Archivo para 31 octubre 2011

31
Oct
11

leonardo boff

La ilusión de una economía verde

Leonardo Boff

Todo lo que hagamos para proteger el planeta vivo que es la Tierra
contra factores que le quitan su equilibrio y provocan, como consecuencia, el
calentamiento global, es válido y debe ser apoyado. En realidad, la expresión
“calentamiento global” esconde fenómenos como sequías prolongadas que diezman
cosechas de granos, grandes inundaciones y vendavales, falta de agua, erosión de
los suelos, hambre, degradación de 15 de los 24 servicios enumerados en la
Evaluación de Ecosistemas de la Tierra (ONU), y que son responsables de la
sostenibilidad del planeta (agua, energía, suelos, semillas, fibras, etc.). La
cuestión central ni siquiera es salvar la Tierra. Ella se salva a sí misma y, si
fuera preciso, lo haría expulsándonos de su seno. Pero ¿cómo vamos a salvarnos
nosotros mismos y a nuestra civilización? Esta es la pregunta real, ante la cual
la mayoría se encoge de hombros.

La producción de bajo carbono, los productos orgánicos, la energía
solar y eólica, la mayor disminución posible de la intervención en los ritmos de
la naturaleza, buscar la reposición de los bienes utilizados, el reciclaje, todo
lo que viene bajo el nombre de economía verde son los procesos más buscados y
difundidos. Y es recomendable que se imponga ese modo de producir.
…Así y todo no debemos ser ilusos y perder el sentido
crítico. Se habla de economía verde para evitar la cuestión de la
sostenibilidad, porque ésta se encuentra en oposición al actual modo de
producción y de consumo, pero en el fondo aquella (la economía verde) se sirve
de medidas dentro del mismo paradigma de dominación de la naturaleza. No existe
lo verde y lo no verde. Todos los productos contienen en las distintas fases de
su producción elementos tóxicos para la salud de la Tierra y de la sociedad. Hoy
mediante el Análisis del Ciclo de Vida podemos exhibir y monitorizar las
complejas interrelaciones entre las distintas etapas: la extracción, el
transporte, la producción, el uso y el descarte de cada producto y sus impactos
ambientales. Ahí queda claro que el pretendido verde no es tan verde como
parece. Lo verde representa solamente una etapa de todo el proceso. La
producción nunca es del todo ecoamigable.

Tomemos como ejemplo el etanol, considerado como energía limpia y
alternativa a la energía fósil y sucia del petróleo. Es limpio solamente en la
boca de la bomba de suministro. Todo el proceso de su producción es altamente
contaminante: los productos químicos aplicados al suelo, las quemas, el
transporte en grandes camiones que emiten gases, los líquidos efluentes y el
bagazo. Los pesticidas eliminan bacterias y expulsan las lombrices que son
fundamentales para la regeneración de los suelos; sólo vuelven después de cinco
años.

Para garantizar una producción necesaria para la vida, que no estrese
ni degrade la naturaleza, es necesario algo más que la búsqueda de lo verde. La
crisis es conceptual y no económica. La relación con la Tierra tiene que
cambiar. Somos parte de Gaia y mediante nuestra actuación cuidadosa la volvemos
más consciente y con más oportunidad de asegurar su vitalidad.

Para salvarnos no veo otro camino que el indicado por la Carta de la
Tierra: “el destino común nos convoca a buscar un nuevo comienzo; esto requiere
un cambio en la mente y en el corazón; demanda un nuevo sentido de
interdependencia global y de responsabilidad universal” (final).

Cambio de mente: adoptar un
nuevo concepto de Tierra como Gaia. Ella no nos pertenece a nosotros, sino al
conjunto de los ecosistemas que sirven a la totalidad de la vida, regulando su
base biofísica y los climas. Ella creó toda la comunidad de vida, no sólo a
nosotros. Nosotros somos su porción consciente y responsable. El trabajo más
pesado lo hacen nuestros socios invisibles, verdadero proletariado natural, los
microorganismos, las bacterias y los hongos, que son miles de millones en cada
cucharada de tierra. Ellos son los que sustentan efectivamente la vida desde
hace 3,8 miles de millones de años. Nuestra relación con la Tierra debe ser como
la que tenemos con nuestras madres: de respeto y gratitud. Debemos devolver,
agradecidos, lo que ella nos da y mantener su capacidad vital.

Cambio de corazón: además de la
razón instrumental con la cual organizamos la producción, necesitamos la razón
cordial y sensible, que se expresa por el amor a la Tierra y por el respeto a
cada ser de la creación porque es nuestro compañero en la comunidad de vida, y
por el sentimiento de reciprocidad, de interdependencia y de cuidado, pues esa
es nuestra misión.

Sin esta conversión no saldremos de la miopía de una economía verde.
Sólo nuevas mentes y nuevos corazones gestarán otro futuro.

30
Oct
11

la ONU y CUBA

 

Intervención del Canciller cubano
Naciones Unidas condenó, por vigésima ocasión, el bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba
 

Naciones Unidas condenó hoy, por vigésima ocasión en 20 años consecutivos, el bloqueo impuesto por Estados Unidos contra Cuba y exigió su levantamiento.

El nuevo rechazo a ese cerco norteamericano fue sancionado este martes aquí por el plenario de la Asamblea General de la ONU 186 votos a favor, dos en contra y tres abstenciones.

Las votaciones contra el bloqueo comenzaron el 24 noviembre de 1992 cuando la 47 sesión ordinaria de ese órgano aprobó por 59 votos a favor, tres en contra y 71 abstenciones la primera resolución en ese sentido.

Desde entonces la Asamblea ha aprobado cada año una resolución titulada Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba.

(Con información de Prensa Latina)

Resultado de las votaciones en la ON. Serie histórica.

Años A favor En contra Abstención
1992 59 3 71
1993 88 4 57
1994 101 2 48
1995 117 3 38
1996 137 3 25
1997 143 3 17
1998 157 2 12
1999 155 2 8
2000 167 3 4
2001 167 3 3
2002 173 3 4
2003 179 3 2
2004 179 4 7
2005 182 4 1
2006 183 4 1
2007 184 4 1
2008 185 3 2
2009 187 3 2
2010 187 2 3
2011 186 2 3



Video: http://www.youtube.com/watch?v=oDpeQvMGzIc&feature=player_embedded#!

