Archivo para 31 agosto 2009

31
Ago
09

Ana Esther Ceceña*:Honduras, una llaga abierta

 
 
 
El ataque a Sucumbíos en marzo 2008 marcó el inicio de un nuevo ciclo dentro de la estrategia estadounidense de control de su espacio vital: el continente americano. Era el momento de creación de plataformas regionales de ataque bajo el velo de la guerra preventiva contra el terrorismo. Pero si en Medio Oriente había ya costumbre de recibir las ofensivas del Pentágono aderezadas con los propósitos particulares de Israel, en América no había ocurrido un ataque unilateral de un Estado a otro “en defensa de su seguridad nacional”. El ataque perfiló las primeras líneas de una política de Estado que no se modificó con el cambio de gobierno (de Bush a Obama) sino que se adecuó a los tiempos de la política continental que, en esa ocasión, dio lugar a un airoso reclamo de Ecuador, secundado por la mayoría de los Presidentes de la región en la reunión de Santo Domingo. Prudentemente se detuvo esta escalada militar para bajar las tensiones y dar paso al cambio de gobierno en Estados Unidos pero la necesidad de detener el crecimiento del Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA) y la búsqueda de caminos seguros para intervenir en la región, sobre todo frente a Venezuela, Ecuador y Bolivia, llevó nuevamente a Estados Unidos a involucrarse en proyectos desestabilizadores o directamente militaristas. El golpe de Estado en Honduras, uno de los eslabones más frágiles de ALBA, conducido por un militar hondureño formado en la Escuela de las Américas, tramado en vinculación con la base de Palmerola, consultado con el personal de la Embajada norteamericana y asumido por la oligarquía hondureña, es el primer operativo de relanzamiento de esa escalada. Mal precedente el de un gobernante legítimo, derrocado por un golpe espurio, que termina siendo acusado de violar la Constitución y por ese subterfugio es equiparado con el gobierno de los golpistas. Tan defensor como violador de la Constitución es uno como el otro en el esquema de diálogo que se impuso después del golpe. Buen precedente el de un pueblo que se moviliza por el restablecimiento de la constitucionalidad y en contra de un golpe de Estado y de la militarización renovada que recuerda situaciones de un pasado cercano.
 
 
Honduras resultó atropellado en una búsqueda por alcanzar objetivos de mayor importancia geoestratégica: Venezuela, Ecuador y Bolivia.
 
 
 
Mientras la nebulosa levantada por Honduras desvió la mirada, se volvieron a desatar los montajes para acusar de cómplices de las FARC-catalogadas como grupo terrorista en las listas del Pentágono- , a los Presidentes de Venezuela y Ecuador; y se revive un viejo acuerdo entre Colombia y Estados Unidos que otorga inmunidad a las tropas estadounidenses en suelo colombiano y permite la instalación de 7 bases militares norteamericanas que se suman a las seis ya reconocidas por el Pentágono en su Base structure report, sancionado por el Congreso. Honduras constituyó el elemento desencadenador o, mejor, con todo y su gravedad, la cortina de humo que dio paso a la reactivación del proyecto interrumpido después del ataque a Sucumbíos: el establecimiento de una sede regional de la llamada guerra preventiva en América, justo al lado del Canal de Panamá y en la entrada de la cuenca amazónica pero, lo más importante en términos estratégicos coyunturales, en las fronteras de los procesos incómodos para los grandes poderes mundiales liderados por Estados Unidos.
 
Parar la militarización
 
 
Está en curso un proyecto de recolonización y disciplinamiento del Continente completo. Con la anuencia y hasta entusiasmo de las oligarquías locales, con la coparticipación de los grupos de ultraderecha instalados en algunos gobiernos de la región, se construye en América Latina mucho más que un nuevo Israel, desde donde el radio de acción se debe medir con las distancias que los aviones de guerra y monitoreo alcanzan en un solo vuelo, sin necesidad de cargar combustible; o con los tiempos de llegada a los objetivos circunstanciales, que son muy reducidos desde las posiciones colombianas; o con la capacidad de respuesta rápida ante contingencias en las principales ciudades de los alrededores: Quito, Caracas y La Paz; o con la seguridad económica que les da establecerse al lado de la franja petrolera del Orinoco, equivalente a los yacimientos de Arabia Saudí, al lado del río Amazonas, principal caudal superficial de agua dulce del Continente, al lado de los mayores yacimientos de biodiversidad del planeta, frente a Brasil y con posibilidades de aplicar la técnica del yunque y el martillo, contando con la cooperación de Perú, a cualquiera de los tres países que en Sudamérica han osado desafiar al hegemón. Si bien Honduras muestra claramente los límites de la democracia dentro del capitalismo, el trasfondo, con el proyecto de instalación de siete nuevas bases en Colombia y la inmunidad de las tropas estadounidenses en su suelo, convertiría a ese país en su totalidad en una locación del ejército de Estados Unidos que pone en riesgo la capacidad soberana de autodeterminación de los pueblos de la región. Las acciones de este enclave militar se dirigirán a los Estados enemigos o a los Estados fallidos, que, de acuerdo con las nuevas normas impulsadas por Estados Unidos, pueden serlo históricamente o devenir en Estados fallidos “por colapso”. Cualquier contingencia puede convertir a un país en un Estado fallido y, por ello, susceptible de ser intervenido. Y entre las contingencias están las relaciones de sus gobernantes con algún grupo calificado como terrorista. Es ahí que se explica la insistencia por acusar a los presidentes Chávez y Correa de mantener vínculos de colaboración con las FARC. Una vez decretado el Estado fallido la intervención puede realizarse desde Colombia, que ya estará equipada para avanzar sobre sus vecinos.
* Economista mexicana, Observatorio Latinoamericano de Geopolítica (Unam)
Anuncios
29
Ago
09

