Archive for the 'Uncategorized' Category

19
Jun
19

Latinoamericano: Así te espera la DEMOCRACIA y la LIBERTAD YANKI …

19
Jun
19

Uruguay y la región

El espanto y los espejos de la región

escribe: Dr. Charles Carrera Leal, Senador MPP / FRENTE AMPLIO

Nos encontramos a pocos días de las elecciones internas de todos los partidos políticos participantes de este proceso electoral, que nos llevará, con los candidatos definidos, hacia las elecciones nacionales del último domingo de octubre. Las campañas electorales están en pleno desarrollo y calentándose al rojo vivo. En este contexto, estamos ante una gestión que hace más de catorce años viene demostrando resultados, y -enfrente- una oposición carente de ideas que busca desvirtuar la realidad.

Las campañas electorales hacia junio y octubre, se desarrollan de manera paralela a la gestión de un Gobierno que finalizará su mandato el 29 de febrero de 2020, por lo que todavía quedan muchos meses para gestionar, realizar y difundir sus realizaciones.

En ese contexto, cuando todavía queda mucho por hacer, parece inaudito que se cuestione al Gobierno por decir lo que la comunidad internacional reconoce y destaca: que Uruguay es el país de la región que más ha bajado la pobreza y casi eliminado la indigencia, así como que es el país que distribuye con mayor equidad social. Como bien expresó el prosecretario Juan Andrés Roballo, «son los organismos internacionales, entre ellos el Banco Mundial, quienes realizan este reconocimiento». Por tanto, no es invención ni presunción del Gobierno, y esto sucede gracias a las políticas en materia laboral, de salud, protección social y tributaria, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de los uruguayos.

Por lo visto no admiten que los logros y realizaciones de nuestro Gobierno se difundan en diferentes medios de prensa, nacionales e internacionales. Tienen miedo que estos datos incontrovertibles a nivel internacional, produzcan cambios en la sensación térmica que quieren instalar de que «todo está mal» y que poco menos estamos al borde del abismo. La realidad demuestra que Uruguay lleva 16 años de crecimiento ininterrumpido. Esta realidad contrasta con la de nuestros vecinos cuyas economías han recibido duros embates. Argentina ya entró en recesión y Brasil se encuentra al borde de la misma, como consecuencia de las políticas erróneas y neoliberales que han sido aplicadas por sus mandatarios, a los que gran parte de la oposición uruguaya miran como ejemplo a seguir y pretenden emular.

Nosotros tampoco negamos la realidad y admitimos que existe una desaceleración de las inversiones y que esto ha tenido como consecuencia la pérdida de puestos de trabajo. Pero no podemos comparar la situación actual con la crisis que vivió nuestro país en los años 2001 y 2002, no tiene comparación en ninguno de los parámetros que se quiera analizar. Los discursos, los spots, la publicidad y las promesas que se realizan tratan de convencer a nuestros compatriotas de que estamos en crisis terminal y que es necesario un cambio de timón y rumbear hacia otras políticas con menos impuestos, con menos gasto del Estado en políticas sociales. El discurso es que gastamos mucho más de lo que ingresa y que si bien se crearon 300 mil puestos de trabajo en esta década y media, la pérdida de 40 mil significa la debacle.

También hablan de falta de competitividad por los altos salarios, la negociación colectiva, el atraso cambiario y la defensa de los trabajadores. Las Cámaras Empresariales se han dedicado a alentar esta idea, porque en el fondo no comparten que exista negociación colectiva y que el salario mínimo por rama se fije de manera tripartita.

Su lobby ha llegado hasta altas esferas de la OIT, donde se ha puesto en tela de juicio nuestro sistema de negociación colectiva. Un sistema propio de las tradiciones más ricas de nuestro país y nos coloca como ejemplo de justicia social. Una ley de Consejos de Salarios que fue creada en el año 1943 y que defenderemos a pesar de las listas negras en las que pretendan incluirnos.

Volviendo a tiendas electorales, sorprende el silencio de la oposición que omite referirse a la situación adversa que atraviesan Argentina y Brasil. Los festejos ante el triunfo de Macri y Bolsonaro ya no son reconocidos, pues las noticias y estadísticas que nos llegan diariamente, tanto por los medios de prensa como por los conocidos, amigos o familiares que residen en los países vecinos, son demasiado sombrías como para festejarlas. Ante esto, la oposición prefiere esconder la cabeza como el avestruz y no ver la realidad. Pero lo lamentable y demagógico, es que tampoco quieren ver, ni reconocer ni que se mencione, que hay logros y avances en Uruguay, fruto de los tres gobiernos frenteamplistas.

Veamos los datos de la realidad, indicativos de lo que sucede con nuestros vecinos. Veamos Argentina:

– Una inflación interanual de abril 2018 a abril del 2019 = 55%
– Salario mínimo = $ 12.500
– Jubilación mínima = será de $ 11.535 en junio 2019
– PBI: en 2019 = -1,7%
– PBI: en 2018 fue de = -2,5%
– Producción Industrial Manufacturera (IPI) = registra una caída de 13,4% respecto al año anterior
– Pobreza = 32%, ya alcanza los 14,3 millones de personas, aumentando 2 millones de personas con respecto al 2017.
– Indigencia = 6,7%
– Niñez = 41,2% de los niños del país vive en estado de pobreza estructural, lo que representa a 4,7 millones de menores (…)
– Deuda Externa = aumentó 56% de 2015 al 2018
– Reservas del Banco Central = US$ 25.000 millones

Miremos hacia Brasil, ¿qué ha pasado en Brasil desde que sacaron a Dilma Rousseff del Gobierno mediante un proceso fraudulento de impeachment?

