Archivo para 30 octubre 2014

30
Oct
14

las encuestas en el uruguay

Encuestitis: la enfermedad del siglo ha sido vencida

escribe: Christian Mirza

“El Frente Amplio no llega a obtener las mayorías parlamentarias, no hay triunfo en primera vuelta obviamente, la disputa en el ballotage será reñida, prácticamente es un escenario de empate técnico, la crecida del Luis Lacalle Pou continúa, hay que remontarse a veinte años atrás para recordar unas elecciones tan parejas con resultados inciertos, etc…, etc…”; estos fueron más o menos los discursos construidos y repetidos una y otra vez por la casi totalidad de los empresarios con servicios de sondeo de opiniones (es decir, las encuestadoras, tan famosas como los candidatos a la presidencia), amplificados por los canales de televisión, las radios y los diarios casi sin excepciones. Incluso en el mismo momento o a poco de iniciarse el escrutinio el domingo por la noche, las proyecciones de las encuestadoras daban unos resultados que poco se acercaban a lo que efectivamente cantaban las urnas. Y tuvieron que recular en chancletas, desdecirse, interrogarse, algunos con caras de perplejidad o de asombro no entendían lo que venía aconteciendo minuto a minuto, ensayaron explicaciones, elucidaciones, interpretaciones…no escuché a nadie reconocer los yerros, nadie se disculpó, y luego los analistas políticos, algunos de los cuales se guiaron casi exclusivamente por las tendencias que señalaban las encuestas, tampoco atinaron en su mayoría a señalar algo en sentido contrario. En fin, la encuestitis afectó gravemente el entendimiento, la capacidad analítica y las reservas neuronales dedicadas a la comprensión cabal de la realidad política de mucha gente, periodistas, analistas, políticos, dirigentes, hasta los propios implicados directamente en algún momento se creyeron que estaban ya listos para el recambio de gobierno. Mientras otros se afilaban los dientes y crecían con fantasías, soñando con ser la bisagra de los acuerdos parlamentarios o el fiel de la balanza. Algunos, se imaginaban escenarios de frustración para la izquierda, incluso varios sostenían que el Frente Amplio pagaría con pérdida de base electoral el desgaste natural de la gestión de gobierno. Predicción tras predicción, toda la retórica previa a las elecciones del pasado domingo fue cayendo al saco del despropósito, de la ignorancia, de la impericia, de la incompetencia…pájaros de mal agüero revoloteando a su alrededor. Por otra parte, en el Frente Amplio también hubo muchos que se enfermaron, el virus les ganó a sus propias defensas y se contagiaron y les vino la pesadumbre, el mal humor, la tristeza, la impotencia y la rabia. Afortunadamente hubo quienes decidieron seguir batallando con alegría, convicción y buena onda. Pocos supieron lo que realmente estaba aconteciendo en el Uruguay, lo que quedó demostrado el domingo pasado. Las mayorías silenciosas antes eran una expresión del conservadurismo de derecha, hoy las mayorías silenciosas manifiestan su deseo de conservar el proceso de cambios que se inició en el 2005. El país se corrió a la izquierda, las grandes mayorías ciudadanas se volcaron por el progresismo, el proceso continuará, como en Bolivia, como en Brasil, Uruguay seguirá recorriendo un camino por la mano izquierda, hoy conducido por el presidente Mujica, muy pronto otra vez de la mano de Tabaré Vázquez, mañana por quien sabe quién. Lo que muchos aún no advirtieron es que el frentismo ultrapasa a los candidatos, hay frenteamplismo por muchas décadas más, su vitalidad trasciende los propios líderes, su vocación es la de seguir apostando y construyendo una patria justa, solidaria e igualitaria. Por eso votamos como votamos el domingo 26 de octubre de 2014.
 
29
Oct
14

ébola …

El ALBA en la lucha contra el ébola

 

escribe: Niko Schvarz / periodista

 

Reviste una enorme significación la reunión cumbre extraordinaria efectuada el 20 de octubre en La Habana por los países del ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) a los efectos de coordinar la lucha contra la epidemia del ébola.