Fuente: http://www.cubadebate.cu/noticias/2011/10/25/por-vigesima-ocasion-golpe-contundente-al-bloqueo/

La política de bloqueo y hostilidad de Estados Unidos contra Cuba no ha cambiado en 50 años (+Video) Discurso del Canciller cubano Bruno Rodríguez Parrilla en la 66ma Sesión de la Asamblea General de la ONU

Señor Presidente:

El 13 de noviembre de 1991, esta Asamblea General tomó la decisión de incluir en el programa de su siguiente período de sesiones, el examen del tema titulado “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Eran los momentos en que Estados Unidos se disponía, con cruel oportunismo, a apretar el cerco contra la isla que luchaba sola,  mediante la llamada Ley Torricelli, la cual cercenó nuestro comercio de medicinas y alimentos con las subsidiarias de compañías norteamericanas asentadas en terceros países. Fue ese el acto oficial que hizo notoria y pública la aplicación extraterritorial de las leyes del bloqueo contra terceros Estados.

Hubiera parecido imposible entonces que, 20 años después, esta Asamblea estaría hoy considerando el mismo asunto, tan estrechamente vinculado al derecho de los pueblos a la autodeterminación, al Derecho Internacional, a las reglas internacionales del comercio, a las razones por las cuales existe esta Organización.

Se trata ya de uno de los temas tradicionales de la Asamblea General, que convoca los pronunciamientos más reiterados, con el apoyo más categórico y abrumador, y que muestra con mayor nitidez el aislamiento incómodo del país agresor y la resistencia heroica de un pueblo negado a ceder sus derechos soberanos.

Durante dos décadas, la comunidad internacional ha reclamado invariable y sostenidamente que se ponga fin al bloqueo económico, comercial y financiero de los Estados Unidos contra Cuba.  Lo ha hecho por medio de las resoluciones que cada año se aprueban casi unánimemente, de las decenas de apelaciones de Jefes de Estado y de Delegaciones que se refieren al tema en el Debate General de alto nivel de esta Asamblea, y de los pronunciamientos de casi todos los organismos internacionales y agrupaciones de Estados, en particular los de América Latina y el Caribe.

En 1996, la Ley Helms-Burton amplió de forma inédita las dimensiones extraterritoriales del bloqueo y codificó integralmente el “cambio de régimen” y la ulterior intervención en Cuba. Nadie conoce que el “Plan Bush para Cuba”, del año 2004, haya sido dejado sin efecto.

El Informe del Secretario General dedicado a este tema, que recoge los pronunciamientos de más de 160 países y organismos especializados del sistema de las Naciones Unidas, ilustra con abundantes datos la persistencia de esta política criminal y sus efectos directos sobre la población y la economía cubanas.

El daño económico directo ocasionado al pueblo cubano por la aplicación del bloqueo supera los 975 mil millones de dólares, calculado al depreciado valor del dólar frente al oro.

La Convención contra el Genocidio de 1948, en su artículo 2 inciso b tipifica como acto de genocidio la “lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo”  y en su inciso c,  el “sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial”.

Los objetivos del bloqueo han sido, según el memorando del Gobierno de los Estados Unidos del 6 de abril de 1960 “provocar el desengaño y el desaliento mediante la insatisfacción económica y la penuria […]  debilitar la vida económica negándole a Cuba dinero y suministros con el fin de reducir los salarios nominales y reales, provocar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno”.

Nunca ha ocultado que su objetivo es derrocar al gobierno revolucionario y destruir el orden constitucional que el pueblo soberanamente defiende, lo que el ex Presidente George W. Bush llamó “cambio de régimen” y que ahora alcanza nuevas dimensiones.

Señor Presidente:

A pesar de la falsa imagen de flexibilidad que pretende trasladar el actual gobierno de los Estados Unidos, el bloqueo y las sanciones permanecen intactos, en completa aplicación y se ha acentuado en los años más recientes su carácter extraterritorial.  Como rasgo distintivo del período del presidente Obama, se refuerza la persecución a las transacciones financieras cubanas en todo el mundo, sin respeto a las leyes de terceros países ni a la oposición de sus gobiernos.

Cuba continúa sin poder exportar e importar libremente productos y servicios de tipo alguno hacia o desde los Estados Unidos.  No puede utilizar el dólar norteamericano en sus transacciones, incluidos los pagos a la Organización de las Naciones Unidas y otros organismos internacionales. Tampoco puede tener cuentas en esa moneda en bancos de terceros países o acceso a créditos de bancos en Estados Unidos, de sus filiales en terceros países y de instituciones internacionales como el Banco Mundial o el Banco Interamericano de Desarrollo.

La prohibición de comerciar con subsidiarias de empresas estadounidenses en terceros países permanece inalterable. Los empresarios de otras naciones interesados en invertir en mi país continúan siendo sancionados, amenazados o incluidos en listas negras.

Los organismos internacionales, los programas y agencias del sistema de la ONU no escapan a esta política, al obstaculizar el gobierno de los Estados Unidos  la cooperación que estas entidades prestan a Cuba, incluida la destinada a áreas de sensibilidad extrema.

La incautación, en enero de 2011, de 4 millones 207 mil dólares del financiamiento del Fondo Mundial de Lucha Contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria, para la ejecución de proyectos de cooperación con Cuba destinados a combatir el síndrome de la inmunodeficiencia adquirida (SIDA) y la tuberculosis, así lo demuestra.

Como resultado de la denuncia de Cuba, el Departamento del Tesoro estadounidense emitió una licencia general en mayo de este año para liberar dichos fondos, la cual vencerá el 30 de junio de 2015. Pero, el hecho mismo de que los recursos de esta organización requieran, para llegar a Cuba, de una licencia del gobierno de los Estados Unidos muestra, además del designio de utilizar a estos programas tan sensibles como rehenes de su política de agresión contra mi país, un flagrante irrespeto a las Naciones Unidas y a las instituciones que la integran.

Varios proyectos de cooperación ejecutados por el Organismo Internacional de Energía Atómica también han  sido víctimas del  bloqueo.