carta popular: compilado de notas

viernes 28 de agosto de 2009

Miles de integrantes del pueblo organizado, (trabajadores, cooperativistas, estudiantes y jubilados) llegaron este jueves a Montevideo, culminada la Marcha de la Esperanza. Movilización de las organizaciones sociales de nuestro país en defensa de las conquistas logradas en el plano de las reivindicaciones de los más diversos sectores de la población. Los que marcharon a lo largo y ancho del país y quienes los recibieron, buscan seguir profundizando los cambios en interés del pueblo todo. Luchan por transformaciones que adquieren mayor significación si se comparan con el punto de partida luego de décadas de neoliberalismo. Su esperanza –que existe y los empuja a reclamarla en concreto- está basada en que es posible y necesario un país, una región y un mundo mejor. Es la esperanza de un país productivo con justicia social y profundización democrática cuyo desenvolvimiento sólo es posible con un gobierno que tenga como objetivo «que los más infelices sean los más privilegiados». Que lo sean sin impunidad, liberados de las dependencias espurias y encaminados al logro de sus más caros y vigentes derechos como personas integrantes de una sociedad que avanza en sus contenidos democráticos, netamente participativos. Unidas a esta movilización y como es costumbre de nuestro movimiento popular, existen un conjunto de propuestas a las que la izquierda no puede ser indiferente. Propuestas que son síntesis de las elaboraciones del Segundo Congreso del Pueblo, que reunió a mas de 500 organizaciones sociales. Importante número de esas propuestas ya fueron incorporadas al programa del Frente Amplio. Esta sensibilidad con los problemas de nuestra sociedad, producto de que el Frente Amplio surge de la lucha de nuestro pueblo, y de la atención a las organizaciones sociales, distingue esencialmente al gobierno frenteamplista de los que han llevado adelante blancos y colorados. Es la razón fundamental que a estos últimos los llama a catalogar la movilización de las organizaciones sociales por la esperanza como parte de la campaña electoral de la izquierda. La independencia de nuestro movimiento social es una marca de referencia para el mundo entero. No ha existido nunca un «desensillar» de las movilizaciones en función del cambio de gobierno. Que la movilización del pueblo organizado sea un enjuiciamiento de los gobiernos de las últimas décadas es consecuencia de la estrategia neoliberal de la que fueron obsecuentes ejecutores, de los objetivos que persiguieron y sus resultados dramáticos para nuestro pueblo. No olvidemos que los procesos de profundización del neoliberalismo fueron enfrentados por las organizaciones políticas y sociales del pueblo uruguayo. El hecho de que nuestro país cuente con empresas públicas a diferencia de la mayoría de los países de América es porque hubo un plebiscito en 1992, durante el gobierno de Lacalle, que impidió su venta, promovida enfáticamente por ese gobierno. Esta reivindicación de la memoria permite comparar –indudablemente- con lo que se ha realizado en los últimos cuatro años, aunque falte bastante por andar. Y tal comparación molesta sin duda a una derecha que quiere presentarse como un actor nuevo y sin responsabilidades sobre el pasado reciente e incluso no tan reciente. Quieren centrar la discusión sobre nuestro período de gobierno y vincularla a un futuro incierto. No les sirve, desde luego, que este gobierno, como tal, demuestre los avances que durante su gestión se han producido. Tampoco le place a la derecha la aparición de publicidad en la que aparecen la inversión pública en educación o los planes de desarrollo social, los ya realizados y los que continúan. A dos motivos se debe el fastidio manifiesto. Uno es teórico, en tanto ellos quieren reducir o eliminar la inversión estatal y no se avienen a que demostremos su necesidad. El otro motivo es de orden pragmático: en varios de los departamentos donde gobiernan, los intendentes tratan de que las inversiones nacionales aparezcan como propias. Por ello es parte de nuestro trabajo como militantes políticos demostrar cómo y por quién fueron realizadas las obras de cada localidad. Tengamos presente que en estas ocho semanas que nos separan de octubre, la campaña diseñada por los llamados partidos tradicionales va a buscar golpes de efecto. Su objetivo primario es que no ganemos en primera vuelta y así lograr que no tengamos mayorías parlamentarias. Ellos confiesan las posibilidades que existen y sus deseos de preponderancia: (…) «el último domingo de octubre se jugará de manera irreversible la integración del Parlamento, que será fundamental como apoyo al Poder Ejecutivo en su gestión de gobierno. Con un oficialismo derrotado y un corporativismo gremial que ya ha anunciado su actitud de futuro, la gestión a cumplir va a tener que apoyarse en uno de los mejores respaldos que puede ofrecer la democracia, como lo es la representación ciudadana a través del Parlamento. Hay que conquistarlo y gobernar con ellas. No como se ha hecho en estos últimos cuatro años, o bien desaprovechando las posibilidades que ofrecía el disponer de una mayoría o utilizándola como un factor regimentado de soberbia, que muchas veces desconoció a las minorías, evitando el debate, a través del sistema de las manos levantadas pero no de los argumentos discutidos, sino para que sea una auténtica caja de resonancia de todas las opiniones y de respaldo a la política de gobierno que se fije».1 Obviamente les ha molestado la aprobación de leyes sociales que atacan los intereses que ellos defienden y como cualquiera puede consultar, no las votaron. Por eso quieren evitar que obtengamos mayoría parlamentaria y así poder trabar todo avance social. Veamos cómo han actuado para defender sus privilegios de poder cuando con sus votos lo han permitido: permanecen una Corte Electoral y un Tribunal de Cuentas cuya constitución proviene de la oprobiosa exclusión del Frente Amplio. Claro que si logran recuperar el gobierno su objetivo será el retroceso del conjunto de los avances sociales y seguramente tratar de destruir al movimiento social. Nos quedan ocho semanas para asegurar el cambio. Los dos proyectos de país están claramente manifiestos: o el avance en democracia o el retroceso histórico. De cada uno de nosotros y de los colectivos de que formamos parte, depende la resolución de esta disyuntiva. Adelante entonces, a reforzar la militancia ya «que nada podemos esperar si no es de nosotros mismos».
(nota) 1 Editorial del « El país» 24/9/2009
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios

Por José Luis Perera
 
 
Encuestas: debe haber explicaciones para estas diferencias enormes. Pero si no se las brinda a la opinión pública, nadie entiende nada.
 
 
 
 
Hay algo que a todo el mundo le llama la atención. El Frente Amplio venía creciendo históricamente desde su conformación en 1971. Si tomamos como referencia no al FA (que se forma en el 71), sino a la izquierda, ésta tuvo una tasa de crecimiento de una elección a otra del 30 por ciento si medimos desde el año 66. Sobre los votos que tenía crecía un 30 por ciento en la elección siguiente, más allá del crecimiento vegetativo, es decir del crecimiento de población, que es mínimo en nuestro país. Sólo una vez tuvo una tasa menor, del 20 por ciento, que fue a la salida del gobierno de Lacalle. En esa oportunidad, en lugar del 30 crece el 20 y en 2004 el crecimiento estuvo un poco por debajo del 20 por ciento, fue el menor crecimiento habido en todo este ciclo. La tendencia histórica de los partidos tradicionales ha sido –por lógica- exactamente la contraria: en 1966 los partidos tradicionales tenían un 90 por ciento, y en 2004 obtienen apenas un poco por encima del 45 por ciento. Es decir, de 1966 hasta el 2004 una reducción sistemática elección tras elección hasta descender a la mitad. La primera duda que surge es por qué el menor crecimiento de la izquierda, en términos relativos, se da justamente luego del desastre espectacular que fue el gobierno de Jorge Batlle, y de la crisis del 2002. La segunda pregunta es cómo es posible que luego de un crecimiento sostenido de la izquierda durante 40 años, y luego de que ésta obtiene el gobierno por primera vez en la historia, le resulte tan difícil seguir creciendo. Y más teniendo en cuenta los logros indiscutibles en todos los ámbitos (económico, social, etc.) del primer gobierno del FA, por todos conocidos, y que tan bien explicitara Tabaré en sus últimas intervenciones públicas. Y la pregunta es: ¿realmente el Frente Amplio tiene dificultades para seguir creciendo? ¿o las encuestas siguen sin reflejar la realidad política, como sucedió en las internas?
Más dudas
 
 
Una reciente encuesta de Equipos Mori dice que en los estratos bajos el 40% vota al FA, el 47% a los partidos tradicionales y el 1% al PI. El FA no andaría bien en este segmento, y de hecho los partidos tradicionales lo superarían en 7%. En los estratos medio- bajos la situación se empareja: El FA tiene 43% de los votos, y los partidos tradicionales sumados otro 43%. En los estratos medios el FA comienza a obtener ventaja: recibe 48% de adhesión frente a 39% de los partidos tradicionales sumados, al igual que en los segmentos medio altos, donde el FA es 48% y la suma de los partidos tradicionales es 40%. Finalmente, en el segmento alto propiamente dicho la situación es nuevamente favorable a los partidos tradicionales: 56% vota a blancos o colorados y 33% al FA. Sin embargo, una encuesta de la empresa Factum, divulgada el 14 de mayo de 2009, muestra unos resultados bastante diferentes. Cuando Factum analiza la intención de voto de acuerdo al nivel económico de los votantes, el FA es mayoritario en todos los sectores pero la supremacía es muy acentuada en el nivel medio y el nivel bajo. El FA obtiene 52% en el nivel medio y 51% en el nivel bajo, contra 31% del Partido Nacional en ambos sectores; una diferencia de más de 20 puntos. En el sector alto el Partido Nacional reduce esa diferencia a 10 puntos; el FA obtiene 45% y los blancos 35%; es el único sector donde el FA no obtiene más del 50%. Los colorados tienen mayor impacto en el sector alto con un 8%. Como vemos, la diferencia entre ambas encuestadoras es importante. Una dice que en el nivel socioeconómico bajo el FA tiene el 40% (Equipos) y la otra dice que el 51% (Factum). No es lo mismo decir que en los estratos bajos los partidos tradicionales tienen la mayoría, que decir que el Frente Amplio supera a toda la oposición junta en esos estratos; son dos cosas diametralmente opuestas. No es lo mismo decir que en el estrato más alto el FA tiene el 33% de las adhesiones (Equipos), que decir que en ese estrato el FA tiene el 45% (Factum); 12 puntos de diferencia es demasiado. Más allá de las posibles diferencias en cuanto a la forma de trabajar de una encuestadora con respecto a otra, es indudable que esas diferencias de porcentajes hablan de algún tipo de disparate que se está transmitiendo a la opinión pública. Las encuestas son investigaciones estadísticas en las que la información se obtiene de una parte representativa del universo a investigar. Lo otro es un “sondeo de opinión”, y se caracteriza porque la muestra de la población elegida no es suficiente para que los resultados puedan aportar un informe confiable. Se utiliza sólo para recolectar algunos datos sobre lo que piensa un número de individuos de un determinado grupo sobre un determinado tema, y punto. Lo que no sabemos, es si cuando se divulgan los datos como los que vimos más arriba se está hablando de encuestas o de sondeos de opinión, pero sería bueno que se dijera, para no confundir a la opinión pública.
Los jóvenes
 
 
El tema de los jóvenes en la política es, indudablemente, polémico. Hay una especie de mito, y es que los jóvenes en su mayoría son de izquierda. Cuando surge el Frente Amplio, en el año 71, su mayor fuerza radicaba justamente en la juventud. Ella era la que abarrotaba los actos callejeros del FA, pero también la que llenaba los Comités de Base, y se enfrascaba en largas discusiones que podían terminar a cualquier hora de la madrugada. Fueron también los jóvenes (estudiantes, obreros) los que llenaron las cárceles durante la dictadura y los que tuvieron que irse al exilio o pasar a la clandestinidad. Pero además, fueron jóvenes los que retomaron las banderas de la resistencia y ocuparon el lugar de los que no podían estar, para derrotar a la dictadura. Y era una hermosura ver a los jóvenes una vez recuperada la democracia, llenando los sindicatos estudiantiles y obreros y los partidos políticos. E indudablemente, el Frente Amplio crecía año tras año por la incorporación de jóvenes a sus filas. Era común escuchar: “el problema es que los viejos son todos blancos o colorados, por eso no ganamos”. Los hijos de la gente de izquierda se incorporaban naturalmente a las filas de la izquierda, y también lo hacían los jóvenes nacidos en familias pertenecientes a los partidos tradicionales, y lo hacían simplemente porque eran jóvenes, porque ser joven y de izquierda era lo más natural del mundo. Los “viejos” de hoy son aquellos jóvenes de izquierda de fines de los 60. ¿Qué pasa hoy con los jóvenes? El miércoles 7 de agosto se dio a conocer un estudio realizado por el Observatorio de Medios y Audiencias del CLAEH titulado «Las perspectivas ciudadanas y electorales de los nuevos votantes» del Montevideo Urbano. El estudio revela cosas preocupantes, como que el 46,2% de los jóvenes está interesado en la política, mientras que un 8,3% rechaza la política y al 38,5% no le interesa. Es decir, (de acuerdo a este estudio) serían más los jóvenes que no tienen interés o rechazan la política (un 47%) que aquellos que sí se interesan (un 46%). Esa misma encuesta revela que de esos jóvenes, el 40,6% votaría al FA, un 8,2% al PN, un 2% al PC, un 0,7% al PI, 23,9% no sabe, un 18,4% en blanco o anulado, un 5,6% no quiso responder, y un 0,8% a otros. Sin embargo, la encuesta de Factum a la que nos referíamos al inicio, también separa la simpatía política por edad de los votantes. Y los resultados son que el FA tiene un claro predominio entre los jóvenes con un 57% (contra el 40,6 que le da el CLAEH) y el Partido Nacional 32% (contra el 8,2 que le da el CLAEH). Sin duda debe haber explicaciones para estas diferencias enormes. Pero si no se las brinda a la opinión pública, nadie entiende nada.
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios

Había una vez un sueño que se hizo realidad. Y por difícil que sea de creer para los incrédulos uruguayos adultos, se logró que cada escolar desde el profundo interior hasta las sonoras ciudades, dialoguen, investiguen, aprendan, jueguen, o mantengan el asombro de los adultos con sus creaciones y lo que se les pueda ocurrir. Las puertas de un mundo que los fascina, se abren y la imaginación les vuela con alas nuevas que se multiplican. Unas antenitas verdes se elevan y se produce lo que parece magia, pero es totalmente real, mantienen el flujo de información que se vuelca en el cyber espacio. Realidad virtual que se nos mete en las familias y de la cual somos responsables. El mejor uso de estas posibilidades es el que debemos darles y promover. Se logró en este período, fue un gran desafío que llevó su tiempo de maduración. Colores y texturas alegran las clases y su amiga de nombre raro «equis-o» los acompañan e igualan en posibilidades, creciendo con el desarrollo de motivaciones. Los escolares uruguayos valoran la igualdad de conocimientos, que serán siembra para los futuros liceales que ojalá sigan el camino iniciado. Cuando miramos las sonrisas de los niños junto a las pantallas de colores, sabremos que el esfuerzo vale la pena y que además siempre hay tiempo para aprender
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios

Por Atilio A. Boron*
 
 
 
La Cumbre de la UNASUR en Bariloche tendrá que enfrentar dos gravísimos problemas que abruman a América Latina: el golpe militar en Honduras y la militarizació n de la región como resultado de la instalación no de una sino de siete bases militares norteamericanas en Colombia. En relación a lo primero la UNASUR deberá exigirle a Barack Obama coherencia con sus propias declaraciones a favor de una nueva era en las relaciones interamericanas. Como lo hemos reiterado en numerosas oportunidades este golpe es un globo de ensayo para testear las respuestas de los pueblos y los gobiernos de la región. Y si tiene lugar en Honduras es precisamente porque fue ese el país más meticulosamente sometido a la influencia ideológica y la dominación política de Washington. Fracasada la negociación de la OEA Washington procedió a suspender la emisión de visas para los ciudadanos de Honduras. Medida tibia, muy tibia, pero síntoma de que está tomando nota del clima político imperante en la región. Pero Obama debe hacer mucho más, y dejar de lado el falaz argumento que expresara hace unos pocos días cuando se refirió a la contradicción en que incurrirían los críticos del imperialismo al exigirle ahora que intervenga en Honduras. Es «irónico» -dijo en esa ocasión- «que algunos de los que han criticado la injerencia de Estados Unidos en América Latina se quejen ahora de que no está interfiriendo lo suficiente». Sabemos que Obama no está demasiado informado de lo que hacen sus subordinados civiles o militares, para ni hablar de los servicios de inteligencia. Pero debería saber, por ser tan elemental, que Estados Unidos viene interviniendo en Honduras desde 1903, año en que primera vez los marines desembarcaron en ese país para proteger los intereses norteamericanos en un momento de crisis política. En 1907, en ocasión de la guerra entre Honduras y Nicaragua, tropas estadounidenses se estacionaron durante unos tres meses en las ciudades de Trujillo, Ceiba, Puerto Cortés, San Pedro Sula, Laguna y Choloma. En 1911 y 1912 se reiterarían las invasiones, en este último caso para impedir la expropiación de un ferrocarril en Puerto Cortés. En 1919, 1924 y 1925 fuerzas expedicionarias del imperio volverían a invadir Honduras, siempre con el mismo pretexto: salvaguardar la vida y la propiedad de ciudadanos norteamericanos radicados en este país. Pero la gran invasión ocurriría en 1983, cuando bajo la dirección de un personaje siniestro, el embajador John Negroponte, se establecería la gran base de operaciones desde la cual se lanzó la ofensiva reaccionaria en contra del Sandinismo gobernante y la guerrilla salvadoreña del Frente Farabundo Martí. Obama no puede ignorar estos nefastos antecedentes y por lo tanto debe saber que el golpe contra Zelaya sólo fue posible por la aquiescencia brindada por su gobierno. Lo que se le está pidiendo es que Estados Unidos deje de intervenir, que retire su apoyo a los golpistas, único sustento que los mantiene en el poder, y que de ese modo facilite el retorno de Zelaya a Tegucigalpa. La Casa Blanca dispone de muchos instrumentos económicos y financieros para disciplinar a sus compinches. Si no lo hace es porque no quiere, y los gobiernos y pueblos de América Latina deberían sacar las conclusiones del caso. En relación al segundo problema, las bases norteamericanas en Colombia, es preciso decir lo siguiente. Primero, que el imperio no tiene diseminadas 872 bases y misiones militares a lo ancho y largo del planeta para que sus tropas experimenten las delicias del multiculturalismo o de la vida al aire libre. Si las tiene, a un costo gigantesco, es porque tal como lo ha dicho Noam Chomsky en numerosas oportunidades, son el principal instrumento de un plan de dominación mundial sólo comparable al que en los años treintas alucinara a Adolf Hitler. Pensar que esas tropas y esos armamentos se desplegarán en América Latina para otra cosa que no sea asegurar el control territorial y político de una región que los expertos consideran como la más rica del planeta por sus recursos naturales -acuíferos, energéticos, biodiversidad, minerales, agricultura, etcétera- constituye una imperdonable estupidez. Esas bases son la avanzada de una agresión militar, que puede no consumarse hoy o mañana, pero que seguramente tendrá lugar cuando el imperialismo lo considere conveniente. Por eso la UNASUR debe rechazar enérgicamente su presencia y exigir la suspensión del proceso de instalación de las bases. Y, además, aclarar que este no es un «asunto interno» de Colombia: nadie en su sano juicio puede invocar los derechos soberanos de un país para justificar la instalación en su territorio de fuerzas y equipamientos militares que sólo podrán traer destrucción y muerte a sus vecinos. Cuando en los años treinta Hitler rearmó a Alemania los Estados Unidos y sus aliados pusieron el grito en el cielo, sabedores que el paso siguiente sería la guerra, y no se equivocaron. ¿Por qué ahora sería diferente? Segundo: mientras Uribe sea presidente de Colombia no habrá solución a este problema. Él sabe, como todo el mundo, que Estados Unidos ha venido confeccionando un prontuario que no cesa de crecer en donde se lo califica de narcotraficante y de cómplice de los crímenes de los para militares. En 2004 el Archivo Federal de Seguridad de Estados Unidos dio a conocer un documento producido en 1991 en el que se acusa al por entonces senador Álvaro Uribe Vélez de ser uno de los principales narcotraficantes de Colombia, referenciado como el hombre número 82 en un listado cuyo puesto 79 ocupaba Pablo Escobar Gaviria, capo del cartel de Medellín. El informe asegura que el hoy presidente colombiano «se dedicó a colaborar con el cartel de Medellín en los más altos niveles del gobierno. Uribe estaba vinculado a un negocio involucrado en el tráfico de narcóticos en Estados Unidos. Su padre fue asesinado en Colombia por su conexión con los narcos. Uribe trabajó para el Cartel de Medellín y es un estrecho amigo personal de Pablo Escobar Gaviria …(y) fue uno de los políticos que desde el Senado atacó toda forma de tratado de extradición». Por lo tanto, Uribe no tiene ningún margen de autonomía para oponerse a cualquier pedido que provenga de Washington. Su misión es ser el Caballo de Troya del imperio y sabe que si se resiste a tan ignominiosa tarea su suerte no será distinta de la que corrió otro personaje de la política latinoamericana, presidente también él: Manuel Antonio Noriega, quien una vez cumplida con la misión que la Casa Blanca le asignara fue arrestado en 1989 luego de una cruenta invasión norteamericana a Panamá y condenado a 40 años de prisión por sus vinculaciones también con el cártel de Medellín. Cuando Noriega dejó de ser funcional a los intereses del imperio pasó velozmente y sin escalas de presidente a prisionero en una celda de máxima seguridad en los Estados Unidos. Ese es el espejo en que día y noche se mira Uribe, y eso explica su permanente crispación, sus mentiras, y su desesperación por volver a ser elegido como presidente de Colombia, convirtiendo a ese entrañable país sudamericano en un protectorado norteamericano, y a él mismo en una suerte de procónsul vitalicio del imperio, dispuesto a enlutar a todo un continente con tal de no correr la misma suerte que su colega panameño.
*Director del Programa Latinoamericano de Educación a Distancia en Ciencias Sociales (PLED), Buenos Aires
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios
Por Marcos Gerez
 
