Author Archive for Victor Bagnuoli

21
May
19

EEUU y su imperio agresor

John Bolton, la peor pesadilla del mundo


escribe: Amy Goodman y Denis Moynihan / Democracy Now!


“Queda poquísimo tiempo, pero un ataque todavía podría resultar”, escribió John Bolton en un artículo de opinión del New York Times del 26 de marzo de 2015, titulado “Para detener la bomba de Irán hay que bombardear Irán”.

El presidente Donald Trump adoptó como un pilar de campaña una postura aislacionista y criticó los enredos militares en el extranjero. Ya en 2013, tuiteó: “¿Pueden creer que la guerra de Afganistán sea la ‘guerra más larga’ de nuestra historia? Traigamos a nuestras tropas a casa, vamos a reconstruir Estados Unidos, hagamos que Estados Unidos sea grande de nuevo”. Como presidente, ha repetido esta postura en varias ocasiones. En una conferencia de prensa de abril de 2018 en torno a Siria, Trump declaró: “Quiero salir [de allí]. Quiero traer a nuestras tropas de vuelta a casa. Quiero comenzar a reconstruir nuestra nación. Habremos gastado, sin contar estos últimos tres meses, siete billones de dólares en Medio Oriente en los últimos 17 años. No obtenemos nada de eso, nada en absoluto”.

A pesar de su retórica, todos los movimientos de Trump en Medio Oriente parecen ahora dedicados a avivar el conflicto y, potencialmente, desatar una guerra contra Irán. John Bolton está claramente a la vanguardia, con el respaldo del secretario de Estado Mike Pompeo.

El diplomático iraní Seyed Hossein Mousavian fue uno de los principales miembros del equipo de negociación iraní en torno al problema nuclear y actualmente se desempeña como investigador en la Universidad de Princeton. Mousavian expresó su preocupación esta semana en una entrevista para Democracy Now!:

“Esperaba esta situación después de que el embajador John Bolton fue nombrado asesor de Seguridad Nacional”. Tomando en cuenta además el influyente rol de los principales aliados de Trump en Medio Oriente, Mousavian concluyó: “El equipo de las cuatro B –John Bolton, [el primer ministro israelí] Bibi Netanyahu, [los herederos de Arabia Saudí y Abu Dabi], bin Salman y bin Zayed– ahora tiene un excelente posicionamiento en la Casa Blanca para empujar a Estados Unidos [a]l sueño que han tenido durante largos años: arrastrar a Estados Unidos a una guerra con Irán”.

Citando al menos media docena de funcionarios anónimos del gobierno de Trump, el periódico The New York Times informó esta semana que el Pentágono ha presentado planes para enviar 120.000 soldados estadounidenses a la región en respuesta a las amenazas iraníes. Si bien el presidente negó la veracidad de este informe, declaró: “¿Es algo que yo haría? Por supuesto, pero no lo hemos planeado. Ojalá no tengamos que hacer planes para ello. Y si lo llegáramos a hacer, enviaríamos muchísimas más tropas”. La Casa Blanca ha enviado un portaaviones con su grupo de ataque y una flota de bombarderos a la región, según Bolton, con el fin de “enviar un mensaje claro e inequívoco al régimen iraní de que cualquier ataque a los intereses de Estados Unidos… será respondido con una fuerza implacable”.

El teniente general del Ejército británico Christopher Ghika, uno de los principales comandantes de la fuerza multinacional desplegada en Irak y Siria, refutó las afirmaciones de Estados Unidos: “No ha habido un aumento en la amenaza proveniente de fuerzas respaldadas por Irán en Irak y Siria”. Pero fue refutado velozmente por un portavoz del Comando Central de Estados Unidos, quien afirmó que un ataque de Irán posiblemente fuera “inminente”.

En medio de estas declaraciones contradictorias, Estados Unidos le ordenó al personal diplomático no esencial que evacuara la embajada y el consulado estadounidenses en la “Zona Verde” de Bagdad, a solo 160 kilómetros de la frontera iraní. Mientras los funcionarios estadounidenses han publicado fotos de pequeños barcos iraníes con misiles, varios funcionarios europeos, iraquíes y miembros del Congreso de Estados Unidos sostienen que el despliegue de misiles probablemente sea defensivo.

