Cruz quiera abolir Hacienda.

Otro de los aportantes de Cruz es Bob McNair, el magnate inmobiliario y multimillonario dueño del Houston Texans, equipo de la Liga Nacional de Fútbol, quien habla de sí mismo como el “auxiliar de vuelo cristiano”.

2. Marco Rubio: los multimillonarios más diversos

Marco Rubio, senador por Florida, ha recaudado 32,8 millones de dólares mediante aportaciones personales y de la PAC, de los cuales ha gastado nueve. A pesar de las dificultades económicas por las que ha pasado –acerca de las cuales a él le agrada hablar–, no ha sintonizado con los oprimidos; de ahí su debilidad en los sondeos electorales en los sectores más desposeídos. Aun así, parece que los multimillonarios de todo tipo le adoran.

El grueso de su dinero proviene de las super-PAC y los grandes contribuyentes. Los más pequeños aportaron 3,3 millones de dólares; los de mayores recursos allegaron 11,3 millones. Goldman Sachs encabeza el grupo de los donantes corporativos con 79.600 dólares.

Su principal super-PAC, “Conservative Solutions”, ha recogido 16,6 millones de dólares; se constituye así en la tercera vaca de dinero en metálico detrás de las de Jeb Bush y Ted Cruz. Consiguió cinco millones de Braman Motorcars, tres de Oracle Corporation y 2,5 millones de dólares de Benjamin Leon hijo, de la cuadra Besilu (evidentemente, estos caballos están apostando por Rubio).

También confeccionó una atractiva lista de multimillonarios entre los que está Paul Singer, el de los “fondos buitre” de Argentina, quien fue el tercer posicionado entre los conservadores donantes en las elecciones de 2014. En el pasado octubre, en un envío masivo de emails a seguidores sobre un encuentro antes de las primarias en Iowa, Singer prometió “Quien recaude 10.800 dólares contantes y sonantes recibirá cinco invitaciones VIP para una mitin y cinco invitaciones para una recepción privada con Marco”.

Otro de los Chicos Multimillonarios de Rubio es su consejero Norman Braman, el vendedor de coches de Florida. En estos días ha estado desembolsando dinero de verdad, pero retrocedamos a 2008: Braman entregó 100.000 dólares para financiarle a Rubio un puesto en la educación cuando este tuviera que dejar el Senado de Florida. Lo que resulta bastante curioso de la relación con Braman es la intensa aversión que este siente por Jeb Bush, el ex mentor político de Rubio y ahora blanco de todos sus ataques. En otras palabras, su odio por Bush está beneficiando a Rubio.

Para completar el círculo de los tres multimillonarios está el CEO de Oracle Larry Ellison, que ocupa el tercer puesto en la lista Forbes de los archimillonarios. El pasado verano, organizó una cena especial para parejas en su complejo de Woodside, California, a 2.700 dólares la invitación; de esta manera recaudó 27.000 dólares. Si de alguna manera, Rubio arranca bien, usted puede apostar a que Ellison será el hombre del año en Silicon Valley.

3. Jeb Bush: los multimillonarios más decepcionados

A pesar de que quien una vez fuera el favorito de los republicanos ahora parece más bien un agujero negro, los fondos de “¡Jeb!” continúan siendo importantes. Hasta fines del pasado noviembre ha recaudado un total de 128 millones de dólares y gastado solo 19,9 millones. Fundamentalmente, casi ningún dinero de Jeb proviene de la gente de a pie (esto es, nosotros). Apenas un 4 por ciento de sus contribuciones de donantes particulares son de 200 dólares o menos.

Si hablamos de donantes corporativos, ocho de los 10 donantes más importantes son bancos o empresas financieras (incluyendo todos los bancos llamados los “Big Six”, es decir, Goldman Sachs, Morgan Stanley, JP Morgan Chase, Citigroup, Bank of America y Wells Fargo). Goldman Sachs –que es una empresa cualquier cosa menos generosa con casi cualquier candidato; excepto Bernie, por supuesto– encabeza la lista de donantes corporativos con 192.500 dólares. En comparación con las super-PAC del resto de contendientes republicanos las de Jeb Bush son las más eficientes: su super-PAC “Right to Rise” recaudó unos jugosos 103,2 millones de dólares; aunque ya no figure en las encuestas, sigue siendo con mucho el más fuerte en el campo de juego.