 
Para contribuir a un segundo gobierno del Frente Amplio -con la presidencia del compañero José Mujicaque profundice los cambios según lo resuelto programáticamente en el último Congreso del Frente Amplio, nos referiremos a los cuatro o cinco ejes que diseña la plataforma electoral. Para que se manejen como propuesta interpretativa, por la masa de votantes, de cómo se continuará con los cambios iniciados, es imprescindible un nuevo papel de las Intendencias de tierra adentro. Históricamente los primeros organismos de gobierno de los vecinos de los departamentos del país han sido los Municipios. Allí recurre todo el mundo con un problema grave, desde el que busca una changa porque no hay trabajo en el medio, al productor que necesita un camino o un tajamar para recoger agua, hasta el traslado de los maestros rurales al interior profundo o la ayuda a la policlínica del pueblo que a veces no figura en el mapa. Hace ya tiempo que los gobiernos departamentales cumplen otros servicios, que no son solamente tapar pozos y alumbrar las calles con bombitas. Sus cometidos presupuestales se encaminan a la obra pública, el mejoramiento urbano, la vivienda, el medio ambiente, el desarrollo turístico y cultural de nuestras ciudades y pueblos de cada departamento. Desde luego que su papel humano muchas veces ha sido desvirtuado por los malos políticos o caudillos de poco tiempo, quienes utilizan los recursos impositivos que paga el pueblo para transformarlos en verdaderas canteras electorales, y/o centros de ubicación de amigos y familiares del partido gobernante de turno. Todos recordamos la lucha de la Federación de Municipales para hacer pagar salarios atrasados. Los históricos conflictos de municipales como los de la Intendencia de Rocha que llegaron a acampar en el Palacio Legislativo procurando que se atendieran sus reclamos, debido al desastre provocado por la gestión de un Intendente blanco, ahora procesado, acusado de corrupción. O las rebajas salariales por ahora irrecuperables de los funcionarios de la Intendencia de Río Negro dirigida por Omar Lafluf del Partido Nacional, que en lo que va del período no lograron recuperar el 5% de lo perdido en el período anterior, cuando los trabajadores públicos han recuperado más del 20% del salario real. Recientemente ha quedado frustrado un proyecto de ley que regulaba normas de ingreso para las Intendencias Municipales, acorde con la actuación de la Intendencia de Montevideo desde la época de Tabaré Vázquez, donde se democratizó el trabajo municipal. El proyecto de ley presentado por el diputado Brenta de la Vertiente Artiguista del FA, obligaba al sorteo e ingreso por concurso en todo el país donde predominaban los Municipios. Se necesitaba mayoría especial en la Cámara de Diputados (66 votos) y el Partido Nacional votó en contra, oponiéndose como siempre al progreso y defendiendo el clientelismo. En definitiva es dable pensar que el papel de las Intendencias Municipales para el real desarrollo económico y social del país debe ser muy gravitante, teniendo en cuenta nuestra geografía y división territorial, sistema de Constitución unitaria y con una Ley Orgánica que, aunque vetusta (Ley 9515), con más de 70 años, todavía tiene contenido por más que debe ser actualizada, de modo coadyuvante con la Ley de Descentralización y la de Reforma del Estado. El país necesita Municipios de nuevo tipo, que hagan convenios con ministerios y organismos del Estado, con sindicatos y empresas privadas. Acuerdos entre los propios Municipios, fundamentalmente direccionales al desarrollo industrial del país. Debemos apostar en el próximo gobierno de izquierda a la creación de Parques Industriales Tecnológicos, aprovechando la legislación vigente que en esa materia existe, ordenando el funcionamiento de las PYMES, creando emprendimientos con materias primas que hoy se van sin manufactura (cueros, textiles, maderas, alimentos envasados, reparaciones de vehículos y repuestos, plantas de biodiesel, etc.). El aporte y empuje de las Intendencias del interior debe ser fundamental para la repoblación de la campaña y la construcción de viviendas. Todo en convenio con los respectivos organismos. Continuaremos.
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios

Por Doreen Javier Ibarra
 
 
A mediados de la década del 90 analizaba en CARTA POPULAR dos filosofías sobre el Uruguay absolutamente diferenciadas, la primera que daba la espalda a las necesidades de la gran mayoría de los ciudadanos y al otra, la de izquierda y progresista, que ya exigía que se construya un Uruguay de cara al país y a su gente. El análisis que realizaba en ese momento tiene plena vigencia, con el agregado que los uruguayos han podido comprobar, desde que asumiera la presidencia de la República el Dr. Tabaré Vázquez, cuál es nuestro pensamiento y nuestro accionar para lograr que la mayoría de los compatriotas vivan mejor o sean atendidas sus necesidades. Son dos modelos, dos filosofías contrapuestas, que hoy reviven nítidamente, en plena campaña electoral, al comparar las propuestas que realizan los partidos de derecha y el Frente Amplio. Transcribo a continuación parte del mencionado artículo: “Desde que la izquierda irrumpió en la escena nacional ha quedado absolutamente claro que hay dos proyectos de país.” “Los socialistas y comunistas antes de 1962 planteaban en sus programas cambios sustanciales al régimen capitalista deshumanizado.” “A partir de ese histórico año, la UNIDAD de la izquierda y sectores progresistas se fortalecen con la creación del Frente Izquierda de Liberación donde se nuclean por primera vez, progresistas, cristianos, batllistas, blancos, socialistas y comunistas.” “Hemos visto y sufrido los programas, planes y ejecución de una línea económica retardataria y regresiva vinculada a proyectos de ley; disposiciones y normas presupuestales que están en la antípoda de nuestras propuestas y donde la inversión ha ido decreciendo paulatinamente, bajo la concepción del Partido Nacional y Colorado.” “El Presupuesto remitido por el Poder Ejecutivo, sustentado por la coalición blanca- colorada, marca con precisión una filosofía opuesta a la nuestra”. “Se incluye una Reforma del Estado negativa, la cual perjudica al funcionariado público y no soluciona en forma definitiva el flagelo del clientelismo, ya sea colectivo o individual; se restringen las inversiones cuando la República sufre en grado sumo el desempleo y el cierre de fuentes de trabajo al aplicarse una política neoliberal y la apertura de mercados que ha originado el cierre continuo de empresas e industrias y el descaecimiento de la producción ante las importaciones competitivas con nuestros productos”. “Los distintos Ministerios, varios de los cuales tienen como cometidos específicos desarrollar obras sociales hacia la comunidad, no reciben las asignaciones suficientes para atender las mismas y limita la posibilidad de cumplir adecuadamente con sus funciones.” “Los “recursos” propuestos por el equipo económico siguen gravando sensiblemente, por intermedio de impuestos indirectos, a los trabajadores, jubilados y sectores productivos. De esa forma se restringen las reales posibilidades de incremento de las fuentes de trabajo y se acentúa la recesión al existir en los bolsillos de la gente menos dinero y por ende menor capacidad adquisitiva”. El Partido Nacional y el Partido Colorado, como podemos apreciar en la transcripción del artículo, persistían muy sueltos de cuerpo en mantener y acentuar un mecanismo inmoral y discriminatorio como era el clientelismo. Inclusive recientemente no aceptaron nuestra propuesta en la Cámara de Diputados, de extender el ingreso por concurso o sorteo a la totalidad de los gobiernos departamentales. La primera Ley del Estado que trata el Parlamento, que es el Presupuesto Quinquenal, demuestra sin ninguna duda, cuáles son las intenciones y la ideología de sus redactores. Ambos partidos tradicionales restringen el gasto público, incluido en primer término los recursos destinados para atender a los más vulnerables ; disminuye la inversión pública y arremete hacia una Reforma del Estado que resultó un verdadero fracaso. En contraposición, el Presupuesto Quinquenal remitido al Parlamento Nacional por el Gobierno del Frente Amplio, realiza una redistribución de los recursos atendiendo las áreas más sensibles, como lo son la educación, la salud, la pobreza e indigencia, el trabajo, la infraestructura, la seguridad y el incentivo a la producción. Por ello digo que tenemos sobrados argumentos para solicitar el voto a los compatriotas, para que con el Frente Amplio, y en especial con Democracia Avanzada- 1001, triunfemos el 25 de octubre próximo.
Publicado por Comunistas en Madrid. en viernes, agosto 28, 2009 0 comentarios

