Archivo para 31 julio 2018

31
Jul
18

pompita y macri …

PARA ASEGURASE LA REPRESIÓN, ANTE POSIBLES RECLAMOS SOCIALES SI GANARAN EN 2019, LOS BLANCOS BARATOS QUIEREN A LOS MILITARES EN LA CALLE

La estrategia del caos

escribe: Eduardo Sanguinetti / filósofo

Asistimos a una situación de crisis absoluta de valores: una absoluta crisis de lo absoluto. Para algunos un síntoma infernal de la confusión del mundo, los demonios y la carne; para otros la conformación del ‘paraíso’ de la desigualdad, de la acumulación, de la serialización de originales desaparecidos, de la muerte del autor y del ‘ser’, en favor de la corporación política que se blinda y protege de ser demonizada por una comunidad cómplice, sin condena concreta y real. Finalmente para todos, un flujo irreversible de acontecimientos cuya flexibilización no consigue ocultar su extremo rigor. Desacreditamos viejos paradigmas por considerarlos inútiles, para enfrentar una nueva realidad, cuando el equívoco es utilizarlos y la tentación más fácil es fingir una crisis.

Pero no hay exactamente crisis de valores, imperan unos nuevos apenas identificados, tanto más peligrosos cuanto más invisibles a los ojos del ciudadano distraído en sus rutinas prostibularias, de esclavo del tercer milenio cuánto menos se discuten.

Permanezco entre seres que para seguir sobreviviendo trabajan por unos pesos, padeciendo las decisiones criminales de un gobierno de bestias ignorantes, psicóticas, cobardes e insensibles, programadas para hacer de la existencia del pueblo que lo ha elegido, irresponsablemente, un Averno.

Acompaña a este gobierno, alcahuetes operadores de medios y también de los otros, politicastros traidores de cualquier tendencia con un sola idea: estafar y hacerse de un botín que le permita entrar al paraíso de los delincuentes elevados a símbolo… y no puedo dejar de mencionar a una comunidad, en su enorme mayoría, ávida, ignorante y mezquina… fans de tendencias vacuas y banales que han ganado un sitial de honor en este mundo siliconado.

Me ha permitido esta sobrevivencia conocer a gente que la mitad de los días se acuesta sin comer y se levanta sin saber si comerá en el día que debe enfrentar. Veo y siento sus necesidades, es decir no ignoro que la mayoría de los hombres y/o mujeres luchan o mueren en el intento de permanecer en esta tierra.

En fin, me importa poco quién es candidato a presidente de escaparate en el 2019, sujeto-objeto construido en las usinas, donde se cocina la realidad simulada a la que asistimos en el día a día… sólo me interesa saber que la vida debe experimentarse como un milagro, no como un castigo… Castigo que Macri impone en su habitual estilo de represor vocacional, decretando que las FFAA argentinas tengan injerencia en la seguridad interior de la República Argentina… Las FFAA fueron creadas para defender nuestra Soberanía, Macri las precisa para defenderse de nosotros ciudadanos argentinos. Nos está disparando a quemarropa, somos blancos móviles de un gobierno de inútiles saturado de patologías severas, que dicta y rige sobre nuestras vidas.

Gobierno que desde su asunción niega el genocidio, impulsa el 2×1 para crímenes de lesa humanidad, respalda prisión domiciliaria a genocidas, impone “modernizarse” para los tiempos que vienen habilitando a las FFAA para la represión interna y no para , por ejemplo, recuperar las Islas Malvinas, cuidar del Mar Argentino y la Antártida…cientos de buques factorías, de todas las naciones imaginables, pescan con total impunidad en Mar Argentino, sin una fuerza naval que haga valer los derechos de Argentina en estas geografía.

Ante esta realidad obtusa, en la que los operadores de todas las ideologías en franca decadencia deconstruyen la vida en libertad y la verdad de quienes nos aferramos a la dignidad y la ética como modos de existencia. No hablaré de la historia del espíritu, ni de las aproximaciones fisiológicas ni psicológicas. No hablaré de las realidades perturbadoras de psicópatas represores, ni de jerarquías, ni de corruptelas… no hablaré de religiones, de parlamentos, ni de apatías, ni de simpatías… ¿sería necesario que hablara de todo esto?… imposible hacerlo hoy.

En la cultura de todos los tiempos, el genio deviene en tener el sentido del Apocalipsis. Revelación y revolución se vuelven sinónimos. Una naturaleza muerta de Cézanne, un cuento de Cortázar, un film de Tarkovsky, una canción de Chico Buarque, un poema de Girondo… toda poesía es apocalipsis. Sobre todo en este milenio, cuando nuestra cultura se ha dejado domesticar por tecnócratas, por los mea-frío y los laboriosos a sueldo fijo, preciso instalar el apocalipsis: la revelación de un orden nuevo, que lo revolverá todo, para parir esa cultura y arte de lo porvenir.

La alternativa, la alteridad, es el ensayo de crear confusión en las filas de la confusión, con un orden sutil, poner en ridículo al ridículo… sin la esclavitud de un límite, sin la urgencia de una ruptura, proclamo en academias, bares, centros culturales y otros antros: “todo es excusa para el coito, vanidad y correr tras el viento”.

Así pasan los días y las horas se convierten en asuntos negociables, todo tiene valor en moneda. El mercantilismo impuso su substancia, todo tomó forma de envoltura y nadie, nadie explica por qué la bestia ha abierto más su apetito.

La velocidad especula, consume al invasor. Las ideas no obstante dejan desnuda la batalla. Ya no hay porqué ni para qué. La falsa cultura besa en la boca al enemigo y luego lo penetra, mientras la manada se distrae y abre los brazos con signo acogedor y complaciente… luego la manada es tomada como rehén y asiste con placer a su exterminio.

Jóvenes ideales pasan, hablan de referentes de algún muerto con las vísceras fuera o de pasar con rapidez las pruebas de oposiciones y de suposiciones, de objeciones. Ya no, ya nadie objeta nada, tú mismo puedes ser un infiltrado, un ser social o antisocial, que importa.

Hay demasiados muertos sin vigencia, sentenciada la calle por el prostíbulo político, que promueve a sus candidatos fetiches en cualquier espacio…

Hemos vivido enfrentamientos armados, censuras, exilios… Hemos visto morir a miles luchando por ideales que jamás se cristalizaron. Todo ha continuado, en la realidad, todo ha cambiado, en la realidad, todo ha cambiado en verdad. El dolor por el absurdo nos atraviesa: “¿Y debemos soportar a los incontinentes sicarios de la posverdad?” vendernos baratijas en tiendas de accesorios, ¡vaya! qué atrevidos estos mitómanos reptilianos, ¿no? Creen que sus guiños los tomarán los valientes, los pensantes, los que resisten todavía al poder de estos vacuos defecadores funcionales de una historiola fundada en la simulación y el desparpajo.

Desde las oscuras trincheras del ‘orden’ resucitan ciertos impulsos mesiánicos de liberación e higiene frente a un mundo donde la incertidumbre es la única certeza de filiación a lo ya experimentado, vivido y sufrido… permanecemos en una Edad Media de alta tecnología barroca, que ya sustituye paradigmas originales.

Debemos correr el riesgo de ser muy precisos al verificar la realidad, a pesar de provocar cierto malestar inicial, en el camino de la resistencia y de modificar rumbos, sería hoy el único referente lúcido para preservar la vida en poesía y naturalidad.

Hoy se impone hablar francamente, sin dobleces, sentir, pensar y decir, son la consigna. Mantener la lucidez, no desesperar y soportar con dignidad este tiempo de transición, con lucidez, impedir que muera el genio, sin dejarse llevar por la embestida del aparato represor de las ideologías de ocasión, que, repito, triunfan hoy sin dudas en esta aldea global, con sus políticas de exterminar todo lo maravilloso que tenía la vida en términos de principios éticos de relación, jamás aplicados en su sentido fundacional de origen.

