Elecciones venezolanas con garantías plenas

 

escribe: Niko Schvarz, Periodista

El mundo entero sigue conmovido por los atentados terroristas verificados en París el viernes pasado, y un día antes en Beirut, capital del Líbano. Las expresiones de repudio por estos crímenes inauditos y de solidaridad con las víctimas se han multiplicado en avalancha.

En nuestro país, se destaca el pronunciamiento emitido el martes pasado por el Senado en forma unánime: “El Senado de la República expresa su más profundo repudio al terrorismo que nuevamente se ha manifestado en los ataques perpetrados en las ciudades de París y Beirut. Estos actos atentan contra elementales derechos humanos, contra la convivencia libre de los individuos y la vida democrática.

Ante estas circunstancias es imperativo dejar expresa constancia de nuestra solidaridad con Francia y Líbano, así como con todos los países cuyos compatriotas también fueron alcanzados por estos bárbaros atentados”.

Advierte seguidamente que “las respuestas a estos actos, si correspondieren, deben ser en el marco del derecho internacional y las reglas que lo rijan. El dolor de las víctimas inocentes siempre será el dolor de los que luchamos por la paz y la democracia”.

Todo ello está en sintonía con las categóricas declaraciones formuladas por el presidente Tabaré Vázquez y por el canciller Rodolfo Nin Novoa, quien señaló que cuando Uruguay ocupe su puesto en el Consejo de Seguridad de la ONU apoyará la conformación de una alianza internacional para combatir al terrorismo “donde sea que se encuentre”.

Con este telón de fondo se realizarán en Nuestra América en los próximos días dos elecciones llamadas a influir en el destino del continente. La primera es el ballotage del domingo 22 en Argentina entre Daniel Scioli y Mauricio Macri. La segunda son las parlamentarias del 6 de diciembre en Venezuela, rodeadas de una intensa campaña mediática internacional.

Esta campaña está promovida fundamentalmente por la oposición al gobierno bolivariano, que cuenta con poderosos apoyos desde el exterior, sobre todo desde Estados Unidos, y que ponen en duda por anticipado la legalidad del acto electoral. Pues bien: en estos días se han acumulado una sucesión de hechos que permiten asegurar desde ya que este acto se atendrá rigurosamente a las más estrictas normas legales.

El martes 17 se instaló en Caracas la Misión de Acompañamiento de la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas) para los comicios del 6 de diciembre. La misión está presidida por el expresidente de la República Dominicana Leonel Fernández, y la integra también el presidente del organismo, que es el expresidente colombiano Ernesto Samper.

La Comisión fue recibida por el presidente Maduro en el Palacio de Miraflores y firmó un acuerdo con la Comisión Nacional Electoral venezolana, presidida por Tibisay Lucena. Este acuerdo le otorga los más plenos derechos, la total inmunidad, el libre tránsito por todo el territorio, el derecho a recibir documentos y comunicarse con quienes deseen. También está presente el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.

La misión de Unasur estará integrada por 40 personas y harán tres informes. Misiones análogas ya acompañaron 14 de los últimos procesos electorales en Venezuela desde fines del siglo pasado. Samper declaró que la misión acompañará el proceso democrático y participativo de Venezuela.

El mismo estará acompañado de una cantidad de auditorías, perfectamente identificadas, que se sucederán en los días previos y luego en la propia instancia electoral. Todas ellas están sujetas a control y verificación. Se cumplirá una vez más lo que ya certificó el Centro Carter, que calificó al sistema electoral venezolano como “el más perfecto del mundo”.

El lunes 16 el Consejo Nacional Electoral comenzó la auditoría de la infraestructura de la plataforma tecnológica electoral, con participación de técnicos representantes de los diversos partidos políticos. Eso es parte de un total de 23 auditorías, al final de cada una de las cuales los representantes de los partidos firman un acta de conformidad. Esto es lo que ha ocurrido siempre.

Los peligros están por otro lado. El presidente Maduro denunció que Estados Unidos pretende sabotear el Sistema Eléctrico Nacional. Se registraron una serie de atentados al sistema, e incluso 5 personas murieron intentando sabotear algunas de las principales subestaciones del SEN.

El presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, denunció que el portaaviones nuclear George Washington, de Estados Unidos, estará anclado en vísperas del 6 de diciembre en la fachada atlántica del mar territorial de Venezuela. Y se recuerda la amenazante declaración de la Casa Blanca de marzo de este año, que cataloga a Venezuela como “amenaza inusual y extraordinaria a su seguridad nacional”.



abril 2017
D L M X J V S
« Mar    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: