Archivo para 31 julio 2011

31
Jul
11

obama y la deuda

Obama y el gran chantaje de la deuda
La coerción es el arma política
preferida en Washington. Frente a la necesidad legal de incrementar el techo del
endeudamiento del gobierno federal, el partido republicano y todas las fuerzas
de la derecha conservadora han amenazado al titular del ejecutivo: o se encara
realmente el problema del déficit con fuertes recortes en el gasto público, o se
negará la autorización para elevar el techo de endeudamiento.

La derecha en Estados Unidos ha logrado ya entronizar como verdad absoluta la
idea falaz de que la mayoría de la población quiere meter en cintura los
gastos excesivos de un gobierno dispendioso. Obama se ha prestado a este triunfo
y ha entregado su presidencia a los conservadores en bandeja de plata.

En realidad, la Casa Blanca capituló hace tiempo. Sabía que el estímulo
fiscal aprobado al principio de la administración era insuficiente y su duración
demasiado corta. Al renunciar a lanzar un nuevo paquete fiscal, Obama se echó la
soga al cuello. Cuando el efecto del primer estímulo se agotó, Obama fue blanco
de las críticas por el fracaso de su plan. De pronto, por arte de magia, la
crisis fue percibida como estando más relacionada con los malos manejos de la
economía bajo Obama que con 20 años de desregulación y abusos en el sector
financiero. Y la discusión pasó de la necesidad de meter en cintura al sector
financiero a la urgencia de recortar el déficit.

La realidad es que es absurdo tratar de resolver el problema del déficit
fiscal en medio de una recesión. Hay en la actualidad un altísimo nivel de
desempleo en Estados Unidos (alrededor de 20 millones de personas con desempleo
total o parcial) y los salarios se encuentran deprimidos. Lo que en su momento
permitió a los consumidores mantener su demanda fue el valor de sus casas, pero
ahora el precio de esos activos sigue cayendo. La demanda agregada se ha
desplomado y las empresas no están contratando más trabajadores, lo que conduce
a un círculo vicioso que sólo se puede cerrar con un estímulo fiscal. Eso
permitiría incrementar la recaudación fiscal y reducir el déficit. El congreso y
Obama han escogido otro camino: de lo único que se habla en Washington es de
reducir el gasto para abatir el déficit.

En realidad, un gobierno puede reducir el déficit de dos maneras: puede
aumentar sus ingresos fiscales o puede reducir el gasto público. Las encuestas
revelan que la mayoría de los estadunidenses están en favor de aumentar los
impuestos a los estratos más ricos, los que se han beneficiado del modelo
neoliberal durante décadas. Pero la clase política en Washington (es decir,
ambos partidos) ya ha aceptado que incrementar la recaudación no es el camino
para reducir el déficit. Aquí ha demostrado quién detenta el poder real en la
democracia estadounidense. En cambio, los políticos en Washington prefieren
reducir el gasto público, lo que necesariamente traerá consigo una mayor
contracción de la economía de ese país. A los conservadores no parece
importarles mucho porque el desgaste político será para Barack Obama.

En lugar de presentar opciones con liderazgo, Obama prefirió acomodarse a las
prioridades de los conservadores. En vez de enfrentar con otras opciones el
problema de las finanzas públicas, escogió doblegarse. La verdad es que no es
necesario incrementar el endeudamiento porque existen muchas alternativas.
Además de aumentar la recaudación, un recorte en el gasto militar es una opción
evidente, pero el presupuesto del Pentágono se ha incrementado todos los años
bajo la administración Obama.

Lo más importante hubiera sido una verdadera reforma en el sistema de salud.
Hoy en día ese sistema está integrado por la seguridad social y los programas
Medicare y Medicaid. El gasto en estos componentes es el factor más importante
en el crecimiento del déficit. Pero el costo del sistema de salud se debe al
control de los monopolios en la industria farmacéutica y en la de las
aseguradoras. Los datos de la OECD revelan que el gasto en el sistema social de
salud en Estados Unidos es superior al de países como Alemania o Suiza. Pero en
términos de calidad, el servicio en los establecimientos estadounidenses está
muy por debajo de esos países. La realidad es que el complejo
farmacéutico-asegurador es tanto o más poderoso que el complejo
militar-industrial cuando consideramos su impacto en la cuenta pública. La
propuesta en Washington para reducir el gasto en el sistema de salud pública no
pasa por controlar a los oligopolios. La reducción se llevará a cabo recortando
el número de personas elegibles para estos servicios y empeorando la calidad de
los mismos.