Lo único que se le escapa a este tiempo sin tiempo, es una actitud plena de dignidad y ética, en temple y conocimiento, de revelación apocalíptica. Esta es la coherencia, la fuerza de cohesión que nos sostiene. Un instante de verdad equivale a la eternidad: la eternidad en un instante, enfrentada al instante mercantil descartable, desechable y perentorio.

Establezco a través de mi apocalipsis personal, la más formidable revelación de la inmundicia plutocrática burguesa… nada nuevo, sólo una rutina que calará hondo en el devenir de esta tierra pródiga en exhibicionistas, chivos emisarios, traficantes de la muerte.

Todo ha continuado en la realidad, todo ha cambiado, todo ha cambiado en verdad. El dolor por el absurdo nos atraviesa, a quienes no admitimos de manera alguna que la tierra estalle, se desintegre… se aniquile la nobleza y la dignidad, valores máximos que debemos asimilar a nuestras rutinas de existencia.

Anuncios
30
Jul
18

Nicaragua … ¿qué pasa?

Henry Ruiz desde Nicaragua: “no se dejen embaucar por un falso credo de izquierda”

Del otro lado de la línea telefónica, desde Managua, está quien, según sus recuerdos, fue el primer guerrillero del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que se reuniera con Fidel Castro, iniciando una relación de solidaridad que llevó a que Cuba y su líder histórico jugaran un papel destacado en el apoyo político y militar hacia la Revolución Sandinista que triunfara hace 39 años, el 19 de Julio de 1979.

Henry Ruiz, que fuera uno de los nueve Comandantes históricos de la Dirección Nacional del FSLN, hoy tiene 75 años, hace ya mucho tiempo que se alejó discrepando con el rumbo que tomó ese partido bajo el control de Daniel Ortega, el actual presidente de Nicaragua. La prensa nicaragüense ha informado que Ruiz recibe una pensión de cien dólares y atiende sus problemas de salud con medicamentos que le hacen llegar amigos.

El excomandante sandinista conversó con radio Centenario y la Juventud con palabras de admiración al país que tuvo varios combatientes internacionalistas en esa lucha revolucionaria (hace pocos días se cumplió un nuevo aniversario de la caída en combate de Héctor “Meme Altesor”, uruguayo y comunista). “Los quiero y siempre llevo en la memoria esa lucha heroica que los uruguayos tuvieron contra la dictadura. Mi admiración a Artigas sigue firme”, afirmó desde la capital de la hoy convulsionada patria de Sandino. Publicamos un resumen de sus reflexiones que dan pistas para comprender la compleja situación política nicaragüense.

Para escuchar la entrevista:

Yo procedo de las filas del Partido Socialista nicargüense, y en 1966 ya me vinculé al Frente Sandinista. Estaba estudiando en Moscú y dejé de estudiar para vincularme a la guerrilla del FSLN. En ese momento el Frente había sufrido una derrota muy importante en las sierras de Pancasán. Fue una derrota militar pero fue un despertar político, porque la discusión era acerca de si la dictadura se iba a balazos o se iba en elecciones, entonces la juventud empujó para decir “no, esta dictadura se va a balazos”. Y el Frente Sandinista era una organización joven, era la que promovía eso y yo me incorporé a eso. Estoy desde 1967 en que ya metí oficialmente al Frente, abandoné la Universidad, me entrené en Cuba, y de allí pasé a la guerrilla de Nicaragua. Esa es la historia rápida.Todos sostenemos la vinculación que existe entre la economía, el desarrollo y la politica, pero en la política creo que es esencial el saber qué es la libertad para los ciudadanos, y qué es la libertad para la nación. Este impulso de ser libres es un resorte muy potente en la conciencia de los jóvenes.

En esa época soy un hombre joven y me doy cuenta que si el futuro mío es ser un profesional , que va a estar impartiendo clases o voy a ser un hombre libre que va a poder viajar, hablar, decidir caminar por su propio territorio sin ser perseguido, Ese fue un elemento esencial.

El propio crecimiento de la economía nacional en tiempos de Somoza, no ha tenido registros estadísticos mejores, ni con Ortega ni con nadie más. Ese ha sido el crecimiento mejor. Hay que decir también que en un país atrasado, la pobreza se ensaña en los de abajo y las simpatías políticas, las lecciones aprendidas en el Partido Socialista, mi partido, decía que los pobres eran los más golpeados en cualquier relación económica social. Los elementos doctrinarios me facilitaron la toma de conciencia, por dónde era el camino. Ese seguí como lo siguieron muchos, no solamente de mi propio país Nicaragua, sino como ustedes señalaron, internacionalistas que vinieron a ayudarnos a combatir.

Hay que decir también que en este triunfo, el frente internacional fue muy importante, sobre todo de algunos gobernantes como Carlos Andrés Pérez y Fidel Castro, Carazo de Costa Rica, nuestro querido General Omar Torrijos y todo ese grupo de hombres que estaban ya alineados contra las dictaduras militares. Ese fue un factor muy importante para romper el equilibrio y después el desbalance estratégico a favor de nosotros, en contra de la Guardia Nacional y Somoza.

Un triunfo que costó muchas vidas

Creo que si algo deben aprender los revolucionarios es que la fuerza de uno no es suficiente, es necesario encontrar otra fuerza hasta construir una especie de paralelogramos de fuerzas que resuelva las contradicciones internas y además permita aprovechar las contradicciones que se dan afuera, con respecto al fenómeno político social que uno quiere resolver. No hay que olvidar que esa época es la de Carter, y Carter levantó la doctrina de los derechos humanos. Esto es muy importante, porque la doctrina de los derechos humanos son universales y comprensibles para la mayoría de la población. Estos derechos son ahora un arma contra cualquier expresión de dictadura.

Hoy actualmente en Nicaragua esos son los derechos que estamos levantando, derecho a expresarme, derecho de marchar, derecho a decir como pienso. Son derechos respaldados por el derecho internacional y también por los derechos constitucionales de las constituciones nacionales. Eso debemos tomar muy en cuenta para hacer las tácticas, no las variantes estratégicas, sino las variantes tácticas. Nosotros teníamos como estrategia ganar el poder. Hubo alguno de nosotros, me refiero a los sandinistas (recuerden que estuvimos divididos) que decían que al poder se podía llegar en pedazos. Yo sostuve que no, la estrategia nuestra era el todo. Después podíamos administrar ese poder. Ahora me quedo con quienes eran aquellos que decían que se podía hacer en pedazos, y son precisamente los que hicieron pedazos al Frente Sandinista.

En esa época de la década de los 80, Carter fue derrotado por Reagan, quien junto con Margaret Thatcher son las expresiones más acabadas del neoliberalismo, es decir, cambia la doctrina económica a nivel global, que es el ajuste de las economías nacionales no importando qué se sacrifique (los programas sociales, los beneficios del pueblo).

A nivel internacional se agudizó la guerra ideológica y en el que nosotros estábamos alienados, la Unión Soviética, la decadencia visible de ella, -porque yo la conocí, fui Ministro de Planificación y Cooperación Externa- y me daba cuenta que allí no estaban funcionando un montón de cosas. Se le dio mucha importancia a la carrera armamentista y se descuidó la vida del pueblo, el acceso a los bienes de consumo elementales. Nos enfrentamos rápidamente a esa doctrina que comenzó a atacarnos con una especie de bloqueo, de cerco, no como el cubano pero sí se comenzaron a darse dificultades mayores. Teníamos que fortalecer las defensas militares del país, y mientras se fortalece eso, se debilita la economía, la economía popular. Comienza a aparecer que lo primero es la defensa y nos olvidamos que es necesario no descuidar la economía popular. Nos enfrentamos a ese choque grande, que terminó con la caída de la Unión Soviética, los sostenes que teníamos como retaguardia en lo económico, desaparecen. Nos enfrentamos a la “contra”, donde si discute si eso fue guerra civil o mercenaria. Fue una guerra financiada por los EEUU, pero nos enfrentamos los nicaragüenses y como resultado, como si fuera una guerra civil. Fue patrocinada desde afuera, con los recursos políticos del descontento que se dio aquí en Nicaragua.