En medio de la supuesta flexibilización para que viajen a Cuba algunos grupos de norteamericanos, en fecha muy reciente el Departamento del Tesoro denegó también licencias de viajes a Cuba a dos importantes organizaciones no gubernamentales estadounidenses que durante varios años han  cooperado con instituciones cubanas en la esfera de la salud. Esta decisión podría impedir que lleguen a su destino donaciones de medicamentos a los que nuestro país no tiene acceso producto del bloqueo.

La verdad es que la libertad de viajar de los norteamericanos sigue cercenada y que Cuba sigue siendo el único destino prohibido.

Señor Presidente:

En repetidas oportunidades los representantes de los Estados Unidos han señalado que el tema que hoy discutimos es una cuestión bilateral y que, por tanto, no debe ser tratada en este foro. Probablemente repitan hoy este falaz argumento.

Los hechos demuestran su inconsistencia. Ciudadanos y compañías de numerosos Estados miembros aquí representados han sido objeto de sanciones por establecer relaciones económicas con Cuba.

¿Qué son, si no, muestra de la extraterritorialidad de dicha política, las multas impuestas el 18 de agosto de 2011 a la subsidiaria de la empresa naviera y de transporte francesa CMA CGM por ofrecer servicios de contenedores a Cuba?  ¿Cómo pudieran calificarse las exigencias de la sucursal europea PayPal, empresa encargada de facilitar las transacciones electrónicas por Internet, a la firma alemana Rum Co para que sacara de su página web el ron y el  tabaco cubanos?

Los ejemplos sobre la extraterritorialidad, como se aprecia en la respuesta de Cuba contenida en el mencionado informe del Secretario General, son innumerables.

Señor Presidente:

Las declaraciones más recientes sobre Cuba del Presidente Obama han dejado anonadados a no pocos observadores, pero no nos sorprenden. Al ofrecimiento del gobierno de Cuba de establecer un diálogo sobre todos los temas de interés de la agenda bilateral, la respuesta del Presidente Obama ha sido, nuevamente, el rechazo solapado, bajo argumentos absurdos y condicionamientos inaceptables que nunca han funcionado. Su postura es vieja, repetitiva, anclada al pasado, es como si, en vez del Presidente elegido para el cambio, hablaran sus predecesores, incluso republicanos. Parecería desinformado, desconocedor totalmente de lo que hoy sucede en nuestro país, de nuestra historia y cultura.

Cuba hizo el gran cambio en 1959. Al precio de 20 mil vidas, barrió a la dictadura de Batista, el hombre fuerte de los Estados Unidos. Después ha seguido cambiando cada día y debido a su capacidad de renovación es que ha resistido. Otros no resistieron porque no cambiaron y se anquilosaron o se desviaron. Ahora, Cuba cambia y cambiará resueltamente todo lo que deba ser cambiado dentro de la Revolución y del socialismo. Más Revolución y mejor socialismo.

Lo que no ha cambiado durante 50 años, Mr. President, es el bloqueo y la política de hostilidad y agresión de Estados Unidos, a pesar de que no han funcionado, ni van a funcionar.

Pero lo que el gobierno de Estados Unidos quiere que cambie, no va a cambiar. El gobierno de Cuba seguirá siendo “el gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”. Nuestras elecciones no serán subastas. No habrá campañas electorales de 4 mil millones de dólares ni un Parlamento con un 13% de apoyo de los electores. No tendremos élites políticas corruptas separadas de la gente. Continuaremos siendo una democracia verdadera y no una plutocracia. Defenderemos el derecho a la información veraz y objetiva.

Seguiremos conquistando “toda la justicia”. Protegeremos la igualdad de oportunidades de cada niño y no abandonaremos a nadie. No renunciaremos a nuestras políticas sociales. La salud y la educación seguirán siendo universales y gratuitas. Aseguraremos el derecho al trabajo y a la jubilación digna y la seguridad social. Seguirá habiendo salario igual a trabajo igual. Protegeremos a la maternidad y a la discapacidad. El ser humano seguirá siendo lo primero y más importante. Defenderemos nuestra cultura. Continuaremos creyendo en los valores humanos. Será garantizado el ejercicio de los derechos humanos a todos los cubanos.

La economía tendrá que ser eficiente pero seguirá al servicio del hombre. La vida de la gente es y será más importante que los datos macroeconómicos. Las políticas económicas continuarán siendo consultadas al pueblo. Las consecuencias de la crisis económica global se compartirán entre todos. Seguiremos redistribuyendo la riqueza para que no haya ricos ni pobres. No admitiremos la corrupción, la especulación, ni quitaremos el dinero a los trabajadores para salvar bancos. Continuaremos buscando la participación en nuestra economía de compañías extranjeras sin exclusión alguna.

Señor Presidente:

Bastaría revisar lo recientemente divulgado por Wikileaks sobre el trabajo del Departamento de Estado y las Embajadas estadounidenses en todos los países, orientado a entorpecer las relaciones políticas, diplomáticas, económicas, comerciales y de cooperación de Cuba. Resultan vergonzosas por su contenido, las informaciones que revelan la preocupación, interés y persecución a la humanitaria labor de las brigadas médicas de Cuba que prestan su noble y desinteresado servicio a millones de personas en decenas de pueblos hermanos.

Los vínculos familiares y el limitado intercambio cultural, académico, científico que existen entre Estados Unidos y Cuba, demuestran hoy cuán positiva sería la expansión de estos vínculos para beneficio de ambos pueblos, sin las trabas y condicionamientos impuestos por Washington. La propuesta de Cuba para avanzar hacia la normalización de las relaciones y expandir la cooperación bilateral en diversas esferas sigue en pie. Estaría igual en el interés común la solución recíproca de asuntos humanitarios pendientes.

¿Por qué el gobierno del presidente Obama mejor no se ocupa de los problemas de los Estados Unidos y nos deja a los cubanos resolver en paz y tranquilos los nuestros?

Uno de los Cinco luchadores antiterroristas cubanos acaba de cumplir, hasta el último minuto, los 13 años de su injusta condena, pero se le impide regresar a Cuba a unirse con su familia, mientras los otros cuatro permanecen bajo cruel e injusta prisión política. La burda corrupción del proceso legal y la conducta ilegal del gobierno, en relación con este, es ampliamente conocida y ha sido bien documentada. ¿Por qué no los liberan en un acto de justicia o, al menos, humanitario?