– Primero gobernó Temer, un poco más de dos años y comenzó a implementar el proyecto de desmantelamiento de todas las conquistas obtenidas durante más de 13 años de gobiernos de Lula y Dilma (…).
– Una de las primeras medidas de Temer fue la de congelar el gasto público por 20 años además de liquidar el conjunto de leyes laborales que se implementaban en Brasil desde épocas de Getulio Vargas.
– Privatizaciones y venta del patrimonio estratégico brasileño como el petrolero y electricidad.
– Venta y/o privatizaciones de aeropuertos, empresas públicas y recursos naturales.
– Bolsonaro gana las elecciones sin debate de ideas e ignorando a la prensa audiovisual o escrita, utilizando redes sociales que difundieron mentiras, en una campaña electoral atípica. Apoya la reforma laboral de Temer llevando a los trabajadores a la desocupación o informalidad (…).
– Promueve la reducción del Programa Bolsa Familia.
– Terminó con el Programa Más Médicos y expulsa a miles de médicos cubanos.
– Limita y asfixia el programa Mi Casa Mi Vida.
– Promueve el desmantelamiento y retroceso de la salud. También ha sido desmantelado el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (CONSEA), responsable de elaborar políticas de combate al hambre.
– La Tasa de Desempleo es de 12,7% representando este porcentaje 13,4 millones de brasileños buscando empleo.
– El subempleo representa: 28,5 millones de personas.
– También 4,8 millones de brasileños desistieron de buscar trabajo.
– La Economía está estancada y la actividad industrial está parada por falta de confianza, y hay una educción del 30% de los costos e inversiones a las Universidades brasileñas.

Con este panorama en el vecindario, Uruguay se convirtió en el salmón que nada contra la corriente, y se despega notoriamente manteniendo un rumbo estratégico que le ha permitido seguir creciendo (a otra velocidad es cierto, pero creciendo al fin), mientras que los vecinos entran en recesión. Conserva su récord histórico de reservas de 16 mil millones de dólares (30% del PBI), orillando el volumen de reservas argentino, país que nos supera ampliamente en tamaño y recursos naturales.

Esos espejos regionales deberían alcanzar para determinar que Uruguay debe su condición a un único factor que lo diferencia de sus países fronterizos, y ese factor no es otro que una conducción diferente por parte de una fuerza de izquierda a la que subestimaron antes y subestiman ahora, el FA. Una conducción firme, con un rumbo definido que le ha merecido el reconocimiento internacional que siguen negando los que actúan mezquinamente y con un fin puramente electoral.

16
Jun
19

Uruguay hoy …

Imagen relacionada
RINOCERONTES EMPRESARIALES …

El discurso de Lacalle Pou y la derecha criolla toma todos los reclamos del sector más reaccionario del empresariado: Límites del empresariado nacional. Sobre las propuestas de la Confederación de Cámaras Empresariales:

Un documento de la flamante Confederación de Cámaras Empresariales irrumpió días atrás en el escenario electoral. Se trata de una batería programática que busca reforzar una serie de propuestas que, al menos desde 2013, el sector empresarial viene intentando posicionar.

Las visiones a favor y en contra de este pronunciamiento tienden a pendular entre dos extremos de llamativa simpleza. Los partidarios de las medidas expresadas tienen plena certeza de que el principal problema de Uruguay es la excesiva carga que el Estado impone al sector privado y las bajas contraprestaciones que otorga, y se supone que de lo que se trata es de recomponer la “competitividad” del país, acoplando los costos de producir en Uruguay en relación con otros países. Por su parte, quienes se encuentran en contra tienden a demonizar al empresario y su insaciable voracidad por el lucro desmedido: no les alcanza con todo lo que ganaron que ahora quieren más. Esta posición elude un fenómeno objetivo que tiene que ver con la caída en la rentabilidad del sector privado.

En este texto nos preguntamos por qué el capital uruguayo despliega esta batería programática y si los empresarios podrían hacer otra cosa. Se trata de entender de qué está hecho el empresariado nacional, para no pedirle lo que no nos puede dar. El tema así planteado excede este artículo, pero queremos dejar algunas ideas expuestas.

La Confederación es esencialmente una expresión de las distintas fracciones del capital criollo. Esto no quiere decir que en su seno no exista membresía de capitales extranjeros, sino que esta agrupación es fundamentalmente una expresión gremial del capital (de diversa magnitud) nacional. Entender el lugar que ocupa y, más aun, el lugar que está llamado a ocupar este capital es crucial para comprender la esencia de sus planteos.

Un país rentívoro. La variable fundamental para entender la economía uruguaya es la renta agraria, es decir, el núcleo central del flujo de divisas que llega a Uruguay por la exportación de los bienes de fuerte contenido primario. La absoluta centralidad de esta variable para Uruguay no es una invención nuestra; intelectuales como Alberto Methol Ferré o Fernando González Guyer ya la han señalado mucho antes.