Por Rony Corbo
 
 
Del 20 al 23 de agosto se desarrolló en Ciudad de México, el XV Encuentro del Foro de Sao Paulo, con la participación de 520 delegados en representación de 32 países de América Latina y el Caribe, más 38 organizaciones de izquierda de los restantes continentes. En un marco de unidad en la diversidad, con representación de partidos populares desde el caribe anglo francófono al cono sur, la izquierda latinoamericana abordo temas de medular importancia, como es la actual crisis capitalista, el golpe de estado en Honduras y la instalación de siete bases militares de los Estados Unidos en suelo colombiano. A casi veinte años de su fundación, esta idea concebida por Fidel y Lula y definida por este último como “feria de ideologías” se consolida en el tiempo, representando una manifestación única en su tipo; desde aquel lejano 1990, en medio de la caída de Europa del Este y la desintegración de la URSS, en una etapa de reflujos del movimiento popular, el FSP construye hoy alternativas democráticas y populares al neoliberalismo que lo vio nacer, marcando un cambio de época en nuestro continente donde la mayoría de las organizaciones que lo integramos, somos gobierno en nuestros países. Este Foro se desarrolla en el inicio de los festejos de los procesos independentistas continentales y define estrategias para lograr en nuestra “Patria Grande” la verdadera y definitiva independencia.
La crisis capitalista
 
 
El análisis de la crisis capitalista acaparó gran parte de los debates en la plenaria del FSP; la crisis y el fracaso del neoliberalismo fue debatida en profundidad, en particular alertando del peligro que entraña el estado mínimo, la desregulación, la flexibilización, la apertura financiera de nuestros países y el Consenso de Washington. El documento final establece “Estamos ante una crisis más profunda que la de 1929 y será de larga duración. Esto se debe a que se produce en una etapa de máxima expansión del modo de producción capitalista…no obstante la crisis no afectará a todos los países por igual; los altamente dependientes de EEUU, como el anfitrión México, será mucho más prolongada”. Es de destacar que para la izquierda latinoamericana la crisis es también una oportunidad advirtiendo “una declinación del poder hegemónica de los Estados Unidos” abriéndose una etapa de construcción multipolar que tiene a países de la región –como Brasil- con fuerte liderazgo a nivel Global. La actual situación exige a los gobiernos de izquierda a radicalizar los cambios, su opción a favor de la acción del Estado, de la inversión pública, del mercado interno, con fuerte impulso en la integración nacional; urge poner en práctica reformas profundas para cambiar las estructuras económicas y políticas imperantes. La radicalización de la democracia profundizando la participación popular en los cambios es la recomendación primordial de los debates de México.
La reacción imperialista ante los cambios de izquierda
 
La reacción imperialista y de la derecha latinoamericana fue otro de los puntos centrales del Encuentro. La reactivación de la IV Flota y el reciente convenio entre el gobierno colombiano y los EEUU, son parte de la estrategia imperialista de no perder el control de su “patio Trasero”. El FSP resuelve “…que la presencia de los EE.UU. en nuestros países se ha intensificado debido, fundamentalmente, a la aplicación activa del Plan Colombia, a la implementación de los acuerdos que permiten la instalación de siete bases militares en Colombia y a causa de la reconstitución de la Cuarta Flota Naval norteamericana. Estas determinaciones de intromisión vienen a sumarse a las ya existentes bases militares en Guantánamo, Aruba, Curazao, Puerto Rico, Honduras, entre otros. Estos hechos constituyen una amenaza a la paz, la seguridad y la soberanía regionales. Son asimismo una afectación a la democracia y a la vigencia de gobiernos democráticos, progresistas, antiimperialistas y socialistas. Constituye, además, una grave interferencia para detener los procesos integracionistas que impulsan tales gobierno. Estos sucesos demuestran el incremento del intervencionismo norteamericano, de su poderío militar y de los intentos por convertir nuestros territorios en plataformas de guerra e impedir los procesos de cambio. No es por lo tanto, como lo afirman los patrocinadores de la doble moral, un fenómeno que atañe a los EE.UU. y a Colombia, sino que involucra al contexto de nuestros países, porque las amenazas corresponden a todos. Promovemos las siguientes acciones: Movilización en Bariloche (Argentina), el 27 y 28 de agosto, con ocasión de la Cumbre de l Consejo de Defensa del Sur; Reunión de partidos políticos en Caracas, durante los días 7-9 de octubre; Encuentro de partidos políticos y movimientos sociales a favor del retiro de las bases militares en Colombia que se efectuará en el mes de octubre próximo. Honduras. La delegación de Honduras fue ovacionada en su concurrencia al Foro; se destaco la valentía y movilización del pueblo hondureño, se homenajearon los mártires de la dictadura y comprometimos toda nuestra solidaridad para revertir el golpe de estado. El FSP considera que “El golpe de estado de Honduras en una intentona de la derecha utilizando los métodos más brutales y así detener el avance de las fuerzas de izquierda en la región. El XV Encuentro condenar enérgicamente el golpe de estado realizado en contra del Presidente Manuel Zelaya; , denuncia la participación de Estados Unidos en dicho golpe, con la intermediación de Costa Rica, que experimenta una nueva forma de golpes de estado y de intromisión en asuntos internos de las naciones latinoamericanas y caribeñas, dañando la soberanía y el derecho a la libre autodeterminación y que además se convierte en amenaza a la estabilidad de la región y a los procesos de democracia y fortalecimiento de la soberanía de los pueblos de América Latina y el Caribe; denuncia la violación a los derechos humanos del pueblo hondureño, en su derecho a la libre expresión, libre organización, libre movilización y libertad política”.
Saludo al 50 aniversario de la Revolución Cubana
 
 
 
El XV Encuentro del FSP en el 50 aniversario del Triunfo de la Revolución reconoce el papel de los liderados por Fidel, quien con su heroica resistencia contribuyeron de manera fundamental a la nueva época que vive nuestro continente. Los partidos participantes se comprometieron gestionar ante sus gobiernos la devolución de la solidaridad que la mayor de las antillas despliega en nuestro continente, colaborando ante la difícil situación que la isla vive en estos momentos, afectada por la crisis capitalista y tres huracanes que la azotaron el año anterior. El FSP ratifica la condena del bloqueo imperialista y reafirma la demanda de liberación de los cinco luchadores antiterroristas cubanos, injustamente encarcelados en prisiones de los EEUU. Saluda al comandant6e Fidel Castro uno de los fundadores del Foro de Sao Paulo.
La consolidación de los cambios
 