En la lista de contribuyentes de la PAC “Right to Rise” están el fundador y director de MBF Health Partners, Mike Fernández, quien pagó muchos anuncios contra Trump, con 3,02 millones de dólares; y Rooney Holdings, con 2,2 millones. El CEO de esta empresa, Francis Rooney III, es el hombre que George W. Bush nombró para que represente a Estados Unidos ante El Vaticano. El ex CEO de la aseguradora AIG, la actual empresa de Hank Greenberg, CV Starr (no se preocupe, él también hizo todo lo que pudo para aclararse…), dio 10 millones a la super-PAC de Jeb. En la misma entrevista para Fox Business en la que hizo hincapié en esta distinción, también dijo: “Lamento que él no está a la altura de las expectativas, pero esa es la realidad”. A propósito, AIG recibió 182.000 millones cuando el gobierno del hermano de Jeb –George W.– la salvó de la quiebra.

4. Ben Carson: no ama a los multimillonarios

Ben Carson está haciendo una campaña bastante cara, algo que no condice con su posible manejo futuro de la economía (aunque a medida que los sondeos lo hunden en la irrelevancia, parece que su momento para manejar algo puede haber pasado). Habiendo recaudado 38,7 millones de dólares, ha gastado 26,4 millones. En su campaña, 63 de cada 100 de los donantes son pequeños; en octubre de 2015, según la autoridad electoral federal, esto lo situaba en tercer lugar detrás de Bernie y Trump.

Sus principales super-PAC, agrupados bajo la denominación “The 2016 Committee” solo consiguieron 3,8 millones de dólares; la mayor parte de este dinero fue aportado por jubilados adinerados. Otra PAC, “Our Cchildren’s Future” no recaudó nada, a pesar de la promesa de convertir a “la milicia externa de Carson en un ejército organizado”.

Pero para Carson, los multimillonarios no son santos de su devoción. Ya lo dijo el pasado octubre: “No he estado lamiendo las botas de los multimillonarios ni las de los grupos de interés. No me he acostado con ellos”.

Recientemente, Carson cayó al cuarto puesto en el sondeo de RealClearPolitics para las elecciones de 2016. Su director de campaña, Barry Bennett, abandonó la partida. Su jefe de finanzas, Dean Parke, renunció en medio de una crítica cada día más virulenta por su gestión de gastos y su salario de 20.000 dólares por mes. Carson, como candidato que no estaba entre los favoritos, alguna vez tuvo la posibilidad de ser una voz nueva en la cruzada por una reforma económica. En lugar de eso, en su campaña aprendió de la peor manera que cuando se es candidato republicano sin un buen fichero de multimillonarios la tarea puede ser infernal.

5. Chris Christie: los multimillonarios más elementales

Para alguien que está tan abajo en los sondeos, el gobernador de New Jersey Chris Christie ha recogido una pasta sorprendente: 18,6 millones de dólares, de los cuales ha gastado 5,7 millones. A la gente como Dios manda no le cae bien; Christie ha recibido el menor número de pequeñas contribuciones de todos los partidos, apenas el 3 por ciento.

Por otro lado, su super-PAC, “America Leads”, recaudó 11 millones de dólares, de los cuales 4,3 millones fueron aportados por compañías de seguros y fondos de inversión. Entre sus principales donantes corporativos, con un millón cada uno, están Point 72 Asset Management, la fundación de Steven y Alexandra Cohen y el Winnecup Gamble Ranch, dirigido por el multimillonario Paul Fireman, director de Fireman Capital Partners y fundador y ex director de Reebok International Ltd.

La fortuna de Steven Cohen ronda los 12.000 millones de dólares; en el equipo económico nacional de la campaña de Christie, Cohen fundó Point 72 Asset Management después de verse obligado a cerrar SAC Capital, su anterior empresa de inversiones de riesgo, debido a que fue acusado de utilizar información privilegiada. SAC debió pagar 1,2 millones de dólares para solucionar la situación.

Otro multimillonario amable con Christie es Ken Langone, cofundador de Home Depot. Pero Langone, como le ha dicho a National Journal, no firma un cheque por 10 millones de dólares; según sus propias palabras, su método preferido para subsidiar políticos es consiguiendo que “muchas personas firmen cheques y hacer que ellas consigan más gente que firme talones; afortunadamente, esto ha resultado en mucho más que 10 millones de dólares”. Dicho de otro modo, utiliza su fichero de superadinerados, sin implicarse económicamente.

6. Donald Trump: Yo soy un multimillonario

La recaudación de campaña de Trump ha conseguido alrededor de 5,8 millones de dólares en contribuciones personales y sus gastos están más o menos en esa suma. A pesar de que esto no es gran cosa en comparación con otros contendientes republicanos, es de hacer notar que el 70 por ciento de las contribuciones de Trump proviene de pequeños donantes (la proporción más alta entre los candidatos del Partido Republicano). Este es un dato que sugiere que no debería subestimarse el apoyo de las bases que tiene Trump, sobre todo cuando está obteniendo importantes cantidades de dinero de quienes saben que él no lo necesita.