Señor Presidente:

Debo trasmitir la profunda gratitud del pueblo de Cuba a todos los países que durante 20 años han expresado con su voz y su voto la necesidad de poner fin a las sanciones unilaterales más injustas, prolongadas y abarcadoras de la historia, que tanto han afectado a millones de cubanos.

En nombre de Guillermo Domínguez Díaz (16 años), Ivis Palacio Terry (18), Randy Barroso Torres (17) y Adrián Izquierdo Cabrera (12), que han sufrido cirugías conservadoras y pasado meses enyesados en sus camas por no disponer de prótesis extensibles pediátricas (endoprótesis tumoral extensoras), las cuales se producen en los Estados Unidos o bajo sus patentes, y de María Amelia Alonso Valdés (2), Damián Hernández Valdés (4) y Dayán Romayena Lorente (12), quienes padecen de tumores del sistema nervioso central y necesitan tratamiento con Temodal que es norteamericano y está protegido por su patente;

En nombre de mi pueblo abnegado, generoso, optimista y heroico, y para bien de la comunidad de naciones y del “equilibrio del mundo”, les solicito apoyar el proyecto de resolución L.4 titulado: “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

Muchas gracias.

29
Oct
11

el popular uruguay / editorial

No habrá impunidad

Este editorial es escrito con emoción y con alegría.
A las 2.15 de la madrugada del jueves 27 de octubre nuestro Uruguay recuperó la
dignidad de su cuerpo legal y una parte secuestrada de su alma ciudadana. Con
los votos del Frente Amplio se aprobó la ley que restablece la pretensión
punitiva del Estado, califica los crímenes del terrorismo de estado como de lesa
humanidad e impide la prescripción de los mismos. Los secuestradores de niños,
violadores, torturadores, asesinos y desaparecedores de seres humanos perdieron
la batalla principal en la que estuvieron embarcados hace 40 años. No habrá
impunidad. Durante la dictadura, usando la omnipotencia del poder, instalaron el
terror para asegurarse la impunidad. Operaron como una trasnacional del terror y
apoyados por el imperialismo yanqui y el Plan Cóndor, mataron y secuestraron en
toda la región. Luego, cuando la lucha del pueblo recuperó la democracia,
chantajearon, amenazaron, calumniaron y mintieron. Reclamaron y obtuvieron la
anuencia política de quienes se habían beneficiado con el proyecto económico y
político impuesto a sangre y fuego, para asegurarse estar impunes y así nació la
Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado. Enarbolando la mentira y
el chantaje la defendieron durante estos últimos 25 años, siempre con la
derecha, económica, política y mediática, como escudo. En el último período la
apuesta principal era el paso del tiempo y lograr la prescripción. Este jueves,
fue derrotada la estrategia de dejar pasar el tiempo, entre mentiras y
maniobras. También demostró su fracaso la estrategia de mantener a las Fuerzas
Armadas presas de la impunidad; recién ahora se abre el camino para separar la
paja del trigo y recomponer una relación con la sociedad en su conjunto. Es un
triunfo histórico de la lucha indoblegable de los familiares de las víctimas del
terrorismo de Estado, de las propias víctimas, del movimiento popular todo,
también de la izquierda y en particular del Frente Amplio. Pero es ante todo un
triunfo de la democracia, de la sociedad uruguaya toda. Es un triunfo de la
verdad sobre la mentira, de la justicia sobre la impunidad, de la humanidad
sobre la barbarie.
La ética.
Terminar con la impunidad,
recuperar el pleno ejercicio de la justicia y asegurar que los peores crímenes
de la historia nacional no queden impunes es un paso ético sustantivo para la
construcción de una sociedad más justa y más libre. Lo es, además, porque
implica un triunfo de la verdad sobre la mentira. La vida, las investigaciones
judiciales y las históricas, han demostrado que quienes denunciamos los crímenes
del terrorismo de Estado siempre dijimos la verdad. Nos dijeron que no había
presos, que no había torturas, que no había desaparecidos, que no había niños
secuestrados, que no había cuerpos en los cuarteles. Los hechos mostraron quién
mentía y quién decía la verdad. La verdad, decía Antonio Gramsci, siempre es
revolucionaria. Y tenía razón. Lograr un triunfo de dimensiones históricas, de
la verdad sobre la mentira, es entonces un paso de enorme significación para
toda la sociedad, para la construcción de una nueva identidad y también,
especialmente, para la elaboración de una historia verdadera sobre si misma.
Lo institucional.
La
votación de la ley por el Parlamento es un paso importante en el camino de
cumplir a cabalidad la sentencia de la Corte Interamericana de DDHH que obliga a
todo el Estado uruguayo, a sus tres poderes. Se suma a lo ya hecho por el Poder
Ejecutivo revocando todos los decretos de Sanguinetti, Lacalle y Batlle que
impedían investigar y al resto de las disposiciones adoptadas. Ahora le toca al
Poder Judicial. Contrariamente a lo que se argumenta desde la derecha esta
decisión del Poder Legislativo y lo expuesto por el Poder Ejecutivo en la
fundamentación de la revocación de los decretos no es una intromisión o una
violación de la independencia de los poderes del Estado. La que violaba la
Constitución y vulneraba la independencia del Poder Judicial sometiéndolo a la
discrecionalidad del Poder Ejecutivo era la Ley de Caducidad. La decisión del
Poder Legislativo y la posición pública del Poder Ejecutivo favorable a la
tipificación de los delitos del terrorismo de Estado como de lesa humanidad y la
eliminación de la posibilidad de prescripción constituyen un respaldo
institucional enorme para que el Poder Judicial actúe libremente y sin
obstáculos. Ahora puede y debe actuar. Hay que dotarlo de recursos materiales e
institucionales para que lo haga. Se contabilizaban 153 casos por violaciones a
los DDHH, en la jornada de denuncias masivas se agregaron 128, en estos días se
presentaron varias más, incluso por parte del FA. La dimensión de esta tarea
excede largamente una estructura hija de la impunidad, sin jueces ni fiscales
especializados, sin formación en derecho humanitario e internacional, sin
recursos materiales. Debe haber un apoyo de todo el Estado para las
investigaciones. La obligación de investigar, encontrar la verdad y hacer
justicia, también es de todo el Estado, no solo del Poder Judicial.
Lo
político.
En el debate parlamentario se produjeron varios hechos políticos
que merecen destaque. En primer lugar, como hacía tiempo no sucedía, la derecha
ejerció de derecha y la izquierda de izquierda. Clara y nítidamente sin lugar a
confusiones. La derecha reprodujo un discurso cavernario, casi críptico, preso
de sus propias mentiras y renunciamientos democráticos, cerrado incluso a
aceptar la realidad. Siguieron repitiendo los mismos argumentos de hace 40 años
como si nada hubiera ocurrido en el medio. En el discurso de los legisladores
colorados y blancos los represores son víctimas, la teoría de los demonios
cabalga campante, los responsables no son los violadores de derechos humanos
sino el pueblo organizado y por supuesto asoma, casi sin esfuerzo, un
anticomunismo feroz. Desde estas páginas y desde el movimiento popular en su
conjunto, siempre se ha reconocido el compromiso democrático de sectores y
personalidades del Partido Nacional y el Partido Colorado; sería una mezquindad
política y una falsedad histórica no hacerlo. Héctor Gutiérrez Ruiz, Oscar López
Balestra, Wilson Ferreira en el exilio, Manuel Flores Mora o Felisberto
Carámbula, son solo algunos nombres, y hay muchos más, que merecen respeto y
reconocimiento. Pero de ahí a decir que la izquierda en general y el Partido
Comunista en particular apoyaron el golpe y que somos responsables de la
dictadura hay una distancia sideral. Juan María Bordaberry, el presidente
golpista, era del Partido Colorado. Todos los colaboradores civiles de la
dictadura que ocuparon cargos de gobierno fueron blancos y colorados. Quienes
votaron la Ley de Caducidad fueron blancos y colorados. Quienes defendieron el
voto amarillo, anularon firmas e intentaron impedir el referéndum en 1989 fueron
blancos y colorados. Quienes ahora, en 2011, votaron a favor de la impunidad
fueron blancos y colorados y también el Partido Independiente. El movimiento
popular, los trabajadores y los estudiantes, el FA, la izquierda toda, y en
particular el Partido Comunista, estuvieron desde el primer momento enfrentando
a la dictadura y pagaron un altísimo precio en vidas, persecución y dolor por
ello. Lo dicho en el Parlamento demuestra la necesidad de profundizar el debate
sobre la historia que lo es también sobre el presente y se proyecta al futuro.
Hay que darlo con espíritu democrático pero sin regalar nada. La pregunta
política que se debía responder era muy sencilla ¿los secuestradores de niños,
violadores, torturadores, asesinos y desaparecedores de personas, deben quedar
impunes o no? La respuesta de la izquierda, en los votos solitarios del FA, fue
contundente: No deben quedar impunes. La respuesta de la derecha y del Partido
Independiente, más allá de cacareos, también lo fue: una vez más defendieron a
la impunidad y a los impunes.
Desde el alma.
Todo
lo anterior es parte del análisis imprescindible que se debe hacer de un hecho
histórico para el Uruguay y para su gente. Pero también es imprescindible hablar
desde el corazón y desde las entrañas. A los supliciados, a los familiares de
desaparecidos y muertos en torturas, a los miles de presos y presas, a los
gurises que crecieron en el dolor, a todos los que lucharon, a los trabajadores,
a los militantes de hoy de la FEUU que se jugaron todo, a nuestro pueblo entero:
No habrá impunidad. Salud.
29
Oct
11

