19
Ene
18

Lacalle y su invento

Lacalle y De Posadas, entregaron al mercado los aportes previsionales de los uruguayos

Trabajo y Seguridad Social

escribe: Dr. Jorge R. Bruni

1. El tema de los cincuentones y de las comisiones que perciben las AFAP, entre otros, demuestran la trascendencia que la Seguridad Social y el Trabajo tienen para la sociedad. Históricamente se fue consolidando un proceso partiendo de formas individuales, voluntarias y privadas de reparación de los riesgos, hacia diseños más colectivos y solidarios, fuera a través del bipartismo – tripartismo según el viejo modelo de Bismark. En 1948 la O. N. U. declaraba a la Seguridad Social como Derecho Humano Fundamental. “El derecho a la seguridad social impregna la vida de todos los individuos desde su concepción hasta su último suspiro” (1)

2. Uruguay, desde la tercera década del siglo XIX comenzaba a legislar en la materia. y fue evolucionando hacia formas más colectivas y solidarias. A finales del siglo se consagraba una participación, parcial, de los interesados en la administración, ley Ciganda mediante.

Desde el propio Estado a comienzos del siglo XX, se visualizaron programas como factor de desarrollo y cohesión social, que fueron progresando mediante un proceso con sus debilidades y retrocesos, que se sustentaba en la concepción de la S. Social ya mencionada. Se trataba de delinear políticas tendientes a equilibrar los aspectos sociales con los económicos, proceso que tuvo su momento más destacado desde los años 40 hasta finales de los sesenta del siglo XX, años en los que comenzaron el congelamiento de lo social en aras de un reforzamiento de lo económico y del neoliberalismo.

3. Vendrían cambios de épocas, y el Trabajo y la Seguridad Social no podían quedar al margen. Nuestro Continente y el país, volvían a los tiempos de las soluciones individualistas, privatizaciones, voluntarias, muy lejos de lo colectivo y la solidaridad. Se profundizaba netamente la supremacía económica sobre lo social, esto es, generalizando los famosos “ajustes estructurales: desregulaciones, flexibilizaciones, reducción de las prestaciones, aplicación de criterios de ganancias rentísticas, predominio del lucro, etc. Criterios que nos recuerda el concepto que nos dice “mientras haya más ganancia habrá más pobreza”.

El Derecho Humano Fundamental pasa a ser administrado por sociedades anónimas, aplicando lógicas financieras propias de técnicas de seguro mercantil, contrario radicalmente a la solidaridad, vertical u horizontal. Destaquemos que Uruguay a pesar del retroceso del progresismo en el continente, mantiene políticas sociales. La reforma de Los Cincuentones es un adelanto, pero la esencia regresiva de las AFAP se mantiene.

4. Sostenemos la necesidad de una reforma, profunda y solidaria que respete la naturaleza de Derecho Humano Fundamental, en armonía con un plan de desarrollo integral del país. Es muy fácil decirlo, pero la realidad muy diferente nos muestra varios y enormes desafíos a encarar.

Según encuesta de la Asociación Internacional de Seguridad Social- A.I.S.S, los países integrantes de dicha asociación priorizaron 10 desafíos: envejecimiento de la población, cuidados de salud y de larga duración, eliminar las brechas en la cobertura, la transición tecnológica, el empleo de trabajadores jóvenes, desigualdades durante las etapas de la vida, las crecientes expectativas del público, los mercados laborales y la economía digital, nuevos riesgos, crisis y acontecimientos extremos, y protección de los trabajadores migrantes. Los desarrollaremos en notas posteriores. Hoy destacamos tres.

A) el envejecimiento de la población, que por sí sólo no significa mejor calidad de vida, agregado a los efectos negativos que surgen de su combinación con la baja tasa de fecundidad;

B) los efectos de la economía digital en los sistemas de seguridad social.

C) lo que significan las Reformas Laborales con sus más que nefastas consecuencias y violaciones de Derechos Humanos que se están llevando adelante en nuestro continente, esencialmente en países vecinos.

Cuán necesarias son las visiones estratégicas basadas en concepciones compartidas a efectos de encarar las reformas, considerando objetivos, métodos adecuados, políticas económicas y herramientas acordes a las ideas y necesidades que se plantean, las necesarias evaluaciones de resultados, el futuro de la protección social manteniendo un piso protector de la misma.

Resulta imprescindible entender que se trata de procesos con sus avances y retrocesos, con plena participación social. Todo lo cual exige establecer un orden de prioridad en los desafíos. Igualmente es esencial la promoción de instituciones adecuadas y buenas prácticas, el análisis del concepto de protección social y cuáles son los límites mínimos a respetar, considerar la importancias de la economía informal, el mundo rural, etc. Muchos son los conceptos a desarrollar en próximas notas. Dr. Jorge R. Bruni.

Anuncios
18
Ene
18

tractorazo ¡? …

“TRACTORAZO” de la burguesía terrateniente que arrastra a ingenuos del verdadero trabajo rural. Medida política que niegan, es impulsada por el herrerismo de Lacalle Pou (¡?)

Fratti: “El campo no está como lo pintan; hay varios que se suben al carro”

escribe: Marcelo Hernández

Productores y gremiales del agro llevará a cabo un “tractorazo” este lunes 15 de enero desde la hora 8 buscando que el gobierno atienda la que consideran situación complicada de la industria agraria de nuestro país. Reclaman cambios tributarios y rebajas en el precio de los combustibles.

La medida fue decidida por un grupo de productores rurales independientes de Paysandú y ya cuenta con el apoyo de sus pares de varios puntos del Uruguay.

Estos adelantaron que su idea no es bloquear ni cortar las rutas, sino enlentecer el tránsito.