En la reunión se adoptaron medidas para reforzar la seguridad en las fronteras y elaborar un plan de acción para impedir la propagación de la epidemia en la región; se acordó proponer a la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), actualmente presidida por Costa Rica, la puesta en marcha de acciones contra la epidemia que abarquen a la totalidad de la región; a la vez, se resolvió continuar colaborando con los países de África occidental principalmente afectados, esfuerzos en que se destaca Cuba, que ya ha enviado médicos y enfermeros en número considerable y proyecta nuevos envíos de personal sanitario, contrastando con la actitud de los países desarrollados, que no realizan ninguna actividad solidaria. Mientras tanto la enfermedad, que ya ha matado a 4.877 personas, principalmente en tres países de África Occidental: Liberia, Sierra Leona y Guinea, se extienda a otros países, ya ha llegado a la ciudad de Nueva York (en el caso de un médico, que es el cuarto afectado en Estados Unidos), y también a Malí, en África, a la vez que amenaza a Costa de Marfil.

En la cumbre de La Habana, el presidente cubano Raúl Castro destacó que la epidemia del ébola ”constituye un inmenso reto para toda la humanidad”. Señaló que Cuba está dispuesta a trabajar  codo con codo con todos los países, incluso con EEUU, ”evitando toda politización que nos desvíe del objetivo fundamental, que es la ayuda al enfrentamiento de ese grave problema en África y en la prevención en otras regiones”.  Y agregó: ”Tengo la convicción  de que si esta grave amenaza no se frena y resuelve en África Occidental con una respuesta internacional inmediata, eficiente y con recursos suficientes, puede convertirse en una de las pandemias más graves de la historia de la humanidad, en una crisis humanitaria de impredecibles consecuencias”.

Uniendo la acción a las palabras,  Cuba envió 165 médicos y enfermeros a Sierra Leona el 1º de octubre, acogiendo con prontitud  un llamado urgente de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Y ya ha cumplido una parte de otro compromiso ulterior, que consiste en el envío de 461 médicos y enfermeros  a Sierra Leona, Liberia y Guinea, las tres naciones más afectadas. El 21 de octubre envió otros 83 integrantes de personal sanitario (49 a Liberia y 34 a Guinea). Ahora hay en total 256 integrantes del personal médico cubano. El director general adjunto de la OMS, el doctor Keiji Fukuda, valoró altamente esta contribución cubana y señaló que ”es sumamente difícil encontrar personal para venir a luchar contra el ébola”, lo que constituye un desafío mayor para frenar su propagación, que ya está alcanzando prácticamente el umbral de los 10 mil casos (9.936), con 4.877 casos fatales  según la última contabilidad practicada el 19 de octubre. El trágico balance hasta esa fecha en los tres principales países afectados, es el siguiente: en Liberia, 4.665 casos, entre ellos 2.705 mortales; en Sierra Leona, 3.706 casos de los cuales 1.259 mortales; en Guinea, donde comenzó la epidemia en diciembre del año pasado, 1.540 afectados y 904 casos mortales. De los países inicialmente afectados, Senegal y Nigeria están hoy considerados libres del virus. Se agregaron a la lista España y Estados Unidos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado la especial incidencia de la afección entre el personal médico: registró un total de 443 casos, de ellos 244 mortales. Estas cifras miden la magnitud de la catástrofe y los peligros que de ella se derivan, no solamente en los países directamente concernidos, sino por las posibilidades de su propagación.

Los integrantes del personal sanitario cubano tienen todos ellos más de 15 años de experiencia profesional  y muchos han cumplido misiones internacionalistas con anterioridad, en dos o más ocasiones. Se los ha descrito como dotados de ”mucha madurez, mucha disciplina y mucho conocimiento científico”. Fidel Castro ha destacado que ”es dura la tarea de los que marchan al combate contra el ébola y por la supervivencia de otros seres humanos, aún al riesgo de su propia vida”. No son palabras al viento.