 
Las elecciones a realizarse el 25 de octubre en nuestro país, inician el ciclo electoral en el cono sur, que determinará la profundización de los cambios de la izquierda o la restauración neoliberal. A nuestra elecciones las siguen las chilenas y bolivianas en diciembre próximo y las determinantes en Brasil, el año entrante donde la derecha continental apoyará con todos sus medios al candidato José Serra, gobernador de Sao Paulo, para desplazar a la coalición que gobernó con Lula y recuperar un país estratégico, que representa medio continente intentando asestarnos un duro golpe al proceso transformados. Una gran delegación del FSP nos acompañara el 25 de octubre en Uruguay, con el objetivo de respaldar y ser partícipes del esfuerzo que venimos realizando los frenteamplistas en todo el territorio nacional, con el objetivo de dar continuidad al proceso que iniciáramos el 1o. de marzo de 2005, y que, con la presidencia del compañero José Mújica, se plantea profundizar los cambios iniciados, que permitan continuar mejorando las condiciones de vida de los uruguayos y fortalecer el proceso de integración regional, hacia una definitiva unidad latinoamericana y caribeña. El XV Encuentro del Foro de São Paulo homenajeo la figura entrañable de Mario Benedetti, quien ya no se encuentra físicamente entre nosotros. La resolución establece “…el escritor y poeta uruguayo y latinoamericano, más allá de su extensa y magnífica obra literaria, fue un luchador social de la primera fila en la conquista de la soberanía y la independencia de nuestra Patria Grande. Figura insoslayable de la izquierda uruguaya, cumplió una profusa labor en Casa de las Américas, denunciando con pluma y labor política la dictadura uruguaya y de los demás países latinoamericanos. El FSP brinda su homenaje al escritor, poeta y luchador social, cuya obra seguirá contribuyendo a la emancipación continental y su figura nos acompañará siempre en la consolidación de los cambios alcanzados, dignificando la vida de nuestros pueblos. No es para nosotros un adiós, es un Hasta siempre compañero Mario Benedetti.
28
Ago
09

universidad, gobiernos y futuro

Debate sobre Sistema Terciario: Presidenciables elogiaron iniciativa de la Universidad
Presidenciables y representantes de candidatos presidenciales elogiaron este miércoles la iniciativa de la Asamblea General del Claustro (AGC), de convocarlos para debatir sobre el tema “Sistema terciario y la Universidad de la República: desafíos para los próximos 10 años”. Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo que fue “un ejercicio de pluralismo y democracia de la UR”. Luis A. Lacalle (Partido Nacional) agradeció a la UR y al país por el título que recibió de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, y recordó a Manuel Oribe y a Vázquez Acevedo, “pilares de la UR que tenemos hoy en día”.
Para Alfredo Solari (Partido Colorado), la iniciativa fue buena no sólo para la UR sino también para toda la educación. Danilo Astori (Frente Amplio) se mostró distendido: “me siento en casa”. En el panel también participó Helios Sarthou (Asamblea Popular).

La sesión se desarrolló en el Paraninfo durante dos horas y media, actuando como moderador el presidente de la AGC, César Basso.

Nada más alejado del espíritu universitario que el conformismo

El ex ministro de Salud Pública, Alfredo Solari, propuso crear un sistema universitario nacional que integre lo público y lo privado, y un debate sobre la equidad de la educación universitaria. Según indicó los quintiles más bajos de la sociedad no acceden a la UR, y además se discrimina a los estudiantes del interior. En alusión al conocimiento demandado por la época actual dijo que no puede haber egresados de la UR que no dominen el idioma ingles.

Pablo Mieres destacó la necesidad de crear un sistema plural, donde “la competencia nos haga bien a todos”, y se refirió a las confusiones en el ejercicio del cogobierno: una institución del tamaño de la UR no puede dejar temas de administración en organismos multitudinarios, dijo.

También destacó la necesidad de integrar el Hospital de Clínicas a la órbita de ASSE, sin que deje de cumplir su rol educativo. Según Mieres la UR gasta $ 1 de cada $ 4 pesos de su presupuesto en el hospital universitario.

Luis A. Lacalle anunció que a partir de diciembre “debemos trabajar en una nueva ley universitaria”. Según señaló el fin del monopolio de la UR es sano: “la competencia es saludable”. También reclamó mayor autonomía para el MEC el cual no tiene injerencia en temas educativos.

Planteó la necesidad de brindar una orientación vocacional al estudiante –“informar sin prohibir”-, acerca de cuáles serán las necesidades del país en un horizonte próximo, y de que obtengan créditos en asignaturas de distintas facultades.

“El cobro de matrícula está previsto en una ley del diputado (Martín) Sturla del año 1991, es una decisión que está en manos de la Universidad”, dijo Lacalle. Al referirse a la nueva etapa en la que se encuentra la UR, sostuvo que su nombre debe ser “excelencia”, y afirmó que la Universidad debe ser el motor generador para el país.

Danilo Astori citó a Renato Opertti destacando que la Universidad debe cumplir dos funciones esenciales: el universalismo social y el universalismo de la cultura. “No debería haber nada más alejado del espíritu universitario que el conformismo”, dijo. “El papel de la UR en la historia está asociado al humanismo, a la universalidad”.

Según Astori, “debemos considerar el gran potencial interno que tiene nuestro país en materia de educación, para ayudar a construir el rumbo que tomará el Uruguay en el futuro”. El ex decano de Ciencias Económicas destacó lo importante que es para el país la creación de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación, que unida al desarrollo de la UR y el Institut Pasteur, generan un progreso en el desarrollo de la biotecnología.

Helios Sarthou expresó cierto temor en las reformas; “tengo miedo de perder algunas cosas muy buenas y que ganemos algunas muy malas”. Defendió el artículo 2 de la Ley Orgánica, mencionando el cometido de defensa de los Derechos Humanos, y definió que la UR debe ser fuente del pensamiento libre para alertar a la sociedad.

Según Sarthou la Universidad tiene que crear futuro: “Se deben crear más universidades públicas, no privadas. Existe un gran riesgo en la expansión de las universidades privadas debido a que estas buscan el lucro”.

También reclamó una fuerte participación del demos universitario para obtener recursos económicos que impidan la matrícula: “Enseñanza gratuita y libre siempre”.

Fotos: Nairi Aharonian

28
Ago
09

la columna de la semana: gobierno y pueblo

NO LE GUSTA NADA A LA DERECHA

 

El presidente de la República, Tabaré Vázquez, realizó un acto en Bella Unión, habló de las políticas sociales de su gobierno y lo hizo desde un lugar emblemático; una de las localidades del país que estaba más sumergida cuando inició su mandato.

La oposición de derecha, nuevamente, ha cuestionado virulentamente la decisión de Vázquez de mantener un diálogo abierto con la población y lo ha acusado de “intervenir en la campaña electoral”.

Este argumento tiene varias debilidades.

En primer lugar, es un derecho y hasta una obligación del Presidente, no por poco practicada menos real, rendirle cuentas a la población de su actuación.

En segundo lugar, una de las diferencias del gobierno de izquierda con respecto a los partidos tradicionales es apostar a la participación ciudadana, lo ha hecho insuficientemente, es cierto, pero con mucho más decisión y énfasis que nunca en la historia reciente del Uruguay.

Vázquez no ha iniciado esta modalidad en la campaña electoral, lo hizo desde el primer día de su gestión, cuando además de hablar ante el Parlamento como es tradicional, hizo un discurso y un compromiso público en un acto multitudinario en la calle.

Lo continuó con los 16 Consejos de Ministros abiertos en el interior del país. Informando, escuchando a las comunidades, no sólo él como Presidente, sino todo su equipo de gobierno.

Además realizó dos rendiciones de cuentas públicas, también por primera vez en la historia, una en 2006 y otra este año, en 2009.

En realidad a la oposición le molestó siempre ese estilo de Vázquez, lo cuestionó y lo combatió políticamente. No es extraño, es una manera de gobernar, absolutamente distinta a la que ellos aplicaron y aplicarían, pero tan legítima o más que la que ellos aplicaron.

También en realidad, a la oposición le molesta el estilo y le molesta el contenido de las exposiciones de Vázquez, pero más le molesta el impacto incuestionable que este estilo y el propio Presidente tienen en la opinión pública. Siempre le molestó y, por supuesto, le molesta mucho más en tiempo electoral.

En tercer lugar, no resiste su exposición a la realidad el señalamiento de una intervención de Vázquez en la campaña electoral. Los anteriores presidentes de la República desde la recuperación democrática, Julio María Sanguinetti, Luis Alberto Lacalle y Jorge Batlle, tuvieron una presencia igual o mayor a la de Vázquez, pero en una modalidad diferente.

Los tres presidentes de la derecha usaron y abusaron de los medios de comunicación permanentemente, también en tiempo electoral. Vázquez ha tenido, en comparación, una baja exposición mediática, apostó a un estilo nuevo, diálogo directo con la gente.

Todo lo anterior referencia a la legitimidad o no de los discursos del Presidente, pero hay un segundo nivel de análisis, tan importante como este primero.

Más allá de la forma, importa el contenido, la sustancia del mensaje de Vázquez, aunque en este caso es inseparable un aspecto del otro.

Vázquez habló en Bella Unión, un pueblo devastado por una decisión, enmarcada en la más pura concepción neoliberal, del gobierno de Luis Alberto Lacalle de liberalizar la importación de azúcar y casi terminar con su producción nacional.