La marcha arrancará en los accesos a Paysandú, en El trébol, irán hasta San Manuel y luego a Av. de las Américas y ruta 3. En ese lugar harán un breve acto y conversarán con los productores.

El exjerarca del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Alfredo Fratti, hizo saber su punto de vista con relación a esta medida.

“Dentro de la ley y el orden, la movilización de un grupo de ciudadanos que consideran que no están siendo atendidos, está dentro de las reglas del juego en un país democrático. No es común, pero tienen ese derecho. Eso pasó hace unos años en Argentina, pero nosotros no somos argentinos. El ciudadano uruguayos no tiene nada que ver con el ciudadano argentino, y el uruguayo del campo menos con el argentino del campo”, argumentó.

Agregó que “no creo que sea una movida político-partidaria, pero política es porque son temas políticos. Lo que si son inaceptables son los términos que se usan en estas reuniones masivas, pero eso sucede en cualquier gremio. Allí se dicen cosas que no corresponde, y eso si está mal. Tampoco hay que condenar al movimiento por acciones aisladas. Hay personas que van a participar que son reconocidos productores y otros no”.

Dialogo permanente

Enfatizó que desde la comisión parlamentaria que trata estos temas “hemos conversado y siempre estamos buscando atender a sus pedidos que están dentro de lo normal”.

Con relación al posible corte de rutas, Fratti manifestó que “espero que eso no pase y que prime la cordura, y sea dentro del orden y de la ley, y por eso no hay que asustarse. Y reitero, mientras la movida mientras sea dentro de la ley y el orden es válida como la de cualquier sindicato”.

Al preguntársele, en función de su conocimiento del campo, si la situación es tan complicada como la pintan, señaló el legislador que “el campo no está como lo pintan; hay varios que se suben al carro. No todos los sectores tienen problemas, algunos si, y hay otros que no están ni cerca de tenerlos” y añadió que “es imposible abarcar a todos. Hay que conversar y ver que se puede hacer. No es tampoco lo que pasaba antes del 2005 cuando se remataban varios campos por año. Además el país tiene una estabilidad económica muy buena”.

Remarcó que “no debemos entrar en lo que entran otros, en la manija”.

Concluyó aseverando que “hay reclamos que pueden ser justos, otros no, y hay sectores que no deberían subirse al mismo. Es bueno que algunos que tiene aumento real del salario y tiene condiciones óptimas, que son muchos gracias a este gobierno, sepan que hay otros que no están tan bien. Pero tengo la esperanza que vamos a salir todos para adelante”.

17
Ene
18

el pepe Mujica …

 

Aguerre: breve balance de la gestión de un ministro frenteamplista atípico

escribe: Natalia Uval

Los empresarios ministros en los tres gobiernos del Frente Amplio (FA) se cuentan con los dedos de una mano. Tabaré Aguerre es uno de ellos. Ingeniero agrónomo, presidente de la Asociación de Cultivadores de Arroz entre 2006 y 2009 y frenteamplista independiente, Aguerre fue designado ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca por el entonces presidente José Mujica en 2010, en una decisión que “sorprendió a propios y extraños”, según rememoró el propio Aguerre cuando asumió su segundo período de gestión, en 2015.

Legisladores en Durazno
Hoy se espera que el presidente Tabaré Vázquez anuncie novedades en la titularidad del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, tras la renuncia que presentó el ministro el 21 de diciembre. Aunque no hay información oficial, en círculos de gobierno se maneja como una posibilidad que el subsecretario de Ganadería, Enzo Benech, continúe al frente de la cartera, ya sea en forma interina o definitiva. Aguerre se retira en un momento complejo para el gobierno. Este fin de semana hubo manifestaciones de productores agropecuarios en Rocha –varios vehículos circularon por las rutas con banderas de Uruguay– y este lunes están previstas protestas en Paysandú y en el sur del país. El 23 de enero se realizará una reunión de productores en Durazno, en la que se definirán movilizaciones para reclamar por mejoras a la situación del sector agropecuario. El encuentro tendrá también otro tipo de visitantes. El presidente de la comisión de Ganadería de la Cámara de Representantes, el nacionalista y productor Alejo Umpiérrez, dijo a El País que asistirán legisladores en representación de la comisión. El diputado frenteamplista Luis Fratti, también integrante de la comisión, explicó a la diaria que se pretende tener una presencia institucional en el encuentro. “No podemos hacer como que no está pasando nada. Está pasando, y […] me parece que a la comisión de Ganadería le corresponde (estar)”, señaló Fratti. El nombre de Fratti, ex presidente del Instituto Nacional de Carnes, circuló este fin de semana como posible sucesor de Aguerre al frente del ministerio. Fratti aclaró a la diaria que no ha tenido “ninguna comunicación en ese sentido”. Otro de los nombrados, el ex ministro de Ganadería y senador suplente del Movimiento de Participación Popular Andrés Berterreche, también dijo a este medio que no recibió ninguna información al respecto.
En su momento, Mujica explicó que eligió un ministro que provenía del mundo técnico y empresarial para dar “seguridad, no simpatía”. De aquel gabinete, fue el primer ministro designado. En 2015, el presidente Tabaré Vázquez resolvió que continuara en su cargo, y Mujica fue a su ceremonia de asunción. Llegó un poco tarde porque “se le rompió el Fusca”, según explicó el propio Aguerre, que prefirió esperarlo para comenzar. “Lo que se inició no está terminado, y tal vez esa sea la razón más importante que asumimos todos los que reasumimos”, dijo Aguerre aquel 2 de marzo de 2015. También expresó su voluntad de continuar con proyectos que le permitan al país seguir desarrollándose y “consolidar esa intensificación sostenible y los proyectos del agua, que todavía están más conversados que realizados y constituyen la principal razón por la cual asumí el compromiso”. “Sueño con un país donde la tierra sea sinónimo de desarrollo, que sea tan valiosa que sea el atractivo a la inversión corporativa institucional”, resumió el ministro.