Ese período, del 79 al 90, lo reflexiono que si era posible con Reagan y los demás, nosotros hubiéramos ganado las elecciones y hubiéramos podido mantener el poder sin retroceder. Seguramente hubiéramos tenido que hacer enormes pasos hacia atrás, como dice Lenin, para haber podido sostener el poder. Estábamos en una situación muy complicada y Cuba que era un soporte había entrado en el período especial, uno de los momentos más críticos de la Revolución. Es difícil ver estas cosas en blanco y negro o de manera lineal. Lo que sí puedo decir que lo que les pasó a los dirigentes revolucionarios, es que el poder les creó reflejos que no estaban en la lucha contra Somoza, el poder por sí mismo, la riqueza, dejar pasar la corrupción, aprender de ella, meterse en alianzas espúreas y cochinas. Creo que allí comenzó la descomposición.

La apropiación de la mística de la lucha

Yo no digo que se tomó la mística, se hubiera mística él seria un hombre de ética incólume, pero este es un hombre mentiroso, es un cínico. Ha llegado a la locura de que lo que le importa es el poder. Aquí hay un amigo mío, un periodista muy conocido que me preguntó acerca del futuro de Ortega. Yo le dije “éste tiene bastante futuro”. “¿Por qué?, me dice. “Porque este tiene mucha plata. La cooperación venezolana llega a casi cuatro mil millones de dólares, y él la privatizó”. Imaginese un monto de esa cantidad que entre al mercado para multiplicarse, cuanto tendrán en su bolsa, y él, entre plata y poder político, prefiere el poder político, y tiene fondos para sostenerse.

Aquí no vamos a resolver esto dentro de un mes o dos meses, eso es el entusisasmo de muchos voceros, periodistas, muchos que dicen que ya va a caer. Esto no va a caer, yo soy de los que sostengo de un principio que este hombre no se va así nomás. El se va a sostener porque éste es un vicioso del poder.

Allí hay un fenómeno, creo que Marx es el que trata de acercar ese fenómeno dciendo que el dinero aliena, aquí una alienación es una mezcla de lo político con el poder económico, y éste está totalmente enfermo de eso. De manera que mística del Frente no, eso se acabó.

Lo que hace él es utilizar el discurso en barricadas diciendo de Sandino, de Diriangén, y milagro no ha agarrado algunas frases hermosas que tienen algunos patriotas uruguayos. Y me permito saludar a Pepe Mujica que finalmente terminó diciendo que hay momentos en que hay que irse.

Esa cinética pues, saber cuando uno ya no es una fuerza que coadyuva sino que es una fuerza que atrasa. Este es un dictador. Daniel es un dictador.

Palabras a los latinoamericanos

Primero, hay que reconocer que el imperialismo existe. Dos, que el capitalismo es respaldado por una ideología retrógrada que no quiere cambios políticos, porque cambio en el mercado le gusta hacerlos cada vez que la demanda de la acumulación así lo exigen.

Que no se dejen embaucar por un falso credo de izquierda. Y que no se dejen embaucar por una modernidad que no ha ingresado a la conciencia de los pueblos, esta cosa de que son revolucionarios porque lo hablan, lo predican. Que les juzguen por los hechos. Aqui que nos juzguen por los hechos, a los nicaragüenses que dicen que el Frente Sandinista es revolucionario y que Daniel es revolucionario, que los juzguen por los hechos. Aquí o han sido favorecidas las masas, ha sido favorecido el gran capital. La alianza que lo sostuvo durante occe años en el poder fue la alianza con el gran capital. Aquí las concesiones fiscales que se le han hecho son formidables. Nosotros tenemos a un montón de trabajadores en el exterior que producen alrededor de 1.000, 1.200 millones de dólares anuales, que es el equivalente a las excenciones fiscales que tienen el gran capital. De manera que abran los ojos, y que hagan una lectura honesta, primero con ellos mismos, y segundo con nuestro pueblo y con nuestro país.

Quienes están detrás de las protestas

Estos movimientos se llaman autoconvocados. Lo iniciaron los jóvenes universitarios, que estaban recibiendo la información que provocaba el gobierno de Ortega, y ellos fueron los que encendieron la mecha. Nosotros, que estábamos en la lucha contra Ortega, hasta nos desesperábamos un poco y decíamos ¿qué es de la juventud?. Yo ra de los que decía “tranquilos, la juventud va a reaccionar, hay generaciones que reaccionan más rápido que otras”. Y ahora han reaccionado de una forma tan tremenda y tan fuerte que ha inspirado a las viejas generaciones políticas y sociales.

Por ejemplo, algo que es muy importante en esta lucha, el papel de la Iglesia católica, porque las otras iglesias, las otras denominaciones cristianas, se han aliado. Daniel estuvo aliado con una Iglesia Católica que encabezaba el cardenal Obando, que se fue quedando en el camino. Esta otra Iglesia es una Iglesia de cierta renovación, porque es la Iglesia ya de Francisco, ese Papa formidable, yo soy practicante de ninguna religión pero debo decir que este es el dirigente religioso que se preocupa en realidad por los pobres, incluso para que borren formulaciones morales y éticas que no tienen que ver con la libertad, si o que mas bien tienen que ver con las doctrinas de sometimiento. Y esa es la Iglesia que está aquí, y se ha ido haciendo poco a poco, comprometiéndose con los jóvenes, con su población creyente, y se está fajando. Increíble, y eso no pensé verlo nunca, pero he tenido la oportunidad que me da la vida de ver que esa Iglesia finalmente se comprometió con los pobres.

No hay armas, no andamos con armas. Nosotros utilizamos una cosa que se llama mortero. Esos morteros se fabrican en talleres artesanales, son de pólvora negra. Pero nosotros tenemos una experiencia de combate que fue contra Somoza. Entonces, esos morteros se han enriquecido, han aumentado su peso, su alcance, etc, pero son armas totalmente hechizas (caseras). En la medida que los centros como Monimbó son atacados ellos pasan a generar otras de mayor calado que permiten generar alcances de 100 metros, esas son las armas. ¿Contra qué nos enfrentamos? Contra RPG7, contra ametralladoras de apoyo de combate, contra el AK que es uno de los mejores fusiles de infantería, contra el fusil norteamericano AR15, contra todo. Nosotros no andamos con armas. Algunos compañeros tratan de sacar sus pistolitas 38, porque aquí las armas se han ilegalizado. Aquí no hay dos fuerzas militares, aquí el único elemento superior que tenemos es el pueblo, nosotros salimos en masa. Y es muy difícil, posiblemente un día va a ver la noticia de que finalmente se atrevieron, los paramilitares, las turbas de Ortega, el ejército de Ortega, a atacar una marcha masiva en la calle, matando quién sabe a cuantos. Eso es lo que le va a quedar a Ortega, y lo va a hacer. Olvídese que no lo va a hacer. Lo va a hacer. Y eso a nosotros nos nos va a detener. Ortega tiene que irse. Yo ya como ciudadano, no como militante de nada sino como ciudadano, a mí me da vergüenza tener mi representación, que el dignatario de Nicaragua sea un asesino como él, y su mujer.