El chantaje ha funcionado. Se dice que si no se acepta el plan de los
conservadores (en ambos partidos), sobrevendría una hecatombe. Eso habría que
analizarlo con cuidado. Por el momento la clase política en Washington se
encuentra bien con esta argumentación porque lo que le interesa es desmantelar
los últimos vestigios del estado de bienestar en Estados Unidos.

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2011/07/27/opinion/030a1eco

Anuncios
30
Jul
11

el fútbol uruguayo

El fútbol, un ejemplo a seguir

 

Los recientes éxitos del fútbol uruguayo deben ser parte del análisis de la sociedad, para poder descubrir cuáles son las causas que han llevado a este deporte a transformaciones que parecen ser profundas.

Tanto nuestro compatriota Sergio Markarian, técnico de Perú, como los periodistas argentinos consideran que los éxitos de la celeste tienen que ver con los cambios en la conducción técnica de nuestro fútbol, que abarca a todo el sistema futbolístico nacional.

Razones pueden tener para sostener tal drástica afirmación, en tanto descubren que desde la llegada del maestro Oscar Washington Tabárez al frente de la selección se ha establecido un proceso de desarrollo que está teniendo sus éxitos: cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica y ahora la Copa de mejor de América en Argentina.

Coincidimos en reconocer que el maestro Tabárez ha demostrado ser un gran “gobernante” con capacidad de gestión, buen trato de su personal (los jugadores) y visión para construir liderazgos en su entorno.

Ha tenido también la virtud de no quedar anclado en la historia, pero tampoco la ha desconocido. Uruguay sigue siendo un equipo con firmeza espiritual ­la bendita garra charrúa-, pero dejando de lado que el machismo termine por eclipsar lo que es la disciplina técnica y la elección de jugadores capacitados para que en cada rincón de la cancha demuestren sus virtudes.

Estamos viviendo hoy en el fútbol un ejemplo de cómo gobernar la parte de la preparación de los equipos, que bien podría ser un buen ejemplo, salvando siempre las distancias, para otros sectores de la sociedad, ya sea el Estado o los emprendimientos privados. Si esto fuera así, parece que llegó la hora de que el maestro Tabárez sea invitado a participar de instancias de intercambio con otros gobernantes ­altos o medios-, como bien podría ser el sistema educativo. Es que todos tenemos la sensación de que si hay estrategia, planificación y valores en los que hay que sustentarse, en nuestro país podrían sortearse muchas dificultades, logrando que los cambios cuantitativos que se procesan en distintas áreas de nuestra sociedad se transformen en cambios cualitativos. Y que pase, como está pasando en el fútbol, que en la final de la Copa América sentimos que la celeste jugó a otra cosa, al grado que todos los goles fueron de alta factura ofensiva y no producto de centros a la olla o disparos de pelota quieta.

El desafío es, en cualquier área de nuestra sociedad, saber descubrir cuáles son los elementos y las acciones que nos permitan transformar la cantidad en calidad y que no nos pase que todos sabemos que estamos bien en salud, pero aún no podemos decir con convencimiento que hemos logrado otra cosa y que el pasado no fue un tiempo mejor.

Vale también apuntar que en el fútbol no todo son méritos de Tabárez, sino que hay una generación de jugadores que ha madurado en el exterior del país y que ha conocido el mundo exigente y profesional. Es una generación que ha aprendido a competir y que de esa competencia ha sacado experiencia, en medio de un gran baño de humildad.

Por encima de los orígenes sociales de los jugadores, donde se mezclan sectores provenientes de las capas medias pero también de los rincones más humildes, hay un denominador común: no hay desarrollo de la individualidad sin la construcción de lo colectivo y del entendimiento entre los actores.