las transnacionales hegemónicas

 

 
La red capitalista que controla el mundo
New Scientist
 

Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.Las 1.318 corporaciones transnacionales que forman el núcleo de la economía. Compañías superconectadas están en rojo, compañías muy conectadas en amarillo. El tamaño del punto representa el ingreso. ((Imagen: PLoS One)

Mientras las protestas contra el poder financiero se extienden por el mundo esta semana, la ciencia parece haber confirmado los peores temores de los manifestantes. Un análisis de las relaciones entre 43.000 corporaciones transnacionales ha identificado el grupo relativamente pequeño de compañías, en su mayoría bancos, con un poder desproporcionado sobre la economía global.

Las hipótesis del estudio han atraído algunas críticas, pero analistas de sistemas complejos contactados por New Scientist dicen que es un esfuerzo singular por desenmarañar el control sobre la economía global. Si se llevara más lejos el análisis, dicen, sería posible identificar maneras de lograr que el capitalismo global sea más estable.

La idea de que unos pocos banqueros controlen un gran trozo de la economía global podrá parecer algo nuevo para el movimiento Ocupad Wall Street de Nueva York y los manifestantes en otros sitios. Pero el estudio, hecho por un trío de teóricos de sistemas complejos en el Instituto Federal de Tecnología suizo en Zúrich, es el primero que va más allá de la ideología para identificar empíricamente una semejante red de poder. Combina la matemática utilizada desde hace tiempo para modelar sistemas naturales con datos corporativos exhaustivos para catalogar la propiedad entre las corporaciones transnacionales del mundo (TNCs, por sus siglas en inglés).

“La realidad es muy compleja, debemos separarnos del dogma, sean teorías de la conspiración o libre mercado”, dice James Glattfelder. “Nuestro análisis se basa en la realidad”.

Estudios anteriores han establecido que unas pocas TNCs poseen grandes segmentos de la economía global, pero incluían solo una cantidad limitada de compañías y omitían propiedades indirectas, por lo cual no podían decir de qué manera esto afecta a la economía global, si la hace más o menos estable, por ejemplo.

El equipo de Zúrich puede hacerlo. De Orbis, 2007, una base de datos que enumera 37 millones de compañías e inversionistas de todo el mundo, extrajo todas las 43.060 TNCs y las propiedades de acciones que las vinculan. Luego construyó un modelo de qué compañías controlaban a otras mediante redes de propiedad de acciones, combinado con los ingresos operativos de cada compañía, para representar la estructura del poder económico.

El trabajo, que será publicado en PLoS One, reveló un núcleo de 1.318 compañías con propiedades entrelazadas (vea imagen). Cada una de las 1.318 tenía vínculos con dos o más compañías diferentes, y en promedio estaban conectadas con 20. Lo que es más, aunque representaban un 20% de los ingresos operativos globales, las 1.318 parecían ser dueñas colectivamente a través de sus acciones de la mayoría de las grandes firmas más rentables y manufactureras del mundo –la economía “real”– que representa otro 60% de los ingresos globales.