El pasado julio apareció una super-PAC llamada “Make America Great Again”, pero en octubre fue cerrada para honrar las palabras de Trump en contra de las super-PAC. Para él, tener que vérselas con la agenda de unas super-PAC es una complicación para su tiempo y ego que no vale la pena afrontar (después de todo, Trump es el mejor multimillonario, y hay que creerle). Por otra parte, con el aval de luminarias como la ex gobernadora de Alaska Sarah Palin y un comando de figuras de la televisión que están más allá de toda comparación, ¿quién necesita una super-PAC o incluso poner su propio dinero, del que hasta ahora ha gastado muy poco?

DEL LADO DEMÓCRATA

1. Hillary Clinton: una familia de multimillonarios

Entre 2007 y 2014, Hillary y Bill Clinton ganaron unos fenomenales 139 millones de dólares, principalmente escribiendo libros o disertando en corporaciones de Wall Street e internacionales de alto nivel. Entre 2013 y 2015, Hillary Clinton dio 12 conferencias ante bancos, firmas de gestión de valores y otras empresas financieras de Wall Street, embolsando unos bonitos 2.935.000 dólares. Naturalmente, ella ha empleado sus conocimientos en la recaudación de fondos para convertir su campaña en una máquina de conseguir dinero.

Hasta el 16 de octubre de 2015 ella había recaudado 97,87 millones de dólares provenientes de contribuciones personales y de las PAC. Con toda seguridad, también sabe cómo gastarlos. Cerca de la mitad de ese monto –49,8 millones, más del triple de lo gastado por cualquier otro candidato– ya ha sido destinada a los gastos de campaña.

Los pequeños donantes solo alcanzaron el 17 por ciento de lo recaudado por Hillary; 81 por ciento corresponde a grandes donaciones personales. Estas cifras tienen bastante que ver con su forzada campechanía en los primeros días de su campaña, cuando fue pillada comiendo un “burrito” en un local de la cadena Chipotle en su primera operación importante de contacto con los votantes de Ohio y muestran cierta falta de savoir faire en su relación con las clases menos favorecidas.

Aun así, a pesar de su excursión de discursos por Wall Street y del hecho de que cuatro de los seis principales bancos de la zona figuran entre los 10 principales apoyos en la carrera de Hillary, hasta ahora se han contenido en este ciclo eleccionario (o tal vez, en lugar de eso, aportando al Partido Conservador). Después de todo, la campaña de 2008 fue un descalabro para ella y a nadie le gusta estar dos veces del lado de los perdedores.

De todos modos, su mayor super-PAC, “Priorities USA Action”, recaudó 15,7 millones de dólares –de los cuales, 4,6 millones provenían de la industria del entretenimiento y 3,1 millones de empresas de seguros y de inversión–. Los grupos Saban Capital y DreamWorks aportaron dos millones cada uno.

Recientemente, Hillary ha tratado de distanciarse de su merecida reputación de ser muy amiga de Wall Street, pese a los elevados honorarios convenidos con Goldman Sachs –entre otros– por sus disertaciones, por no hablar del hecho de que los Seis Grandes de la banca han donado dinero a la Fundación Clinton. Ahora, ella sostiene que su “plan Wall Street” es más riguroso que el de Bernie Sanders (esto no es así: Bernie aboga por la reducción del poder de la banca mediante la actualización de la ley Glass-Steagall***, de 1933, que durante la presidencia de Bill Clinton fue puesta bajo siete llaves.

Para ponerle una guinda al pastel, Hillary programó una elitista reunión de recaudación en la sede de la firma de “inversiones alternativas” Franklin Square Capital Partners –cuyo capital es de 17.000 millones de dólares– realizada cuatro días antes de las primarias de Iowa. Aunque la mona se vista de seda, mona se queda.

Lógicamente, Hillary tiene abundancia de multimillonarios a su lado; todos ellos respaldaron a su maridito durante años. El principal entre ellos es el magnate de los medios Haim Saban, quien entregó dos millones de dólares a su super-PAC. Otro magnate, esta vez de los fondos de inversión –George Soros–, contribuyó con 2,02 millones. El director ejecutivo de DreamWorks Animation, Jeff Katzenberg donó un millón. Y la lista no acaba aquí.

2. Bernie Sanders: no se admiten multimillonarios

Bernie Sanders se ha mantenido fiel a su palabra, llevando adelante una campaña sin multimillonarios. Hasta octubre de 2015 había recaudado unos impresionantes 41,5 millones de dólares y gastado alrededor de 14,5 millones.