Mientras tanto, Arabia Saudí, reino aliado de Estados Unidos, ha informado que dos petroleros vacíos fueron saboteados cuando regresaban a cargar petróleo con destino a Estados Unidos. Una vez más, no han dicho quién fue responsable.

Al dejar a las fuerzas estadounidenses e iraníes tan cerca entre sí, el gobierno de Trump está montando un posible detonante. Cualquier accidente o escaramuza podría servir como pretexto para la escalada militar estadounidense.

John Bolton no ha ocultado su deseo de provocar un cambio de régimen en Irán, en Venezuela, en Cuba y más allá. Toca los tambores de la guerra, pero cuando era un joven egresado de la Universidad de Yale en 1970, con un número de reclutamiento que probablemente lo hubiera llevado a Vietnam, rápidamente se unió a la Guardia Nacional de Maryland para evitar ser desplegado. En el anuario del 25º aniversario de su graduación de Yale, escribió: “Confieso que no deseaba morir en un arrozal del sudeste asiático”.

Ahora, mientras le susurra al oído a Trump, quien recibió cinco exenciones del servicio militar durante la guerra en Vietnam, una de ellas en la primavera de 1968 por “espolones óseos”, John Bolton, junto al presidente, está dispuesto a enviar 120.000 soldados estadounidenses o más a la guerra.

Ahora es el momento para que todos –incluyendo el movimiento contra la guerra en Estados Unidos, miembros del Congreso y sí, los disidentes dentro del propio gobierno de Trump– se unan a otros países del mundo, para manifestarles enérgicamente a los que promueven los conflictos bélicos, pero eluden el frente de batalla: no a la guerra con Irán.

20
May
19

CFK a la vice presidencia …

Estupor, tristeza, respaldo y algunas quejas fue la reacción en las redes después del anuncio de Cristina. Fue el tema excluyente apenas se escuchó su voz con el tono de consternación del que explica algo que le cuesta explicar, pero de lo que está convencido de hacer.

Cristina cede el protagonismo principal, no encabeza la lista. Y quizás lo más difícil en esa decisión es mantenerse al mismo tiempo en la primera línea como candidata a vice porque es la única forma de traccionar sus votos a una fórmula que ella no encabeza.

Es un sacrificio doble. El paso al costado, forzado o decidido, siempre es para tomar distancia y sacarse ese peso aplastante de encima, refleccionar y retomar fuerza. Tiene ese beneficio. Pero el caudal principal de votos la sigue a ella. No puede darse ese lujo del paso al costado total. La situación le exige que se quede aunque más no sea en el segundo lugar de la fórmula para impulsar su triunfo.

En ese sentido es un sacrificio doble: dejar de participar en una disputa demoledora y al mismo tiempo seguir participando. No hay tanto beneficio personal, porque mantiene una cuota de sacrificio, aunque desde la política pueda producir consecuencias que faciliten el acercamiento de otras corrientes que se habían alejado del tronco principal del peronismo.

Algunos ya hacen comparaciones históricas que siempre son resbaladizas. Hablan del renunciamiento de Evita, cuando Perón era fuertemente presionado por el estamento militar, o se recuerda a la famosa consigna de “Cámpora al gobierno, Perón al poder,” cuando Perón había sido proscripto por la dictadura militar.

Esas comparaciones traen ecos y reminiscencias que difícilmente encajen en este escenario. Cuánto de renunciamiento al estilo Evita o de la consigna de campaña camporista, es difícil de evaluar porque el cuadro de situación en cada caso es muy diferente.

Otros afirman que todavía faltan varios días para la inscripción definitiva de la fórmula Fernández–Fernández y que todo puede suceder, incluso que se de vuelta su conformación, o sea que en algún momento pase a encabezarla Cristina. Suena difícil que suceda eso después de un renunciamiento tan impactante.

La mención a Alberto Fernández cuando presentó su libro en la Rural fue un preanuncio. Para algunos en su entorno, es un tema que rondó permanentemente en las reflexiones de la ex presidenta. Pero que la decisión final fue en las últimas 48 horas.

Seguramente habrá en esa decisión un fuerte contenido de factores personales: Agotamiento por la persecución judicial permanente del macrismo contra su familia, lo que le generó una situación de salud difícil para Florencia, su hija, u otras cuestiones que quizás salgan a la luz más adelante. La crueldad con que se ensañaron con ella quedará como una mancha de vergüenza en la historia de este país.

