Archivos para 31 agosto 2014

31
Ago
14

lacalle pou … el liberal y su careta

La nueva motosierra

escribe: Esteban Valenti (*)
(*) Periodista, escritor, director de UYPRESS y BITACORA. Uruguay.

 

Lo que hay que brindar a los ciudadanos es información de calidad para que puedan decidir y optar en las elecciones de la mejor manera posible, con la mayor libertad. No es una tarea simple, pero es fundamental.

Estas elecciones serán una gran batalla entre dos concepciones políticas y democráticas: por un lado los que creen (no solo nosotros en la izquierda) que aún con visiones parciales e interesadas hay que informar, hablar de la realidad y está la otra concepción, la que conociera que hay que concentrar todo en el mensaje, para simplificar: todo en el marketing.

Este choque de concepciones se manifestó integralmente en las internas, incluso dentro del Partido Nacional. A Jorge Larrañaga le ganaron con ese mecanismo, aplicado en especial en Montevideo y el área metropolitana. Y vaya si a Luis Lacalle le dio resultado.

En general la derecha utiliza ese método para presentar un candidato de afuera del sistema, generalmente un empresario exitoso y dinámico con un razonamiento simple y efectista: lo mismo que logró en sus empresas lo puede lograr en el manejo del país. En Uruguay eso es imposible, por la propia estructura política nacional, su proceso electoral y la propia densidad política de la sociedad. Así que eligieron a Lacalle Pou. En Chile utilizaron a Sebastián Piñera. Al finalizar su mandato la derecha obtuvo el peor resultado de su historia. Todo un balance.

El punto de partida en Uruguay es su juventud, como gran novedad y a partir de eso es instalar la renovación. Para que ese discurso funcione hay que ocultar prolijamente el pasado debajo de toneladas de palabras, videos, slogans, jingle y eventualmente discursos de autoayuda.

”Por la positiva” es el resumen de esa estrategia. Lo insólito es que el candidato de la oposición pudo elegir esa consignar porque el país funciona, avanza, obtiene resultados, como dijo Danilo Astori en una reciente columna. En ninguna elección anterior nadie de la oposición o incluso oficialista hubiera podido utilizar esa consigna. Por la positiva, es el reconocimiento más claro de que lo POSITIVO, es la situación general del país. Es la mayor operación de encubrimiento marketinero electoral que yo haya visto.

Incluso con un giro realmente insólito, el último video elaborado por la campaña de Lacalle se apropia de todo lo que hicieron los gobiernos frenteamplistas, mientras algunos compañeros siguen casi por la misma senda del malhumor. Cuando se despierten del gobierno en disputa, será tarde.

No hablar del pasado, no hablar de economía y hacer gestos. La designación de la contadora Azucena Arbeleche, ex directora de la unidad de deuda del Ministerio de Economía y Finanzas es una de esas movidas-gesto, simbólicas. Si se la analiza en profundidad, el tema asume otras características.

Nadie duda que es una excelente profesional especializada en el manejo de deuda del estado y que demuestra que los dos gobiernos del FA que crearon por primera vez una Oficina profesional de ese tipo tenían una actitud de apertura y de utilización de todas las capacidades nacionales, al servicio de una política económica y social y de un Proyecto Nacional. Es una designación que quiere reforzar la idea de que la conducción económica es una cuestión ”técnica” y que en el fondo todos estamos de acuerdo en el manejo ”macro económico”

Primero, nunca entendieron ni van a entender que por encima de la macro economía, está el macro país, su sociedad, su estrategia, la relación con la producción y el trabajo. Es la confirmación de una visión supuestamente técnica, pero profundamente política y conservadora. Es la economía desde la óptica de la deuda. Pero no de la deuda social, de la deuda productiva, de la deuda, laboral, de la deuda educativa y de la inversión pública. Es la estrecha visión desde las finanzas.

Una buena funcionaria, sin ningún peso ni experiencia política. Es toda una definición.

La economía, su estrategia y su relación con el Proyecto Nacional, lo hizo el gobierno. Es más se pudo aplicar una política de manejo de deuda que dio muy buenos resultados, porque el macro país funcionó, creció el PBI, creció el consumo porque la gente tuvo más plata y hubo más gente que se incorporó al consumo y al empleo (300.000 personas más).

Es la mejor síntesis de una visión de la política económica y sus prioridades en un hipotético gobierno blanco y colorado. La macro economía por encima e imponiéndose al macro país.

Los gestos de Lacalle, que algunos consideran un error, son parte de la estrategia se lo joven contra el pasado. No hay pasado, no hay responsabilidades, hay ”Ahora”. Y ese es el mensaje fundamental que transmitirán durante todos los próximos días. El marketing por encima de la política, es más, el marketing  contra la política.

Si alguno en la izquierda considera que nosotros tenemos que chocar en el mismo terreno, está muy equivocado, tenemos que chocar en el terreno de la realidad, no de la ficción y la imagen. Eso no quiere decir que tengamos que hacer una campaña de mala calidad. Al contrario, la realidad permite a hacer cosas mucho más profundas, serias y convincentes. Bien hechas.

Lacalle Jr. Dijo que se vendió la motosierra y compró fertilizante. Podría haber dicho abono En realidad comienza a aparecer la motosierra rejuvenecida, refulgente. Es una motosierra camuflada de fertilizante, pero tiene hoja de sierra rotativa y corta lo mismo o peor, aso si acompañada de una buena musiquita y de rostros sonrientes porque no saben la que se viene. Y se viene.

Es la motosierra tratando de cortar todo el tema de los derechos humanos, como ya lo hicieron antes. Hay que olvidar, en eso el herrerismo tiene una historia llena de contradicciones para olvidar.

La política económica y social actual se cortará por lo más importante, por lo social y por lo laboral. Porque el costo laboral hay que cortarlo de raíz en el proyecto ”Positivo”, como hay que cortar las ceibalitas hasta dentro de diez años, o las transferencias para políticas sociales, como buscarán el sistema de debilitar las empresas públicas y hacerlas lo más raquíticas posibles.

Ajustar la economía desde esa visión obliga nuevamente a transformar el empleo, las leyes sociales y por lo tanto salarios y jubilaciones en el factor de ajuste. Ellos, los filósofos del liberalismo proponen reducir el déficit fiscal y reducir impuestos. Y eso no solo es imposible, es falso, esa es edulcorada la receta que nos llevó al desastre.

El gobierno de Jorge Batlle en el 2004, creció el PBI en el 7% por el rebote contra el piso de la crisis y sin embargo, ese mismo año 50 mil uruguayos cayeron en la indigencia y por lo tanto en la pobreza y alcanzamos el 39.6% de pobreza, 4 de cada 10 uruguayos eran pobres y entre los menores de 18 años la pobreza alcanzó el horror de 6 de cada 10 uruguayitos en la pobreza y la indigencia.

Lo que ustedes no verán en la publicidad de Lacalle, es hablar de igualdad, de derechos, de justicia social, de políticas sociales.

Las campañas electorales a veces convocan a la simplificación y a veces hasta la truculencia, pero lo más peligroso es que se transformen en grandes mentiras disfrazadas desde la política con envases engañosos y falsos. Ese es el mayor peligro de estas elecciones.

Lacalle es la vieja tradición conservadora, hasta por su propia experiencia personal, educativa y política empaquetada con un buen envase por la publicidad y la adaptación de todo, del discurso, de las propuestas, de los gestos a ese envase.

Entre otras cosas también van a ocultar el pasado de su propio partido. No hay más herrerismo y wilsonismo, todo es ”ahora”. Es el relato de un país nacido de un repollo, sin sociedad, sin historia, sin pasado y sin responsabilidades. Un relato falso de un país que no existe y que el 1 de marzo obligatoriamente volverá a la realidad. De nosotros depende que la realidad no sean cinco años de motosierra en nuestras vidas, en nuestros derechos, en la sensibilidad hacia los más débiles y que no vuelva a sobrevolar sobre el Uruguay la oscura nube de la desconfianza y de la duda, la peor de todas: si el país es viable.

Aún las verdades de a puño, necesitan defensores, promotores, luchadores.

PD. La idea de la motosierra no es original, me surgió escuchando a dos vecinas de La Teja. Me comentaron que ellas tenían preocupación por un eventual gobierno de Lacalle por la motosierra, una en su plan social de vivienda y la otra en el aumento constante de su jubilación durante los gobiernos progresistas.