Es de esperar que los éxitos futbolísticos continúen, pero a la vez hagamos votos para que mañana sea una multitud la que reciba en Carrasco a esos pocos muchachos de Secundaria que reciben premios en el exterior del país y que acá muchas veces no les damos el significado necesario.

29
Jul
11

sistema de salud en el uruguay

imagen de la noticia

¿POR QUÉ? VISITAMOS AL PIT-CNT, Y LAS
PRÁCTICAS EN SALUD

doctor Jorge VENEGAS Ministro de Salud Pública / Uruguay

Tuvimos el honor de ser recibidos de
inmediato ante el pedido, por el secretariado del PIT-CNT. A nuestro
juicio, estar en la central como primer acto institucional (viernes
22 de julio en la mañana) significaba una tarea obligatoria, moral y
ética. Más que un mensaje; un acto de fé y agradecimiento a la
organización sindical que me acogió en su seno y nos escuchó,
cuando integraba por mi gremio ADUR, su Mesa Representativa.

Reunirme, participarles de las ideas
proyectadas, explicarles las vicisitudes del SNiS, las
cotidianeidades alarmistas a que nos lleva falsamente las formas
sistémicas conservadoras, era la idea. Escuchamos y hablamos, nos
dieron opinión crítica sobre el actual proceso de la reforma y ahí
está la validéz del encuentro. Salimos satisfechos de la reuniòn
en la que participó parte del equipo de trabajo diario de éste
Ministro y con el sub secretario del MSP el doctor Briozo y el
presidente de la JUNASA el doctor Gallo.

Fundamentalmente quisimos y pudimos,
escuchar a nuestros compañeros del secretariado sobre la  marcha y
el punto de vista de ellos, en cuanto a las políticas en salud y sus
desafíos, sobre los errores y aciertos y en particular, sobre las
rutas potenciadas a aplicar hacia el mundo del trabajo en un área
como la salud: donde con el dolor de la gente se hace un circo
mediático y los mercaderes del templo, se erigen en señores.

En algo como la salud, que para el
conjunto de la sociedad civil es tan sencible, no se improvisa.

Por eso fundalmentalmente hicimos saber
que, para éste Ministro no hay posibilidades de dar continuidad y
profundizar la reforma en salud; sin la clase obrera y los
trabajadores organizados. Tampoco -modestamente entiendo- habrá
posibilidades que se realizen prácticas avanzadas y progresistas de
nuestro gobierno con eficacia y responsabilidad social, si no hay
sinergias potenciadas y pre establecidas con el PIT-CNT al igual que con
otras organizaciones de relevancia  que seràn tambièn consultadas
en su opiniòn.

Nadie pone en duda que la nutrición
básica de nuestra fuerza política, proviene escencialmente  de dos
instituciones beneméritas en el concierto nacional: LA UNIVERSIDAD
DE LA REPUBLICA Y EL PITCNT. La Universidad, será nuestra tercer
visita una vez que nos reciba el FRENTE AMPLIO, a quién nos debemos.
En función de lo expresado considero que es y será muy importante
el contacto permanente con la central y sus sindicatos y
federaciones, con la Universidad y la mirada permanente en línea y
en sintonía programática con el FRENTE AMPLIO.

El éxito del SNIS no solo depende del
Ministro, éste es la cara visible del ejecutivo en el MSP, el
éxito dependerá de la aplicación  de los programas y del
compromiso de los directores de  dichos programas. En la aplicación
exhaustiva de las líneas maestras en salud, del aporte invalorable
de ASSE con un millón y medio de compatriotas usuarios, de las
regulaciones y controles de la JUNASA y sus miembros activos y
alertas, de los involucrados en todas sus áreas (profesionales,
técnicos y funcionarios) y de los usuarios organizados.

Insistimos para finalizar, con algo
sustantivo para cualquier polìtica que se precie de ser popular y de
alcance masivo: ¡La participaciòn y la democracia!; solo con una
auténtica funcionalidad democrática, se podrá cumplir un auténtico
rol determinate y activo, para ser efectivamente útiles a toda la
sociedad.