Para tratar de entender lo que a nosotros nos pasó, -me refiero al sandinismo no diría el más primitivo sino el viejo sandinismo, lógicamente trato de ver cuales fueron las condiciones de vida, como han hecho para defenderse en un modelo neoliberal etc., y cómo se mantiene la afiliación politica a un partido que abandona la bandera. Entonces muchos de esos excompañeros -yo ya no soy del Frente-, recurren a la idea de que hay que regresar al pasado. Yo creo que eso no es posible, pues no se va a vebir otra vez a confiscaciones, a tratar de llevar las relaciones sociales de producción a un nivel que nos permita hacer cosas de transformación.

Por ejemplo, una cosa que no hicimos fue reforma agraria. Es un cuento eso de la reforma agraria, se repartieron las tierras entre allegados. Ese fue uno de los vicios, y esa fue una de mis críticas al Frente y a los que estuvimos en este proceso. Los campesinos no fueron favorecidos, en cambio fueron afectados por la guerra. La guerra contra y la guerra nuestra.

Lo otro es que el Frente sí necesitaba modernizarse sin abandonar la problemática, sin abandonar la formación política-ideológica. No repitiendo credos, sino intentando interpretar la realidad y por qué deberíamos pasar a una cierta modernidad para entender por ejemplo el fenómeno neoliberal, la globalización, donde y cómo la deberíamos entender, el papel de la educación en los jóvenes, para poder absorber las nuevas tecnologías y aplicarlas correctamente al servicio del pueblo, no poniendo un wi fi en los parques como han hecho ellos, para después quitarselo cada vez que están recibiendo una información que ellos consideraban perturbadora.

Entonces, todos estos factores no se examinaron, y siguió ese partido transformándose en baile pues. Y se volvió un partido folklórico, cuyo dueño es una pareja.

Lo que sí creo es que en Nicaragua, con esto que estamos viviendo, lo que está naciendo, y se está como hacen las mariposas, estirando las alas para emprender el vuelo, es una nueva generación de politicos jóvenes, no corruptos, éticos, que están arriesgando el pellejo en las calles sin levantar armas, más que el pecho henchido de fervor patriótico, que detrás de ese levantamiento se esconde la idea de una nueva Nicaragua. La Nicaragua democrática, libre, llamemosle socialmente equilibrada, que piense en los pobres, que se reivindiquen las aspiraciones del pueblo, sobre todo de los más desgraciados. Que veamos cómo demonios podemos encontrar fuentes de empleo para que nuestros compatriotas no se vayan a otro lado. Eso es lo que yo creo que está detrás de todas estas cosas, no es únicamente la caida de Ortega, sino la formulación de una nueva Nicaragua.

Figúrese que una cosa que a mí me sorprende es que los jóvenes cuando le preguntan a qué personaje le gustaría conocer, dicen “a mí me gustaría conocer a Carlos Fonseca”. Las consignas son aquellas del 80 tiradas y modernizadas: en vez de decir “patria libre o morir”, ellos dicen “patria libre y vivir”. Esto está dando vueltas allí con las nuevas sensaciones y percepciones que tienen estos nuevos luchadores con los cuales yo estoy, y empeño el resto de mis años con ellos.

“No hubo cohesión ideológica”

Hay un elemento que es esencial: nosotros a pesar de que habíamos combatido a la dictadura desde una concepción guerrillera, la verdad es que no hubo cohesión ideológica entre nosotros. Me refiero al comando que dirigió la Revolución, “Los Nueve” que se llaman, no hubo cohesión ideológica. Y al no haber cohesión ideológica hay disparidad política. Acuerdese que estabamos emprendiendo un proceso nuevo, una especie de intención de refundar socialmente a Nicaragua que necesitaba tener mucho de doctrina para tener mucho de coherencia. Y eso no existió, y yo estoy convencido que eso no existió nunca.

Pero viendo aquí a Ortega, eso es parte del asunto pues, Ortega se fue colocando allí como resultado de una correlación de fuerzas entre nosotros. Hay que decir por ejemplo que la tendencia Tercerista tenía tres (comandantes) en su línea pero había un cuarto en discordia que era Sergio Ramírez. Eso hacía cuatro. Después se fueron sumando otros compañeros como Bayardo Arce, Tomás Borge -yo creo que Tomás lo hizo por razones oportunistas, etc- hasta colocar la correlación de fuerzas dominantes que fue diciendole a Ortega “Comandante Ortega, decida”, y se fue convirtiendo en un caudillo. Y las revoluciones no puede ser dirigidas por caudillos, pueden tener dirigentes de gran estatura, que parecieran formalmente como caudillos, el caso de Fidel. Fidel no es un caudillo, es un dirigente de estatura mundial pues, con ideas, trabajo, honestidad y ética, y aquí se perdió eso, hasta convertirse eso poco a poco en un partido personal.

Yo llegué a decir que los 19 de julio eran la fecha de cumpleaños de Daniel Ortega, porque ahí se lucía pues. Una vez entró a caballo, en un caballo blanco, será que con ese caballo blanco se creia que se podía parecer a Bolívar, o a Santiago, el apostol que lo significan asi.

La verdad que se convirtió en eso, y eso rompió la idea de partido. Hoy que estamos en esta lucha dificill se ve claramente que esa es una fuerza política personal. Yo estoy convencido que lo que nos está combatiendo y matando en las calles es un ejército personal, personal de Daniel Ortega, lo he argumentado y he encontrado los elementos para sostener eso. Ahora comienza a decirse que es una guardia que él la domina, que él la alimenta, etc, pero yo me adelanté a decir que era un ejército personal. Como han hecho todos esos dictadores, que tienen a un lado las fuerzas organziadas que les permite la ley y la Constitución, y por otro tienen, como los tonton macoutes de Haití, aquí en América Latina hemos tenido esas cosas o los que están en el África actualmente, se toman las decisiones políticas, se va a elecciones, pero los ejércitos privados vuelven a corromper la situación.

entrevista de: radio Centenario/Uruguay
29
Jul
18

Fidel, el che y cuba por siempre

GRACIAS CUBA, FIDEL, ENTRAÑABLE CHE, REBELDES Y REVOLUCIONARIOS POR SIEMPRE !! SIN ELLOS NO SERÍAMOS LO QUE SOOS HOY …

Cuba, con la misma rebeldía 65 años después

escribe: Waldo Mendiluza
Los cubanos celebraron el 26 de julio el Día de la Rebeldía Nacional, una jornada en la que por décadas han ratificado el compromiso con el proyecto socialista y la Revolución del 1 de enero de 1959.

El Día de la Rebeldía recuerda el 26 de julio de 1953, cuando encabezados por Fidel Castro, un grupo de jóvenes asaltaron en el oriente del país los cuarteles Moncada, en Santiago de Cuba, y Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, Granma, en acciones consideradas la chispa que activó las luchas por la verdadera y definitiva emancipación.

Como ocurre en cada aniversario cerrado, las actividades centrales por la fecha tuvieron  lugar en Santiago de Cuba, ciudad fundada en el verano de 1515, que por sus tradiciones e historia ostenta el título de Ciudad Héroe de la República.

Integrantes de la llamada Generación del Centenario, en alusión a los 100 años del natalicio del prócer independentista y héroe nacional cubano, José Martí (1853-1895), los jóvenes revolucionarios tomaron aquella madrugada las armas para derrocar a una dictadura corrupta y sangrienta al servicio de Estados Unidos y sus empresas.

Si bien los objetivos militares no se cumplieron -muchos de los asaltantes murieron en el ataque, otros resultaron asesinados poco después y una parte fue encarcelada- las acciones significaron un logro moral, y dejaron claro que en la isla había personas dispuestas a construir un mejor futuro, al precio de cualquier sacrificio, incluso la vida.

Fidel Castro expresó en una ocasión que el 26 de julio representó ‘un nuevo camino al pueblo; que marcó el inicio de una nueva concepción de lucha, que en un tiempo no lejano hizo trizas a la dictadura militar y creó las condiciones para el desarrollo de la Revolución’.