La recepción de esa riqueza extraordinaria nos define en el concierto mundial, como también nos define ser un capitalismo tardío, rezagado en materia de productividad en relación con los capitalismos avanzados y que además tampoco ostenta la baratura de la mano de obra que tienen otros capitalismos hoy pujantes. Esto hace que tengamos una burguesía que es básicamente incapaz de sostenerse en la competencia entre capitales salvo que reciba algún tipo de compensación. La renta agraria que fluye hacia nuestra economía y que es distribuida en lo fundamental por el tipo de cambio sobrevaluado es la principal fuente de compensación que disimula la precariedad estructural de gran parte del capital uruguayo.

Con la renta en ascenso, inyectada al conjunto de la economía por un peso sobrevaluado –que hace que parte de la renta se le escape de las manos al terrateniente y dinamice el conjunto del capital uruguayo aumentando artificialmente su poder de compra internacional–, crece el Pbi, aumenta el empleo y los salarios. En la fase de descenso ocurre lo contrario y el empresariado nacional es el primero en acusar sus propios límites con el descenso de su tasa de ganancia. En los ciclos de alza en los precios de las materias primas surgen las promesas escandinavas, los ratones son caballos y la calabaza, un carro; en los ciclos de baja se devela la realidad sudamericana.

El capital nacional no está solo. El capital nacional no opera aislado: tiene que lidiar con la llegada de un capital más concentrado y de mayor potencia como es el extranjero, y ello le impone una serie de condiciones. Las mejoras de la rentabilidad del capital como un todo (esto es, como la suma de todos los capitales del país) puede darse de dos grandes formas: el abaratamiento de los costos salariales o la mejora de la técnica. Esta última supone un incremento de la productividad general, es decir, que se produzca más por cada trabajador empleado. El aumento de la productividad general de la economía debería traducirse en un aumento del ingreso y en un abaratamiento de las cosas producidas a nivel nacional. De esta manera, los márgenes de las empresas pueden crecer aun existiendo crecimiento de salarios e incluso crecimiento de empleo. Para sostener este tipo de crecimiento en el tiempo es necesario sostener la propensión de las empresas a innovar e incorporar tecnología.

En la economía uruguaya, este tipo de mecanismos ha estado vinculado fuerte y decisivamente a la acción del capital extranjero. Allí donde el capital extranjero invierte, las condiciones técnicas medias del sector se modifican, la incorporación de tecnología se amplía y la productividad se expande. Los capitales nacionales presentes en esos sectores tienen dos opciones: o se adaptan a la nueva tecnología para seguir compitiendo (lo cual implica invertir y a veces invertir mucho) o terminan siendo absorbidos o desplazados.

La lógica del último ciclo expansivo de la economía muestra cómo los capitales foráneos han tendido a instalarse en aquellos sectores exportadores ligados a la fase primaria con posibilidad de captar renta, y en segunda instancia a otros sectores de la economía. La tendencia muestra también cómo, en los sectores donde los capitales extranjeros operan, los capitales nacionales pierden liderazgo y van quedando en un rezago relativo frente a aquellos. Esto es, comienzan a tener márgenes de ganancia relativa menores que sus homólogos extranjeros. El cuadro siguiente, calculado sobre las 120 empresas industriales más grandes, parece ilustrar la cuestión. Allí se observa cómo, pese a tener porciones similares de mercado (ventas), las empresas extranjeras tienen mayores ganancias (excedente de explotación) y un mayor despliegue de capital físico (stock de capital):

Participación de extranjeros y nacionales sobre las ventas, stock de capital y ganancias de las principales 120 empresas industriales en 2010

Ventas Stock de capital Excedente
de explotación
49 % 62 % 68 %
51 % 38 % 32 %

Fuente: elaboración propia con base en la
Encuesta Anual de Actividad Económica, 2010

Impotencia. En su rezago, el capital nacional tiene escasas posibilidades para el dominio del cambio técnico (y es plenamente consciente de ello, léase el magro capítulo 11 del documento de la Confederación, titulado “Investigación y desarrollo”). Su estrategia de recuperación de rentabilidad debe ir por otro camino con dos aristas distintas. La primera consiste en afectar una serie de “costos” manteniendo lo demás inalterado. De allí que buena parte del texto de los empresarios dispare sobre la carga tributaria de las empresas y las tarifas públicas (capítulos 3, 4 y 5), y por elevación sobre los salarios, planteando una serie de mecanismos que reduzcan el poder efectivo de las organizaciones sindicales en su determinación (capítulo 6). La otra arista, aunque parezca paradójica, consiste en incentivar un papel mayor del Estado en el desarrollo del sector privado: básicamente que el Estado posibilite nuevos espacios para la generación de actividad privada, minimizando por lo pronto algunas actividades que actualmente realiza en forma monopólica (capítulo 3) o mediante el desarrollo de obras públicas con posibilidad de lucro privado (capítulo 9). Asimismo, se espera que el Estado también sea un activo contribuyente a la formación de capital físico necesario para la actividad privada (caminería, carreteras, puertos, etcétera), al tiempo que fomente la demanda interna mediante un sistema de compras públicas con preferencias a la producción nacional (capítulo 14).