Uno de los principales énfasis de la gestión de Aguerre fue la inserción internacional. Y hubo resultados, especialmente en materia de exportaciones de carne. No sólo se produjo la histórica apertura del mercado de Estados Unidos para la carne ovina sin hueso en 2013 y con hueso en 2017. En diciembre de 2012, Corea del Sur habilitó la importación de carne vacuna sin hueso, que no ingresaba desde 2001. Entre 2015 y 2016, Uruguay triplicó sus exportaciones de ese producto a Corea del Sur.

China también fue un destino preferencial de los viajes de Aguerre. En mayo de 2017, el ministro anunció la decisión del país asiático de instalar en nuestro país un laboratorio de referencia regional para la certificación de carnes. Además, Uruguay se convirtió para China en un destino elegido para la importación de carne.

Con Japón se logró a fines del año pasado un paso importante para lograr la habilitación para el ingreso de carne bovina sin hueso. Según anunció el ministerio en diciembre, Japón aprobó un informe de auditoría técnico que destaca positivamente el sistema sanitario y la trazabilidad en Uruguay.

Ernesto Agazzi, ex senador del Movimiento de Participación Popular (MPP) y ministro de Ganadería durante el primer gobierno del FA, destacó como característica saliente de la gestión de Aguerre su compromiso con la búsqueda de mercados. “Yo creo que fue el ministro de agricultura de la historia del Uruguay que más viajó a todos lados buscando vender productos de distinto tipo. Japón, Corea del Sur, Estados Unidos. Mercados difíciles, que parecían bastante inaccesibles. Eso los grandes productores se lo tienen que agradecer, porque hoy las exportaciones de carne de Uruguay se pagan a un precio promedio más alto que las exportaciones de carne de los Estados Unidos, y eso es por las políticas internas y por la búsqueda de mercados”, destacó Agazzi.

Polémica verde

“Intensificación sostenible” es el concepto que define la idea que tiene Aguerre sobre el vínculo –que entiende no contradictorio– entre la intensificación de la producción y el cuidado del medioambiente. No sólo manejó esta idea en sus discursos, sino que la plasmó en distintos documentos, entre ellos, planes y proyectos de ley. En este marco, en 2010 se empezó a exigir a los productores planes de uso y manejo de los suelos. Aguerre destacó en diversas oportunidades que la capacidad de generar procesos productivos sostenibles es una oportunidad para desarrollar innovación y lograr una inserción internacional diferenciada. Pero el tema medioambiental fue de los más conflictivos de su gestión.

 

Escuchar al campo
El anfitrión fue el ex presidente del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente, Ruben Villaverde. Algunos de los invitados fueron el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira; el secretario general del Sindicato Único Nacional de la Construcción y Anexos, Óscar Andrade; el diputado del Movimiento de Participación Popular, Alejandro Sánchez; el diputado de Alianza Progresista, Óscar de los Santos; el historiador Gerardo Caetano; y el director de la Fundación Liber Seregni, Agustín Canzani. Los dos últimos realizaron al principio de la reunión un análisis de la coyuntura política. Otros dirigentes políticos fueron invitados, pero no pudieron concurrir, como el secretario general del Partido Comunista, Juan Castillo. El escenario fue la casa de veraneo de Villaverde en Piriápolis, para una reunión “de amigos” que se realiza todos los años desde la década de 1990. Según informaron a la diaria asistentes a la reunión, se conversó sobre la violencia, el futuro del mundo del trabajo, la distribución de la riqueza, la diversificación de la matriz productiva y la situación del sector agropecuario. Hubo coincidencia en que “el campo es muy importante para Uruguay y hay que atenderlo con cuidado, no hay que ignorarlo”, que “no todos los sectores del campo nadan en la abundancia” y que es necesario que haya diálogo entre gobierno y gremiales, “aun en las diferencias”.
En octubre de 2017 se aprobó la nueva ley de promoción del riego, la iniciativa más importante de la gestión de Aguerre, según lo manifestó el propio ministro. Habilita el ingreso de inversión privada ajena a la producción para desarrollar esta actividad. Organizaciones sociales y políticas desarrollan desde el 18 de diciembre un proceso de recolección de firmas contra la norma, para lograr someterla a referéndum en las próximas elecciones. Expertos de la Universidad de la República han alertado sobre los impactos negativos que tendrá la iniciativa en la calidad del agua. Pero además la ley recibió críticas internas en el FA, de sectores como Casa Grande y el Partido por la Victoria del Pueblo.

Casa Grande también fue crítico de la aprobación de cuatro nuevos eventos transgénicos de maíz y soja, realizada por Aguerre en las postrimerías de su gestión, y con la oposición de los ministerios de Salud Pública y Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. El director Nacional de Medio Ambiente, Alejandro Nario, dijo la semana pasada a Canal M que la aprobación de esos eventos fue “un error importante” y que hay “un nivel de riesgo muy alto” porque no se hicieron los estudios correspondientes. “Están incorporando un maíz en Uruguay sólo porque una empresa quiere venderlo”, sentenció.

Aguerre enfrentó también conflictos internos, ni bien asumió la titularidad del ministerio. En 2011, cesó al entonces director del programa Uruguay Rural, Antonio Vadell (del MPP), quien lo cuestionó por “desmantelar” el programa. En 2012, le tocó el turno de alejarse al entonces subsecretario del MPP Daniel Garín, quien también mantuvo diferencias con Aguerre, aunque en sus declaraciones públicas prefirió no ser tan explícito.