29
Jul
11

la crisis europea y la derecha

La ultraderecha en una Europa en crisis

Que está loco, no hay la menor duda. El asunto es saber si además está mal acompañado. Nos referimos al asesino de Oslo, Anders Behring Breivik, que mató a casi un centenar de noruegos de ideología socialista, quienes participaban de un campamento de verano, donde seguramente el descanso y el placer les iba a llevar más tiempo que los grandes debates ideológicos.

A partir de esta tragedia, comenzaron en Europa a sucederse análisis y hechos sobre cómo se va conformado una ultraderecha que conquista voluntades entre los nuevos desposeídos de la crisis y la presencia masiva de la inmigración.

El extremismo político, teñido de nacionalismo y xenofobia, ha dejado de ser tabú cuando gobernantes como Nicolas Sarkozy, Angela Merkel o David Cameron juegan con la idea de que “el multiculturalismo ha fracasado completamente”, como sostiene la canciller alemana. Políticos clásicos y radicales pugnan por ese electorado como en una subasta, lo que permite a los analistas aventurar que las ideas extremas modelarán el debate político en Europa, según se lee en los últimos días en El País de España. Un ejemplo de ello ha sucedido en Suecia, donde los conservadores tuvieron el año pasado buenos resultados en las urnas esgrimiendo una propuesta antiinmigración. En Austria, en Hungría, en los Países Bajos, en Italia, en Suiza o en el Reino Unido la derecha nacionalista y xenófoba tiene ahora unos buenos resultados que convierten a muchos de estos partidos en fuerzas con gran capacidad de influir en las políticas, en ocasiones desde el propio Gobierno.

Mientras en España, el Partido Popular (la derecha religiosa) preparaba, hasta ayer, su golpe definitivo contra el Partido Socialista Obrero Español que parece estar a la deriva. Pero una encuesta cambió el estado de ánimo de los progresistas en todo el mundo y particularmente en España. Los resultados de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) español han marcado un punto de inflexión en la carrera hacia las elecciones generales, todavía sin fecha confirmada. Los resultados acortan la distancia de Rubalcaba (PSOE) respecto a Mariano Rajoy (PP): según la encuesta, si hoy se celebrasen elecciones, el PP ganaría al PSOE por 7,1 puntos, una ventaja “popular” que se reduce en 3,3 puntos; el resultado final no está resuelto, pero alienta a los socialistas.

El PSOE considera que la última encuesta del CIS apunta a que España está “a las puertas de un cambio de tendencia en intención de voto” y que el PP tiene “un problema” con su candidato, Mariano Rajoy. Solo el tiempo dirá si los socialistas tienen razón y confirman que la ultraderecha española pierde pie a pesar de la crisis y la desocupación. Otra situación se ha dado en Francia, donde Jacques Coutela, miembro del partido francés Frente Nacional y candidato en las elecciones locales de marzo pasado, fue suspendido el miércoles 27 de julio de su formación por haber escrito en su blog una apología de Anders Behring Breivik, el autor de la masacre noruega del 22 de julio de 2011. “Un resistente”, “un ícono” y “el primer defensor de Occidente”, así lo presentaba el francés Coutela en su blog.

Lo cierto es que a pesar de que no hay una línea permanente de crecimiento de la derecha, nadie puede ocultar qué está pesando en la realidad política mundial, particularmente de una Europa que contiene un sistema político muy similar al nuestro, si hablamos de adhesión de los ciudadanos a los partidos.

28
Jul
11

uruguay, fútbol y política

Tabárez recibió el premio Presidencia de la República Oriental del Uruguay

Luis Suárez y Pepe Mujica

Gonzalo Perera – Científico y analista

El gurí de Salto que en el 2005 hacía sus primeras armas en el equipo mayor de Nacional pintaba para crack. Pero algunos plateístas dedicaban su tiempo a insultarlo partido tras partido. Los terminó callando con varios goles de antología, con fulminantes piques rebosantes de potencia muscular culminados por excelentes definiciones. Hoy ese gurí, Luis Suárez, es de los delanteros más cotizados de Europa y acaba de ser elegido, con absoluta justicia, el mejor jugador de la Copa América.