La estrategia esbozada para recuperar la competitividad (léase rentabilidad) deja al desnudo la condición de los capitales nacionales que integran la Confederación. Sumidos en una tendencia decreciente en importancia y escala técnica relativa, su voz no puede más que clamar por un abaratamiento general de los costos en que incurre para producir, por más que eso nos ponga en una ruta hacia el deterioro de las condiciones de vida de la población y que a largo plazo hipoteque progresivamente las propias bases de lo que es un Estado-nación. Sus diferenciales de productividad con el capital extranjero son disimulables con alta renta; sin ella, se muestran como lo que son: unidades económicas que expresan el estancamiento de las capacidades productivas. Por más que el malestar de las Cámaras se proyecte hacia el Estado, los sindicatos, los trabajadores públicos, las regulaciones o quienes cobran planes sociales, la causa de sus dificultades son ellos mismos. Por más chivos expiatorios que se busquen, el problema de los capitales nacionales es, paradojalmente, lo que son. Sobre esta premisa resulta llamativo que nuestro empresariado se nos presente como la única vía posible al futuro, atribuyéndose una potencia que hace ya tiempo no tiene.

Las carencias del capital uruguayo las pagamos todos. Además de despilfarrar renta reproduciendo una economía ineficiente, el capitalismo uruguayo usa las fases de bonanza para migrar fragmentos de capital hacia el exterior. Prueba de ello son los más de 28.000 millones de dólares (casi medio Pbi anual) a los que hoy asciende la posición de la inversión directa internacional de residentes fuera de nuestro país. Sólo en los últimos dos años, este monto creció un 40 por ciento. Cada vez se hace más evidente que la racionalidad que regula el uso del excedente económico que produce el trabajo uruguayo no sólo no está al servicio de un proyecto de desarrollo nacional, sino todo lo contrario. Cualquier propuesta política seria que pretende hacer del Uruguay un país para vivir tiene que proponerse enfrentar esto.

* Integrantes de la Fundación Trabajo y Capital.

16
Jun
19

Elecciones en Uruguay …

Resultado de imagen para candidatos del frente amplio

Las elecciones internas definirán el 30 de junio los candidatos presidenciales uruguayos


escribe: Luvis Pareja / Rebelión

A menos de tres semanas de las elecciones internas de los partidos políticos uruguayos del 30 de junio, de las que saldrán los candidatos presidenciales para los comicios del 27 de octubre, las encuestas marcan que el Frente Amplio ganará en segunda vuelta, pero perderá la mayoría parlamentaria. Lo cierto es que los sondeos no siempre aciertan.

Al cierre del plazo, fueron registradas más de tres mil listas, en un país de poco más de tres millones de habitantes. Algunas listas fueron observadas por parte de las juntas electorales, por incumplimiento de la ley de participación equitativa o por problemas de diseño y dimensiones. Hay 15 partidos habilitados en las próximas elecciones internas, cuatro de ellos con internas (Frente Amplio, Partido Nacional, Partido Colorado y Partido de la Gente) que en total suman 28 precandidatos a la presidencia.

Los análisis y los números de las encuestas señalan que en la eventualidad que el Frente Amplio logre su cuarto gobierno consecutivo en una segunda vuelta, esta vez no tendrá mayoría en el Parlamento lo que significa que la derecha tendrá oportunidades para bloquear las propuestas del próximo Ejecutivo e incluso intentar juicios políticos, tan de moda en otros países de la región.

Escindidos del FA trataron de buscar el “camino del centro” para acaparar los votos de los descontentos de los otrora simpatizantes y militantes del Frente, pero La Alternativa naufragó, porque la ciudadanía la vio como forma de apuntalar un eventual triunfo de los blancos.

Saliendo de la lógica del FA contra los blancos y colorados (los partidos tradicionales del bipartismo uruguayo que gobernó hasta inicios de siglo), comenzaron a aparecer grupúsculos liderados por clones de Jair Bolsonaro, basándose en la necesidad de mayor seguridad.

La más sorpresiva fue la del general Guido Manini Ríos, excomandante en jefe del Ejército, destituido por el actual presidente Tabaré Vázquez, por avalar las violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad (asesinatos, torturas, desapariciones) cometidos por militares durante la dictadura cívico militar (1973-1985), quien lanzó su candidatura bajo el lema Cabildo Abierto.

Tiene un discurso conservador pero –hasta hora- no es “anticomunista” como el de Bolsonaro. Las encuestas le dan una intención de voto de entre el 2 y el 5% del electorado, porcentaje que se supone provendrían de otros partidos minoritarios, como el Partido Independiente y el Partido de la Gente del empresario Edgardo Novick (que surgió hace unos años como el “millonario outsider”), a quien abandonó uno de sus principales dirigentes, Rodolfo Riani, para ponerse a las órdenes del militar.

El tsunami en el Partido Nacional lo provocó el multimillonario Juan Sartori, quien gracias a una descomunal invasión publicitaria en los medios y las calles, logró darse a conocer en menos de seis meses. Empresario joven, que vivió desde los 12 años en Europa, está casado con la hija del magnate ruso Dmitri Rybolóvlev, dueño –entre otras cosas- de los clubes de fútbol Mónaco de Francia y Southampton de Gran Bretaña.