En la mencionada Cumbre del ALBA se acordó realizar los días 29 y 30 de octubre, también en La Habana, una reunión técnica de especialistas de la salud de los países integrantes del bloque, con la finalidad de intercambiar experiencias y proponer estrategias. En la misma habrán de participar los ministros de Salud de Cuba, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Antigua y Barbuda, Dominica, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Haití, Granada y San Cristóbal y Nevis. En el marco de la reunión inicial del 20 de octubre, Venezuela anunció un aporte de cinco millones de dólares a un fondo de Naciones Unidas destinado a la lucha contra el ébola, y el presidente Evo Morales sumó a Bolivia con un aporte de un millón de dólares.

El último caso de ébola registrado corresponde a la ciudad de Nueva York. Se trata de un médico de esa ciudad, de 33 años, llegado el 17 de octubre desde Guinea, donde trabajó para la institución Médicos sin Fronteras (MSF) con enfermos de ébola, y que dio positivo en los análisis. Es el primer afectado en esa ciudad, según informó el 24 de octubre el alcalde de esa ciudad, Bill de Blasio,  y el cuarto en los Estados Unidos.  Hay otros enfermos en España, donde una trabajadora sanitaria afectada ha mejorado su estado de salud. Simultáneamente en Malí se ha registrado el primer caso de ébola, de una niña de dos años llegada también de Guinea. En Freetown, capital de Sierra Leona, la presidenta de la Unión Africana (UA), Nkosazana Diamini-Zuma, anunció que la República Democrática del Congo  se había comprometido al envío de un millar de asistentes sanitarios a los países afectados.

A la reunión inicial del ALBA antes mencionada llegó un mensaje del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, según el cual la respuesta de Cuba ante la epidemia de ébola es extraordinaria y más importante que la enviada por todos los demás países juntos. El mensaje, leído en la sesión inaugural por el enviado especial del secretario general, el británico David Nabarro, destacaba la solidaridad cubana con las naciones en desarrollo, así como la disposición del gobierno de la isla a colaborar con todos los países. El mensaje expresa que el envío de personal cubano de salud a África occidental supera la contribución de otras naciones como Estados Unidos y el Reino Unido, así como la de la propia organización Médicos Sin Fronteras.  ”Esto habla una vez más de la solidaridad a largo plazo de Cuba”, acotó el dirigente, que instó a todos los países de la región y del mundo a seguir este ejemplo, a la vez que agradeció la donación de Venezuela a la ONU para el combate a la mortal epidemia. Su conclusión es que ”el ébola es un gran problema global, que exige una solución global e inmediata”

Esta conclusión coincide plenamente con el análisis de la Organización Mundial de la Salud. Tras la tercera reunión de su Comité de Urgencia, que congrega a los mejores expertos del mundo en la materia, la OMS declaró que el ébola sigue constituyendo ”una emergencia  sanitaria mundial”, como ya lo había manifestado en el mes de agosto. Desde entonces la enfermedad progresó de manera drástica. La OMS se muestra especialmente preocupada por la situación en Liberia, Sierra Leona y Guinea y subraya que su prioridad es detener la trasmisión del ébola en esos tres países, a fin de evitar su propagación internacional. La OMS expuso además la importancia de realizar un seguimiento particular de la situación de los trabajadores sanitarios, que se encuentran en primera línea de la lucha contra la enfermedad y que en muchos casos han pagado con su vida estos denodados esfuerzos.

En estos días varios medios de comunicación de alcance mundial destacaron el significado de la acción de Cuba de enviar a sus profesionales de la salud a combatir la epidemia del ébola en África. Entre estas voces mediáticas sobresale la del columnista Adam Taylor, de The Washington Post, para quien la pequeña isla de sólo 11 millones de personas se ha convertido en un ”proveedor crucial” de la participación médica en la zona del mundo golpeada por esa enfermedad, que ya ha provocado miles de muertos y ha comenzado a tocar las puertas de Europa y de EEUU. Taylor expresa que Cuba, a pesar de no ser un país rico, puede realizar esta ”exportación” de atención sanitaria porque mantiene un sistema universal de salud, público y gratuito, refrendado en su propia Constitución. Señala que más de 50 mil médicos cubanos permanecen en 66 países apoyando sus sistemas de salud, sobre todo en atención médica primaria, muchas veces en comunidades de difícil acceso y muy poca cobertura médica. ”Con o sin dinero mediante, no es la primera vez que personal médico cubano se expone en misiones verdaderamente peligrosas, al contacto no sólo con virus y bacterias de alto poder letal, sino también a condiciones de hábitat muy poco confortables y también riesgosas, como la pobreza más fiera, la insalubridad, la afectación psicológica postraumática que sufren los individuos tras terremotos, huracanas o epidemias. Si en esos espacios no fuera necesaria la mano amiga, la inteligencia y el corazón de un médico que salva y cura, no hubiera ocurrido nunca que cubanos de varias generaciones participaran durante décadas como protagonistas en estas formas de asistir a tantas vidas humanas”.