El domingo de noche la cadena FOX Sports no escatimó elogios para el proceso que ha seguido el fútbol uruguayo en los últimos cinco años, poniéndolo como ejemplo a seguir por el fútbol argentino. Tanto fue así, que difundieron declaraciones de nuestro Presidente Mujica, diciendo que no entendía a los argentinos por su falta de paciencia para esperar los resultados, que al fin y al cabo si Muslera no atajaba un penal a lo mejor eran ellos los que festejaban hoy. El joven presentador argentino de FOX acotó que tenía razón Mujica en apuntar a los procesos sistemáticos, de años, en tener paciencia y no caer en el facilismo de esperar el resultado para mañana, pero que esto era viable en la medida que la direccionalidad del proceso fuera adecuada, compartida por sus responsables y principales actores y fuera construyendo credibilidad a nivel popular.

Pasemos la pelota a la economía. El Uruguay sufrió mucho de la mano del neoliberalismo en sus diversas variantes. La obsesión por metas fiscales u objetivos inflacionarios de espaldas a la realidad de la gente, fue a la sociedad lo que la doctrina del “ganar metiendo la pesada” al fútbol: nefasta. En el 2005 comenzó el ciclo progresista de la economía, donde, a un manejo macroeconómico impecable para la ortodoxia se comenzaron a agregar, desde el Mides, desde diversos ministerios y servicios del Estado, políticas sociales mucho más fuertes. Sin desplazar el eje del poder económico o societario, el rigor sufrido por las grandes masas populares en tres décadas fue sensiblemente atenuado desde la llegada del FA al gobierno.

Hoy en día, en un mundo a punto de explotar financieramente, las cifras macroeconómicas del Uruguay son realmente muy buenas. Y el orden macroeconómico es condición necesaria, aunque no suficiente, para que las clases populares vivan mejor. “Hay plata en la calle” es lo que uno escucha como comentario popular. El tema es quién tiene esa plata que anda en la calle.

Económicamente, cualquier número que se mire muestra que el Uruguay a seis años de gobierno del FA, está mejor. Pero la muchísima gente que comenzó a apostar por un país netamente distinto a las ruinas que dejaron los neoliberales, espera otra cosa. Al igual que en el fútbol, entendió que no es a las patadas que se soluciona nada. Y tiene paciencia. Porque a seis años de comenzar el nuevo ciclo, es legítimo esperar que la plata que “anda en la calle” llegue significativamente a todos. Porque si el “derrame de la riqueza” al llegar a las clases medias se transforma en triste goteo y por ende no se reducen las desigualdades en la distribución de la riqueza, a los muchos que les toca verla de abajo, la paciencia se le puede debilitar o acabar. Y no cabe entonces sorprenderse o enojarse si, como señalaba recientemente la senadora Constanza Moreira, la apuesta por el FA empieza a disminuir en sectores poblacionales donde se había hecho muy fuerte.

No se puede dejar entonces a manos de la obstruida regadora del mercado la mejora de los sectores más postergados y es necesaria una intervención estatal más decidida aún en materia social. Y si los ejes de la producción no pueden reposar en la extracción de recursos primarios, el Estado debe involucrarse más en el proceso productivo. Y si la ecuación del poder no ha cambiado mayormente, y las estrellas y estrellados del Uruguay siguen siendo más o menos los mismos, debe el Estado incidir, por ejemplo a través de un claro cambio de reglas de juego en materia de medios de comunicación, tradicional objeto de oligopolio familiar.

No se trata de desconocer lo que está mejor. No se trata de no tener paciencia. Se trata de que la paciencia sea en función de una direccionalidad clara, que no será perfecta ni ganará siempre, pero que nos haga sentir poco a poco identificados, que enfrente los micrófonos “serrucho” y los supere a fuerza de ganar credibilidad popular con resultados concretos.