 
30
Ago
14

eeuu y la democracia

 

 
¿Democracia con estado policiaco?
 

Más allá del asesinato por un policía del joven negro desarmado Michael Brown hay causas más profundas para las protestas ocurridas por casi dos semanas en la pequeña ciudad de Ferguson, estado de Misuri. Causas conocidas hace tiempo por los que buscamos fuentes alternativas de información y no nos creemos el cuento de la democracia estadunidense.

¿Gobierna allí el pueblo? Los datos de la propia Ferguson lo niegan. Con dos tercios de población afroestadunidense, 95 por ciento de su fuerza policial está formada por blancos, el alcalde y cinco de seis concejales son blancos y también los siete miembros de la junta de educación.

También es negativa la respuesta si observamos la conducta de la autoridad posteriormente a la primera protesta por la muerte de Brown. Vemos un alcalde y un gobernador que, en lugar de usar la fuerza policial para garantizar los derechos ciudadanos a la protesta pacífica y de dar oportunidad al diálogo, la emplean como ejército de ocupación en su propio territorio y permiten que se niegue a rendir cuentas de sus actos. Con tal de no hacerlo, lanza una campaña de lodo contra el joven asesinado acusándolo de hechos como el robo de cigarros en una tienda o el hallazgo de mariguana en su sangre, que suponiendo que fueran ciertos en nada atenúan los seis disparos del policía contra un hombre desarmado y en actitud de rendición, según el resultado de una autopsia.

La virulenta campaña de la fuerza pública contra Brown y el uso desproporcionado de la fuerza contra las protestas pacíficas fueron el gatillo de la indignación que provocó el estallido de ira y violencia en Ferguson. La académica Chauniqua Young, del Centro de Estudios Constitucionales y testigo de las protestas, afirma que muchos de los que huían de los gases lacrimógenos eran padres con sus niños en carriolas.

El mismo patrón de conducta acaba de repetirse con la muerte de un joven negro que supuestamente portaba un cuchillo a manos de dos policía de San Luis, a unos siete kilómetros de donde fue muerto Brown.

Las policías de Estados Unidos tienen un largo historial de uso arbitrario de las armas de fuego, especialmente contra negros o latinos. Pero esto se ha visto agravado seriamente por la guerra contra las drogas iniciada por Nixon y más aún, por la guerra contra el terrorismo de Bush.

En 1997 una ley autorizó al Pentágono a entregar gratuitamente material sobrante a los cuerpos de policía de todo el país. Desde entonces las pequeñas ciudades de Estados Unidos son patrulladas por policías dotados de armas y arreos de guerra que tripulan exactamente los mismos blindados que usan las fuerzas armadas en escenarios como Afganistán e igual las grandes urbes son controladas por policía militarizada. De ello son muestra elocuente las no tan lejanas pero olvidadas imágenes de brutal represión contra el movimiento Occupy Wall Street. Los allanamientos, cateos y arrestos sin justificación con derroche de violencia se han incrementado, sobre todo en las comunidades negras, latinas y pobres.

Tampoco es nueva la muerte de afroestadunidenses desarmados por agentes del orden en un país donde 40 por ciento de la población carcelaria es negra pese a constituir sólo 12 por ciento de la población total. El número de negros en las prisiones superaba ya en 1997 al de esclavos existente en 1850, vísperas de la Guerra Civil. Un estudio del Movimiento de Base Malcolm X muestra que 313 hombre negros fueron muertos extrajudicialmente en 2012 por policías, guardias de seguridad o autodenominados vigilantes.

Ello, en un contexto de grave y generalizada violación de los derechos constitucionales básicos, incluido el espionaje masivo de los ciudadanos. Estadísticas muestran que una persona tiene ocho veces más posibilidades de ser asesinada por un agente de policía que por un terrorista. Señales de un nuevo fascismo se multiplican en Estados Unidos y la creciente desigualdad y desempleo, las constantes guerras y la crisis general del imperio hacen de combustible propicio.

Fred Branfman, que reveló la destrucción de Laos por la fuerza aérea de Estados Unidos durante la guerra de Vietnam ofrece una respuesta a quienes se preguntan cómo un presidente negro liberal y profesor de derecho constitucional puede encabezar ese estado de ilegalidad. “Bajo Obama Estados Unidos está lejos de ser un estado policiaco… pero ningún presidente ha hecho más por crear la infraestructura de un estado policiaco”. Branfman se quedó corto.

Twitter: @aguerraguerra

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/08/21/index.php?section=opinion&article=026a1mun

28
Ago
14

uruguay … elecciones y partidos

El lado oscuro de la interna blanca

 

nota: sudestada.com

Dirigentes del lacallismo y de Alianza Nacional libran, tras bambalinas, una feroz batalla en busca de imponer sus ideas y perfiles.

Once días después de las elecciones internas el Partido Nacional (PN) emitió la primera señal real para armar la fórmula presidencial. El candidato Luis Lacalle Pou fue hasta la casa del senador Jorge Larrañaga a solicitarle, de manera formal, que aceptara la candidatura a la vicepresidencia.

“Nací para luchar, no me puedo olvidar de la responsabilidad que tengo frente a mi sector y mi partidoˮ

, dijo Larrañaga al finalizar la reunión que se desarrolló en su casa de Montevideo. De esa manera, rompió el silencio autoimpuesto durante casi dos semanas.

A pesar del “final feliz” que significó para los blancos el anuncio de la fórmula presidencial, los días previos estuvieron llenos de vaivenes que no trascendieron públicamente. Las consecuencias de las negociaciones que alumbraron la fórmula todavía generan recelos en la interna.

Diez días en ascuas

Pocos minutos después de conocida la inesperada derrota, Larrañaga hizo su discurso en su sede central rodeado por su comando electoral y varios dirigentes. Luego caminó hasta el Directorio del PN y antes de ingresar a la sala donde lo esperaba su rival, Lacalle Pou, el líder de Alianza Nacional se detuvo en la esquina junto con varios dirigentes y seguidores. Allí se quedó durante casi 20 minutos compartiendo su silencio, y algunos de los que lo acompañaban no pudieron contener la emoción.

Luego viene la historia conocida. El ingreso cansino con el fracaso dibujado en el rostro, el abrazo obligado y sin ganas con Lacalle Pou para las cámaras, seguida de una rápida salida del Directorio blanco con el cual Larrañaga mantiene fuertes discrepancias.

Al otro día de la derrota el fundador de Alianza Nacional se fue varios días a su chacra en Flores y luego se dedicó a descansar a orillas del Río Negro sin dar ninguna señal sobre su futuro político. Muchos dirigentes esperaban una orden del líder, pero nadie se atrevía a molestarlo en su autoimpuesto retiro.

Apenas un par de intendentes blancos lograron intercambiar algunas ideas con Larrañaga, pero la decisión de aceptar el ofrecimiento de Lacalle Pou para ser su compañero de fórmula tuvo varios ingredientes que se habían mantenido en secreto.

Los primeros días posteriores a la derrota interna fueron los más duros para los dirigentes aliancistas, quienes además de asimilar el revés propinado por las urnas -cuando todos pensaban que serían los triunfadores- empezaron a especular sobre la continuidad del sector sin su líder y fundador.

Durante esos días AN

“estuvo paradaˮ

, no hubo reuniones oficiales, ni charlas con Larrañaga. Tampoco hubo contacto “oficial” con representantes del sector de Lacalle Pou como forma de comenzar a coordinar la campaña conjunta, según admitieron a

Sudestada

varios dirigentes aliancistas. No eran pocos los asuntos para discutir con los representantes de Lacalle Pou, y entre ellos había uno que dividió las aguas del nacionalismo: el apoyo a la campaña para bajar la edad de imputabilidad penal de 18 a 16 años.

En parte, la razón de esta desmovilización tuvo que ver con la forma que Larrañaga eligió para conducir su campaña de cara a las internas. Larrañaga no formó su comando electoral con los principales dirigentes de su sector, como los senadores Eber da Rosa y Carlos Moreira, o los diputados Jorge Gandini y Ana Lía Piñeyrúa, además de otros conocidos referentes políticos de los últimos años que apoyaron su candidatura.