Incluso la cadena televisiva CNN ha dado cuenta de estos esfuerzos de los cubanos en la lucha contra el ébola y expone el proceso intenso de preparación que el personal médico realiza en Cuba antes de partir en su misión. Señala que todos son voluntarios y que por lo menos durante seis meses tratarán pacientes infectados. El Dr. José Luis Di Fabio,  de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), declara: ”Esperamos que el ejemplo de Cuba ayude a eliminar el miedo que hay detrás de ir a trabajar en África Occidental. Quizá si la gente tuviera menos miedo aceptaría el reto e iría a brindar asistencia a la población africana”. Por su parte, el periódico británico The Guardian describió los hechos en estos términos: ”La pequeña fuerza médica en la línea de vanguardia contra el ébola ha sido una pequeña isla, Cuba. Mientras, las grandes potencias siguen enfrascadas sólo en detener su diseminación   con agentes-barrera en sus fronteras”.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró que en esta materia ”necesitamos una movilización 20 veces mayor: movilización de asistencia, consistente en laboratorios móviles, vehículos, helicópteros,  equipos de protección, capacidades de evacuación médica y personal médico capacitado”. La conclusión general es que ”el ébola debe ser detenido y revertido en África, junto a la pobreza brutal que padecen sus poblaciones, antes de que sea demasiado tarde  para un número impensable de personas en todo el mundo”.

28
Oct
14

dilma y lula … victoria electoral !!

 

 
El Brasil de Lula sigue adelante
ALAI
 
Por cuarta vez consecutiva, el Partido de los Trabajadores -PT- gana las elecciones presidenciales en Brasil (con 51,45% de los votos) que, también por cuarta vez, se han convertido en un plebiscito entre candidatos del PT y del PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña, el partido de Fernando Henrique Cardoso). Esta vez la campaña tuvo avances y retrocesos, especialmente desde mediados de agosto hasta la segunda vuelta, a fines de octubre, y terminó con la decisión de los brasileños de seguir con el camino iniciado en 2003 con el primer gobierno de Lula.

En el enfrentamiento entre el modelo neoliberal de la oposición y la vía de salida del neoliberalismo del gobierno, por cuarta vez los brasileños han reafirmado el camino que Lula empezó. Serán por lo menos 16 años seguidos de gobiernos del PT, el período más largo de continuidad de un partido en el gobierno, en período democrático en Brasil.

Lula decía que era mejor ganar en segunda vuelta, porque en la contraposición de dos proyectos, las alternativas y sus diferencias quedan más claras. Y así fue: se han contrapuesto políticas de centralidad del mercado, de libre comercio, de reducción del peso del Estado, de rebaja salarial, de aumento del desempleo, de contracción de los bancos públicos, de alianzas internacionales privilegiando a EUA, entre otras, por parte del candidato de la oposición.

Frente a ello, la orientación de continuidad de las políticas sociales, como eje central del gobierno, con una acción dinámica del Estado, fortaleciendo las alianzas regionales y con el Sur del mundo, de garantía del nivel de empleo y de aumentos de los salarios por encima de la inflación.

La duda era si el Brasil de Lula seguiría adelante o si la importante experiencia de los gobiernos del PT se terminaría en 2014. Hubo oscilaciones en la campana electoral, pero la disputa más grande fue alrededor de las agendas: cuales eran los temas que más importan a los brasileños.