La celebración del Día de la Rebeldía Nacional llegará en un momento trascendental para Cuba, marcado por un cambio en la dirección del Estado y del Gobierno, con la llegada a la presidencia -en abril pasado- de Miguel Díaz-Canel, quien juró lealtad al legado de la generación histórica de la Revolución.

También ocurrirá apenas unos días después de que la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento) aprobara un proyecto para reformar de manera total la Constitución vigente desde 1976, texto que será objeto de una consulta popular, convocada del 13 de agosto al 15 de noviembre.

El documento refleja cambios profundos en la estructura del Estado, amplia los derechos y recoge varias formas de propiedad, incluyendo la privada, preservando el carácter socialista de la isla y el papel rector del Partido Comunista en su sociedad.

El Cuartel Moncada, convertido en ciudad escolar con la Revolución, constituye un símbolo de las transformaciones en Cuba, que continúan en curso como parte de la actualización del modelo socio-económico de la isla.

La mayor de las Antillas muestra hoy con orgullo el acceso universal, gratuito y sin discriminación a la salud, la educación y la asistencia social, sectores que reciben gran parte del presupuesto anual.

Particular destaque merece la tasa de mortalidad infantil alcanzada en 2017 de 4,0 por cada mil nacidos vivos, la más baja de la historia del país, que eliminó 14 enfermedades infecciosas y logró que otras nueve no constituyan un problema, al presentar tasas inferiores a 0,1 por 100 mil habitantes.

En materia de educación, en septiembre pasado comenzaron el curso escolar 2017-2018 más de un millón 750 mil estudiantes, mientras la tasa de alfabetización es del 99,8 por ciento en los niños y los adultos con edades de 10 a 49 años.

El presidente Díaz-Canel llamó al pueblo hace unos días a la unidad y a continuar la lucha a favor de una Cuba socialista, próspera y sostenible, inspirado en el ejemplo de cubanos como los que el 26 de julio de 1953 asaltaron el Cuartel Moncada en Santiago de Cuba.

Al intervenir el 22 de julio en la clausura de la primera sesión ordinaria de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional, el mandatario instó a enfrentar los múltiples desafíos que tiene el país, entre ellos el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos desde hace casi 60 años.

‘Pero, ¿no fue aún más difícil para los patriotas que hace 150 años se fueron a la manigua, quemando hasta sus hogares para echar fuera al imperio colonizador, y para los que hace 65 años asaltaron una fortaleza casi sin armas y sin experiencia de lucha? ¿Y para aquellos que, derrotados, pero jamás vencidos, salieron de la prisión al exilio, del exilio al Granma, del Granma a la Sierra y de la Sierra y la clandestinidad a la conquista de la esperanza, esa que llevamos 60 años defendiendo?, sentenció.

28
Jul
18

la derecha berreta de uruguay …

LOS BLANCOS BARATOS (LA DERECHA URUGUAYA) QUIEREN A LOS MILITARES EN LA CALLE, (IGUALITOS A MACRI) … PREPARANDO LA FUTURA Y REPRESIÓN SOCIAL

Organismos de derechos humanos convocaron a una marcha en rechazo a la participación de las Fuerzas Armadas en seguridad interior

“Un cambio que pone en serio riesgo la democracia”

escrito en: Página/12

La reforma militar anunciada el lunes por el presidente Mauricio Macri y oficializada ayer a través de un decreto continuó cosechando repudios dentro del movimiento nacional de derechos humanos. “Fuerzas Armadas represivas nunca más”, remarcaron en un comunicado sus principales referentes, que convocaron a una movilización para mañana frente al Ministerio de Defensa. La protesta se repetirá en varios puntos del país bajo la misma consigna: “No a la militarización de la Argentina”.

“Los Organismos de Derechos Humanos repudiamos la decisión del presidente Mauricio Macri de reformar el sistema de Defensa Nacional, habilitando a las Fuerzas Armadas a intervenir en cuestiones de seguridad interior”, apuntaron en un comunicado que difundieron ayer a primera hora las Abuelas de Plaza de Mayo y la línea fundadora de Madres, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, los Familiares de Desaparecidos Detenidos por Razones Políticas e Hijos, entre otros organismos, en el que convocaron a una manifestación frente al Ministerio de Defensa, en la ciudad de Buenos Aires, para mañana desde las 17 con el objetivo de concentrar allí el rechazo a la decisión del Ejecutivo de Macri de modificar la reglamentación formulada por el ex presidente de Néstor Kirchner en relación al uso de las Fuerzas Armadas y expandirlo.

Las agrupaciones históricas de derechos humanos consideraron el propósito de la reforma militar es “a no dudar, incrementar los niveles de represión interna con el falso argumento de ‘proteger objetivos estratégicos’, construir un ‘enemigo interno’, acallar las protestas sociales y contener las crecientes movilizaciones que, a lo largo y a lo ancho de nuestro país, enfrentan hoy las políticas de hambre y miseria que el gobierno de Cambiemos lleva adelante”. La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, la Asociación Buena Memoria y la Fundación Memoria Histórica y Social Argentina se sumaron al repudio.

También, el Instituto Espacio para la Memoria (IEM) y la Comisión Provincial por la Memoria, la APDH La Matanza, la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte y los Familiares y Compañeros de los 12 de la Santa Cruz. En el documento vinculan a la reforma con “el ajuste brutal en marcha, en consonancia con las exigencias impuestas por el Fondo Monetario Internacional, que afecta gravemente derechos fundamentales de nuestro pueblo” y advirtieron sobre los posibles resultados. Sostienen que “involucrar a las Fuerzas Armadas en la seguridad interior viola la legislación vigente, lesiona gravemente el consenso social construido tras el retorno a la democracia y el debido respeto a los derechos humanos, por lo que tanto hemos bregado a lo largo de todos estos años”, concluyeron.

La referente de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Taty Almeida, así como la titular de Abuelas, Estela de Carlotto, sumaron su repudio a la reforma militar y convocaron a la manifestación de mañana. Almeida llamó a “seguir organizándose pacíficamente, tomando las calles, poniéndole el cuerpo” a la protesta contra una medida que, en diálogo con la radio La Imposible, calificó de “violación a los derechos humanos”: “Sabemos lo que van a hacer. Van a reprimir la protesta social y eso no hay que permitirlo”. Almeida se lamentó por el costo ético que tiene esta decisión presidencial para el país: “Pensar que hemos sido de los Estados pioneros en lo que hace a Justicia y ahora estamos entre los Estados que violan los derechos humanos. Es lamentable todo lo que está pasando”, concluyó.

Carlotto, por su parte, calificó el decreto de “escandaloso”. “Este cambio nos violenta, nos retrotrae a un pensamiento que estamos reparando en esta democracia. Cada fuerza tiene su rol y está formada y educada para ese rol. Esto es muy parecido a la doctrina del enemigo interno, corremos el mismo riesgo de la represión”, sostuvo y ejemplificó su postura con lo ocurrido en diciembre pasado durante las movilizaciones realizadas durante el tratamiento de la reforma jubilatoria en la Cámara de Diputados y que fueron duramente reprimidas.

Sobrevivientes del centro clandestino que funcionó en la ESMA sumaron su convocatoria a la movilización por considerar que “este nuevo paradigma que el Gobierno intenta imponer, aún a costo de su propia integridad, pone en serio riesgo la democracia y la vigencia plena de los Derechos Humanos”. Víctor Basterra, Carlos Muñoz, Ana Testa, Silvia Labayrú, Alfredo Ayala, Mario Villani, Alejandro Firpo, Ana Malharro y Ricardo Coquet, entre otros, acudieron a la experiencia propia, así como a la de Colombia, México y Brasil, que “demuestra claramente el fracaso trágico de esta decisión en la que la participación de las fuerzas armadas fuera de los cuarteles sirvió exclusivamente para incentivar la persecución política y reprimir el conflicto social con un saldo trágico de compañeros muertos, desaparecidos, encarcelados, y perseguidos”.