El líder de Alianza Nacional optó por un pequeño círculo de personas integrado entre otros por el ex director de Ancap Carlos Camy, que intercambiaba ideas pero las resoluciones seguían siendo del líder. Este modo de conducción contrastó con el que adoptó Lacalle, que impuso una rutina de reuniones que con el paso de las semanas (y la posterior victoria) adquirió una fama propia.

“La reunión de los lunes de mañanaˮ

que convocaba el candidato contaba con un amplio grupo de dirigentes: su jefe de campaña Nicolás Martínez, los diputados Álvaro Delgado y Javier García, los senadores Gustavo Penadés y Sergio Abreu, la profesora Graciela Bianchi y el docente universitario Pablo da Silveira. Hasta un sicólogo se integró con el correr de los días a las reuniones de conducción de la campaña, lo cual le dio una impronta mucho más colectiva que la de su rival.

La victoria lacallista consolidó el espacio, que todavía se mantiene, y sirve para evaluar de modo inmediato los aciertos y errores de la campaña, replantear líneas estratégicas en función de las movidas de los otros candidatos y reaccionar rápidamente ante imprevistos. Esta parece ser también una ventaja comparativa con los otros partidos políticos que compiten por la Presidencia en octubre, ya que tanto Tabaré Vázquez como Pedro Bordaberry tienen un estilo de liderazgo mucho más parecido al de Larrañaga que al de Lacalle Pou.

El equipo de trabajo lacallista sabe esto y hasta ironiza sobre la falta de unidad en el ala wilsonista del PN, tras el revés electoral sufrido en junio, explicaron las fuentes.

Preocupación y desconcierto

La decisión de Larrañaga de integrar la fórmula presidencial del nacionalismo aportó tranquilidad al comando de Lacalle Pou, que consideraba que una dupla sin el líder de AN hubiera quedado renga. Los días de incertidumbre sobre la decisión final del senador sanducero habían inquietado a los más experimentados operadores herreristas, quienes advirtieron el grave riesgo que significaba perder los votos wilsonistas del interior, que todavía siguen fieles al liderazgo de Larrañaga.

Es que el Herrerismo y sus aliados circunstanciales convocan al sector más liberal y conservador del PN, mientras que el ala que todavía lidera Larrañaga tiene la posibilidad de captar votos de centro y hasta de centro izquierda. Sin embargo, y aunque parezca contradictorio, la tranquilidad que el regreso del ex intendente de Paysandú provocó en sus rivales internos no logró disipar la falta de certezas en su propio sector.

Parte de la incertidumbre refiere a la estrategia que Alianza Nacional adoptará durante la campaña para evitar una desbandada, explicaron los dirigentes consultados por

Sudestada

. Y todavía está por verse cuál será el procedimiento para conformar las listas y quiénes serán los dirigentes que tomarán la posta para intentar mantener la cohesión en un grupo que se mantuvo unido en torno a la figura de Larrañaga durante más de 10 años.

Durante la elección pasada fue Larrañaga quien definió, de puño y letra, el orden de integración de la lista oficial de Alianza Nacional al Senado. En la plancha a Diputados por Montevideo, mientras tanto, permitió que se tuviera en cuenta también el apoyo conseguido en la interna. En esta ocasión, indicaron las fuentes, se esperaba que las cosas fueran distintas y que el Senado también se resolviera en función de los votos conseguidos en las primarias, con la “dificultadˮ adicional que implica respetar la ley de cuotas que garantiza un tercio de los lugares para las mujeres.

Las diputadas Ana Lía Piñeyrúa y Verónica Alonso, y la intendente de Lavalleja Adriana Peña, son las candidatas “naturalesˮ a ocupar los puestos “saliblesˮ de la lista al Senado (que antes de la derrota se calculaban en seis). Piñeyrúa parecía tener un lugar garantizado luego del acuerdo con Larrañaga que permitió su peregrinaje del lacallismo al aliancismo. Sin embargo, la votación de Alonso en la interna, impulsada por un acuerdo político-financiero con el pastor evangelista Jorge Márquez, no sólo le da crédito para aspirar al tercer lugar de la Lista 2014, sino que también le abrió la posibilidad de encabezar la plancha del sector en Montevideo, lo cual generó molestia en varios dirigentes capitalinos.

La candidatura de Gandini

Uno de los ejemplos más claros de las consecuencias devastadoras que tuvo la derrota para Alianza Nacional es que la candidatura lanzada hace casi tres años por el diputado Jorge Gandini a la Intendencia de Montevideo (IM) parece diluirse cada día más. Lacalle Pou nunca lo apoyó ni en público ni en privado pero Gandini daba por descontado que después de tanto tiempo de trabajo, la victoria de Larrañaga en la interna terminaría por darle el visto bueno popular que su postulación necesitaba. Sin embargo, la imprevista debacle del primer día de junio trastocó todos los planes.

La semana pasada, el senador y presidente del Directorio del PN, Luis Alberto Heber, anunció sin miramientos que Gandini no será el candidato de los blancos a la IM. Estas declaraciones, obviamente, recalentaron aún más la interna blanca. Heber sostuvo que el candidato a la comuna capitalina lo decidirá la Convención Departamental nacionalista de Montevideo donde el Herrerismo tiene una abrumadora mayoría.

Así las cosas, Gandini dejó trascender su molestia con Heber y el sábado 26 de julio asistió a la Convención Nacional que proclamó la fórmula aunque por primera vez desde 1982 no se sentó entre los convencionales y siguió la sesión desde una zona reservada para “invitados especialesˮ. El legislador no había sido elegido como convencional ya que su nombre no apareció en ninguna lista del Partido Nacional, como parte de la estrategia para poder ser candidato a intendente por el Partido de la Concertación en mayo de 2015.

Lacalle Pou maneja varios nombres en lugar de Gandini, aunque el que suena con más fuerza es del ex presidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, un hombre que a fines de marzo renunció a su cargo, en medio de una grave crisis política en torno a la seguridad en los escenarios deportivos. La salida de Bauzá estuvo rodeada de supuestas presiones del grupo de Francisco “Pacoˮ Casal en una fuerte puja por los derechos de televisación de los partidos de fútbol y hasta la intervención del propio presidente José Mujica.

Más allá de estas especulaciones, Lacalle Pou no apoyará la postulación de Gandini a la Intendencia de Montevideo, confirmaron a

Sudestada

fuentes herreristas. A nivel público, Lacalle Pou dijo que el candidato de los blancos a la IM por el Partido de la Concertación todavía no está definido y, por tanto,

“todos los aspirantes tienen chanceˮ

aunque consultado sobre la candidatura de Gandini –que anunció su intención hace tres años- apenas señaló que

“las decisiones de cada dirigente político son de cada dirigente políticoˮ

.

En filas de AN, mientras tanto, siguen apoyando la candidatura de Gandini.

“Es la Convención Departamental nacionalista la que deberá decidir. Gandini sigue al firme trabajando con el equipo de Montevideo Se Puedeˮ

, comentaron a

Sudestada

allegados al candidato ya que el legislador no quiere hacer declaraciones públicas por el momento. Para muchos aliancistas está claro que

“Gandini no se bajará de su idea de la candidatura por declaraciones de algunas personas en la prensaˮ

, dijeron las fuentes en alusión a los comentarios del senador Heber.

Tan compleja es la situación que incluso debió tallar el candidato colorado a la IM por el Partido de la Concertación, Ney Castillo, quien brindó su apoyo Gandini, tras las diferencias con el senador Heber.

El futuro de Alianza Nacional

Ante este incierto panorama, el pesimismo empezó a ganar a la dirigencia aliancista, que por el momento está más ocupada por resolver sus disputas internas que por proyectar al sector hacia las elecciones parlamentarias de octubre. Sobre todo porque hasta ahora las acciones de Larrañaga han estado dedicadas a apoyar la fórmula presidencial y no a recuperar la mística del sector que no logra digerir el fracaso electoral interno.

Convencidos de que esta fue la última disputa por la Presidencia de Larrañaga, los más optimistas aseguran que el liderazgo del sector será heredado por algunos de los intendentes del Interior que integran Alianza Nacional desde sus inicios, aprovechando el mismo capital político que sustentó la carrera del ex intendente de Paysandú. Pero esa está lejos de ser la opinión predominante. Hay otros que se preparan para afrontar la campaña electoral hacia octubre como si fuera una batalla final por la supervivencia política, en el entendido que puede ser la última ocasión en la que AN se presente a las elecciones como un único sector.