La oposición jugó fuerte en dos planos, valiéndose del monopolio de los medios de comunicación: por una parte, una supuesta crisis económica, que tendría reflejos en el descontrol inflacionario, en el desempleo, en el estancamiento económico. Una encuesta de Folha de São Paulo ha revelado que una de las razones del crecimiento de Dilma ha sido el fracaso de ese terrorismo económico. La gran mayoría de los brasileños –incluidos los que votan por la oposición– son optimistas respecto a la situación económica de Brasil, creen que la situación mejorará el próximo ano, que los precios están bajo control y que los salarios van a aumentar.

El otro tema central son las denuncias de corrupción, que en el último período de la campana se han concentrado sobre Petrobras. El cansancio respecto a la campana de denuncias –tantas de ellas sin pruebas– ha hecho que ese tema perdiera efecto.

La campaña de Dilma Rousseff, valiéndose de los programas de TV y de la intensificación de la movilización política conducida por ella y por Lula en todo el país, asociada a una gran participación de la militancia del PT y de toda la izquierda, logró convencer a la gran mayoría que las conquistas fundamentales de los gobiernos del PT estarían en riesgo, caso ganara la oposición. A la vez, la contraposición de las trayectorias personales y políticas de los dos candidatos sirvió para enaltecer las cualidades de Dilma, en contraste con la fragilidad de las de Aécio Neves.

En su conjunto, se fue diseñando, desde el domingo anterior a la segunda vuelta, una situación en que el nivel de rechazo de Aécio superaba el de Dilma, prenunciando un viraje que se consolidó a lo largo de la última semana, hasta llegar a la victoria de ayer. La militancia de izquierda ganó las calles de todo el país; la segunda vuelta fue de una clara contraposición entre izquierda y derecha, lo que configuró el viraje y el triunfo de Dilma.

– Emir Sader, sociólogo y cientista político brasileño, es coordinador del Laboratório de Políticas Públicas de la Universidade Estadual do Rio de Janeiro (Uerj).

27
Oct
14

datos elecciones de uruguay

 

EL FRENTE AMPLIO, EL PARTIDO MAYORITARIO

TABARÉ VAZQUEZ 

RAÚL SENDIC                                                 

¡ APOYADA POR EL 47 %  DE LA CIUDADANÍA!

 

El Frente Amplio obtendría entre 49 y 50 diputados, mientras que el Partido Nacional estaría entre 32 y 33 diputados, y el Partido Colorado 13, dependiendo de la empresa que se considere. Los datos consideran las proyecciones conocidas hasta las 22.50 horas del domingo de las consultoras Cifra, Equipos y Factum.

Por su parte, los sondeos coinciden en indicar tres bancadas para el Partido Independiente. Las proyecciones sugieren la posibilidad de que Unidad Popular y el Partido Ecologista Radical Intransigente consigan una banca, aunque los datos todavía no son determinantes.

En el Senado el escenario que muestran las consultoras coincide: el FA con 15 bancas, el PN con 10 senadores y el Partido Colorado con cuatro. El PI accedería a una banca.

//
 

 

25
Oct
14

elecciones uruguay

Lo que se decide el domingo

 

Ya está vigente la veda electoral, esto es, un periodo de 48 horas previas al acto comicial durante el cual está vedada toda propaganda o publicidad a favor del partido que sea, buscando que el elector pueda tomarse un tiempo de serena reflexión antes de emitir su sufragio sin ser atosigado por jingles que aturden más que ayudan a tomar una decisión responsable.
 

El próximo domingo, los ciudadanos estamos convocados a elegir a quienes habrán de conducir los destinos del país hasta marzo de 2020. En esta ocasión, sin embargo, también deberemos pronunciarnos acerca de una propuesta de reforma constitucional por la que se habilita la baja de la edad de imputabilidad penal hasta los 16 años.

El elector que esté de acuerdo con la propuesta impulsada por ambos partidos históricos deberá introducir en el sobre de votación, además de la hoja (o lista) con la nómina de candidatos a presidente, vice, diputados y senadores del partido de su preferencia, la papeleta correspondiente de sí a la reforma; quien no esté de acuerdo con la reforma proyectada, debe limitarse a no introducir ninguna otra papeleta.