No me voy por las nubes. Este gobierno, el de Pepe Mujica, ha manejado, por ejemplo, como proyectos a considerar: la reactivación del Frigorífico Nacional, la redacción de la ley de democratización de los medios de comunicación audiovisual, una mayor carga tributaria a los sectores del agro más beneficiados por el crecimiento macroeconómico, la ampliación de las vías democráticas mediante la instalación de plebiscitos consultivos, la resolución en dichas instancias de algunas encrucijadas estratégicas, una mayor instalación del país en la región y acercamiento al ALBA como contrapeso de EEUU y la Unión Europea, la apuesta a la ampliación de la formación tecnológica terciaria en todo el territorio nacional, etc.

Si esas ideas son retomadas, seguidas y llevadas hasta su concreción por el gobierno, quizás no haya caravanas por las calles, pero la gente percibirá que la “manera de jugar” por la que apostó en el 2005 es realmente nueva y da resultados cada vez mejores y no habrá que pedir paciencia.

Porque algún plateísta necio o mal intencionado siempre habrá. Pero la hinchada entera, muy difícilmente se confunda y no sepa en quién confiar y hasta agradecerle que alguna vez, en vez de hacer un gol, lo haya evitado con la mano a costa de su propia expulsión.

Suárez abrió la cancha cada partido, y marcó o hizo marcar varios goles. Ojalá Pepe Mujica abra la lista de iniciativas antes mencionadas. Marcaría o haría marcar varios goles, y, ciertamente, mucho más importantes aún que los de la Celeste.

27
Jul
11

noruega, terrorismo

 
El Mosad, la CIA y la OTAN atacan a la democracia en Oslo, Noruega
The Excavator
 
Como suele suceder, acerca de los ataques terroristas cometidos el 22 de julio en Oslo en Noruega están apareciendo informaciones y evidencias nuevas que despiertan sospechas de que el suceso ha estado orquestado por fuerzas secretas del Mosad, la CIA y la OTAN.

Yo las llamo a las tres «la coalición de la muerte».

Wayne Madsen, un periodista de investigación, informó el domingo 24 de julio de que Anders Behring Breivik, el responsable de los ataques tildado de pistolero solitario, tiene vínculos con la francmasonería y defiende el programa sionista. Madsen ha escrito lo siguiente:

Anders Behring Breivik es sospechoso de la matanza de más de 80 personas en el campamento que las juventudes del Partido Laborista realizaban en una isla noruega y del atentado con bomba de Oslo. A Breivik se le califica de fundamentalista cristiano, aun cuando fuera un masón y un defensor de islamófobos sionistas tan depravados como Pam Geller y Richard Pipes.

Por sí solo, el hecho no significa que debamos depositar la culpa directamente ante las puertas del Mosad. Pero es una pieza más de un puzle que estamos resolviendo a oscuras, y hará falta algún tiempo para que todas las piezas encajen.

El otro día me equivoqué cuando dije que el Mosad estaba detrás de los ataques de Oslo. Olvidé mencionar a la astuta CIA y a la OTAN como sospechosas de los asesinatos.

No es únicamente un delito sionista. Es un delito del conjunto del eje del mal que ha apresado a las democracias occidentales: la astuta CIA, el delincuente Mosad y la ilegal OTAN. Todos sus intereses estaban amenazados por el gobierno democrático de Noruega.

El periodista de investigación Webster G. Tarpley cuenta en su artículo «Norway Terror Attacks a False Flag» («El terrorismo noruego realiza una operación de bandera falsa») que Noruega estaba lista para cancelar en el mes de agosto sus misiones de bombardeo en Libia y poner fin a su participación en ese crimen de guerra en curso.

Tarpley también menciona el hecho de que hay testigos que informaron de que había dos pistoleros en la escena del crimen, lo que siembra dudas de que este sea otro golpe terrorista de un «asesino solitario». Tarpley prosigue:

La presencia de un segundo pistolero es sin duda muy inoportuna para la teoría del asesino solitario, ya que constituye una prueba incontrovertible de conspiración criminal, algo que los medios de comunicación suelen preocuparse de evitar. En el caso noruego, las informaciones de la existencia de un segundo hombre armado parecían seguir siendo bastante persistentes 36 horas después de los sucesos, hasta el extremo de soportar que se pueda derribar la totalidad de la versión oficial sobre el particular.