Agazzi opinó que Aguerre mantuvo las prioridades que se fijaron en el primer período de gobierno del FA, cuando estuvieron al frente del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca Mujica, Berterreche y él mismo. “El ministerio de Aguerre fue un ministerio más técnico, el ministerio de Mujica fue más político, pero me parece que se mantuvieron todos los ejes centrales –como las políticas diferenciadas para productores familiares y trabajadores–, y las políticas de medioambiente –planes de uso del suelo, controles de productos y contaminación–”, destacó el dirigente del MPP.

16
Ene
18

el dedo en el ojo de trump

La realidad de Corea del Norte como potencia nuclear

escribe: Thalif Deen

Con seis ensayos nucleares subterráneos entre 2006 y 2017, Corea del Norte parece desesperada por convertirse en la novena potencia nuclear, luego de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China, Rusia, India, Pakistán e Israel.
Pero el reconocimiento no se vislumbra en el actual contexto de amenazas por parte de Pyongyang y de la continua guerra de palabras entre dos de los gobernantes más impredecibles del mundo: Donald Trump, de Estados Unidos, y Kim Jong-un, de Corea del Norte.

Además, las cinco potencias nucleares, Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China, Rusia, también miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), se niegan a concederle la placa nuclear a Corea del Norte.

Por su parte, ese país asiático sostiene que la invasión a Afganistán e Iraq y la expulsión del líder de Libia, Mohammar Gadafi, se facilitaron por un simple hecho: ninguno tenía armas nucleares o se habían rendido a desarrollarlas.

M.V. Ramana, presidente de Simons para Desarme, Seguridad Global y Humana de la Facultad de Políticas Públicas y Asuntos Globales de la Universidad de Columbia Británica, dijo a IPS que nace la esperanza tras los últimos intercambios apaciguadores entre las dos Coreas.

“Creo que la situación puede regresar a la de un estado de mayor calma, aunque es totalmente posible que eso implique que Corea del Norte tenga armas nucleares. Sospecho que por ahora, el mundo tendrá que convivir con su arsenal”, añadió.

“Aunque no es un objetivo deseable, no hay razón para presumir que con armas nucleares, Corea del Norte sea un mayor problema que India, Pakistán o Israel o, si vamos al caso, que China, Francia, Gran Bretaña, Rusia o Estados Unidos”, observó Ramana, autor de The Power of Promise: Examining Nuclear Energy in India, (El poder de la promesa: analizando la energía nuclear en India).

“Creo que el mayor problema es el actual gobierno de Estados Unidos que hace declaraciones provocadoras y burlonas. Creo que los países poderosos deben comenzar el proceso de aplacar la retórica e iniciar negociaciones con Corea del Norte”, añadió.

Además, cualquier proceso de paz debe partir de acciones recíprocas, uno no puede esperar que Corea del Norte afloje su programa sin que Estados Unidos tome una medida en respuesta.

Por su parte, Jayantha Dhanapala, ex secretario general adjunto para Asuntos de Desarme (1998-2003) de la ONU, dijo a IPS que no hay dudas de que Corea del Norte tiene capacidad nuclear y los medios para llegar a Estados Unidos.

Eso claramente desafía normas internacionales y viola resoluciones del Consejo de Seguridad, acotó, como el Tratado de No Proliferación Nuclear y el Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares.

Pero también el nuevo Tratado de Prohibición de Armas Nucleares, que es el primer acuerdo internacional vinculante para sacarlas de circulación con vistas a su total eliminación y que se adoptó el 7 de julio de 2017.

Pero ni Estados Unidos ni Corea del Norte lo firmaron, observó Dhanapala, expresidente de Pugwash (2007-2017), quien también recordó que los persistentes esfuerzos de Pyongyang por lograr un acuerdo de paz equitativo con Washington fueron rechazados una y otra vez.

Entonces “ahora vemos las payasadas pueriles de dos gobernantes enfrascados en reciminaciones mutuas como dos niños acosadores en el patio de la escuela asegurando que el botón nuclear de uno es más grande que el del otro, mientras una tensión similar a la Guerra Fría crece de forma alarmante”, añadió.

“Los pequeños pasos entre las dos Coreas prometen el inicio de un diálogo en la víspera de los Juegos Olímpicos de Invierno. Esa debe ser la oportunidad para que las grandes potencias intervengan y reanuden las negociaciones. El secretario general de la ONU debe actuar y debe hacerlo ahora”, añadió.

El número de ojivas en el mundo disminuyó desde fines de la guerra fría, de unas 70.300, en 1986, a unas 14.550, en 2017, según la Federación de Científicos Estadounidenses (FAS).

El arsenal de Corea del Norte ronda entre 20 y 50 armas o quizás un poco más, según fuentes de inteligencia de Estados Unidos.

Joseph Gerson, presidente de la Campaña para la Paz, el Desarme y la Seguridad Común, dijo a IPS que los sucesivos gobiernos norcoreanos impulsaron el programa nuclear por dos motivos principales: garantizar la supervivencia de la dinastía Kim y preservar la supervivencia del Estado de Corea del Norte.

Desde la guerra de Corea, Estados Unidos amenaza o se prepara para iniciar una guerra nuclear con Corea del Norte. Esas amenazas prendieron en los norcoreanos debido a que el ejército estadounidense destruyó 90 por ciento de la estructura al norte del paralelo 38.

Gerson también recordó que tras la crisis de 1994 entre ambos países, Corea del Norte estaba dispuesta a canjear su programa nuclear por garantías de seguridad, normalización de relaciones y asistencia para el desarrollo económico.

Estados Unidos no honró su compromiso del marco acordado entonces al negarse a entregar petróleo y demorar por tiempo indefinido la construcción de los prometidos reactores nucleares de agua ligera.