Cuando el equipo desenmarañó aun más la red de propiedad, descubrió que gran parte provenía de una “súper-entidad” de 147 compañías aún más estrechamente entrelazadas –toda su propiedad en manos de otros miembros de la super-entidad- que controlan un 40% de la riqueza total de la red. “En efecto, menos de 1% de las compañías era capaz de controlar un 40% de toda la red”, dice Glattfelder. En su mayoría eran instituciones financieras. Las 20 superiores incluyen a Barclays Bank, JPMorgan Chase & Co, y The Goldman Sachs Group.

John Driffill de la Universidad de Londres, experto en macroeconomía, dice que el valor del análisis no consiste solo en ver si un pequeño grupo de personas controla la economía global, sino más bien su perspectiva sobre la estabilidad económica.

La concentración del poder no es buena o mala en sí, dice el equipo de Zúrich, pero las estrechas interconexiones del núcleo podrían serlo. Como el mundo vio en 2008, tales redes son inestables. “Si una [compañía] sufre problemas”, dice Glattfelder, “eso se propaga”.

“Es desconcertante ver hasta qué punto las cosas están conectadas”, aprueba George Sugihara de la Scripps Institution of Oceanography en La Jolla, California, experto en sistemas complejos que ha asesorado al Deutsche Bank.

Yaneer Bar-Yam, jefe del New England Complex Systems Institute (NECSI), advierte de que el análisis asume que la propiedad equivale a control, lo que no es siempre cierto. Muchas de las acciones de las compañías están en manos de administradores de fondos que pueden o no controlar lo que hacen en realidad las compañías que poseen parcialmente. El impacto de esto en la conducta del sistema, dice, requiere más análisis.

Crucialmente, al identificar la arquitectura del poder económico global, los analistas podrían ayudar a hacerlo más estable. Al descubrir los aspectos vulnerables del sistema, los economistas pueden sugerir medidas para evitar que futuros colapsos se propaguen por toda la economía. Glattfelder dice que podríamos necesitar reglas anti-trust globales, que ahora existen solo a nivel nacional, para limitar la sobre-conexión entre TNCs. Sugihara dice que el análisis sugiere una posible solución: las firmas podrían ser gravadas por excesivas interconectividad para disminuir ese riesgo.

Una cosa no es compatible con algunas de las afirmaciones de los manifestantes: es poco probable que la super-entidad sea el resultado intencional de una conspiración para gobernar el mundo. “Semejantes estructuras son de naturaleza común”, dice Sugihara.

Los recién llegados a cualquier red se conectan preferencialmente a miembros altamente conectados. Las TNCs compran acciones las unas de las otras por motivos empresariales, no por dominar el mundo. Si la capacidad de ser conectado aglomera, lo mismo sucede con la riqueza, dice Dan Braha de NECSI: en modelos similares, el dinero fluye hacia los miembros con mayores conexiones. El estudio de Zúrich, dice Sugihara, “constituye una fuerte evidencia de que las reglas simples que rigen a las TNCs conducen espontáneamente a grupos altamente conectados”. O como dice Braha: “la afirmación de Ocupad Wall Street de que 1% de la gente tiene la mayor parte de la riqueza refleja una fase lógica de la auto-organización de la economía”.

Por lo tanto, es posible que la super-entidad no sea el resultado de una conspiración. La verdadera pregunta, dice el equipo de Zúrich, es si puede ejercer un poder político concertado. Driffil piensa que 147 son demasiados para sustentar una colusión. Braha sospecha que competirán en el mercado pero actuarán juntas por intereses comunes. La resistencia a cambios a la estructura de la red puede ser un semejante interés común.

Las máximas 50 de las 147 compañías súper-conectadas:

1. Barclays plc

2. Capital Group Companies Inc

3. FMR Corporation

4. AXA

5. State Street Corporation

6. JP Morgan Chase & Co

7. Legal & General Group plc

8. Vanguard Group Inc

9. UBS AG

10. Merrill Lynch & Co Inc

11. Wellington Management Co LLP

12. Deutsche Bank AG

13. Franklin Resources Inc

14. Credit Suisse Group

15. Walton Enterprises LLC

16. Bank of New York Mellon Corp

17. Natixis

18. Goldman Sachs Group Inc

19. T Rowe Price Group Inc

20. Legg Mason Inc

21. Morgan Stanley

22. Mitsubishi UFJ Financial Group Inc

23. Northern Trust Corporation

24. Société Générale

25. Bank of America Corporation

26. Lloyds TSB Group plc

27. Invesco plc

28. Allianz SE 29. TIAA

30. Old Mutual Public Limited Company

31. Aviva plc

32. Schroders plc

33. Dodge & Cox

34. Lehman Brothers Holdings Inc*

35. Sun Life Financial Inc

36. Standard Life plc

37. CNCE

38. Nomura Holdings Inc

39. The Depository Trust Company

40. Massachusetts Mutual Life Insurance

41. ING Groep NV

42. Brandes Investment Partners LP

43. Unicredito Italiano SPA

44. Deposit Insurance Corporation of Japan

45. Vereniging Aegon

46. BNP Paribas

47. Affiliated Managers Group Inc

48. Resona Holdings Inc

49. Capital Group International Inc

50. China Petrochemical Group Company

* Lehman todavía existía en la base de datos de 2007 utilizada.

Fuente: http://www.newscientist.com/article/mg21228354.500-revealed–the-capitalist-network-that-runs-the-world.ht

28
Oct
11

bi centenario y tabaré vázquez

PARA CELEBRAR

El año del Bicentenario

Dari Mendiondo Bidart Edil

 

No nos deja de sorprender, mirando hacia atrás en Montevideo, hace dos siglos, a una escasa legua del alcance del tiro de cañón de la artillería de la ciudadela -espacio prohibido de poblar conocido como el límite del Cordón- ya fuere en la Panadería de Vidal o en lo de Juana Suárez, más ponderada por la Chacra de la Paraguaya, los patriotas sitiadores de la muralla que protegía a la ciudad se reúnen en Junta de Vecinos o en asambleas para informarse, discutir y resolver. La de la Panadería de Vidal en La Figurita fue confusa y la manejó Rondeau, pero la de la Quinta de la Paraguaya fue la más oriental, más artiguista, de ahí surge la propuesta y la decisión libérrima de designar un conductor, un jefe; cae la responsabilidad en José Gervasio Artigas y se inicia el deslinde entre los objetivos de Buenos Aires y los orientales, decididos luego de la victoria en Las Piedras a intensificar el asedio a la Ciudadela, aislarla por tierra y mar y luego tomar el bastión donde se atrincheraban Elío y el poder colonial de la monarquía española.