Las encuestas le asignaron el segundo lugar en la interna del Partido Nacional, lejos aún de Luis Lacalle Pou (quien se niega a debatir con otros precandidatos blancos), pero por delante de Jorge Larrañaga, quien fuera hasta ahora el segundo hombre fuerte del Partido Nacional.

Dentro del Partido Colorado las encuestas sitúan a los dos principales precandidatos a una distancia importante entre sí, entre el veterano expresidente Julio María Sanguinetti y el liberal Ernesto Talvi, director académico del Centro de Estudios de la Realidad Económica y Social (CERES), un think tank de la derecha neoliberal.

“Para redimensionar el Estado vamos a considerar a todos los sectores que puedan hacer su tarea con menos gente, incluidas las Fuerzas Armadas”, dijo el egresado de la Escuela de Chicago, olvidando que la costumbre de su partido es usar al Estado para repartir privilegios entre su gente.

Dentro del Frente Amplio, las encuestas dan como ganador al exintendente de Montevideo Daniel Martínez (de la derecha del Partido Socialista) seguido por la ministra de Industria Carolina Cosse, la única mujer en todo el sistema político que se presenta como precandidata, aúpada por el expresidente José “Pepe” Mujica, el joven sindicalista Óscar “Boca” Andrade y el economista Mario Bergara..

La elección interna define a la persona que será candidata a la Presidencia, pero el peso relativo de los distintos sectores es relevante para negociaciones y alianzas futuras, aunque cada sector (cada lista) no gana algo material en esta elección, ya que llevará sus propios candidatos bajo un lema común.

Enrique Ortega Salinas señala en Caras y Caretas que si la derecha ganara, el aborto volvería a ser delito sin importar las circunstancias. Hoy en día está legalizado, pero con restricciones, lo que ha evitado que miles de mujeres continúen muriendo como ocurría con los gobiernos rosados. Si gana la restauración conservadora, habrá que ir preparando los ataúdes.

Si la derecha ganara, las iglesias evangélicas aumentarían su poder e ingresos, así como la nefasta influencia ultraconservadora, llevando a un retroceso social y cultural lamentable. Y los Consejos de Salarios volverían a ser ignorados, como ocurrió cuando gobernó el Partido Nacional, corriendo peligro también la Ley de Responsabilidad Empresarial, gracias a la cual han disminuido notablemente los accidentes laborales.

De darse una segunda vuelta, Luis Lacalle deberá ceder una cuota de su poder al general Manini, que propone poner en manos del Ejército a los jóvenes que no estudian ni trabajan, una institución que aún hoy defiende a responsables de crímenes de lesa humanidad durante la despótica dictadura.

El partido de la Concertación

Si bien el bipartidismo (de blancos y colorados) se rompió hace tres presidencias, la derecha asume que hay que buscar alianzas para impedir un triunfo del Frente Amplio, reflotando un sui generis bipartidismo cuya única meta es frenar al FA, pero no sabe para qué, ya que carece de un programa común.

Los partidos Colorado y nacional han decidido relanzar el Partido de la Concertación para las elecciones departamentales en Montevideo (donde vive casi la mitad del electorado), para terminar con los sucesivos gobiernos frenteamplistas desde que en 1989 Tabaré Vázquez ganara las elecciones.

Del resultado de las elecciones presidenciales dependerá en mucho si esta concertación tiene futuro.

Luvis Pareja. Periodista uruguayo, analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

15
Jun
19

LA DEMOCRACIA de los EEUU …

15
Jun
19

Carolina Cosse presidenta …

Por qué Carolina (I)

CosseCatolina.jpg

nota: La República / Uruguay

¿Porqué creo que Carolina debe ser la presidenta en el próximo período de gobierno? Trataré de persuadirle a través de algunas anécdotas; creo que estoy en una situación especial en cuanto al conocimiento de Carolina, que deseo trasmitirlo… para convencerle. Creo se conoce poco de sus condiciones, como máximo se le conoce mucho por el Antel Arena, por una vaga idea de que es una buena gestora, algo menos porque tenemos acceso a una de las banda ancha más barata del mundo, y poco más.

Conocí a Carolina en el Cadesyc (centro de estudios del MPP), por pura casualidad ya que estaba allí acompañando a otra persona. Estaba de paso por Montevideo, y si mal no recuerdo tratando de consolidar la vuelta al país. Quedó sola un momento y la acompañé, conversamos una media hora; mi curiosidad me llevó a preguntarle en qué andaba (para tantear si colaboraría con el Cadesyc). Me comentó su militancia en el gremio de la Facultad de Ingeniería en los años de la dictadura y algunos trabajos menores en empresas de informática en Montevideo y en el exterior, todo esto ya siendo madre. Para mí fue impactante cómo respondía a algunos de mis comentarios o preguntas ingenuas que hacía respecto a su trabajo.

Como por ejemplo: cómo se hace para adiestrar a 20.000 personas -futuros instructores en terreno- en el uso de tecnología de telecomunicaciones y de la información (en las primeras elecciones en Venezuela, trabajo solicitado por el gobierno de Chávez), «es muy fácil me dijo», y me explicó. Quedé sorprendido por su sencilla descripción. En los papeles todo muy bien, pero ¿llevarlo a buen término? Me contestó que se realizó a satisfacción, sin problemas, tal como se había planificado. El objetivo político, unas elecciones internacionalmente incuestionables, se alcanzó.