En 2000, el secretario de Defensa, William Perry, y la secretaria de Estado (canciller), Madeleine Albright, negociaron un acuerdo integral con Corea del Norte, y el presidente Bill Clinton debía viajar a Pyongyang para finalizarlo, pero con la crisis política tras las elecciones de ese año, nunca ocurrió.

Luego, las primeras órdenes desastrosas del gobierno de George W. Bush, fueron sabotear el tratado, lo que a su vez propició el primer ensayo nuclear de Corea del Norte, sintetizó Gerson.

Al aceptar atletas norcoreanos a participar en los juegos de invierno y posponer los amenazantes ejercicios militares entre Estados Unidos y Corea del Sur, las acciones del presidente surcoreano Moon Jae-in alejaron por ahora el peligro de la guerra.

Tras asumir la Presidencia en 2017, Moon anunció que podía vetar la posibilidad de una desastrosa segunda guerra de Corea. Al forzar la mano de Trump, abrió la puerta a la diplomacia y a una resolución pacífica del conflicto.

Tras los juegos, “todavía existe la posibilidad de una guerra desastrosa si el monarca nuclear opta por una maniobra desesperada y mortal en su esfuerzo por sobrevivir políticamente”, añadió, refiriéndose a los escándalos que rodean a Trump.

Nunca hubo y nunca habrá una solución militar a la crisis nuclear entre Estados Unidos y Corea del Norte, y como han reiterado las autoridades estadounidenses, dada la proximidad de Corea del Sur, aun un ataque convencional contra su vecino implicaría cientos de miles de víctimas surcoreanas y podría escalar a una guerra genocida incontrolable.

La forma de avanzar requiere negociaciones entre ambos países, y posiblemente marcos multilaterales como las conversaciones de las Seis Partes, opinó Gerson.

La única forma de evitar crisis similares es que las potencias nucleares cumplan finalmente con el artículo VI del Tratado de No Proliferación, que los obliga a negociar la completa eliminación de sus arsenales atómicos.

Como alertó el premio Nobel de la Paz y científico del Proyecto Manhattan, Joseph Rotblat, la humanidad tiene dos opciones: “podemos eliminar totalmente las armas nucleares o veremos la proliferación mundial, las consiguientes guerras nucleares. ¿Por qué? Porque ningún país seguirá tolerando lo que percibe como una jerarquía injusta de terrorismo nuclear”, añadió.

15
Ene
18

sionismo …

Cuando el sionismo es la esencia de la vida, una ruptura tiene enormes consecuencias

escribe: Jonathan Ofir / Mondoweiss

Jacob Israel de Haan fue un escritor judío holandés asesinado en 1924 por la Hagana, la milicia preestatal del yishuv, por actividades antisionistas.

Romper con el sionismo puede ser una experiencia devastadora.

En Israel la sociedad judía-israelí es en general sionista, en grados que van desde los llamados “sionistas liberales” hasta los sionistas fundamentalistas. No hay realmente ni necesariamente mucha diferencia cuando uno habla de esta experiencia de ruptura en una facción o la otra.

Lo que pasa con el sionismo es que sus seguidores lo ven básicamente como una especie de “esencia de la vida”. El adoctrinamiento sionista enseña que se trata de “nuestra propia existencia”. El “nosotros” generalmente se considera como “la nación judía” o “el pueblo judío” y por lo tanto el individuo se ve como una pequeña parte de esto. Como la supervivencia del todo también abarca al individuo, cualquier ruptura con el sionismo se considera un tipo de traición social que pone en peligro la fuerza e incluso la supervivencia del “todo”.

Las narraciones que desafían la veracidad histórica de la noción de “supervivencia”, como el hecho de señalar la próspera existencia judía en otros lugares, carecen de sentido para los sionistas. Bajo la metanarrativa sionista, esto es todo temporal. La prosperidad judía es temporal y simplemente espera un momento en el tiempo en el que los gentiles de nuevo “se vuelvan contra los judíos”, porque eso es lo que sucede “en cada generación”, como dice el canto de la Pascua.

Y la respuesta sionista a este supuestamente peligroso y eterno estado de cosas es un Estado-nación judío. Entonces, en el paradigma más grande, los sionistas simplemente ven la solución: el Estado-nación judío, como una solución de supervivencia. Por lo tanto no están dispuestos a ver ningún problema resultante, como violaciones de los derechos humanos y un desafío al derecho internacional, como algo más que simples obstáculos o desafíos que enfrenta este “caso especial”: Israel.

Entonces, cuando uno señala estas violaciones, es una irritación para los sionistas, no necesariamente porque no los conozcan, sino porque al señalarlos uno no muestra simpatía por los desafíos que enfrenta el “caso especial” que es Israel para ellos.

Dado que el caso de Israel y el sionismo necesitan una “dispensa especial”, incluso la ruptura emocional de un individuo con el sionismo puede percibirse como un peligro. Y cuando uno rompe con el sionismo es visto en términos altamente emocionales y personales por aquellos para quienes representa la “esencia de la vida”.

Entonces lo que caracteriza este tipo de lealtad a la “esencia sionista de la vida”, resulta una especie de adhesión fascista que recuerda a las sociedades totalitarias y tampoco agrega nada para llegar a una comprensión entre los pares. Simplemente agrega insulto a su herida.