El domingo 26 se elegirá, pues, al titular del Ejecutivo así como a los miembros del Poder Legislativo. La composición del Parlamento quedará resuelta en esa instancia, de acuerdo con la ingeniería electoral basada en la representación proporcional. No así la Presidencia de la República, pues si ningún partido logra la mitad más uno de los votos válidos, habrá una segunda vuelta el 30 de noviembre donde competirán las dos fórmulas más votadas en la primera vuelta para dirimir quién ejercerá la titularidad del Ejecutivo.

La Constitución que actualmente nos rige consagra un régimen democrático-republicano que, si bien contiene algunas características de parlamentarismo, es fuertemente presidencialista: otorga al presidente la potestad de disolver las cámaras, el derecho de veto y el mecanismo de las leyes de urgente consideración, entre otros.

Sin embargo, nadie discute la importancia de que el presidente cuente con mayoría en las cámaras, pues en caso contrario, puede enlentecerse la actividad legislativa y producirse impasses que entorpezcan la labor de gobierno. Ante una realidad de esa índole, el presidente deberá tejer acuerdos con personalidades o sectores de los partidos de la oposición que le permitan destrabar la situación.

Todas estas cuestiones deberán ser tenidas en cuenta a la hora de emitir el voto el próximo domingo.

24
Oct
14

elecciones uruguay

Claves

Tiempo para meditar con conciencia histórica

escribe: Luis Casal Beck

 

La publicidad electoral ha cesado. El miércoles 22, las distintas empresas de opinión pública dieron a conocer los resultados de sus últimas encuestas, y la proyección de los indecisos.

Desde hoy los ciudadanos, sin presiones altisonantes del entorno, deberán meditar con la mayor perspectiva histórica posible qué es lo que van a hacer el próximo domingo, en que se celebrarán las elecciones nacionales, de las que surgirá un gobierno (ahora, o el 30 de noviembre, en un balotaje) y un Parlamento bicameral, con 30 senadores y 99 diputados.

Estos son días y horas fundamentales. La familia, los amigos, los compañeros de trabajo, los vecinos, animarán este proceso de reflexión. El 26 de octubre, en la soledad de un “cuarto secreto”, el ciudadano optará por una hoja de votación. Lo hará guiado exclusivamente por su conciencia.

En ese trámite -breve- estará definiendo qué país quiere (y hay dos grandes modelos que se dibujan en el horizonte); en quiénes confía como titulares del gobierno o sus representantes en el Poder Legislativo.

En el próximo verano, asumirán las autoridades electas, en momentos en que se cumplirán 30 años del regreso a la democracia representativa, tras el complejo ciclo dictatorial que duró 12 años (1973-1985), y un interregno previo en que los uruguayos vivimos en toda su crudeza los bloqueos estructurales, los desencuentros violentos entre los actores sociales y políticos, la intolerancia en sus más variadas expresiones.

En estas tres décadas se han sucedido gobiernos de distintos partidos. En total seis. Tres fueron colorados (Julio Ma Sanguinetti, dos veces; Jorge Batlle), dos frentistas (Tabaré Vázquez, José Mujica), y uno blanco (Luis Lacalle de Herrera).

En los últimos 15 años, a raíz de la reforma constitucional de 1997, las formaciones partidarias deben presentar una sola fórmula presidencial; antes, en el bloque tradicional, acumulaban sus votos varias candidaturas. Eso pasó. El sistema electoral se convirtió en más cristalino. Fue un paso importante.

Estamos pues en un tiempo para meditar. La suerte del país, en los próximos cinco años, depende de cada uno de nosotros. Es una gran responsabilidad.

23
Oct
14

ébola

¿Por qué Cuba puede hacer tanto contra el ébola?

 

 

 

 

Cuba está realizando una aportación mayor de personal sanitario al combate del ébola en Sierra Leona, Liberia y Guinea Conakry –los tres países invadidos por la epidemia- que ningún otro estado en el mundo. El complejo mediático que usualmente dispara sin pausa mentiras y calumnias contra la isla no ha tenido más alternativa que reconocerlo puesto que es imposible ocultar un hecho de tan extraordinaria relevancia relacionado con el enfrentamiento a una enfermedad que se ha vuelto noticia de primera plana y que si no es frenada a tiempo puede convertirse en una pandemia global, como alertó Raúl Castro.