Pasé cierto tiempo sin verla. Me había quedado con su teléfono, por aquello de si llegaría a colaborar con el Cadesyc que en ese momento estaba rastrillando técnicos para aportar al casi seguro primer gobierno del Frente.

En 2005 Ehrlichme convocó a integrar el gabinete municipal, como director de la Unidad Central de Planificación Municipal, su administración se encontró con muchos desafíos. La anterior, la de Mariano, debió redireccionar los magros recursos destinados a infraestructura y servicios básicos municipales a sostener la crisis social que se había iniciado antes de 2000 y que en 2001-2002 alcanzó su máximo, decisión heroica propia de un gobierno de izquierda.

La división informática de la IM tenía un equipo técnico de altísimo nivel, así como el BPS,y que había realizado un enorme avance en la administración electrónica del organismo. Pero todo el sistema había colapsado por la falta de inversión en las actualizaciones de los sistemas, que implicaba mayoritariamente a IBM. Mi primer año en la dirección del Departamento de Planificaciónfue de continua tensión porque no se podía dar el salto en la actualización, ya que los proveedores habían discontinuado los pasos intermedios.

Al año entendí que la situación no podía dilatarse más y que era necesario un técnico de gran solvencia que pudiera conducir políticamente la División, que estaba a la deriva, tenía técnicos excelentes pero mi parecer era que tenía que ser alguien externo… y recurrí a Carolina.La convoqué y no dudó en aceptar el desafío, pero me comentó que en su búsqueda por afincarse en Uruguay se había presentado a un concurso para técnico en telecomunicaciones en la Intendencia, le dije que era condición si aceptaba conducir el equipo de informática que debía renunciar al concurso. Y así lo hizo.

Muchísimas fueron las tensas reuniones con los proveedores de sistemas informáticos, a algunas asistí. Tensa la negociación, para que se pudiera realizar el salto de actualización y a la vez no comprometer recursos extras, no demostrar debilidad técnica, porque allí es cuando medran los que tienen el conocimiento privatizado. A los meses ya estaba solucionado el problema; me sorprendió más la capacidad que tuvo para formar un equipo eficiente de trabajo que la reconocía como conductora por su capacidad técnica y de gestión que la rapidez en encontrar la solución. Creo que esa capacidad surge de que no reparó en jerarquizar a cualquier integrante de la División y encargarle una responsabilidad, sin prejuicios (por eso era necesario alguien externo).

Poco antes de irme de la IM la División Tecnología de la Información (había cambiado el nombre) había comenzado a brindar herramientas informáticas más desarrolladas a los departamentos, entre ellas recuerdo la disponibilidad de todos los datos de la Intendencia (data warehouse) como herramienta de ayuda a la gestión de los directores de Departamento. Yo podía saber desde mi computadora cómo se desarrollaba el mercado inmobiliario en todo Montevideo, en que CCZ se construía y qué tipo de vivienda, todos estos datos hasta el momento estaban dispersos en diferentes reparticiones de la IM, datos de enorme valor, que se podían recolectar por supuesto, a costa de un gran esfuerzo. (…)

Cuando el gobierno de Mujica la designó como presidenta de Antel, en los primeros meses de su gestión sufrió ataques permanente de la oposición desde el Parlamento, liderada en cuanto a agresión, por el senador Bordaberry. Lo que estaba en disputa era, y es, la situación de competencia en que está Antel en la telefonía celular, sus competidores -Claro y Movistar- no deben de estar muy felices de que el ente público tenga más de la mitad del mercado uruguayo. Nunca llegué a entender la razón última de la fiereza de la agresión: o era porque le hacían los mandados a las multinacionales y ellos mismos, además, no podían soportar que Antel iba contra todos los predicamentos del neoliberalismo o porque entendían que Carolina era un flanco fácil por donde entrarle al gobierno por ser mujer, pero se estrellaron.

15
Jun
19

Carolina Cosse presidenta

Carolina Cosse.
Carolina Cosse.

Con el apoyo del “pepe” Mujica la ingeniera Carolina Cosse a PRESIDENTA del Uruguay: “Siempre voy a defender las gestiones del FA”

Cosse toma distancia de quienes cuestionan al actual gobierno y asume que se sentiría “orgullosa” de jugar el papel de “precandidata oficialista”

La precandidata por el Frente Amplio (FA) Carolina Cosse confía en que va a ganar las elecciones internas. Sobre su vínculo con el Movimiento de Participación Popular (MPP), dice que se siente respaldada por el sector y por su líder, José Mujica. Asimismo, se refirió a un escenario sin mayoría parlamentaria y se mostró confiada en poder tender puentes con la oposición: “En todas mis responsabilidades, cuando armo equipos no le pregunto a nadie a quién vota. En mis equipos hay gente que es del FA y gente que no lo es”.

“Ser mujer en campaña ha sido una nueva experiencia. He visto que nadie me discute las propuestas. Eso se llama invisibilización”, dijo en un acto. ¿Qué discriminaciones ha sentido en el correr de la campaña por ser mujer?