Además la conversación sobre la violación intrínseca de los derechos humanos inherente al sionismo solo es ofensiva para los sionistas. Y aquí particularmente para los “sionistas liberales”, ya que sugiere que toda la gran ideología a la que se suscriben es irreconciliable con los valores de igualdad e incluso democracia. Natasha Roth hace un elocuente resumen de esto en su artículo sobre la reciente lista negra israelí de activistas de BDS. Roth escribe:

“Al parecer el Gobierno israelí considera que la prohibición a los activistas BDS es un comportamiento aceptable para una democracia y ha cultivado y promovido con mucha diligencia la mentira de que BDS es un movimiento antisemita destinado a destruir a Israel. Esta mentira ha resultado notablemente exitosa, a pesar de la inequívoca declaración en el sitio web oficial del movimiento BDS de que su objetivo es asegurar los mismos derechos humanos y civiles a los palestinos que los de todos los demás que viven en territorio controlado por Israel. Pero si otorgar los mismos derechos a todos los que viven en el territorio controlado por Israel hará que el Estado implosione, entonces seguramente quienes se opongan al BDS por ese motivo ignoran un problema fundamental: que un Estado no puede sobrevivir si todos sus residentes no tienen los mismos derechos y, por definición, no es una democracia”.

En otras palabras, el sionismo deja sin sentido los supuestos valores del “liberalismo”. Es muy posible que los “sionistas liberales” consideren los valores liberales como su objetivo más elevado, pero cuando se trata de la competencia entre el sionismo y el liberalismo, los sionistas conservarán su sionismo. En lo que respecta a los sionistas fascistas más fundamentalistas y más descarados esto no es una afrenta, ya que de todos modos tienen una menor inclinación a respetar la noción ‘liberal’. Pero incluso los fascistas tienden a pensar que sus valores están relacionados con la “libertad” y la “superioridad moral”; simplemente juzgan a los “otros” para que no formen parte del club.

Entonces, cuando ocurre la ruptura, es una ruptura que inevitablemente nos llevará a reconsiderar la totalidad del adoctrinamiento y el conjunto de valores con los que uno fue educado. Uno termina teniendo que cuestionar la naturaleza de esos valores -en la medida en que sostienen esa construcción del sionismo- que resultan ser la esencia de la vida. Si uno hubiera pensado que fue educado en los valores del respeto, tiene que reflejar esa afirmación contra la falta de respeto intrínseco del sionismo hacia los “otros” nativos: los palestinos. Si este espejo no refleja la imagen, si esta falta de respeto -genocida, recordemos- no se puede conciliar con “respeto”, el espejo se rompe. Uno tiene que reeducarse y volver a armar su conjunto de valores para establecer un concepto nuevo y real de respeto. Este ejemplo pertenece a una larga lista de valores.

Por lo tanto la ruptura con el sionismo se convierte en un núcleo que se rompe a sí mismo con un sistema de valores completo con el que uno se crió. La familia y los compañeros registran que la distancia no es meramente “política”. Es, inevitablemente, sobre la naturaleza esencial del ser personal. Los sionistas perciben esto como una sugerencia de que ellos, los sionistas, son considerados como “otros” de valores menores e instintivamente registran esa consideración como una ofensa, incluso los arrojan de nuevo a la idea “antisemita” de los judíos como seres inferiores (aún cuando se trata de un judío rompiendo con el sionismo). Esto es ofensivo para todo el ser sionista, que en muchos niveles inevitablemente sentirá una aversión natural hacia la persona que atravesó ese proceso.

La solución a esta aversión, si la gente todavía quiere tratarse entre sí, podría simplemente evitar el tema tanto como sea posible. Pero el asunto estará allí. Será como un elefante en la habitación del que no podemos hablar: el sionismo.

Las personas que están en tal sociedad, la que defiende y consagra el sionismo, saben todo esto instintivamente. El precio de romper con él puede ser alto. No es solo una ruptura con la sociedad, es una ruptura con el pasado. Para la mayoría de las personas dicho precio se considera simplemente demasiado alto. Pero aquellos que se han dado cuenta de que los palestinos están pagando y han pagado un precio incomparablemente alto por el sionismo pueden encontrar el precio muy tolerable y digno. La negación sionista intrínseca y general del sufrimiento palestino es parte de este mecanismo. Si lo niegas y no puedes sentirlo, entonces puedes mantener la máscara, mantener tu autoengaño y mantener la creencia de que el sionismo es el único camino.

14
Ene
18

Martin Luther King

El renacer de la “Campaña de los pobres” de Martin Luther King Jr.

escribe: Amy Goodman y Denis Moynihan / Democracy Now!

Este 15 de enero Martin Luther King Jr. cumpliría 89 años. Asesinado a los 39 años de edad el 4 de abril de 1968, su vida –lamentablemente demasiado corta– cambió para siempre Estados Unidos. Entre los hitos de su activismo se encuentran el Boycott al Servicio de Autobuses de Montgomery en 1955, que puso fin a la segregación en el transporte público, la organización de la Marcha sobre Washington por el Trabajo y la Libertad, en 1963, donde pronunció su famoso discurso “Tengo un sueño” y la aprobación de la Ley de Derechos Civiles de 1964 y la Ley de Derechos Electorales de 1965. También fue importante su apoyo a la lucha de los trabajadores de limpieza urbana de Memphis, Tennessee. Fue en el marco de una marcha de los trabajadores barrenderos de Memphis en donde dio su último discurso, la víspera de su muerte, el famoso discurso “He estado en la cima de la montaña”. Con frecuencia se pasan por alto las posturas políticas cada vez más radicales que King adoptó en sus últimos años, tales como oponerse a la Guerra de Vietnam y forjar una alianza multirracial de todos los sectores empobrecidos, a la que llamó Campaña de los pobres, que procuraba, tal como el propio King decía, “una redistribución radical del poder económico y político”. Ahora, medio siglo después, se ha formado nuevamente una coalición para organizar a los pobres de Estados Unidos, inspirada en lo que King llamó “una fuerza nueva y provocadora”, para luchar contra la pobreza y forjar cambios significativos.
Esta renovación, llamada “Campaña de los pobres: llamado nacional para un renacer moral”, presenta una audaz agenda: “Desafiar los males del racismo sistémico, la pobreza, la economía regida por la guerra, la devastación ecológica y la distorsión de los valores de la nación”. Al frente se encuentra el reverendo Dr. William J. Barber II. Nacido solo dos días después de la famosa Marcha sobre Washington, Barber creció en el marco del movimiento por los derechos civiles. Durante más de una década se desempeñó como presidente de la Asociación Nacional por el Progreso de la Gente de Color ( NAACP , por su sigla en inglés) de Carolina del Norte y renunció al cargo para dirigir esta nueva campaña.