El secretario de Estado John Kerry, que nunca ha pronunciado una palabra amable hacia La Habana y jefe de una política exterior que cada vez aprieta más duro la asfixiante tuerca del bloqueo tuvo que reconocer el aporte cubano.

El The New York Times va más lejos pues días después de haber reclamado editorialmente el restablecimiento de las relaciones diplomáticas Estados Unidos-Cuba y el eventual levantamiento de la medida punitiva –no sin hacer algunas alegaciones infundadas-, publica una nueva entrega titulada “La impresionante contribución de Cuba a la lucha contra el ébola” (http://www.nytimes.com/2014/10/20/opinion/la-impresionante-contribucin-de-cuba-en-la-lucha-contra-el-bola.html) en la que lamenta que Washington, “primer contribuyente financiero” en esta lucha no tenga vínculos diplomáticos con La Habana, “dado que Cuba podría terminar desempeñando la labor más vital”. El editorial propone que Estados Unidos dé cabida en un centro médico especial que ha habilitado en Monrovia –capital de Liberia- a los trabajadores sanitarios cubanos que eventualmente puedan ser contagiados con la enfermedad y contribuya de ser necesario a su evacuación. El diario censura que las autoridades estadunidenses “insensiblemente”, se han rehusado a indicar si estarían dispuestos a brindar algún tipo de apoyo y termina dando la razón a Fidel Castro cuando en una columna publicada en Granma expresó la disposición de Cuba a colaborar “gustosamente” con Estados Unidos en aras de enfrentar la epidemia(http://www.cubadebate.cu/especiales/2014/10/18/articulo-de-fidel-la-hora-del-deber/#.VEgAOyKG9uR).

Posteriormente, el martes 21 de octubre, voceros del Departamento de Estado dijeron que Estados Unidos estaría dispuesto a colaborar con Cuba en el combate al ébola pero sin especificar cómo.

Es pertinente puntualizar que, independientemente de las particularidades del ébola y de la grave amenaza para la vida de millones de personas que significaría su eventual propagación, Cuba no está haciendo nada que no haya hecho antes. Desde el triunfo de la Revolución, la solidaridad con los demás seres humanos ha sido siempre un principio cardinal de la educación y la cultura política en la isla, correspondido en la práctica con innumerables acciones de solidaridad internacional en el curso de los años, particularmente en el campo de la salud pública. Sin ir muy lejos, la acción de la brigada médica cubana en Haití, apoyada por médicos haitianos y latinoamericanos formados en Cuba, fue decisiva para frenar la extensión de la tremenda epidemia de cólera en ese país.

Esto solo es posible porque la Revolución ha construido un sólido sistema de salud pública cuyo principio ético básico es que no hay nada más importante que la vida de un ser humano. Podrán faltar medicamentos y equipos cada vez más negados por el bloqueo pero la calidad humana y científica del personal sanitario cubano sigue asegurando que los índices de salud de Cuba sean los mejores de América Latina y varios de ellos superiores a los de Estados Unidos.

No ha de extrañar a nadie que en la isla existan miles de voluntarios dentro del personal de salud para partir a combatir el ébola ni que los cientos de médicos y enfermeros cubanos involucrados directamente en la lucha contra la enfermedad estén apoyados en labores preventivas por más de 4000 compatriotas trabajadores de la salud que laboran actualmente en 32 países africanos desde mucho antes del estallido de la epidemia.

La celebración, en La Habana, de la cumbre de la Alternativa Bolivariana para los pueblos de Nuestra América (Alba) dedicada a preparar a sus miembros para prevenir y combatir el ébola, y proteger sobre todo a los países caribeños más vulnerables, complementa las acciones iniciadas por Cuba. El Alba ha invitado a convocar una reunión de ministros de salud de la Celac, que seguramente contribuirá a crear una red regional de protección de nuestros pueblos contra esta y otras epidemias.

 




octubre 2014
D L M X J V S
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031