“No queremos a las fuerzas armadas en nuestras calles”, remarcaron referentes los Organismos de Derechos Humanos de Mar del Plata y Batán para convocar a una movilización en rechazo de la reforma militar. La concentración está prevista en el Monumento a San Martín de esa ciudad balnearia a partir de las 17 de mañana.

En Córdoba, por otro lado, las agrupaciones vinculadas a las víctimas de los delitos de lesa humanidad consideraron que la decisión comunicada por Macri “implica la vuelta de las Fuerzas Armadas a las calles”. “La separación entre Defensa y Seguridad Interior fue una definición clave para nuestra democracia. No es una cuestión partidaria, desde Alfonsín a esta parte todos los gobiernos respetaron este acuerdo democrático”, advirtieron. “Si Mauricio Macri, que se presenta como el abanderado del diálogo, quiere cambiar las leyes de nuestra democracia, estas deben pasar por el Congreso. De otra manera, estas medidas son ilegales”, completaron.

El consejo directivo de la CGT también se expresó en contra y en un comunicado señaló que “no es aconsejable para quien gobierna que en tiempos de profunda crisis social, política y económica, los temas consensuados por la sociedad sean trastocados a través de un decreto”. En otro párrafo advirtieron que “cada vez que las Fuerzas Armadas fueron llamadas para intervenir en conflictos que afectaban la seguridad interior la represión fue cruenta”. Por último, los triunviros de la central obrera anunciaron también su adhesión a la marcha.

 

 

27
Jul
18

URUGUAY Y LA DERECHA FACHA

LA DERECHA TIENE A UN ASNO LIDERANDO LA RESTAURACIÓN NEO LIBERAL …

ASÍ ACTÚA EL HERRERISMO

Para el delegado de la Carifa, Uruguay representa un “centro importante” para la derecha
Hagobian: “Para el Plan Atlanta derrocar al Frente es central”

El licenciado en Relaciones Internacionales y delegado de Asamblea Uruguay en la Comisión de Relaciones Internacionales del Frente Amplio (CARIFA), Sebastián Hagobian, declaró en República Radio que el Plan Atlanta sigue teniendo sus manifestaciones en la región. Según sus palabras, en la situación de Brasil, Argentina, Venezuela y de la región están actuando los “fuertes lobby judiciales, económicos y mediáticos que se reunieron en 2012 en Atlanta con el objetivo diseñar un plan que derrocara a la izquierda”.

Señaló que con este plan la derecha ha sido efectiva en algunos lugares y en otros no. Sin embargo, consideró que Uruguay representa un “centro importante”, porque el Frente Amplio (FA) ha sido referencia en el mundo por su unidad. “Ellos pretenden derrotarnos electoralmente, con estrategias mediáticas y judiciales, porque esto supondría un doble impacto: tanto para los gobiernos de izquierda como para los movimientos. En otras palabras, atacar al FA sería debilitar del todo a la izquierda”.

“La verdad es que contra eso es muy difícil luchar porque estamos hablando de nada más ni nada menos que un poder del Estado -que es el Poder Judicial- el cual está trabajando a favor de la derecha política, de los grandes intereses económicos y de los medios masivos de comunicación. ¿Qué tan lejos esta Uruguay de esta situación? Sin duda que no estamos lejos. A veces pensamos que estamos en una isla y que estas cosas sólo pasan en Brasil, Argentina o en Venezuela, pero también suceden acá. No podemos olvidar que en esas reuniones, uno que llevaba la voz cantante era el expresidente Lacalle Herrera”, reflexionó.

En otras palabras, consideró que casi todo el “poder fuerte” del Estado – sin ser el formal que es el Ejecutivo y el Legislativo- está siendo utilizado para que la derecha gane las elecciones. “Estamos hablando de una presión y un poder muy grande ante el cual la izquierda lo único que puede hacer es salir y dialogar con la gente. Pero es muy difícil cuando los medios de comunicación más grandes, que llegan a más gente por su situación económica, están transmitiendo y generando una situación que muy poco tiene que ver con la realidad y con la información objetiva”.

¿Qué es el Plan Atlanta?

A fines del 2012, se instauró en Atlanta la Misión Presidencial Latinoamericana, de la cual Lacalle formó parte, “una iniciativa de carácter cívico que reúne a expresidentes democráticos de América”. En el encuentro también participó el diputado dominicano Manolo Pichardo, quien actualmente es presidente de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe (Coppal). Pichardo, que es dirigente del Partido de la Liberación Dominicana, denunció que en esa oportunidad tuvo lugar en paralelo una reunión en la suite del hotel Marriot que sirvió para “revelar o diseñar” una estrategia a la que él alude como el “Plan Atlanta”: una “conspiración” para minar el liderazgo de los presidentes de izquierda o progresistas del continente.

La estrategia expuesta por el ex presidente consistiría en dos pasos: “el primero, iniciar una campaña de descrédito contra los presidentes de orientación de izquierda o progresistas para ir minando su liderazgo. Para ello decía contar con medios de comunicación, algunos de los cuales fueron mencionados. El segundo, consistía en transformar las maniobras mediáticas en procesos judiciales que terminaran con los mandatos presidenciales sin que para ello hubiera que recurrir al voto popular que les instaló en la administración de los Estados.

Al abordar lo que sería la segunda etapa del plan, también hubo mención de algunos nombres de individuos ligados a las instituciones judiciales de la región comprometidos con la conspiración que llevarían a los llamados ‘Golpes Suaves’, encubiertos de juicios políticos precedidos de escándalos de corrupción, o campañas dirigidas a ventilar supuestos comportamientos cuestionables de la vida íntima de los líderes progresistas; incluyendo, si fuere necesario, a familiares, amigos o allegados”, relató Pichardo.

26
Jul
18

noticias de uruguay

LACALLE POU y el URUGUAY QUE DESEARÍA …

El programa de blancos y colorados

Una novela de terror

escribe: Alberto Grille

 

Aunque, tal vez, no podamos aún percibirlo, ya empezó la campaña electoral que tendrá elecciones internas en el mes de junio y concluirá en los comicios parlamentarios y presidenciales del domingo 27 de octubre de 2019, cuando sabremos la composición del Parlamento que asumirá el 15 de febrero de 2020.

En caso de que ninguno de los candidatos alcance una votación de 50% más uno del total de votos, habrá una segunda vuelta el domingo 24 de noviembre de 2019, que ungirá al futuro presidente de la República.

¿Cómo se perfilan los partidos Nacional y Colorado que conforman el cerno de la oposición? ¿Cuáles son sus verdaderos programas de gobierno? Pues, como el tero, cantan en un lado y ponen el huevo en otro.

Indicadores claros propios y ajenos

Si algo tienen en común los dos grupos que hoy conforman el Partido Colorado (tanto sean Sanguinetti o sus precandidatos presidenciales, Tabaré Viera, José Amorín Batlle o el economista Ernesto Talvi) y el Partido Nacional (cuyos presidenciales son Luis Pompita Lacalle Pou, Jorge Larrañaga, Verónica Alonso y posiblemente Enrique Antía) es el “compromiso de “bajar el costo del Estado”. Los candidatos blancos se reunieron ayer y festejaron la unidad con pasteles y tortas fritas. La bella morocha jugó fortísimo y se proclamó candidata a vice con el que gane en las internas, Pompita o Larrañaga.