En 1968, King describió la necesidad de la “Campaña de los pobres” con estas palabras: “Millones de jóvenes crecen bajo la luz de las oportunidades. Pero hay otro Estados Unidos. Y este otro Estados Unidos presenta una fea realidad diaria que transforma la ebullición de la esperanza en la fatiga de la desesperación”.

Hablando esta semana en una entrevista para Democracy Now!, el reverendo Barber reflexionó sobre lo poco que han cambiado las cosas realmente desde la época de King: “Cincuenta años después, tenemos cerca de cien millones de pobres y trabajadores pobres en este país, 14 millones de niños pobres… Cincuenta años después, tenemos menos protecciones contra la restricción del derecho al voto que el 6 de agosto de 1965. En estos últimos cuatro años, más de 1700 días, [los republicanos] vienen realizando un feroz boicot contra la Ley de Derechos Electorales. Y en cada estado donde existen grandes restricciones para ejercer el derecho al voto también existe una gran pobreza, falta de atención médica, negación de salarios dignos, negación de derechos sindicales, ataques contra los inmigrantes, ataques contra las mujeres”.

Barber sostiene que la respuesta es forjar una alianza política que trasvase las identidades: “Tenemos negros, tenemos blancos, tenemos gente de piel morena, jóvenes, viejos, gays, heterosexuales, judíos, musulmanes, cristianos, personas de fe, personas sin fe, que se están uniendo”. El objetivo de esta unión es crear lo que él denomina la “Tercera Reconstrucción”. Esta fusión incluye intentar acercarse a los cristianos tradicionalmente conservadores, como el ministro Jonathan Wilson-Hartgrove. Nacido en una familia evangélica devota y blanca, cuando era adolescente se desempeñó como asistente en el Congreso del senador republicano de Carolina del Sur Strom Thurmond, uno de los segregacionistas más encarnizados de la era moderna.

Wilson-Hartgrove escuchó las prédicas de William Barber y se volvió su seguidor y colega desde entonces. La renovada “Campaña de los pobres” es una respuesta para los evangélicos blancos empobrecidos, según Wilson-Hartgrove: “Esas personas que dicen: ‘Voten por mí porque soy un buen líder cristiano’ no están atendiendo sus intereses. Ustedes no tienen atención médica, no tienen un salario digno para vivir, porque las mismas personas que afirman defender a Dios y a la justicia, cuando votan, lo hacen en contra de los intereses de la gente pobre, sea gente negra, blanca, morena o lo que sea”.

El reverendo Barber ve la transformación del sur profundo de Estados Unidos en un horizonte cercano, pero no opina que será algo fácil. Las recientes victorias en los tribunales contra la manipulación racial y política de los distritos electorales en Carolina del Norte darán aún más fuerzas a los afroestadounidenses y otros grupos tradicionalmente marginados. Sin embargo, el verdadero trabajo no está en los tribunales, sino en las calles.

Barber y Wilson-Hartgrove, junto con la reverenda Liz Theoharis, codirectora del Centro Kairos para las Religiones, los Derechos y la Justicia Social, cuya sede está en la ciudad de Nueva York, y copresidenta de la Campaña de los pobres, viajaron a 15 estados de Estados Unidos en los últimos meses para reclutar, organizar y capacitar a más de mil personas. Barber anunció: “Nuestra primera acción será el lunes después del Día de la Madre. Vamos a reunir a más de 25.000 personas comprometidas con la desobediencia civil durante seis semanas para lanzar el movimiento”. Su objetivo: el Congreso de Estados Unidos y los parlamentos estatales de todo el país.

La bala de un francotirador le robó la vida a Martin Luther King Jr. hace 50 años. Pero en este aniversario de su nacimiento, el feriado nacional por el que cientos de personas lucharon hace décadas, la llama de su lucha para darle poder a los pobres sigue viva.

14
Ene
18

Israel … gobierno cómplice de nazis

¿Por qué Israel negó la entrada a los izquierdistas judíos pero no a los miembros de grupos vinculados a los nazis?

escribe: Natasha Roth

 

Israel ha prohibido a líderes y activistas claves de Jewish Voice for Peace, el American Friends Service Committee y de la Campaña de Solidaridad con Palestina, entre otros grupos que apoyan a BDS, ingresar al país. Entonces, ¿por qué no extiende las mismas restricciones a los miembros de los grupos afiliados a los nazis?

Los activistas israelíes de BDS participan en una manifestación contra la corrupción en la plaza Habima de Tel Aviv, el 9 de diciembre de 2017. (Hagar Shezaf)

El último paso de Israel en su autodefinida ofensiva contra el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) es incluir Voz judía para la paz, la Campaña de Solidaridad con Palestina y el Comité de Servicio de Amigos Estadounidenses en una lista de organizaciones cuyos principales miembros tienen prohibido entrar en el país. Aunque la ley de prohibir a los defensores del boicot fue aprobada en marzo del año pasado, las organizaciones incluidas en la lista negra salieron a la luz el sábado. Pero mientras que los judíos que apoyan el movimiento de boicot ahora tienen prohibido visitar el país, los miembros de organizaciones filonazis y los partidos políticos antisemitas continúan siendo permitidos en Israel, incluso por invitación de funcionarios del Gobierno.