Así pues, Noruega hizo de sí misma un enemigo democrático de Israel por apoyar el esfuerzo palestino de adquirir la condición de Estado en Naciones Unidas el próximo mes de septiembre, y un enemigo democrático de la CIA y la OTAN porque ya no quería tomar parte alguna en la conquista de los campos petrolíferos de Libia.

Para obtener más información sobre la decisión de Noruega de abandonar la guerra de Libia, véase este artículo del día 10 de junio: «Norway to quit Lybia operation by August» («Libia abandonará la operación de Libia en agosto»)

Noruega fue atacada por las fuerzas secretas y corruptas que se esconden tras la CIA, la OTAN y el Mosad, por negarse a secundar sus agendas globales. Se imaginaban que podrían matar a dos pájaros de un tiro volviendo a meter en cintura a Noruega en las cuestiones de Israel y Palestina y Libia. De lo que estamos siendo testigos es de la estrategia de tensión que se libra en Noruega.

II. El regreso de los villanos de «Gladio»

Durante la Guerra Fría, las redes secretas «Gladio» de la OTAN llevaban a cabo en ciudades europeas lo que se denomina «ataques de bandera falsa», operaciones encubiertas de las que se culpaba en falso a grupos izquierdistas y con las que se pretendía crear un clima de miedo.

Los principales beneficiarios de los ataques terroristas eran las fuerzas de seguridad del gobierno, los servicios de inteligencia y las coaliciones políticas gobernantes.

Pero la violencia y el terrorismo de Estado no acallarán la voz del pueblo de Noruega y su gobierno democrático. Después de los ataques, el primer ministro noruego, Jens Stoltenberg, ha declarado:

«Nadie nos hará callar con bombas. Nadie nos hará callar con disparos. Nadie nos impedirá a base de miedo ser Noruega. No vais a destruirnos. No vais a destruir nuestra democracia ni nuestros ideales de un mundo mejor.» (En una conferencia de prensa ofrecida en Oslo. La cita procede del la noticia de la BBC «As it happened: Norway attacks» [«Tal como sucedió: los ataques contra Noruega»].)

Dios bendiga a Noruega y Dios bendiga a la libertad. Los criminales de la CIA, el Mosad y la OTAN tienen que pagar por su delito contra seres humanos inocentes y contra la voz del pueblo.

Y hay un modo de salir de esta era oscura de terrorismo de Estado. Tenemos que cavar hasta encontrar la verdad y, luego, contarla, escribirla, gritarla. No estamos condenados a ser rehenes de los terroristas de Estado.

No podemos ceder al miedo que artificialmente pretenden inducirnos, ni a la presión de unos congéneres ignorantes, ni a la mentalidad ciega de la manada que dice «eso es dejarse llevar por la teoría de la conspiración, no tenéis pruebas, no tenéis ninguna prueba de que el Mosad y la CIA estén dirigidas por criminales». Mierda.

Tenemos todas las pruebas del mundo de que los mayores terroristas del planeta están en el Mosad, en la CIA, en el MI6 y en otros servicios de inteligencia occidentales. Están aniquilando el autogobierno, la libertad de expresión y nuestra humanidad más elemental.

Madsen escribe:

Con tantas evidencias de la participación del Mosad en los sucesos de Oslo, cualquiera de nosotros puede referir hasta el enésimo grado cualquier contacto sospechoso con israelíes o simpatizantes israelíes.

Contar la verdad es una tarea que todos debemos suscribir. Para explicar unos asesinatos y unos ataques terroristas con motivación política tenemos que sepultar la absurda teoría del «pistolero loco y solitario»; sencillamente porque no es cierta. Los conspiradores políticos de los Estados son responsables de los ataques de Oslo y de otros ataques terroristas en Estados Unidos y el mundo occidental.

No podemos dejar que los granujas y demonios del Mosad y de la CIA se escapen impunemente con el asesinato de gente inocente. Para hacer justicia se debe contar la verdad sobre los ataques terroristas puestos en escena por el Estado… y hay que hacerlo cuanto antes, en voz lo más alta posible y todo lo que se pueda.