En su discurso de asunción presidencial el 1º de marzo de 2005 Vázquez anunció medidas concretas para hacer realidad ese compromiso.

Bella Unión tenía uno de los índices más altos de desocupación y de pobreza del país, todos los servicios de salud públicos y privados estaban deprimidos y en crisis. Un dato que graficaba la dramática situación era la mortalidad infantil en Las Láminas, uno de los barrios más golpeados: 50 por cada mil nacidos.

Hoy, la ciudad y los alrededores han cambiado radicalmente, la desocupación se ha abatido a niveles nunca conocidos, la caña de azúcar es una realidad pujante, con 7.500 hectáreas sembradas y 6.500 hectáreas en cosecha. Se han concentrado en la zona los esfuerzos del Estado, de la comunidad y de la inversión privada; ALUR es una realidad en desarrollo, no sólo con el azúcar sino con la producción de alcohol, de biocombustible y también de pienso animal. Se ha hecho una inversión muy importante en salud y en educación. También se ha canalizado eficientemente colaboración internacional, de Venezuela, de Cuba y de Japón. Un dato revelador: hoy, en Las Laminas, la mortalidad infantil es de 13 por mil nacidos.

Un discurso y una actitud presidencial importante, digna de ser conocida. Por su forma, de dialogar con la gente, de profundizar la democracia, de rendir cuentas, y por su contenido, concreciones de una política que ha tenido como prioridad a los más necesitados.

28
Ago
09

Doreen Javier Ibarra(diputado del FA)las perlitas del QKI en 1994

Durante el Gobierno del Dr. Lacalle se pedía la renuncia del Ministro Dr. Ignacio de Posadas.

 
 
 
A principios de 1994, sucedían una serie de hechos que indicaban la falta de cumplimiento, por parte del Gobierno que presidía el Dr. Luis Alberto Lacalle y de su Ministro de Economía y Finanzas, Dr. Ignacio de Posadas. El Presidente de la Suprema Corte de Justicia, Dr. Luis A. Torello y en aquel entonces el recién reelecto Rector de la Universidad Ing. Jorge Brovetto, expresaban su disconformidad por la falta de cumplimiento de acuerdos asumidos por las máximas autoridades de la República, hacia la Universidad de la República y el Poder Judicial. Sobre el tema el suscrito escribía en “CARTA POPULAR”, en mayo de 1994, con el título “¡Váyase, Sr. Ministro!” y con el subtítulo “Inmoralidad política y económica”: “A poco más de seis meses de las elecciones nacionales, es una verdadera inmoralidad política y económica no cumplir con la Universidad de la República y con el Poder Judicial. Tal inmoralidad, avalada por el propio Presidente de la República, pone en peligro la tranquilidad institucional y arriesga la profundización de conflictos, en perjuicio del país y su gente”. “La sustitución del Dr. de Posadas, traería una cuota de esperanza a los trabajadores, estudiantes y docentes que fueron provocados y por ende obligados a un conflicto que no buscaban. El mismo Estado, a través del Poder Ejecutivo, origina situaciones no deseadas por ninguno de los participantes, comenzando por los propios estudiantes, docentes, no docentes, la Suprema Corte de Justicia y la Universidad de la República ¡Váyase Dr. de Posadas!, atienda sus intereses personales, que no son los de tan importantes organismos del Estado. Su política conservadora, restrictiva de la inversión; responsable de una balanza comercial deficitaria en el orden de más de setecientos millones de dólares en el ejercicio anterior; los ajustes fiscales permanentes; la desaparición de la otrora pujantes pueblos como Constitución y Belén en Salto, luego del cierre del El Espinillar, los riesgos que corre con la política neoliberal que Usted lidera, el hasta hace poco “polo de desarrollo” de Bella Unión y su zona de influencia; las sistemáticas privatizaciones parciales en los organismos públicos, desconociendo el dictamen de los ciudadanos del 13 de diciembre de 1992; la rebaja de los salarios a nivel público; la creciente desocupación en la industria y la producción, desplazando a los trabajadores a la economía informal; la desaparición de pequeños y medianos productores en todo el país; la disminución de la atención a la salud, que siempre fue un orgullo de la República y que hoy se refleja en el insuficiente presupuesto universitario, que obliga a restringir las partidas para un Hospital de Clínicas hasta no hace mucho tiempo modelo de América; las insuficientes asignaciones destinadas para la enseñanza, que ha convertido a los maestros y profesores en los funcionarios estatales con más bajas remuneraciones; la emigración de la gente del campo y de los jóvenes de las ciudades del interior a los que no se les brinda las fuentes de trabajo a las que aspiran en sus propias ciudades, a fin de no desvincularse de sus afectos; en fin ¡Dr. de Posadas, váyase! Ud. representa la defensa de una política económica y social que está de espaldas a las necesidades de los uruguayos.” Esta es la cabal demostración de cómo se vivía y lo que sucedía, durante el Gobierno del Dr. Luis Alberto Lacalle y su neoliberal Ministro Ignacio de Posadas. En ese breve fragmento del artículo mencionado se pueden vislumbrar las políticas económicas y sociales llevadas a cabo por el Partido Nacional, con la total connivencia del Partido Colorado. El conjunto de esas políticas originaron en la década de los noventa una mayor pobreza por LOS constantes Ajustes Fiscales que gravaban los salarios y las jubilaciones; el cierre de emprendimientos históricos como “El Espinillar”, que convirtió a pueblos fantasmas a Constitución y Belén y que destruía sin piedad el “polo de desarrollo” que existía en Bella Unión. Se menciona también las carencias del Presupuesto universitario, como asimismo las insuficientes partidas asignadas a la Salud Pública. Es bueno saber que nuestro Gobierno, presidido por el Dr. Tabaré Vázquez, elevó los recursos para la Universidad de 84 millones de dólares en el año 2004, a 300 millones de dólares en el presente año. En el área de la Salud los fondos que se destinaban en el 2004 eran de 200 millones de dólares y en el presente año alcanzan a los 550 millones de dólares. Todo ello es una demostración palpable de cómo gobernaron los Blancos y cómo gobierna el Frente Amplio, sensible a las necesidades de la sociedad. Traslademos estas informaciones, para ayudar a los uruguayos a memorizar con claridad lo que representó un gobierno de derecha, que presidió el Dr. Luis Alberto Lacalle, que deterioró el tejido social de los uruguayos.
27
Ago
09

Marcelo Abdala:secretario de organización del PIT-CNT

 HOY, PARO Y CONCENTRACIÓN PARA RECIBIR LA MARCHA

 
 