Pero el intrigante Sarratea tiene otros objetivos, como general en jefe trabajaba para aislar a Artigas, socavar su autoridad estimulando y practicando el soborno y hasta su asesinato. Presentía el crecimiento y la influencia de las ideas de Artigas y el protagonismo de este en el proceso rioplatense. Ante la decisión de la Junta de Buenos Aires, que pacta con Elío y los portugueses el abandono del sitio, el paisanaje, en hechos históricos relevantes, inicia el Éxodo conocido como La Redota y marcha hacia el Ayuí, en una proeza sin igual. Hasta aquí 1811; luego vendrían la Batalla del Cerrito en 1812; las Instrucciones del año XIII, el 2º Sitio y luego en febrero ­ marzo de 1815 el retiro de las fuerzas de Buenos Aires y la entrada de Fernando Otorgués por la puerta de la Ciudadela, donde enarbolaría la bandera tricolor. Hasta aquí cuatro años de avances y retrocesos, de búsquedas, fracasos y éxitos. Mientras tanto Montevideo ha soportado el asedio y la ocupación inglesa, a Sarratea en nombre de Buenos Aires, luego, en 1816 vinieron los portugueses de Lecor, y finalmente el Imperio de Brasil de don Pedro I.

La necesaria identidad oriental se vislumbra en los campos de batalla, a hierro y lanza, en los intrigantes salones diplomáticos de Río de Janeiro, Buenos Aires y las cortes europeas, pero el verdadero protagonismo se desarrolla entre la gente, con el pueblo movilizado ya tras ideales de republicanismo emparentados con soberanía y autodeterminación. 200 años después Uruguay se encuentra ante nuevos desafíos, en los cuales siguen vigentes viejos anhelos de identidad nacional, de soberanía y auténtica independencia. Asistimos a un mundo en crisis, y a una región en que dos potencias (Brasil y Argentina) marcan rumbos en la economía que, más allá del Mercosur, cada vez más nos hace ser interdependientes, en la energía, en la producción y el comercio, en las inversiones de capitales, en el turismo, sin descartar los factores culturales particularmente con Argentina. 200 años; vamos por un 3er gobierno frenteamplista y, en esa pulseada con el Partido Nacional y el Colorado, tenemos que colocar al doctor Tabaré Vázquez como el contrincante de Bordaberry, Larrañaga y probablemente Ana Lía Piñeyrúa por el lacallismo. Ellos, por un pasado; nosotros, la izquierda, por lo mejor del pasado: la acumulación de 150 años iniciada por los primeros gremialistas e idealistas; por el presente jalonado de obras de un hondo contenido popular y democrático. Por el futuro, ya que pese a nuestras carencias, somos mejores que ellos, ya que no solo invocamos al pueblo sino que lo defendemos, en una alternativa patriótica, nacional. liberadora. En esa lucha a “brazo partido” por los dos proyectos de país, más allá de hechos puntuales, la mejor figura, la más sólida, la que cuenta con más apoyo de la ciudadanía es el doctor Tabaré Vázquez; a las legítimas discrepancias y opiniones críticas de algunos -pocos o muchos- frenteamplistas sobre lo dicho y hecho por Tabaré, solo queda manifestar que “el árbol no impida ver el bosque”. En este dilema no caben vacilaciones: el Frente ganará si vamos con lo mejor y a la vez el mejor, sumando dos esencias que son la unidad y la calidad. Lo demás sería jugar a la ruleta rusa.

27
Oct
11

argentina post elecciones

Argentina: la nueva democracia

 

Estaba cantado, pero no por ello el triunfo de Cristina Fernández de Kirchner tiene características de histórico, en tanto es una reelección, en tanto es de un gobierno que sacó de la crisis a su país con buenos modales, sin prepotencia, sin arrogancias excesivas.

Con este triunfo del moderno peronismo, se consolida una tendencia de avance de los cambios regionales, que va a influir positivamente y mucho en la región, tanto en el Mercosur como en la Unasur.

Cristina ha demostrado ser una mujer con una alta capacidad intelectual, con dominio de los códigos de la política y con apego a un programa que quizás no esté escrito, pero que en sus palabras se expresa con naturalidad y frescura.

Los argentinos sienten que les va bien con Cristina y eso no es poco cuando se está ante un mundo en crisis ­gravemente en crisis­ que pone en juicio la estabilidad financiera y económica mundial.

Para nosotros, los uruguayos, la confirmación de Cristina en la Presidencia y, además, que el segundo candidato más votado sea el socialista Hermes Binner, no es poca cosa, más si nos acordamos que durante muchas décadas tuvimos, al otro margen del Río de la Plata, gobiernos con los que nos pusimos de acuerdo en muy pocas cosas.

Es tarea de los argentinos analizar en profundidad lo que acaba de ocurrir en su país y definir con cierta lucidez cuál será el rumbo de Argentina, pero no tenemos la menor duda de que la reelección resuelta por el hermano pueblo, va a permitir seguir soñando con una América Latina integrada, en la búsqueda del desarrollo sustentable y de la justicia social.

Lo más destacable de la jornada del domingo y de los días anteriores, fue la constatación del clima de paz y de convivencia en que se realizaron las elecciones.

Claro que hubo polémica e ironías, pero no hubo agresión, intolerancia y mucho menos violencia. Hubo el pleno ejercicio democrático, donde todos los partidos pudieron expresar sus ideas y propuestas con la más absoluta libertad.

Incluso tuvieron la posibilidad de acceder gratuitamente a los grandes medios audiovisuales, cosa que no ocurre en nuestro país.

Estamos, entonces, ante una gran jornada vivida por la ciudadanía argentina, que ha confirmado que los grandes cambios se pueden realizar dentro de la institucionalidad democrática, en la medida que haya voluntad de profundizar y avanzar en democracia.