*Saman Mohammadi es estudiante universitario de Toronto (Canadá) y activista de la guerra de la información.

Fuente: http://theintelhub.com/2011/07/24/mossad-cia-and-nato-attack-democracy-in-oslo-norway/

26
Jul
11

la minería en el uruguay

MINERÍA

La necesaria evaluación de los costos

Eduardo Gudynas  – Ecólogo social

En la discusión sobre la mega minería a cielo abierto en Uruguay parece aceptada la necesidad de contar con evaluaciones ambientales más rigurosas y amplias. Pero se corre el riesgo de dejar por el camino otros balances igualmente importantes, y entre ellos se encuentran los económicos.

Hasta el día de hoy se ha insistido en la jugosa facturación de la empresa o en enormes exportaciones. Pero esta es una mirada incompleta, y es urgente una evaluación seria de los costos y beneficios de la minería. Este balance entre lo que se gasta y los beneficios deben cumplir algunas condiciones mínimas, tales como incluir todos los costos, y tener una mirada nacional antes que atada a la rentabilidad empresarial.

Entre los costos también debemos contabilizar las pérdidas de ingreso de actividades desplazadas, especialmente la agropecuaria, y las renuncias fiscales que pueda otorgar el gobierno (exoneraciones tributarias, por ejemplo). La experiencia de países vecinos enseña que también se deben sumar los llamados costos ocultos, incorporando por ejemplo el valor económico de la contaminación. Son pérdidas económicas que no aparecen en los proyectos de las empresas ya que son transferidas a la sociedad, y usualmente las deben asumir los gobiernos municipal o nacional.

También son costos los denominados “subsidios perversos”, donde los casos más comunes en América Latina se expresan en otorgar energía a precios menores, agua casi sin costo, y en infraestructura de transporte. Estos tres componentes asoman en Uruguay, lo que hace urgente ponderarlos económicamente.

¿Se han hecho esas cuentas? Hasta ahora, por lo que se conoce, parecería que no existe una evaluación económica de los costos, sean explícitos u ocultos, ni de los efectos que tendrán los subsidios perversos.

Este análisis se debe completar con una evaluación de los beneficios económicos. Los más claros se encuentran la generación de empleo, los tributos que se pagan dentro del país o las exportaciones. Se ha dicho varias veces que en el caso de Aratirí quedarían para el país 500 millones de dólares. Podemos preguntarnos, ¿de dónde salió esa cifra?

Estimaciones como esas están atadas a varios elementos cruciales cuyos precios suben y bajan. Destaquemos tres. En primer lugar está el valor del hierro en los mercados internacionales, un precio que nuestro país no puede controlar. Un segundo lugar lo ocupa el costo de la energía, y como la minera será un enorme consumidor, esto afectará directamente su rentabilidad. Finalmente, un tercer componente son los costos del agua – ¿seguirá siendo casi gratis? Mirando a los vecinos, análisis recientes de las exportaciones de minerales y metales de Brasil, indican que en realidad antes que comercializar hierro o aluminio, están vendiendo energía y agua barata.

De esta manera, cualquier estimación seria de los posibles ingresos, debería contemplar varios escenarios, incluyendo aquellos donde los insumos y la energía se vuelven más caros en el futuro, o el precio del hierro cae a sus promedios históricos. En este caso se repite la misma pregunta: ¿se han hecho esas cuentas?

Este tipo de “cuentas” deben ser realizadas bajo una perspectiva país, y para ello no bastan los datos que brinda una empresa. El gobierno debe realizar un análisis costo­ beneficio a escala nacional, bajo amplias escalas de tiempo (de 50 a 100 años para la minería), y con una contabilidad en serio, incorporando los costos ocultos y todos los subsidios y transferencias sociales.

¿Quién debería hacer esto? En esto hay un rol clave para el Ministerio de Economía y Finanzas, pero muy especialmente para la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP). En tanto esta es la agencia de planificación y coordinación económica, allí se deberían estar realizando distintos análisis costo­beneficios bajo diferentes escenarios tanto nacionales como internacionales. Y por supuesto que esos resultados deben ser públicos.