Ninguna de sus principales empresas donantes son bancos de Wall Street. No solo eso: el 77 por ciento de sus contribuciones han sido hechas por pequeños donantes individuales –lo que constituye todo un récord–; parece ser que esta cifra no hará otra cosa que crecer, ya que legiones de sus seguidores votan con su chequera.

Según un comunicado de prensa de la campaña de Sanders a comienzos de este año, durante los tres últimos meses de 2015 se habían recaudado 33 millones de dólares más: “La cuenta para el último cuarto del año ha llegado a los 73 millones. Fueron aportados por más de un millón de personas, que alcanzaron un récord de 2,5 millones de donaciones”. Este guarismo batió el record de 2011 establecido por la comisión de reelección del presidente Obama con 300.000 contribuciones más. Esto sugiere que las contribuciones personales para Sanders continuarán llegando. Después de los últimos ataques recibidos desde el campo de Clinton por su plan de universalizar el acceso al sistema sanitario, Bernie recaudó 1,4 millones de dólares en solo día.

Por supuesto, sería una ironía por partida doble si lo que ha sido el campo de juego de los multimillonarios desde que se decidiera regular las donaciones para las campañas electorales, en noviembre se convirtiera en la sepultura de los multimillonarios en la que literalmente se enterrarían miles de millones de dólares de dinero plutocrático bajo una lápida con el rótulo “Aquí yace la campaña electoral de 2016”.

Los medios y los debates

En cierto sentido, cuando se habla de miles de millones, está claro que el auténtico escenario de esta época es la televisión, donde se gastarán 6.000 millones de dólares en spots de propaganda política para inundar las pantallas antes de que llegue el 8 de noviembre. Además de los impresionantes índices de propaganda que las empresas mediáticas han conseguido, el último grito de la moda es el gran espectáculo en vivo y directo de los “debates”; empezaron a mediados de 2015 y dan la impresión de que nunca acabarán. En algunos momentos han conseguido audiencias similares a las de la Liga Nacional de Fútbol; sin duda constituyen un entretenimiento y un espectáculo que proporcionan unos beneficios altísimos.

He aquí una breve sinopsis de lo que de momento han sido esos debates, sus ganadores y sus perdedores (ni siquiera estoy pensando en los candidatos, a pesar de que es obvio que hasta hoy Donald Trump lidera la lista de los ganadores; no hay más que preguntárselo). En estos espectáculos de gran audiencia, especialmente los de los republicanos, sorprende que los medios no les pregunten acerca de posibles reformas en la financiación de las campañas electorales ni tampoco sobre la influencia de los multimillonarios, ni –extrañamente– en qué circunstancias consiguen esa financiación.

El show del Partido Republicano

El puntapié inicial fue el 6 del pasado agosto, con el debate del Partido Republicano en Claveland, Ohio; todo un triunfo de la cadena Fox News. Seguido por 24 millones de televidentes, fue el debate de primarias que consiguió la mayor audiencia en la historia de la televisión. El que más se le acercó fue el que se realizó en la Biblioteca Reagan en Simi Valley, California, presentado por la CNN y Radio Salem, que consiguió una audiencia de 23,1 millones de personas, convirtiéndose en el programa de la CNN más mirado en toda su historia (naturalmente, Trump reclamó el mérito por ello). La CNN embolsó 200.000 dólares por cada anuncio de 30 segundos (como promedio, la CNN acostumbra a cobrar unos 5.000 dólares por cada spot en las horas de máxima audiencia). El tercer debate lo emitió la CNBC y atrajo a 14 millones de televidentes, un récord para esta cadena; por entonces, cada anuncio de 30 segundos costó 250.000 dólares o más.

La cadena Fox Business News y el Wall Streer Journal presentaron el siguiente encuentro, que tuvo lugar el 10 de noviembre; lo vieron 13,5 millones de televidentes y (uff) fue un nuevo récord de la FBN. Esta vez, los spots comerciales de 30 segundos costaron 175.000 dólares.

El quinto y último debate de 2015, el 15 de diciembre en Las Vegas, otra vez transmitido por la CNN y Radio Salem, que atrajeron una audiencia de 18 millones de personas. Finalmente, en el comienzo de 2016, el cansancio por los debates ya podía percibirse. El primer debate de este año, el 14 de enero, en North Charleston, South Carolina, solo consiguió 11 millones de televidentes en la Fox Business News. Cuando se llegó al segundo debate (el último antes de las primarias de Iowa), el 28 de enero, Donald decidió no honrarlo con su presencia debido a que él pensaba que la FBN no lo había tratado lo suficientemente bien y porque el odio que le despierta su presentadora Megyn Kelly.

Los debates de los demócratas

Frente a las altas tarifas asignadas a los spots en los debates del Partido Republicano, la CNN hizo una rebaja del 50 por ciento en uno de los debates de los demócratas, y cobró 100.000 dólares por los anuncios de 30 segundos. Todo hay que decirlo: a falta de una estrella de la TV para ocupar el centro del escenario, los anunciantes afines al Partido Demócrata y sus asociados no suelen pagar tan bien. El primer debate de los candidatos demócratas, el 13 de octubre en Las Vegas, presentado por la CNN y Facebook, promedió una respetable audiencia de 15,3 millones de televidentes, pero el siguiente, en Des Moines, Iowa, supervisado por la CBS y el Des Moines Register, fue visto por apenas 8,6 millones de personas. Se dice que el tercer debate, en Manchester, New Hampshire, presentado por la ABC y el WMUR (canal local de televisión), fue ocultado adrede por la Comisión Nacional Demócrata (sin duda para tratar de hacerle un favor a Hillary) programándolo para el último sábado antes de la Navidad. No debe extrañar que solo atrajera a 7,85 millones de televidentes.

El cuarto debate de los candidatos demócratas, emitido el 17 de enero por la NBC (YouTube lo mostró en vivo) dio testimonio de la intensificación del enfrentamiento entre un vigorizado Bernie y una asustada Hillary. Cosechó 10,2 televidentes, y otros 2,3 millones lo siguieron por YouTube, incluso a pesar de que había sido ocultado deliberadamente programándolo para la noche del domingo anterior al aniversario de la muerte de Martin Luther King. En comparación con el debate, el programa 60 Minutes de la cadena rival CBS recogió 20,3 millones de teleespectadores.

El resultado final

¿Cuál ha sido? En esta contienda electoral, está claro que las escaramuzas en las que están implicados los ultra-adinerados y sus montones de dinero en metálico están transformando la política moderna de Estados Unidos en una especie de representación teatral. Y que aparentemente la correlación entre el gran dinero y la gran obra dramática no hará otra cosa que crecer. Lo medios necesitan hacer la mejor caja posible entre hoy y el día de las elecciones; para ellos, la competencia entre los multimillonarios se parece mucho a las apuestas en las carreras de caballos. Había una vez unos candidatos que despertaban el entusiasmo de los votantes poniendo el acento en su programa político; hoy en día, los programas políticos, tal como son, han quedado reducidos a algunas palabras de moda y frases hechas, mientras el dinero y su oropel son los principales valores que llaman la atención.

Dicho esto, todo podría resultar un fracaso para la clase adinerada, ¿y no sería satisfactorio presenciarlo?: la incongruencia de unas elecciones no ganadas por los multimillonarios y patrones corporativos sino a pesar de todos ellos.

¿Derrotarán los ciudadanos de Bernie a los multimillonarios de Hillary? ¿Se medirán los miles de millones de Trump con los de su multimillonario colega neoyorquino Michael Bloomberg? ¿Tendrán respuesta las oraciones de Cruz? ¿Arrasará Rubio en la última vuelta contra Cruz y Trump? ¿Existe acaso Jeb Bush? Y para plantear una pregunta que muy pocos harían: ¿Qué es lo que el pueblo estadounidense –y nuestra antigua república democrática– puede perder (o ganar) con este espectáculo? Todo esto (y más y más dinero) se revelará más tarde este año.

* En Estados Unidos, un multimillonario (billonaire, en inglés) es una persona cuya fortuna personal se mide en miles de millones de dólares. (N. del T.)

** Se refiere a la decisión del Tribunal Supremo que en 2000 zanjó la disputa por el recuento de votos en el estado de Florida y concedió la victoria a George W. Bush. (N. del T.)

*** Esta ley prohibía que los bancos comerciales se involucraran en el negocio de las inversiones. (N. del T.)

Nomi Prins , colaboradora regular de TomDispatch es autora de seis libros, oradora y miembro distinguido de Demos, un instituto apartidario que trabaja por la igualdad política y económica de los estadounidenses. Su libro más reciente es All the Presidents’ Bankers: The Hidden Alliances That Drive American Power (Nation Books). Ha sido ejecutiva en una empresa de Wall Street. Agradecemos especialmente al investigador Craig Wilson por su estupendo trabajo en la elaboración de esta nota.

Fuente del artículo en inglés: http://www.tomdispatch.com/post/176097/tomgram%3A_nomi_prins%2C_the_big_money_and_what_it_means_in_election_2016/#more




febrero 2016
D L M X J V S
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
2829  

Meses