Y aunque parezca contradictorio, si triunfa el Partido Nacional las perspectivas sectoriales son todavía más sombrías.

 
24
Ago
14

uruguay … por qué votar al FA

 

Uruguay: los dos bloques

 

escribe: Esteban Valenti (*) periodista, director de BITACORA

Durante mucho tiempo la izquierda en Uruguay habló, teorizó, elaboró sobre el bloque político y social de los cambios. La acumulación de fuerzas como concepto, estuvo siempre asociada a esa idea central de avanzar con un conjunto de sectores sociales y políticos que pudieran acceder al gobierno nacional e impulsar cambios progresistas estructurales.

Había definiciones básicas sobre su composición y otras más polémicas. Estaba claro que ese bloque lo integraban los trabajadores, de la ciudad y el campo, de la actividad privada y pública, las capas medias (profesionales, docentes, investigadores, intelectuales), los productores en particular los pequeños productores del campo y allí comenzaba la zona gris y disputada. ¿Los empresarios, tenían cabida en ese bloque, en qué medida y de que tamaño? Nos referimos a una definición más clásica, la burguesía nacional, urbana y rural. ¿La llamada pequeña burguesía tradicional, es decir los micro, pequeños empresarios cuál era su rol y su participación? ¿Y los sectores marginados, excluidos?

En épocas electorales, nadie se mete con esos temas, porque en realidad valen todos los votos, no se trata de excluir a nadie, al contrario todos valemos un voto, todos contamos en el escrutinio, pero son preguntas que hoy refieren también al otro bloque, que también es difuso y complejo, el de las fuerzas conservadoras en un sentido y, cambiadoras en el otro porque quisieran modificar las políticas de los gobiernos progresistas en aspectos muy importantes. Aunque no lo digan expresamente, porque también ellos están en campaña electoral.

En 9 años de gobierno, el perfil del bloque social y político de los cambios se ha hecho más complejo y más lleno de matices, no alcanza con las definiciones genéricas y sociológicas, hace falta una mirada más profunda y sobre todo más política. Es claro que hay un núcleo fundamental para avanzar en los cambios: los trabajadores dispuestos a cambiar y asumir ese rol y las capas medias sobre todo intelectuales. No hay cambios sin una masa crítica de ideas, de aportes intelectuales que pueden venir de diversos ámbitos, pero que nunca pueden prescindir de la academia y de los que trabajan con ideas. El desprecio por ese sector de la sociedad, sería un suicidio para la izquierda, no por sus votos, sino por sus cabezas, sensibilidades y por sus capacidades.

Hemos aprendido que además de la batalla económica y social por mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la gente, por disminuir la desigualdad, por construir un país con igualdad de oportunidades (nos falta mucho), por ofrecer servicios sociales de mucha mejor calidad, hay algo insustituible y es la batalla cultural por los cambios. No todo se puede arreglar con plata, con recursos, es más, hay cosas que solo la plata puede deformar y postergar. Hace falta la batalla concreta, constante por las ideas, es decir por una cultura progresista con nuevas sensibilidades y obligaciones. Otro grave error es limitar la batalla cultural progresista a los derechos. No hay nuevos y más amplios derechos sin una sociedad que en la convivencia, en las relaciones humanas y sociales, en el trabajo no asume nuevas obligaciones.

En ese bloque de los cambios, sin el aporte de sectores dinámicos del empresariado nacional en todos sus tamaños, de la ciudad y del campo no hubiéramos avanzado ni consolidado los cambios productivos que nos permiten hoy, proponernos nuevas metas mucho más ambiciosas. Sin los docentes, los investigadores, profesionales no podemos avanzar.

Hay un sector al que la izquierda no le brinda suficiente atención, los cooperativistas en sus más diversas formas y dimensiones. Es una forma asociativa que contiene elementos muy importantes del progreso social y del compromiso. No se trata solo de los aspectos impositivos, debemos atender el proceso de fondo, el de la cultura del cooperativismo.

Los marginados que en el Uruguay alcanzaron en la larga crisis del año 1999 al 2002 niveles muy elevados y que en los menores de 18 años, nos colocó en el triste privilegio de ser el país de la región con el más rápido, diríamos violento crecimiento de todos los países, hasta precipitarnos en el 60% de los menores de 18 años nacidos o viviendo en la pobreza y es un tema ideológico y político de mucha importancia. No se puede responder solo con sensibilidad social, con planes sociales, con los enormes esfuerzos que se han hecho y se hacen para incorporarlos al mundo del trabajo, a la educación y la salud, hay interrogantes más profundas que nos cuesta formularnos ¿Sacarlos de la pobreza o de la indigencia es solo o fundamentalmente un tema económico, de ingresos?

En un próximo gobierno progresista ¿no debería encararse una acción coordinada y conjunta desde muy diversos ámbitos (vivienda, educación, salud, cultura, planes sociales y territoriales y elaboraciones académicas) sobre este tema nodular para el futuro nacional.

Los bloques que se enfrentan en el Uruguay, tienen diferencias notorias, pero han resuelto algunos elementos de avance histórico que hay que valorar. La abrumadora mayoría, tanto a nivel social como político somos fuerzas democráticas, que con grados diferentes en cuanto a los derechos, no tienen en su programa explícito u oculto objetivos totalitarios. Es un gran avance al periodo previo a la dictadura, tanto en la derecha como en la izquierda.

Eso no puede ocultar que en cuanto a los temas económicos, productivos, sociales, educativos, culturales tenemos visiones diferentes. Y que dentro de cada uno de los bloques, el progresista y el conservador hay también diferencias y matices. En las elecciones internas se consolidó el predominio de los sectores más de derecha del bloque conservador y tradicional. Los sectores que se referenciaban en el wilsonismo y el batllismo fueron derrotados en ambos partidos.

En el Frente Amplio hay un debate subyacente o explícito en algunos momentos, sobre cuál es la orientación principal o con mayor peso político, porque hay sectores muy heterogéneos. Las elecciones de octubre servirán para precisar mucho mejor el mapa, no solo por los votos, sino por las posiciones de cada sector. No hay duda que ese será un tema de definición fundamental en las próximas elecciones.

A nivel social hay una confirmación clara, luego de estos 9 años, hay sectores que han obtenido importantes beneficios económicos del crecimiento del país, de su producción, de su consumo, de las nuevas necesidades de los uruguayos, pero que votan con un profundo sentido ideológico.

Votan por blancos y colorados porque siguen considerando que esos partidos los representan. Además de las tradiciones que en el Uruguay siguen teniendo su importancia, hay factores de clase y de ideología en la integración de cada bloque. No son lineales y simplonas, pero las grandes tendencias existen.

Como no es cierto que la inmensa mayoría de los trabajadores y la gente humilde vota a la izquierda, la cosa es mucho más matizada y compleja, es cierto que la mayoría de los sectores poderosos de nuestro país votan a blancos y colorados aunque muchos tengan conciencia de que la responsabilidad en la decadencia nacional que nos llevó a la gran crisis fue importante. La comentan, la mastican, pero en definitiva la justifican en el discurso de los males externos.

El discurso del viento de cola, no sirve solo para tratar de explicar los grandes logros de la izquierda por parte de este núcleo duro del bloque conservador, sino para explicar sus propios fracasos.

El programa del Frente Amplio, no es solo una mediación entre los diversos sectores de la izquierda, es mucho más importante es una plataforma que intenta representar los intereses, las sensibilidades, los sueños de grandes mayorías nacionales, cuyo centro es el bloque de los cambios, los cambios progresistas. Por eso cuando elegimos ese terreno para disputas por imagen y poder, cometemos graves errores.

El Proyecto Nacional que construyó la izquierda desde el punto de vista material, productivo, económico, pero también inmaterial, anímico, cultural, con una nueva confianza en el destino, el futuro del país, es un aporte fundamental del bloque progresista que debe renovarse en forma permanente.