Cristina Fernández de Kirchner tiene por delante el gran desafío de construir una nueva Argentina, que la coloque entre los países de primera, como decía José Mujica en su campaña electoral al referirse al objetivo estratégico de nuestro país.

Mucho se ha hecho en ese sentido, pero también resta mucho por hacer, por eso su llamado ha sido en la dirección de construir una nueva unidad nacional, para tener un proyecto estratégico como país.

Los resultados electorales muestran que no se está lejos de ello, pero ahora lo más importante es el “día después” de la euforia y de la fiesta.

Toda América Latina mira ahora hacia Argentina y todo lo que pase allí será imprescindible para que los latinoamericanos puedan sentir que se está caminando hacia una nueva inserción en el plano internacional, para que así el continente camine erguido ante las grandes potencias mundiales.

Estamos ante una gran oportunidad; es la hora de caminar. Cristina Fernández tiene mucho para aportar, más cuando su país ha confirmado el camino democrático.

 
26
Oct
11

europa en situación crítica

La crisis mucho más allá de la Unión Europea

Incluso si Europa se ve grandemente afectada, la crisis no se limita a la
Unión Europea: casi todas las economías de los países más industrializados están
en estado semicomatoso. Según los países, el desempleo permanece muy elevado o
incluso aumenta. Lo mismo ocurre en los países llamados «emergentes», incluidos
los BRIC (Brasil, Rusia, India, China), donde el fuerte crecimiento tiende a
disminuir. Las Bolsas del planeta, salvo raras excepciones, han caído
considerablemente en 2011 (entre el 1 de enero y el 15 de octubre de 2011, –15%
en la zona euro, en Japón y en China; -4% en Estados Unidos; –8% en Gran
Bretaña; –22% en el Brasil; –19% en Rusia; –17% en India). El oro, valor refugio
en tiempos de crisis, ha subido muchísimo (+20% entre enero y octubre de 2011).

Lo que llama la atención es la excesiva volatilidad que caracteriza toda una
serie de precios: las Bolsas caen pero conocen rebotes temporales; el dólar cae
pero conoce momentos de alza; la paridad entre el dólar, el euro, el yen, la
libra esterlina, el franco suizo (otro valor refugio) es muy inestable; el
precio de las materias primas se mantiene a un nivel elevado pero experimenta
sacudidas importantes. En pocas palabras, la economía real (la producción)
disminuye y la esfera financiera es presa de sobresaltos. Los bancos constituyen
el eslabón vulnerable, pero cuentan con el apoyo incondicional de los poderes
públicos.

Desde el punto de vista de las relaciones Norte-Sur, la situación económica
de los países emergentes y en desarrollo es envidiable, comparada con la de los
países del Norte |1|. Si consideramos el estado de las reservas internacionales
como un indicador, los países emergentes están en posesión del doble de las
reservas de los países más industrializados. En efecto, los países emergentes
disponen de 6,5 billones de dólares (6.500 000.000.000 US$) de reservas
internacionales (de los cuales la mitad corresponde a China, a la India 400.000
millones; a Brasil 350.000 millones, a Rusia 500.000 millones) frente a los 3,2
billones del Norte (de los cuales un tercio corresponde a Japón). El G20, club
tan ilegítimo como el G7 que lo ha convocado, es incapaz de encontrar
soluciones.

Una nueva expresión se pone de moda: países ricos altamente endeudados
(PRAE), que eclipsa otra expresión de moda desde hace unos quince años en los
pasillos del FMI y del Banco Mundial: países pobres altamente endeudados (PPAE).
La deuda, pública y privada, está en el centro de la crisis.

Si tomamos en cuenta las relaciones entre clases sociales a escala
planetaria, vemos que en todas partes las clases dominantes incrementan su
riqueza, utilizan la crisis para aumentar la precariedad de la condición de los
asalariados y de los pequeños productores. En los países del Atlántico Norte, de
la Europa mediterránea y central, el reembolso de la deuda pública se
uriliza como pretexto para imponer una nueva ola de austeridad. El costo de las
catástrofes producidas por el sistema financiero privado está sistemáticamente a
cargo de los poderes públicos, que pasan a su vez la factura a los asalariados y
a los pequeños productores (a través de impuestos, reducciones de gastos
sociales y despidos). Las desigualdades sociales se agravan. Los movimientos
sociales populares experimentan grandes dificultades para constituir un frente
coherente de resistencia, sin hablar de un intento de comenzar una
contraofensiva. Nuevos fenómenos de protesta en las calles aparecen tras los
pasos de las primaveras tunecina y egipcia. Así, el movimiento de los Indignados
ha ganado una gran amplitud en España, así como en Grecia, y comienza a
encontrar cierto eco en Estados Unidos y en otros continentes. Estas
movilizaciones, si bien muy importantes, no están todavía en medida de obtener
cambios radicales. Tenemos que apoyarlas activamente. A tal efecto, el éxito de
la jornada del 15 de octubre de 2011 es prometedor.|2|.


Notas:

|1| En Internet, véase http://www.cadtm.org/Deuda-de-los-paises-en-desarrollo
falta de previsión, 6 de enero de 2011. Véase igualmente: Damien Millet, Daniel
Munevar, Eric Toussaint, http://www.cadtm.org/Las-cifras-de-la-deuda-2011 20 de
mayo de 2011; y también el libro de Damien Millet y Eric Toussaint (dir.) La deuda o la
vida
, Icaria editorial, Barcelona, 2011, capítulo 19. Se debe hacer una

puntualización fundamental: aun cuando los indicadores económicos tradicionales
indican un crecimiento económico sostenido de los países emergentes, la crisis
alimentaria (debido a un excesivo aumento de precio de los alimentos) azota a
una gran parte de la población del Sur del planeta. Los efectos del cambio
climático degradan igualmente las condiciones de vida de las poblaciones de
varios países particularmente afectados. La explotación frenética de algunos
recursos naturales a causa del elevado precio de las materias primas provoca
estragos crecientes tanto para las personas como para el medio ambiente, en
particular las minas a cielo abierto y la explotación de hidrocarburos en
lugares particularmente sensibles (por ejemplo, en el delta del Níger,).

|2| Véase: http://www.cadtm.org/El-15-de-octubre-de-2011-Una-gran ,
16 de octubre de 2011,




octubre 2011
D L M X J V S
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031