Al parecer el Gobierno israelí considera que la prohibición a los activistas BDS es un comportamiento aceptable para una democracia y ha cultivado y promovido con mucha diligencia la mentira de que BDS es un movimiento antisemita destinado a destruir a Israel. Esta mentira ha resultado notablemente exitosa, a pesar de la inequívoca declaración en el sitio web oficial del movimiento BDS de que su objetivo es asegurar los mismos derechos humanos y civiles a los palestinos que los de todos los demás que viven en territorio controlado por Israel. Pero si otorgar los mismos derechos a todos los que viven en el territorio controlado por Israel hará que el Estado implosione, entonces seguramente quienes se opongan al BDS por ese motivo ignoran un problema fundamental: que un Estado no puede sobrevivir si todos sus residentes no tienen los mismos derechos y, por definición, no es una democracia.

También vale la pena ver qué opiniones políticas considera el Gobierno que no son motivo para prohibir la entrada al país. En septiembre del año pasado por ejemplo, Sebastian Gorka, que pertenece a un grupo aliado de los nazis húngaros y lleva una medalla que declara su afiliación, fue un orador principal en una conferencia antiterrorista en la ciudad costera israelí de Herzliya.

El asistente adjunto del presidente Sebastian Gorka portando una medalla de Vitzei Rend, un grupo húngaro que el Departamento de Estado catalogó como colaborador de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial. (Captura de pantalla de Fox News)

Heinz-Christian Strache, jefe del ultraderechista Partido de la Libertad de Austria y vicecanciller del país ha sido recibido por miembros del partido gobernante Likud varias veces en los últimos años, a pesar de las raíces nazis del partido y del mismo Strache en la imaginería del antisemitismo. Mientras que en diciembre el Ministerio de Asuntos Exteriores de Israel tomó la medida de restringir temporalmente los contactos con los ministros del Gobierno del FPA después de las elecciones de Austria, no se les prohíbe visitar Israel. Y en el despacho de Netanyahu se dice que están a favor de aceptar el reclamo del partido acerca de que ha roto con sus raíces antisemitas.

En enero del año pasado el secretario general del Frente Nacional (FN) de extrema derecha de Francia -que tradicionalmente ha considerado el antisemitismo como una de sus principales ideologías a pesar de los intentos de Marine Le Pen de renovar la imagen del partido- visitó Israel para una serie de reuniones con funcionarios del Gobierno y el ejército. Al igual que con el Partido de la Libertad de Austria, Israel se abstiene oficialmente de tener contacto directo con el FN debido a su historia, pero no obstante permite a sus miembros ingresar al país.

En sus elecciones sobre quién sí y quién no entrará al país, el Gobierno israelí ha demostrado que su preocupación no es lo que los nazis y el resto de la extrema derecha piensan sobre los judíos, sino más bien lo que piensan sobre los musulmanes, los izquierdistas y la manera adecuada -es decir, la forma autoritaria- para gobernar un país. Gorka, Strache y otros reflejan la cultura política dominante en Israel hoy en día, una que es antidemocrática, racista, populista, virulentamente islamófoba e intolerante con la más mínima sugerencia de valores liberales de izquierda. Y aunque sus vínculos con los nazis pueden hacer que el Israel “oficial” frunza los labios y frunza el ceño, son claramente bienvenidos a visitar el país.

Los manifestantes sostienen carteles que piden boicot, desinversión y sanciones (BDS) durante una protesta de Washington, DC contra la ofensiva de Israel sobre Gaza, 2 de agosto de 2014. (foto: Ryan Rodrick Beiler / Activestills.org)

Sin embargo hay un elemento adicional en la última lista negra de Israel, que se refiere específicamente a la Voz judía para la paz. Por supuesto ellos no son los únicos expulsados ​​del país por su perspectiva política; como la directora ejecutiva Rebecca Vilkomerson dijo a +972 el sábado, los miembros de JVP “ahora están junto con los palestinos, musulmanes de todo el mundo, personas de color y otros activistas que a menudo no pueden ingresar”. Los miembros de Voces judías para la paz también están lejos de ser los primeros activistas de izquierda a quienes se le negó la entrada a Israel-Palestina.

Pero la formalidad de este paso, que prohíbe a los líderes directos y miembros clave de una organización judía, es una prueba más de lo que ha estado claro desde hace un tiempo: que incluso cuando el Gobierno israelí deja claro su compromiso de tener el menor número de no judíos como sea posible dentro de sus fronteras, también se está volviendo cada vez más descarado sobre los criterios para los tipos de judíos que considera kosher.

Este último incidente debería agregarse a una galería de asaltos físicos y morales contra los judíos que caen fuera de estos criterios, ya sea la reciente deportación de un judío de Kenia con una visa válida (“¿Quieres que venga la mitad de África?”, gritó un Funcionario del Ministerio del Interior), las detenciones de mujeres que intentan llevar una Torá al Muro Occidental y el violento desdén por los judíos reformistas, a quienes el rabino principal de Jerusalén declaró no hace mucho “peores que los negadores del Holocausto”.

Aquí hay una mezcla tóxica de prejuicios: racismo, liberalismo, chovinismo religioso. A medida que los controles de estos impulsos se vayan cayendo, y no solo en Israel, estas listas negras seguirán creciendo. Por ahora, sin embargo, esta última prohibición envía un mensaje claro: actuar en apoyo de los derechos humanos y civiles palestinos te hace persona non grata en Israel.

Fuente: https://972mag.com/why-has-israel-banned-jewish-leftists-but-not-members-of-nazi-linked-groups/132268/




enero 2018
D L M X J V S
« Dic    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031