El eje de la estrategia de la derecha es precisamente desdibujar las fronteras entre los bloques, pintar un país idílico, por la positiva, donde sin antecedentes, sin ideología, sin intereses sociales y visiones culturales nos disputamos el gobierno a los sombrerazos. Lo peor de todo es que es falso de toda falsedad, se hable de economía, de políticas sociales, de educación, de seguridad, de derechos humanos, de baja de la edad de imputabilidad, de derechos, de todas las cosas importantes.

La acumulación de fuerzas, no es una acumulación de votos solamente, y diría, ni principalmente, es una base social, política, cultural e ideal que construye sobre los logros obtenidos nuevos objetivos estratégicos, una nueva plataforma de grandes metas de justicia social, de redistribución de la riqueza de forma sustentable (económicamente y culturalmente), de mayores derechos y obligaciones, de nuevas formas más civilizadas y avanzadas de convivencia. En definitiva de mayor libertad en el más amplio sentido del concepto.

A veces la suma de avances parciales, no alcanza, es necesaria, imprescindible siempre un análisis estratégico con los pies en esta tierra, en este tiempo, en estos portentosos cambios globales. Siempre queda el recurso aplicado por algunos en la izquierda, de parapetarse detrás del malhumor, de las grandes palabras del pasado, de la añoranza que siempre fue más cómoda que proyectar y construir el futuro, todos los días mirando siempre el horizonte inalcanzable.

 

22
Ago
14

danilo astori vice presidente de uruguay

Política económica y social: ¿Más de lo mismo?

escribe: Danilo Astori (*)

En el marco del lanzamiento de la campaña del Frente Liber Seregni y del apoyo a la fórmula Tabaré Vázquez – Raúl Sendic, realizado en el Salón Azul de la Intendencia Municipal el pasado 22 de julio, el Vicepresidente de la República, Cr. Danilo Astori, realizó una presentación.

El acto fue convocado con una pregunta: 2015-2020 política económica y social ¿Más de lo mismo? Brindamos una amplia versión del discurso.

NUESTRA IDENTIDAD, ESPÍRITU FRENTEAMPLISTA
Somos Frente, porque aprendimos de esa fantástica síntesis que es el Frente Amplio,  que el camino es el de la acumulación de fuerzas. Nos llamamos Liber Seregni, no para adoptar un ropaje lujoso que es el que entraña este nombre gloriosos que hemos adoptado, sino porque nos identificamos con su conducta política, porque hemos aprendido mucho de él, porque hemos aprendido especialmente la lección de responsabilidad que nos ha dejado durante el transcurso de su trayectoria, porque hemos admirado su rectitud de procedimientos su ética, su generosidad, su desprendimiento, su sacrificio al servicio del Uruguay, y del Frente Amplio.

Por eso nos llamamos, Liber Seregni , y por eso, nos encontramos aquí para hacer política, porque se hace política no sólo cuando se deciden acciones que se ponen en práctica, sino que también se hace política cuando se reflexiona, cuando intercambiamos opiniones cuando pensamos colectivamente. Es más, a veces se hace mucho más política cuando se habla y cuando se escribe, que cuando se toman acciones en la práctica, porque lo primero fue fundamental para llegar a lo segundo y por eso sentimos que estamos haciendo política en esta etapa fundamental del ciclo electoral que los uruguayos  estamos iniciando.

Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas nos habían cambiado todas las preguntas
Esta es una instancia de dar respuestas,  en primer lugar nosotros a la gente, obviamente no a las preguntas que nosotros  quisiéramos que nos formularan sino a las verdaderas preguntas de la gente, a las inquietudes. Es  como dice aquel recordado grafiti; Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas nos habían cambiado todas las preguntas

Hay que insistir en responder a la gente acerca de las auténticas preocupaciones que tienen sobre el Uruguay de hoy. Y también habrá respuestas para que las compañeras y los compañeros, comiencen a elegir el destino del país, el destino del gobierno por el que opte, y el énfasis, los matices, las visiones, los enfoques que el pueblo uruguayo deseará que el nuevo gobierno contemple.

UN TRIUNFO DE LA OPOSICIÓN ES RETROCEDER
Nosotros podemos comenzar por decir algo que hemos venido repitiendo en las etapas precedentes. Un triunfo de la oposición sería un enorme retroceso en la historia del país.

No están tan lejanos los tiempos, a pesar de que hay muchos jóvenes que se están incorporando, que quizá no han vivido las peores circunstancias a las que estoy haciendo referencia, no hace tanto tiempo que se vieron las consecuencias de un largo proceso de deterioro en el Uruguay. Consecuencias, que condujeron al país a una profunda crisis en todos los ámbitos fundamentales de la sociedad. Un país con conductas muy mediocres en los campos del crecimiento, de la inversión, del empleo, de los ingresos de las familias y de los pasivos.

Un país que incrementó notablemente la pobreza, la indigencia, deterioró la calidad de vida de mucha gente, tuvo crisis financiera, siempre resuelta  por los gobiernos que impedían que los banqueros quebraran, aunque sí quebraban las instituciones. Un país que tuvo el triste honor de llegar a ser el segundo deudor más importante con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en todo el mundo en relación a su tamaño , a su producción y a su propia participación en el FMI.

No hace tanto que pasó esto en el país, pero a los más jóvenes tendremos que construirles el relato y avivar la memoria porque esto es lo que significaría para el Uruguay un retorno de la oposición.  Una oposición en  que triunfó la derecha.
perdió el wilsonismo en el partido nacional, y perdió el batllismo en el partido colorado. Es la derecha la que encabeza las propuestas de los partidos tradicionales, y esa derecha, a la que al desembarazarse del pasado, porque no habla del pasado, porque no asumen la responsabilidad, porque no se hacen cargo porque no se hacen la más  mínima autocrítica de lo que pasó durante tanto tiempo y hasta hace poco, que no nos habla de transformaciones posibles, salvo  para eliminar alguna de las que hicimos nosotros, y junto con esos silencios y esas omisiones, no hay en todos sus discursos una agenda de derechos para nuestros compatriotas como parte de sus programa de trabajo en el futuro.

La actitud además, parece que está dejando de ser por la positiva, porque el otro día leí que algunos temas concentrarán la acción proselitista de los partidos tradicionales, en esta etapa que se inicia, y ahí se mencionan; los problemas de ANCAP, los problemas del sistema de responsabilidad penal adolescente, los problemas de PLUNA, y ahora por si fuera poco, también se suman los  que todos conocemos  en el campo de la salud pública.

La campaña por la positiva sospecho que se va a asentar fundamentalmente en estos temas e imaginarán ustedes con qué grado de virulencia. Pero esto, es lo que representa hoy la oposición en el país, y es por eso que tenemos que dejar hasta el último de nuestros esfuerzos en esta etapa que se inicia ahora, etapa decisiva para lograr un nuevo triunfo del Frente Amplio, un tercer gobierno frenteamplista, otro gobierno del frente amplio.

MÁS TRANSFORMACIÓN, MÁS EQUIDAD Y MÁS EXCELENCIA
Un nuevo gobierno  del Frente Amplio, tiene que representar más y mejores transformaciones profundas, que las que hemos hecho hasta ahora, tiene que representar más y mejor calidad en la gestión política, tiene que abordar temas que todavía no hemos abordado o acerca de los cuales tenemos que seguir avanzando significativamente. Por eso decimos que no es más de lo mismo, por eso decimos, que un tercer gobierno del Frente Amplio, tiene que tener novedad. Por supuesto que no estoy proponiendo  ignorar lo hecho hasta ahora, sin ello no podríamos hacer política proponiendo más mejores y profundas transformaciones en el país.

Hay que evitar caer en una trampa, y utilizo esta palabra porque es la que se utiliza crecientemente en otros países para analizar el momento en que muchos de nosotros en América Latina estamos viviendo hoy. Momento en el que se crece mucho menos que antes, donde hay carencias de oportunidades comerciales que antes existían, momento en la que hay incertidumbre en las políticas económicas que utilizan algunos de los países desarrollados, momento en el que  estamos disfrutamos de niveles de crecimiento que ya alcanzamos y de niveles de vida de muchos compatriotas que antes no existía, que a su vez se traducen en nuevas exigencias sociales.

Este panorama, concebido en su conjunto puede conducir a una tentación muy peligrosa, que es la de poner el piloto automático y seguir navegando más o menos con lo que se viene haciendo hasta ahora, con los mismos instrumentos, cuidando los equilibrios y no haciendo demasiada intervención para cambiar ese rumbo.