De la gente, ninguna. Estoy teniendo una campaña muy intensa con la gente. Si te fijás, no tengo vía pública; no tengo enormes carteles en ninguna carretera. El foco de la campaña está en las propuestas y en la gente. Entonces, como la campaña está basada en propuestas y con la gente, te puedo decir que la gente no me hace ninguna discriminación y que he recibido el apoyo de una enorme cantidad de mujeres, incluso de otros partidos políticos. La discriminación viene de los aparatos, en particular del político. Lo dije no porque me queje, porque no sé ponerme en papel de víctima. Soy una luchadora, soy una ingeniera que trata de resolver los problemas para ir delante y no me quedo lloriqueando en un rincón. Pero me hicieron la pregunta y la contesté.

¿Comparte el criterio de que el que gana las elecciones internas es el que elige a su dos en la fórmula, o considera que tiene que ser la fuerza política la que lo defina?

Creo que tiene que ser una decisión de la fuerza política, lo he dicho siempre. Por supuesto, todas las voces se tienen que oír: de la que gana o del que gana y de toda la fuerza política. No creo que esto sea un juego en el que si gano, la pelota es mía y hago lo que quiero. Yo desearía que me acompañara uno de los otros tres precandidatos.

El precandidato Daniel Martínez planteó que si gana, no es seguro que usted integre la fórmula. ¿Cómo le cayeron estas declaraciones?

No sé lo que dijo Daniel. Cada cual puede opinar lo que quiera, yo ya dije lo que pienso.

¿Integraría la fórmula si pierde?

Yo estoy trabajando al 100% para ganar. Gane quien gane, la definición la tiene que hacer el FA. No me niego a nada, porque acá lo importante es el proyecto. Hay que conversar; es un puente que hay que cruzar en ese momento y tenemos que cruzarlo todos.

A pesar de que esta interna es más competitiva que la de 2014, parecería que el FA no ha logrado grandes niveles de movilización en esta campaña. ¿Coincide?

Recorro mucho el interior y veo que la gente se está moviendo. Montevideo está mucho más quieto. En el interior voy a comités y se llenan, incluso queda gente afuera. No veo que esté flojo en el interior.

Los niveles de aprobación de esta gestión de gobierno no son buenos. ¿Dónde cree que estuvieron las fallas?

Estos años han sido los más complejos desde el punto de vista internacional, no sólo para Uruguay. El panorama internacional geopolítico ha cambiado muchísimo en estos cinco años. La economía también es más compleja. Nuestros gobiernos frenteamplistas lograron arreglar una enorme cantidad de situaciones de Uruguay, pero en el medio el mundo cambió, y eso no lo podemos dominar. Creo que este gobierno ha tenido un marco diferente y que lo que ha logrado es mantener la estabilidad y cierto crecimiento, pero en un marco absolutamente adverso.

El precandidato Daniel Martínez ha manifestado discrepancias y ha tomado distancia con este gobierno. ¿Siente que quedó en un lugar de “precandidata oficial” de la actual gestión?

Soy profundamente frenteamplista, y para mí eso implica una noción muy importante, que es la lealtad con el proyecto. Si me dicen que soy la precandidata oficialista, me siento orgullosa si es que es así, porque soy antes que nada frenteamplista y siempre voy a defender las gestiones del FA, sin dejar de desconocer dificultades y las cosas que quedan por hacer.

Uno de los temas presentes en la agenda de la campaña electoral es la reducción del déficit fiscal. Usted planteó que una solución es aumentar los ingresos, ¿pero qué gastos se pueden reducir?

Yo planteé algo antes de eso: desde un punto de vista político, plantear que el nudo del futuro de Uruguay es el déficit fiscal es un error. El nudo del futuro de Uruguay no es un indicador económico, el nudo es hacia dónde y cómo queremos ir. Después, para implementar ese camino, hay que entenderse con la realidad, y eso implica que uno de los índices que hay que cuidar mucho es el déficit fiscal. Si queremos hablar de eso, por supuesto que hay que reducir los gastos. Hay que ir sección por sección del Estado, viendo dónde podés ahorrar. En algunos casos vas a poder, en otros no. Unifiquemos todos los programas para la infancia en un solo paraguas, destinemos un único fondo a todos esos programas y vamos a tener una efectividad muchísimo mayor, porque vamos a estar focalizando en el universo donde nos queremos focalizar. Reducimos gastos y aumentamos eficiencia.

Pero cualquiera sabe, ya sea en un hogar o en una empresa, que si la estrategia de futuro es reducir gastos y aumentar la eficiencia del gasto, estás sonado. Tenés que tener una estrategia de futuro, y esa estrategia tiene que apuntar a que también aumenten los ingresos. ¿Cómo se aumentan los ingresos? Haciendo cosas distintas. Si yo tengo la misma matriz productiva y el mundo sigue igual de complicado, no voy a poder aumentar los ingresos. Entonces tengo que apostar a mantener el tejido social, promoviendo obra pública con inversión privada.

Carolina Cosse.

Carolina Cosse.

A contracorriente de los demás candidatos, usted propone no aumentar los impuestos a los sectores más pudientes.