Lo principal que tienen en común blancos y colorados es que han asumido que son el mismo perro con diferente collar. Basta recordar que Larrañaga, Sanguinetti y Lacalle han acordado gobernar juntos, aliarse para enfrentar al Frente Amplio (FA) y asumir un programa común.

Esta obsesión está siempre en consonancia con la mayoría de las cámaras empresariales, el 1% de los estancieros más ricos, los grandes rematadores y otros intermediarios.

Sus principales economistas son recontraconocidos: Ricardo Zerbino, Ariel Davrieux, Luis Mosca, Humberto Capote, Alberto Bensión, Isaac Alfie y Ernesto Talvi por el Partido Colorado; Ignacio de Posadas, Jorge Caumont, Juan Carlos Protasi, Azucena Arbeleche, Juan Dubra Estrada, Hernán Bonilla e Ignacio Munyo en filas blancas. Todos son neoliberales, partidarios de la reducción y desregulación del Estado, de terminar con los convenios salariales (como ocurrió en el gobierno de Lacalle Herrera y siguió en los de Sanguinetti y Jorge Batlle), del fin de los monopolios públicos y proclives a los diversos modelos de educación privada.

Para observar ejemplos es muy interesante ver lo que está pasando en la región porque algunos gobiernos son fuente de inspiración y recursos para blancos y colorados.

Los indicadores externos

La derecha regional actual (que podemos identificar en los gobiernos de Michel Temer en Brasil y Mauricio Macri en Argentina, ambos empresarios metidos a políticos para gestionar directamente sus negocios) sabe que no puede volver radicalmente a los planteos de la década del 90 (la de Carlos Salinas de Gortari, Alberto Fujimori, Carlos Menem y Luis Alberto Lacalle Herrera) en función de que ha transcurrido, con las virtudes y defectos que se puedan constatar, una década progresista que cambió América Latina y sus exigencias sociales para siempre.

Como empresarios que son, ellos y sus principales operadores, todos abogados, economistas o CEO de las más grandes empresas transnacionales, están invariablemente guiados por el interés privado de las corporaciones a las que representan y no por el interés público (que en algunos casos llegan a desconocer).

Estos personajes van por todo, directamente.

Lo vimos en Brasil, donde Michel Temer, representante del gran empresariado de San Pablo, comenzó recortando indiscriminadamente el Estado (llegando a la virtual disolución del Ministerio de Cultura, congelando los salarios por 20 años, eliminando toda negociación salarial (medida inconcebible en cualquier contexto inflacionario, pero más en un país que perdió 8% de su PIB, su actividad económica en 2015 y 2016, y creció un mentiroso 1% en 2017), continúa con la venta de vastas zonas de la Amazonia (el pulmón del planeta), el otorgamiento de concesiones petroleras que liquidan a Petrobras y otras medidas del mismo tenor.

Todo esto se realiza velozmente y en un marco de ilegalidad, incluyendo el derrocamiento de una presidenta legítimamente electa y no acusada de ningún acto de corrupción, la militarización del país y manteniendo al hombre más popular del país, Luiz Inácio Lula da Silva, que lidera todas las encuestas de intención de voto, preso a pesar de los fallos de jueces que han dictado su libertad.

Al diferencia de la actual patota empresaria que gobierna Brasil hoy con 2% de popularidad y con algunos de sus exponentes principales presos por coimeros, muchos gobiernos, liberales, nacionalistas, democráticos, populistas e incluso militares se propusieron la creación de un país industrial, protegiendo sus empresas estatales, como Petrobras, su industria nacional y demás activos, estimularon las nacientes tecnologías informáticas e incluso mejoraron parcialmente las condiciones salariales de los trabajadores.

La patota de Temer va directamente por la destrucción de ese Brasil con vocación de potencia regional en el que los gobiernos de Lula y Dilma rescataron de la pobreza a millones de personas. Va por apropiación a mansalva de la plusvalía y por eso comienzan por el Ministerio de Trabajo, por los salarios y por el Estado.

En Argentina, las primeras medidas de Macri fueron eliminar las retenciones que gravaban las exportaciones agropecuarias y cumplir con las demandas de los fondos buitres, creando un inmenso agujero fiscal que trató de cubrir con tarifazos, interrumpir o frustrar las negociaciones colectivas y disminuir directamente las jubilaciones.

En ambos países, los salarios son licuados mediante devaluaciones masivas, que alcanzan 63% en Argentina (donde la inflación fue 30% en el primer semestre, según el canal oficialista TN) y 34% en Brasil.

Lo de ellos, como en Brasil, es la apropiación masiva de la plusvalía global.

Estos son los modelos que admiran declaradamente Lacalle Pou y Talvi, y que extienden su influjo en la región.

¿Qué esperar de los partidos tradicionales en Uruguay?

La sabia y vieja derecha uruguaya no dice que clausurará los programas sociales, ni proclama el fin de la enseñanza pública ni la eliminación del Fonasa; no puede ignorar que 15 años de gobierno progresista han cambiado el país y creado una sociedad un poco más igualitaria y democrática; tiene además un problema de sustentabilidad política porque no es lo mismo gestionar la apropiación masiva de plusvalía con un 40% de pobreza y un 5% de indigencia (y un ejército de reserva, desempleados desesperados, que llegó a 17%) como había luego de la Crisis de 2002, que hacerlo a partir de un escenario con 7% de pobreza, 0,1% de indigencia y 8% de desempleo, resultado de las políticas progresistas.

La derecha aprendió que su negocio es aumentar la desigualdad (enriqueciendo más al 1%) y no la pobreza y la indigencia porque la principal política de los gobiernos progresistas estuvo radicada en la negociación colectiva de las remuneraciones, que es lo que decide la distribución funcional del ingreso (trabajo versus capital), y ello jugó decisivamente en la construcción del nuevo Uruguay, el que votará en 2019 y comparará luego si llegara a ocurrir la tragedia de un triunfo de la derecha.

El propósito de la derecha es aumentar la apropiación de la riqueza por los más poderosos; el consecuente aumento de la pobreza no es su proyecto, aunque sí es un riesgo contingente y no deseado.

Así como los uruguayos no olvidaron nunca el país que construyó José Batlle y Ordóñez, su distribución del ingreso, el ascenso retributivo y social de las clases medias y de los trabajadores, tampoco olvidarán ya los años que comenzaron en 2005 y los gobiernos de Tabaré Vázquez y José Mujica.

Lo que está en juego, no hay que olvidarlo, es que la balanza de la distribución del ingreso se incline hacia un lado o hacia el otro, y la apropiación de plusvalía que buscan supera con creces lo que el Estado podría invertir en el gasto recogido a partir de impuestos para sostener el alivio de la pobreza y la indigencia. La contradicción principal no es el gasto social en los pobres, sino la apropiación de la plusvalía.

El propósito de la derecha y de los blancos y colorados no es el “equilibrio”, sino el saqueo.

¿Cómo sería el “equilibrio” que desea la nueva derecha latinoamericana Probablemente sería una sociedad con un dólar más alto, una inflación de 20%, 15% de desempleo, una pobreza de 20% y una indigencia de 4%. Una sociedad más pobre, mucho más desigual y muchísimo peor que la que tenemos ahora. Y con más represión, más tensiones sociales y más violencia que la sociedad en que vivimos. Con 300.000 uruguayos que vivan mejor, 30.000 uruguayos que vivan mucho mejor y 3.000.000 a los que con suerte el sueldo les dure los primeros 20 días del mes. Ni más ni menos como era el Uruguay de nuestros padres o de nosotros mismos antes de 2005, cuando gobernaron blancos, colorados y militares.