Seguir navegando con la convicción de que, todo lo que se logró hasta ahora se mantiene. Esto sería un profundo error político porque la única manera de superar esta verdadera trampa, que así se llama en mucho de los análisis que se hacen al respecto, es la de hacer más y mejores transformaciones que sigan a lo que  ya hemos hecho en estos dos períodos de gobierno, y nos permitan dar un nuevo salto hacia el desarrollo económico y social del país para seguir construyendo un país de vanguardia.
Tenemos que ir a la vanguardia y ser ambiciosos, ser audaces, porque se gobierna arriesgando y es así como se logran esas transformaciones que estamos necesitando en el Uruguay. Esa es la única manera de evitar esta trampa, responder con más cambios que los que hemos hecho hasta ahora.

MÁS INCLUSIÓN PROSPERIDAD Y CALIDAD
Nuestro foco tiene que estar en lo que siempre hemos llamado en la izquierda, el mundo del trabajo. Ese foco se asienta en tres pilares: prosperidad, equidad, calidad y excelencia.
Prosperidad, por apostar al crecimiento sostenido  y recobrar niveles que el país puede alcanzar en el futuro. Equidad es en la izquierda como la otra cara inseparable de esa misma moneda, y junto con la prosperidad y la equidad la inclusión de nuestros compatriotas sobre todo de los núcleos más vulnerables. La excelencia es la apuesta a dejar lo mejor de nuestros esfuerzos en pos de los mejores resultados que debemos y podemos obtener, eso es el mundo del trabajo. Es prosperidad, es equidad, es excelencia, pero no diríamos todo lo que pensamos al respecto si no decimos también, que el mundo del trabajo es la obligación ética de pelear por más derechos pero también, de asumir obligaciones  y responsabilidades. Ser cada vez mejores  significa ser cada vez mejores en el mundo del trabajo. Es creer y asumir la conciencia clara, de que el éxito solo puede ser hijo del esfuerzo y que asumimos obligaciones y responsabilidades, y cuando fallamos a esto, le estamos fallando a nuestros compatriotas. El que sufre es el país entero y como parte de país entero los que más sufren son los más débiles.

Siempre hemos dicho en el FLS, que queremos trabajar con toda la sociedad, con quienes brindan todo su esfuerzo para construir el país desde el trabajo, los que arriesgan, lo que innovan, los que crean oportunidades de empleo para sus compatriotas, los sectores más humildes por supuesto. A ellos nos debemos, los llamados sectores medios, que operan como factor de regulación y equilibrio en una sociedad. Pero quiero referirme a dos grupos en particular y que han sido los más vulnerables, las mujeres de todas las edades y los jóvenes de ambos sexos, son sectores, grupo de la sociedad que han venido pagando precios muy altos  por el propio proceso económico, social y político que ha tenido el país, sigue siendo muy alto el desempleo en jóvenes de menos de 25 años sobre todo en relación al promedio de toda la sociedad. Antes llegó a triplicarlo, ahora lo está duplicando, hemos logrado acortar las distancias pero no hemos logrado eliminar las diferencias. Por eso es fundamental, que un próximo gobierno del Frente Amplio aprovechando incluso las herramientas de las que se disponen en la actualidad como la ley de empleo juvenil, genere estímulos especiales para aquellos que crean oportunidades de empleo sobre todo para las más jóvenes o aquellos que están en proceso de acceso laboral, y obviamente tratando de que haya contrapartidas importantes a ese apoyo, a esos premios que tenemos que dar para que logren plasmar en la práctica estas iniciativas, sean los que crean las oportunidades de trabajo o sean los que la aprovechan. El mensaje que hoy necesita la sociedad uruguaya es que, esa contrapartida tiene que ser trabajo y más trabajo, trabajo de calidad, derechos sí, pero responsabilidades y obligaciones. La gente no quiere ver asistencialismo, quiere ver a un gobierno que genera políticas públicas, y que establece obligaciones para los beneficiarios de las mismas, y por eso considero que deberíamos trabajar con los jóvenes en materia laboral.

Y qué decir de las mujeres, no hemos logrado hasta  ahora impedir que a igual responsabilidad e igual trabajo, la retribución media de las mujeres supere los dos tercios de las que percibe un hombre, y eso en la izquierda no lo podemos aceptar, es una discriminación muy grave y para eliminarla tenemos que trabajar generando condiciones para que a igual responsabilidad y a igual función una mujer gane lo mismo que un hombre.
Y qué decir de la política, como nos cuesta a los hombres ceder cuotas de poder a las mujeres. Observemos las fórmulas presidenciales de todos los partidos, sin comentarios. Uruguay ocupa el último lugar en Sudamérica de mujeres que ocupan un lugar en el gabinete del poder ejecutivo. Y si hablamos del parlamento en la actualidad al menos quienes integran las dos cámaras  solo un 13% son mujeres. El promedio de los países árabes, y con todo respeto lo elijo a propósito, es de 17% y el promedio mundial según la Unión Interparlamentaria Mundial, es de un 22%, nosotros estamos en 13%. Entonces cuánto hay que trabajar para que las mujeres recuperen o consigan en el terreno político o conquisten lo que han logrado en otros ámbitos de la sociedad. Ahora tenemos la cuota, yo solo digo cuidado con la trampa, porque hay maneras de trampear la intención de la cuota. Yo quisiera ver si en el próximo período habrán diez senadoras, tengo mis dudas.

CONSTRUIR CIUDADANÍA PROMOVIENDO LA DIGNIDAD E IDENTIDDAD COLECTIVA
Queremos, como parte de ese sentido integral, reconocernos todos recíprocamente más allá de nuestras diferencias y de nuestra diversidad que tenemos que aceptar como miembros de esta sociedad, promover la dignidad construir ciudadanía, vivir el libertad, en democracia con participación. Pelear por la equidad en el terreno del género es la tarea de las generaciones, librar nuestra batalla diaria contra todo tipo de discriminación y al mismo tiempo construir identidad colectiva entre todos. Esto es el mundo del trabajo y por supuesto sus características, sus rasgos más esenciales, el foco de esa apuesta audaz a más y mejores transformaciones en el Uruguay.

CAPITAL HUMANO Y CAPACIDAD FÍSICA
Cuando hablamos de capacidad física obviamente  estamos refiriéndonos a la infraestructura de la que dispone nuestro país y con la que tenemos que trabajar, y hemos referido siempre a las grandes áreas de esa infraestructura a los transportes, a las comunicaciones, a los puertos y sus servicios y al mismo tiempo a la energía. Hemos avanzado en diversas velocidades en estas áreas y todas ellas serán en el próximo período de gobierno objeto de transformaciones muy profundas. El país las necesita, y desde ya sabemos que necesitamos una inversión extraordinariamente importante para atacar este tema neurálgico del Uruguay que viene.

Inversión pública, privada, nacional, inversión del exterior. Estamos hablando de los mayores volúmenes en la historia del Uruguay por eso es importante, un tema que es absolutamente estratégico para los próximos años, que es la inserción internacional del Uruguay  porque ese esfuerzo descomunal de inversión que va a tener que hacer Uruguay no lo podrá hacer sin prestar especial atención a su inserción internacional. Y lo digo especialmente en tiempos en que más de una región importante del mundo se ha dado cuenta del error histórico de haber ignorado a América Latina durante décadas. Y hoy convencidos de ese error están acercándose a nuestros países y proponiendo oportunidades que Uruguay no puede desaprovechar, no se puede dar el lujo de subestimar o desconocer y por eso  no vacilo en señalar que los pasos que el país pueda dar para aprovechar estas ocasiones son absolutamente fundamentales para modificar  nuestra capacidad física hacia el futuro. Sin mayor capacidad física no vamos a poder cumplir con ese programa de más y mejores transformaciones. De la misma manera tenemos que actuar en el campo de la capacidad humana, y a mí me gustaría recordar hoy cuatro áreas fundamentales con las que hemos venido trabajando con el FLS que son; la educación la promoción del conocimiento científico y tecnológico de lo que puede sintetizarse diría yo en capacidad humana.

Sobre educación, en el FLS, hemos venido trabajando con compañeros y compañeras especializados en el tema que han  elaborando la propuesta, acerca de un sistema que complementa factores que tiene conducción nacional y que establece roles y complementariedades a la luz de nuestro proyecto nacional, abarcando temas que van desde la infraestructura física del proceso educativo,  hasta la formación de educadores, pasando desde luego por nuevos contenidos que sean coherentes con nuestro proyecto nacional. Junto con los progresos en materia educativa el país tiene que hacer enormes esfuerzos en la promoción del conocimiento científico y tecnológico, porque nosotros necesitamos apostar a la modernización institucional a la creación de agencias especializadas , a la creación de parques tecnológicos que nos permitan acumular fuerza entre quienes están comprometidos con el progreso tecnológico, nuevas reglas de juego, con nuevos estatutos, propiedad intelectual protegida, son algunos de los aspectos en los que Uruguay deberá seguir trabajando para promover su conocimiento científico y tecnológico.

SISTEMA NACIONAL DE CUIDADOS
En materia de cuidados, destacamos tres pilares fundamentales. Por un lado, el ejercicio del derecho del cuidado de los grupos vulnerables, en segundo lugar, el derecho y las responsabilidades de los que cuidan y las que cuidan, y por supuesto una cultura de corresponsabilidad entre; estado, mercado, familia, comunidad y por supuesto varones y mujeres. A partir de estas características fundamentales, para concebir un sistema, nosotros queremos un país que cuide a sus niños y a sus niñas y por eso manejaremos instrumentos como las licencias por maternidad y por paternidad , instalaremos centros de cuidados en instituciones educativas, iremos progresivamente con mucha cautela incorporando colectivos, entre los niños de dos y tres años en una primera instancia, y luego de un año provenientes de contextos críticos. Naturalmente queremos también, un país en que se incremente la autonomía de las personas dependientes por razones de capacidades y apoyo a sus familias. Por eso trabajaremos con el instituto de los asistentes personales y los servicios de tele asistencia en el hogar cuando así sea necesario. Queremos un país en las que las personas adultas no estén solas sobre todo cuando tienen dependencias críticas muy importantes y por eso también promoveremos instrumentos especiales como la asistencia a aquellas personas que tienen una dependencia muy severa y están en soledad, y junto con ese instrumento la instalación de centros regionales de larga estadía en el interior del país como una primera experiencia para responder también a esta situación.

MEJOR INFRAETSRUCTURA Y MÁS TECNOLOGÍA PARA LA SEGURIDAD PÚBLICA
La seguridad pública, es también uno de los factores fundamentales de la creación de capacidades humanas. No podemos decir que estamos creando mayor capacidad humana sin seguir progresando en el terreno de la seguridad pública. Trabajaremos sobre un enfoque integral de seguridad pública que establece la atención y el análisis de los contextos en que surge el delito, en segundo lugar, la prevención y la represión del mismo y luego la recuperación de aquellos que han incurrido en alguna conducta desviada. Novedades en nuevos aportes de tecnología en materia de prevención y represión como los que Ya han comenzado a producirse en el país y por supuesto más y mejor infraestructura para la recuperación, para la re inclusión en la sociedad de los que se equivocaron. Increíblemente, aún no hemos podido lograr  en el marco de una experiencia que es   la coparticipación pública y privada para financiar y llevar adelante proyectos de inversión, la primera gran oportunidad que tenemos es en esta materia, la de construir un proceso que está en marcha, un gran y moderno centro de recuperación como parte de este enfoque integral. Capacidad humana es todo esto.

EN ECONOMÍA DEBE HABER COMPLEMENTACIÓN ENTRE PROSPERIDAD Y EQUIDAD
En esta campaña electoral vamos a tener que hablar de economía, porque la oposición no habla de economía,  o cuando habla dice cosas tremendas, como por ejemplo, que va a eliminar algunas conquistas importantes que lograron los gobiernos del Frente Amplio, o lo que es peor, que pensamos todo lo mismo porque queremos que haya crecimiento que no haya inflación y buen resultado fiscal, por lo tanto no hay diferencias en la política económica. Omitiendo el pequeño detalle de que para llegar a combatir la inflación crecer sostenidamente y al mismo tiempo tratar de tener un buen resultado fiscal  hay caminos que son muy diferentes a los caminos de la derecha, por eso vamos a tener que hablar de  política económica comenzando por decir lo que ha sido la cédula de identidad en materia de política económica de los gobiernos del Frente Amplio, que es la complementación permanente entre prosperidad y equidad. No existe una sin la otra. Esa ha sido nuestra identidad en materia de política económica en nuestros dos gobiernos del Frente Amplio. El país nunca había tenido una correspondencia tan intensa entre las dos características como cuando empezó a gobernar el Frente Amplio. En el pasado hubo algunos períodos de crecimiento importante pero a costa de la equidad y además ese crecimiento fue efímero, duró muy poco. También ocurrió lo contrario, hubo mejoras en la distribución en los frutos del crecimiento pero a costa de la duración del crecimiento. Lo que la derecha no entiende ni jamás entenderá es que esta es nuestra cédula de identidad, la que nos diferencia de toda otra propuesta en materia de política económica. Este es el camino propio, el rumbo propio, el que ningún partido ha tenido, el que siguen sin tenerlo es lo que nos va a permitir seguir adelante manteniendo esta complementación tan intensa entre estas dos características. Para seguir adelante con esta identidad fundamental, el Frente amplio, tiene un programa y es el programa de todos, nadie tiene jurisdicción sobre este programa, es el programa que hemos elaborado entre todos teniendo discusiones intensas, hoy es el programa de todos y será el programa del próximo gobierno. En el Frente Amplio nos hemos acostumbrado a tener diferencias, diversidad interna y a mantener la unidad  para gobernar y así fue como logramos los cambios que se realizaron. No podemos ignorar que hay compañeros que ven las cosas  distintas, por eso es que surge esa expresión que hemos escuchado tantas veces; un giro a la izquierda, y que realmente no sabemos muy bien lo que significa porque consideramos que el gobierno del Frente Amplio, es un gobierno de izquierda que no necesita giros a la izquierda, sobre todo si no explicamos en qué consisten,  y sobre todo si no tenemos en cuenta el impacto que eso puede tener sobre el equilibrio entre prosperidad y equidad, que es una relación absolutamente fundamental de la política económica, de los resultados y sobre todo de la calidad de vida de la gente. Piensen que es en el terreno fiscal donde se diferencia más la izquierda de la derecha, porque estamos hablando de las políticas de ingreso y gastos públicos, de dónde se obtienen los recursos y en qué se gastan, estas son las preguntas y las respuestas a tener en cuenta sobre este tema. Si uno se pone a analizar en el marco del programa del Frente Amplio, los ingresos y los gastos públicos, veremos que hay un ancho espacio para pensar diferente, no tenemos que negarlo.

Tomen el sistema tributario que se propuso inicialmente; la equidad, la eficiencia y el estímulo a la inversión productiva y que además se presentó anunciando con el primer gobierno del Frente Amplio, esta no es la versión definitiva del sistema, lo iremos mejorando en beneficio del contribuyente. Ahora bien cómo se aplica esto en la práctica  acá ya no estamos hablando del programa de hechos comprometidos, de acciones políticas que se pusieron en práctica. En qué momento modificamos el sistema, cómo lo hacemos manteniendo los objetivos dentro de este sistema, cómo manejamos los tiempos, pues bien como decíamos anteriormente. Entonces hay más de una respuesta que se puede dar a esto. Si tomamos el gasto público es igual en el programa del Frente Amplio hay gastos públicos que están expresados en porcentajes y otros no, y cómo se vinculan los porcentajes en el gasto de la educación con aquellos gastos igualmente necesarios que no están expresados en porcentajes Cómo se manejan esas relaciones, en qué tiempo, criterio y factor fundamental de la política como se hace política, el manejo de los tiempos. Hay más de una postura al respecto, lo tenemos que admitir y no esconder esa posibilidad porque lo único que vamos a lograr es el debate que nos debemos entre todos y sobre todo no apostar  al mejor de los resultados posibles que es admitir esta diversidad y apostar a la unidad para hacer todas las transformaciones  que tenemos que hacer.