El programa del FA dice que se estudiará la factibilidad de que eso suceda y yo estoy de acuerdo con eso. Lo que digo es que tal como está la realidad, me propongo focalizar todos los esfuerzos en dinamizar el mundo del trabajo. Para dinamizarlo preciso obra pública, y para hacer obra pública, como estoy limitada por el déficit fiscal, preciso inversión privada. Hay cierta cantidad de capacidad de ahorro privado nacional y creo que es importante darle la oportunidad de invertir en obra pública. Entonces, en lugar de ponerle impuestos, yo quiero darle la capacidad de invertir y después medir si es que no invertía porque no se podía o porque se no quería. Entonces, después de eso vemos.

El asesor de economía del Partido de la Gente, Javier de Haedo, propuso subir el Impuesto al Valor Agregado (IVA) para conseguir resultados a corto plazo en el abatimiento del déficit fiscal. ¿Qué opina de esta propuesta?

Me parece la propuesta más contra los uruguayos que pueda haber, porque no hay impuesto más injusto que el del IVA, que es al barrer, y al barrer siempre pierden los más débiles. Me parece un disparate. Es el impuesto más regresivo.

¿Cómo evalúa el vínculo con el MPP?

Muy bien. El vínculo viene bien con todos los sectores. Quiero destacar el trabajo comprometido que está haciendo toda la gente del MPP, no solamente los dirigentes, todos los militantes. Voy mucho al interior, trabajo mucho con ellos, con los demás sectores y con gente independiente. Ellos mismos fueron los que me propusieron crear para estas internas la lista 42020, para que la gente que quiere votar esta candidatura y que no quiere votar un sector tenga una opción. Así que la relación es muy buena, es de trabajo y permanente.

En sus declaraciones sobre este ciclo electoral, José Mujica hace más referencia a la importancia de octubre (y en particular, a la elección que pueda hacer el MPP en esa instancia) que al resultado de la interna. ¿Esperaba mayor respaldo de Mujica?

Creo que Pepe es un referente nacional e internacional. Ha dicho en innumerables ocasiones que yo soy la candidata que el país necesita y para mí eso es un honor. Pepe está haciendo en esta campaña lo que tiene que hacer. La candidata soy yo, él no puede estar en mi lugar. Tenemos muchos actos en común y otros donde va él y no voy yo, porque, igual que con los demás, nos estamos complementando bien. En todo caso, yo confío en él.

¿No esperaba un mayor apoyo del que está recibiendo?

Confío en él, en el sentido en que confío en su palabra. Él dice que soy la candidata que el país necesita, hace lo que tiene que hacer. No esperaba ni más ni menos, está haciendo lo que la biología le permite y además expresándose con mucha claridad.

Uno de los escenarios posibles es que el FA gane sin mayorías parlamentarias; ¿con qué partidos entablaría puentes?

Hay que matarse laburando para que el FA gane con mayoría parlamentaria. Creo que no hay que tener vergüenza en decirlo, porque acá se trata de un proyecto u otro y para eso se precisa mayoría. En cualquier caso, siempre hay que tener las puertas del diálogo abiertas. En todas mis responsabilidades, cuando armo equipos no le pregunto a nadie a quién vota. En mis equipos hay gente que es del FA y gente que no lo es, y me ha ido bastante bien. Tengo vocación unitaria dentro del FA, lo he demostrado muchas veces, de muchas maneras. La mayoría de las veces no haciendo declaraciones, porque creo que el silencio también es un valioso medio de comunicación, y he demostrado en todos estos años mi vocación unitaria en el FA y también mi vocación de diálogo en mis trabajos. Así que, ¿con quién habrá que dialogar, con o sin mayorías parlamentaria? con todos, pero con sensatez.

¿Cómo estará compuesto el gabinete?

Tengo para elegir a rolete gabinete en todo el FA.

¿Tiene algún nombre en la mente? Por ejemplo, para Economía o Industria.

Hay gente muy capaz en todo el FA, muy capaz. [Mario] Bergara sería un lujo en cualquier lugar. Para mi sería un lujo en cualquier posición.

¿Qué opina del fenómeno Sartori?

Me parece bien que la gente se integre a la política. Lo expresaste bien en la pregunta, en el sentido de que no lo personalizaste en él, hablaste de un fenómeno, y el fenómeno me parece que es un peligro para la democracia, porque me hace temer que los uruguayos vendan su voto; ahí me pregunto si las elecciones se ganan con plata. Es como si estuviéramos eligiendo una marca de dulce de leche, de yogur o de ropa. No estamos eligiendo un envase, estamos eligiendo a la persona y el proyecto que va a conducir al país. Veo un enorme despliegue de dinero justamente de gente que critica el despilfarro. Espero que los uruguayos tomen una buena definición y no se dejen confundir.

¿Y del candidato de Cabildo Abierto, Guido Manini?

Eso ya se veía venir de lejos.

¿Cuando integraba el gobierno veía que era posible la candidatura del ex comandante?

Sí, lo veía como un movimiento político partidario muy calculado.

En las últimas encuestas, Manini creció en intención de votos y pasó de un 2% a un 7%. ¿Cómo lo evalúa?

La gente es libre de elegir lo que quiera, eso es la democracia y es el marco democrático el que hay que proteger. A la ultraderecha hay que contestarle hablando con la gente, invitándola a reflexionar, a tener memoria, a pensar en los últimos años de su vida, en lo que fueron los anteriores.




junio 2019
D L M X J V S
« May    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Meses