En Argentina, dos días después de la victoria de Macri, en una reunión del equipo económico del presidente electo, el designado presidente del Banco Nación, economista Carlos Melconian (2016 -2017), declaró que “con este nivel de salarios, Argentina es inviable: sólo vamos a comenzar a crecer bajándolos al menos 40%, y la única forma de negociar una baja real con estos sindicatos es llegar a un desempleo superior 15%”. Este es el perfil de los economistas neoliberales que buscan un “ajuste duro”, y que en Uruguay aprovecharían a hacerlo en los primeros meses de gobierno si llegaran al mismo. Por algo dicen que para recuperar el país que les deja el FA tendrán que unirse todos.

Una reducción tan brutal de las condiciones de vida y de trabajo, conquistados por las luchas sociales y obtenidos gracias a 13 años de gobiernos progresistas, no sería sustentable hoy, al menos sin resistencia de los sectores más humildes, los asalariados, los jóvenes, las capas medias, los trabajadores y jubilados

A la luz de estos razonamientos, debemos tener en claro que el gran negocio de la derecha es la llamada gentilmente “flexibilización laboral”, que tanto elogian los empresarios y los economistas neoliberales que hoy orientan el programa económico de la oposición.

En segundo lugar vendría el viejo sueño de privatizar las empresas, bancos, la salud y la educación pública, nuestro principal instrumento de igualación democrática, la Universidad de la República y las agencias de investigación. En este punto tendrían fundamental importancia los servicios: el agua, las comunicaciones, la energía y el financiamiento: OSE, ASSE, Antel, UTE y el Banco República serían los botines más preciados.

Tal vez aun más preciada sea la privatización de la telefonía celular, la transmisión de datos y la banda ancha, como ocurre en toda la región y donde ha sido tan trabajoso conservar la soberanía sobre las telecomunicaciones.

Después atacarían los programas sociales y aplicarían la motosierra y debilitarían la seguridad social, el Mides y los planes asistenciales que se ejecutan para combatir la pobreza desde las intendencias, la escuela y el Banco de Previsión Social.

La derecha uruguaya ha perdido sus límites y tiene muy debilitada su natural prudencia; se siente amparada, envalentonada y respaldada por el contexto regional.

Sepamos que esta elección es más que una cuestión política: es una cuestión económica en la que se juega la supervivencia de trabajadores, jubilados y pobres que no figuran en la agenda de los terratenientes y banqueros que siguen manejando los partidos tradicionales.

25
Jul
18

Lacalle pou y macri …

LACALLE POU HARÁ IGUAL QUE MACRI … Y SINO ES ASÍ; POR QUE NO CUESTIONA A LOS HERMANOS DEL PLATA ? …

Macri: Seguridad y represión para el ajuste con el FMI

escribe: Julio C. Gambina / Rebelión

Impresionante fue el dispositivo represivo de seguridad para aislar la movilización popular del cónclave en Buenos Aires de los responsables económicos y financieros del G20.
En efecto, para que pudieran reunirse este fin de semana los ministros de economía y los presidentes de los bancos centrales del G20 más los organismos internacionales, especialmente el FMI, tuvieron que cercar por varias cuadras a la redonda el Centro de Convenciones de la Ciudad.

El sábado por la mañana, en Conferencia de Prensa conjunta entre Christine Lagarde y Nicolás Dujovne, la primera había señalado que el FMI dialogaba regularmente con la sociedad civil. Le habían preguntado si el organismo internacional aceptaría conversaciones con sindicatos y organizaciones sociales.

Queda claro que se trata de un diálogo de sordos, típico de amos o patrones, que solo bajan discursos únicos a ser convalidados por los súbditos o socios afines. No aceptan otro lenguaje que el que promueve la sumisión ideológica o el temor a las armas y la represión.

“Vamos bien” dijeron los titulares del Fondo y de la Política económica de la Argentina. Dicho en simultáneo con una inflación minorista de Junio del 3,7% y 16% entre enero y junio, proyectando un 32% para todo el año.

¿A quién le va bien con este alza promedio de precios? A los pocos en condiciones de establecer precios, caso de los grandes productores y exportadores o a los sectores de la alta especulación con tasas de interés entre 40 y 60% en sus colocaciones millonarias.

Ilusiones macristas

Pero tranquilos que Macri anticipó que el próximo año 2019, la inflación será 10 puntos más baja, es decir, casi la misma que la elevada tasa de inflación del 2017.

En rigor, otra ilusión que se vende a la población, como aquella que mentaba al segundo semestre para el crecimiento en 2016, y luego fue el próximo año, el 2017.

Se trata siempre de un imaginario a futuro, mientras el ajuste regresivo pasa. El proyecto de Cambiemos se asienta en un discurso vacío (para la mayoría de la sociedad) de un futuro mejor por venir.

La ilusión al crecimiento del PBI, a la llegada de las inversiones, o a la baja de los precios se presenta mientras la realidad transita por otro camino. Se establece, por ejemplo, un techo a los salarios en las negociaciones paritarias y se deterioran los ingresos populares de la mayoría de la sociedad.

No solo hay menos recursos para la mayoría de la población, sino que también se afecta la actividad económica, con un 0,4% previsto de crecimiento para el año y pronósticos a la baja del PBI para todo el 2018 en torno al -1,5%.

Es la base con la que se organiza el presupuesto del ajuste para el 2019 y en el que pretenden encorsetar a las provincias.

Con esos guarismos de crecimiento se bajan las expectativas para resolver el problema del empleo de millones de despedidos y de la joven generación que pretende ingresar a su primer empleo.

Inflación y recesión son el resultado de la política económica del gobierno, convalidada en el acuerdo con el FMI.

El organismo insiste que el Plan es del Gobierno Macri y que el Fondo avala y financia. Son socios en el ajuste social, condición de posibilidad para viabilizar la rentabilidad futura de las inversiones.

No son ilusiones la inflación y la recesión. Son la realidad de una política que solo tiene perspectiva si se confirma una distribución regresiva del ingreso y la riqueza.

En otros momentos del desarrollo capitalista, entre 1930 y 1980, el proceso de acumulación estuvo obligado, por la correlación de fuerzas en el mundo, a satisfacer aun desigualmente la demanda por el salario y la ganancia.

Pero en las condiciones actuales del desarrollo capitalista, la acumulación solo atiende el objetivo de la ganancia. Por eso, las clases dominantes arremeten con fuerza contra los derechos sociales, laborales y sindicales.

Es la lucha de clases en tiempos contemporáneos, que advirtió el proceso de cambio político en la región latinoamericana y caribeña a comienzo de siglo y por lo cual actualizó los mecanismos de una ofensiva favorable a la rentabilidad del capital.

Fortalecer el poder de demanda social

La ofensiva del capital se desplegó con fuerza desde comienzos de los años setenta y se generalizó como “neoliberalismo”, más allá de la polémica que el término en sí mismo genera, ya que la política hegemónica en este tiempo no es nueva ni liberal.

Para contrarrestar esa ofensiva y la consecuente iniciativa política se requiere restablecer la capacidad de demanda social por derechos, a la alimentación, a la educación y la salud, a la energía y a la democracia participativa y comunitaria, a la paridad de género y la diversidad sexual; al derecho a la vida y por ende a la despenalización del aborto, entre muchos derechos a demandar.

Las movilizaciones contra el FMI poblaron las calles del viernes y el sábado en el país, y acumulan en la gran batalla de denuncia de las políticas que emanan los gobiernos del G20 y los organismos internacionales, los que se reunirán en Buenos Aires en cónclave de presidentes el próximo 30/11 y 1/12.

Constituye un desafío articular la fragmentada protesta que anima el descontento social. De lo contrario, la ilusión macrista podrá continuar disputando el consenso electoral más allá del presente periodo de gestión de gobierno.

La movilización popular es la condición necesaria, no suficiente aún, para gestar un horizonte alternativo a la política represiva, de ajuste y reestructuración regresiva del Gobierno Macri que avala y financia el FMI.




Anuncios
julio 2018
D L M X J V S
« Jun   Ago »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031