 
El miércoles 19 en un acto en Bella Unión y el jueves 20 en la mañana en camino a Salto, se lanzó la Gran Marcha de la Esperanza. El hecho de que hayamos podido desarrollar una acción verdaderamente de masas a nivel nacional por la anulación de la ley de impunidad, por la operación memoria de lo que han significado las políticas neoliberales en la larga década de los 90 y por el programa surgido al calor del Congreso del Pueblo, está indicando un salto en calidad en el proceso de maduración en la consciencia de clase de los trabajadores. También demuestra que nuestro pueblo en una singular hora de definiciones, está dispuesto a jugarse todo. Nos informan de muy buenos actos desarrollados en Bella Unión (a pesar del mal tiempo) y en Salto. Durante el día de hoy estará arribando a la Heroica Paysandú, para continuar en los días sucesivos por Young, Fray Bentos, Villa Soriano, Nueva Palmira, Carmelo, Colonia, Juan Lacaze, Rosario, San José, Libertad, Ciudad del Plata para arribar finalmente a Montevideo. Por otro lado sendos recorridos se habrán de desarrollar desde Rivera, Melo, y Castillos – Rocha, para finalizar en una gran movilización el próximo jueves 27/8, día en que nuestro PITCNT ha decidido un paro general a las 10 de la mañana y concentración a las 11 Hs. en 18 de Julio y Ejido para el acto final que será a las 11:30 en la Plaza Libertad. Todos los plenarios departamentales y los zonales de nuestra Central están desarrollando activamente la acción para la preparación de la red de más de 40 actos a nivel nacional. No es para nada una casualidad que los órganos de prensa de la derecha y el gran capital financiero, estén muy molestos con el desarrollo de la marcha. Será entonces que esta es una movida relevante del movimiento obrero y popular. Y que define el futuro. En efecto el semanario “Búsqueda” tan omiso en comentar los miles de dólares que las “cámaras empresariales” han gastado en campaña publicitaria contra la Ley de negociación colectiva, (se habla de más de 120000) establece que el movimiento popular ha gastado 30 mil dólares, en la organización de la marcha. Sin dudas que la organización de un evento de masas de tal envergadura ha necesitado un enorme esfuerzo político, organizativo y financiero. El mismo se desarrolló con el mismo método que implica la marcha: el método de masas tan molesto para las clases dominantes. En efecto las organizaciones han estado trabajando durante 3 meses en la venta de bonos de $U 25 C/U para financiar la marcha. Por otro lado, Búsqueda intenta inventar una polémica que por lo menos no se dio en ningún organismo de nuestro PIT-CNT. La resolución sobre la Marcha de la Esperanza se adoptó en un proceso de discusión que comenzó el 18 de febrero y culminó el 11 de junio, por la prácticamente unanimidad de la Mesa Representativa. Según este semanario, “dirigentes sindicales del sector articulación” habrían sostenido que la marcha implica un “riesgo mayúsculo”… porque “no se podrá controlar y que puede jugarle en contra al movimiento sindical, que tiene a la independencia de clase como uno de sus principales pilares”. No se cuales son las presuntas “fuentes” de búsqueda, más bien creo que el semanario expone su opinión sobre la Marcha de la Esperanza, ya que en forma convergente el columnista Claudio Paolillo, la enfoca contra el movimiento sindical. Nuestro movimiento obrero ha ido forjando su madurez en polémica con el apoliticismo. En la resolución del II Congreso de la CNT se hace la caracterización de las tareas de la etapa….“maduran las condiciones para un poder democrático avanzado”. La contraofensiva del imperialismo y el capital financiero fue respondida con una heroica huelga general esencialmente política en defensa de la democracia. La verdadera independencia de clase es en primer lugar independencia con respecto a la ideología de la clase dominante . A su vez el movimiento sindical es una organización de clase y de masas, sin partido político. Adopta sus definiciones con autonomía y ha demostrado en múltiples oportunidades que no le pide permiso a nadie para desarrollar sus acciones. Se ha forjado con independencia de los patrones, el Estado y los partidos políticos… pero eso no implica que no intervenga en la escena política. Defiende la política de la clase obrera, y nunca le será indiferente quien dirige el timón del Estado. Por estas razones en realidad la Marcha de la Esperanza se desarrolla de acuerdo a las mejores tradiciones de lucha del movimiento sindical y popular y a su vez implica un nivel cualitativamente superior en la consciencia de clase .La derecha social y política está nerviosa… Por eso desde todos lados los militantes deben ayudar a organizar el protagonismo de las masas en la escena nacional y grandes actos en todos lados, en particular en Montevideo. A organizar la victoria compañeros! Venceremos!
27
Ago
09

Alberto Couriel |*|EL GASTO PUBLICO Y LOS SALARIOS EN LOS GOBIERNOS DEL PARTIDO NACIONAL Y DEL FRENTE AMPLIO

HABLANDO CLARO

A casi dos meses de finalizadas las elecciones internas el Partido Nacional aún no ha presentado su programa común, por lo que no conocemos si imperará nuevamente el neoliberalismo que sufrió dura derrota con la actual crisis financiera internacional. No sabemos si se mantendrán las ideas del Dr. Ignacio de Posadas quien piensa que la responsabilidad de todos los males la tienen el Estado y los sindicatos. Aunque hay esfuerzos poco creíbles para modificar el discurso. Para justificar su error sobre el uso de la motosierra para cortar el gasto público, el Dr. Lacalle decidió que los gastos sociales son una inversión. Y en lugar de una política salarial de confrontación, como en su gobierno de 1990-95, plantea un pacto social con los sindicatos de trabajadores. Bienvenido Dr. Lacalle a nuestras ideas.

Durante la recorrida Pueblo a Pueblo de la fórmula presidencial del Frente Amplio siempre aparecen personas que lograron mejorar su visión, después de ser operadas en Cuba o en el Hospital de Ojos, que ya cumplió las 10.000 operaciones. Este es uno de los logros sociales más relevantes y más visibles, valga la expresión, del gobierno del FA. Es una demostración de que en las relaciones internacionales no solamente pesan los intereses sino también la solidaridad de gobiernos progresistas. Esta colaboración de los médicos cubanos y del gobierno de Venezuela ­cuando la crisis de Cofac, al inicio del gobierno de Tabaré Vázquez­ son ejemplos demostrativos de la solidaridad de gobiernos progresistas, que la derecha critica porque la expresión solidaridad no forma parte de su lenguaje.

Otra muestra significativa de los logros del actual gobierno es ver, en estas recorridas, a los niños con sus computadoras del Plan Ceibal en los más diversos usos. Este es el inicio para ser un país de primera, para comenzar a alcanzar al mundo desarrollado. El Plan Ceibal, los aportes a la investigación científica y tecnológica, el Plan Cardales y los apoyos a la innovación marcan el rumbo adecuado en el mundo del conocimiento, de extraordinaria velocidad del progreso técnico. El país comienza a prepararse para la exportación de servicios basados en el conocimiento tecnológico. La posibilidad de exportar servicios vinculados al Plan Ceibal es un buen ejemplo. Actualmente los rubros de mayor contenido tecnológico son más dinámicos y crecen más que los basados en los recursos naturales que fue, históricamente, la fuente principal de nuestro crecimiento. El futuro de Uruguay seguirá dependiendo por cierto tiempo de sus recursos naturales, pero es relevante incorporarle a los mismos contenido tecnológico y valor agregado como lo hacen Australia y Nueva Zelanda. Pero lo central en el mediano plazo es avanzar hacia rubros de la industria y los servicios centrados en alta y media tecnología, como sucede en Corea del Sur y Finlandia. Esta es la ruta que inicia el Plan Ceibal así como las 126 escuelas de tiempo completo creadas durante el gobierno del FA y los aumentos significativos de 75% y 70% en los respectivos presupuestos de la ANEP y la Universidad de la República.

Hay dos instrumentos de política económica en el gobierno del FA que se diferencian nítidamente del gobierno del Dr. Lacalle: la política fiscal y la salarial. La reforma tributaria, con la creación del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas, otorga mayor equidad entre las rentas del trabajo. Importa señalar que únicamente el 10% de mayores ingresos paga por el impuesto a la renta más que el impuesto a las retribuciones personales que predominaba en el gobierno del Partido Nacional. Con el IRPF pagan las rentas de capital que no aportaban en el IRP, y se busca en el programa del FA para el próximo período, que las mismas paguen de manera similar a las rentas del trabajo. Pero el elemento central de la redistribución del ingreso deriva del gasto público que se pudo incrementar sobre la base de los aumentos de recaudación que permitió el elevado crecimiento económico entre 2004 y 2008. Además de los aumentos para la educación fue muy relevante la duplicación del gasto para el Ministerio de Salud Pública y para ASSE en el marco de un Sistema Nacional de Salud que incorpora a más de 700.000 personas al nuevo sistema entre las que se incluye 270.000 menores de edad. Es el inicio de una nueva etapa más solidaria en una de las necesidades básicas más importantes. El gasto público contempla con un aumento del 83% al INAU, que le permite un proceso de transformaciones para cumplir más adecuadamente sus funciones. Resalta también el incremento de 75% al gasto correspondiente al Ministerio del Interior en el que la Policía ­que perdió 38% de su salario real en el gobierno del Dr. Lacalle­ mejora en 50% en el gobierno del FA.

En materia social, de acuerdo a la información de la Rendición de Cuentas y el Balance de Ejecución Presupuestal de 2008 que venimos utilizando en los últimos artículos, el Panes atendió a 63.736 hogares con el ingreso ciudadano, complementándose con el plan alimentario nacional y la tarjeta alimentaria, con el programa Rutas de Salida que atendió 16.179 jefas/es de familia, con Trabajo por Uruguay que atendió 19.450 personas y el Plan de Equidad con aumentos sustantivos en las asignaciones familiares con el objetivo de que los niños y adolescentes tengan una mayor concurrencia al sistema educativo. No hay motosierra que pueda retroceder el gasto social para tantos hogares que, especialmente de los sectores de menores ingresos, fueron beneficiados durante este primer gobierno del FA.

La política salarial fue otra gran diferencia entre los gobiernos del Partido Nacional y del Frente Amplio. La del Dr. Lacalle fue de permanente confrontación con los trabajadores que apenas mejoraron sus salarios reales en un 4% frente a un crecimiento del PBI de más del 20%. La política del FA fue de acuerdos, volviendo a utilizar la negociación colectiva y los consejos de salarios alcanzando una mayor equidad en las relaciones capital-trabajo. Durante este período se crean 630 nuevos sindicatos, la sindicalización alcanza al 25% de los trabajadores y el salario real mejora alrededor del 25%, con un aumento del 32% del PBI. Los funcionarios de la Administración Central tienen el mismo aumento que el PBI y los salarios mínimos aumentaron en términos reales el 63%.

|*| Senador por el FA.  – Economista




agosto 2009
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031