FORTALECIMIENTO DE LA  GESTIÓN PÚBLICA
Yo quiero hacer alusión a otro tema que refieren al conjunto de procedimientos de gobierno que van, desde el diseño de una política pública hasta su puesta en práctica. Eso que solemos llamar gestión. Tenemos que tener una gestión de mejor calidad pensando en el futuro. Tenemos que tener una gestión que nos permita superar todas aquellas dificultades u obstáculos que desmerecen la calidad de esa gestión tanto sea por la disponibilidad de recursos humanos, como la disponibilidad de tecnología, que es tan importante cuando se hace gestión como la trayectoria institucional que va desde que se diseña una política hasta que se pone en práctica. Eso es gestión y eso es lo que tenemos que mejorar. Tenemos que lograr que no operar en base a avances,  retrocesos, contradicciones y mucho menos a disputas. No podemos tener un gobierno basado en disputas. Tiene que haber un solo gobierno y es por eso que un primer paso es reconocer los márgenes legítimos de discrepancia que podemos tener los frenteamplistas, legítimos, y al mismo tiempo beneficiosos y positivos siempre. No hay que ver en esto una realidad peligrosa, hay que ver una realidad constructiva, una realidad generadora de ideas. Esto tiene que ver con los criterios con los que cuya base convoquemos a nuestros compañeros  en el marco de un gobierno.

Tenemos que apostar a la solvencia y a la capacidad  de esos compañeros y compañeras e ir desterrando lo más rápido que podamos la cuotificación  político partidaria y sectorial. Este no es un problema técnico ni tecnocrático, es un problema político de la más alta importancia política. No podemos seguir dándonos el lujo de entorpecer la gestión  por no tener el coraje de apostar a los que estén mejor preparados para afrontar la responsabilidad que queremos enfrentar. Cuando llegamos al gobierno no estábamos preparados para esto pero diez años después, y sobre todo con cinco por delante, en los que aspiramos a seguir gobernando el Uruguay, tiene que ser posible apostar a la capacidad de nuestros compañeros y compañeras resalto estas últimas especialmente. Quiero decirles que no se puede llamar tecnocrática esta propuesta porque la capacidad no se agota simplemente en el conocimiento o la erudición sobre una especialidad de gobierno, también es capacidad la que se tiene desde el punto de vista político. Es un análisis integral de los compañeros  a los que estemos convocando el que tenemos que hacer, para llegar a esta selección y acá empieza la buena gestión, no tengamos la más mínima duda. Factor absolutamente decisivo para mejorar la gestión que todos los frenteamplistas queremos y  todos los uruguayos esperan.

Es en este mismo sentido, que importará mucho todos los esfuerzos que hagamos y que no hemos lograr implementar hasta ahora en lo que refiere a la formación sistemática  de los recursos humanos en el sector público. Formación sistemática, no cursillos esporádicos ni que se dicten circunstancialmente a propósito de la preparación para una determinada actividad. Formación continua, permanente de los recursos humanos, que son aquellos responsables de que sigamos avanzando en la transformación del  sector público.
Reforma, cambio estructural fundamental que la izquierda uruguaya, el Frente Amplio no puede ignorar.

La verdadera labor de un gobierno de izquierda es convertir esa latencia  en acción decida y firme en la construcción de una sociedad distinta

Quiero convocarlos a trabajar con la gente, cerca de la gente a estar muy intensamente comunicados con nuestros compatriotas en todos los rincones del país, en los sectores urbanos, en las áreas rurales para dar estas respuestas. Respuestas a preguntas inquietudes y temores que la gente pueda tener, esa comunicación es fundamental en esta etapa que estamos iniciando y por eso los convoco a encontrarnos con esas grandes mayorías nacionales , de trabajadores de la ciudad y el campo, de propietarios , de productores de profesionales, de innovadores, de gente de la cultura y el arte que son los que han construido este país . Si nosotros como gobierno nos atribuyéramos los posibles méritos que puedan estar encerrados en los resultados obtenidos, no seríamos de izquierda. No son de izquierda los gobiernos que se atribuyen la parte buena de los resultados y las consecuencias. La labor de los gobiernos es otra. Es despertar esa potencialidad latente en la sociedad, es levantar esa energía que a veces puede estar dormida porque no es consciente de la fuerza que puede despertar cuando actúa colectivamente,  cuando está latente. La verdadera labor de un gobierno de izquierda es convertir esa latencia  en acción decida y firme en la construcción de una sociedad distinta, con esa gente hay que trabajar.
(*) Vicepresidente de la República. Máximo dirigente del Frente Liber Seregni, Frente Amplio. Uruguay

20
Ago
14

eduardo galeano … israel

 
Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa
El Correo
 
Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos. Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador.

Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen. Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho. Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros.

¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos ? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza ? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad ? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos ? El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales.

En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica. Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí. Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

La llamada comunidad internacional, ¿existe ? ¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros ? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro? Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad. Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.

La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.

(Este artículo está dedicado a mis amigos judíos asesinados por las dictaduras latinoamericanas que Israel asesoró).

Fuente original: http://www.elcorreo.eu.org/Ya-poca-Palestina-queda-Paso-a-paso-Israel-la-esta-borrando-del-mapa-Eduardo-Galeano?lang=fr

 

18
Ago
14

fondos buitres … qué son ?

opinión

Los fondos “buitre”

Eduardo Sanguinetti / filósofo argentino

La caída de la Argentina, señoras y señores, comienza con la dictadura y continúa según pasan los años. Jamás hasta hoy, los he visto, a los oportunistas de siempre, “levantar la bandera de la patria” para denunciar absolutamente nada; ni en dictadura ni en la década menemista, donde se vendió la Argentina, con la complicidad de todo el “El Medio Pelo” (Arturo Jauretche dixit), me refiero por supuesto a todos los empresarios, banqueros y farándula paleo y neoburguesa de la Argentina, siempre asimilada a las últimas tendencias que les llegan del imperio.

Los denominados Fondos Buitre, que accionan contra la Argentina son en realidad alrededor de 47, que se quedaron con unos 4.000 millones de dólares, equivalentes a apenas 7 por ciento del capital que no ingresó a los canjes de deuda pública en cesación de pago de 2005 y 2010, los cuales consiguieron una adhesión abrumadora de la mayoría de los bonistas.

Los Fondos Buitre son administradores de capital de riesgo que se dedican a comprar títulos de deuda pública a bajo precio en economías en problemas, como lo fue la de Argentina en 2001, y luego accionar judicialmente para el cobro total de los bonos más los intereses por los años adeudados.

Les comento a la denominada oposición dolarizada y cacerolera, al gobierno de Cristina Fernández y a los mismos funcionarios del gobierno, que en mi opinión, no debe pagarse un peso de estas deudas contraídas en penumbras, a lo largo de décadas, por sus mandarines y mandaderos, que comenzaron a operar en Argentina, en dictadura genocida de Videla y su ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz y sus Chicago Boys.

El liberalismo, una ideología mercantil y falaz, instalada en nuestras democracias de mercado, que en este impertinente presente perduran en nuestras economías, con cómplices de la civilidad que siguen accionando desde las sombras, son los “hijos de Videla”, en sus prácticas de una dictadura extraña, que se prolongan hoy, sojuzgando en tendencias de consumo extremo y prostitución, esclavizando al pueblo, convirtiéndolo en objeto del destino.

Es preciso auditar inmediatamente, pues nos permitirá poner en evidencia las irregularidades y la estafa de la deuda pública argentina. Parte de estos estudios ya han sido realizados. Se cuenta con la investigación conocida como “causa Olmos”, a partir de la sentencia de la misma se dio por probada la ilicitud de la Deuda Externa contraída durante el período 1976/82 y se estableció la responsabilidad de los funcionarios de la dictadura que la contrajeron y la corresponsabilidad de las Instituciones financieras internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI), Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que aprobaron préstamos ilícitos y fraudulentos.

Se impone denunciar y desmontar la construcción jurídica que permite remitirse a tribunales extranjeros cediendo, de esta forma, soberanía a favor de los Fondos Buitre, de los fondos de inversión especulativa, de las corporaciones transnacionales, en el marco de una profunda crisis global, denunciar a los responsables, que existen y son todos los que de una manera u otra lucraron con los fondos del estado argentino. Aún presentes en cuanto programa de tv o radio existe en las cadenas de los grupos económico mediáticos de publicidad, dando recetas para seguir pagando esta deuda que no pertenece a la República Argentina.




agosto 2014
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31