La decisión se anuncia, además cuando empezaba a mejorar muy claramente su imagen y la mayoría de las encuestas ya la presentaban como ganadora en todas las opciones. Aún cuando la gobernadora María Eugenia Vidal fuera la candidata en vez de Mauricio Macri, Cristina le hubiera ganado por más de cinco puntos, A Macri ya le había sacado siete puntos de ventaja.

Estas encuestas incluían a otros candidatos del pan peronismo, como Roberto Lavagna, Sergio Massa, y Juan Manuel Urtubey. Con todos ellos en carrera, el nombre de Cristina ya había sacado una amplia ventaja. Hubiera quedado un 25 por ciento de la sociedad derrotada y con una tremenda carga de odio contra Cristina, en el que se mezcla el gorilismo acendrado y tradicional de un sector de las capas medias y el odio de los que defienden a los represores y torturadores encarcelados.

De todos modos, este paso al costado de Cristina impacta de lleno en la estrategia del oficialismo. Sin ella, no tienen política. Todo el discurso de Cambiemos se asienta en incentivar el odio contra Cristina. Lo demostraron en la desesperación que hasta se podía oler cuando entendieron que la Corte postergaba el comienzo de las audiencias orales contra la ex presidenta. Era el gran evento de lanzamiento de la campaña de Macri y ahora pasó a segundo plano.

La otra consecuencia en la política es que esta fórmula aceita los acercamientos con Massa y Juan Schiaretti. Alberto Fernández tiene una relación fluida con ambos. No pueden exigir que desaparezca el nombre de Cristina, porque si fuera así, perderían los votos de ella. Es la aproximación que más favorece al peronismo en su totalidad. Si se produjera esta confluencia, el peronismo ganaría en primera vuelta. Y un triunfo tan contundente daría un enorme respaldo para emprender la solución de la deuda externa.

Si el nombre de Alberto Fernández pronunciado en la presentación del libro se puede visualizar ahora como una señal de posibles anuncios de este tipo, habría que prestar atención también al desempeño hiperactivo de Axel Kiciloff en el distrito bonaerense y en el ámbito de la deuda. En el ambiente político dan por descartado que a Massa no le interesaría la gobernación en caso de una negociación.

Seguramente este paso al costado de Cristina traerá aparejado también para compensar, un fuerte impulso para la incorporación en las listas de candidatos de los sectores más afines con la ex presidenta. Pero lo real es que esta decisión de Cristina ha sido sorpresiva y que todo lo que se especule en caliente tiene una cuota grande de incertidumbre. Se trata de una movida muy fuerte de la principal figura política del país. Y sus consecuencias serán importantes.

NOTA: Página12

19
May
19

19
May
19

FRENTE AMPLIO hacia el 4to. gobierno …

Foto: Nicolás Rodríguez / FocoUy

Nota: diario La República / Uruguay

Los candidatos del FRENTE AMPLIO tienen PROGRAMA; la derecha NO !!

 “Bien sabemos que todo sistema multipartidista es inestable y tiende a la recomposición de un bipartidismo. En el largo plazo, pues, el Frente Amplio amenaza la vida misma de uno de los dos partidos tradicionales”.  Líber Seregni 22 mayo 1985Escrito por William Marino, analista Ultima actualización May 18, 2019 023Compartir

Los candidatos de pinta o la pinta de los candidatos. Que quieren de ellos los uruguayos una buena parla o un buen programa de Gobierno creíble, confiable y que se pueda llevar a cabo. Seguro que el vecino, el ciudadano quiere más, porque vio que se puede repartir la torta a medida que crece y no esperar a que la misma rebose el plato para que los menos se lleven la torta entera y los más las sobras del plato. Eso es algo que el pueblo vio que se puede. Nadie en la izquierda, llamada Frente Amplio, dice que no se cometieron errores, y vaya si se cometieron, ¿pero antes del 2004, porque no se decían todos los errores, estafas y ventas de bancos o coimas para pescar? Seguro los grandes medios de comunicaciones están en manos de la derecha guste o no, es así. Ellos son los que le han ido marcando la agenda al gobierno con cosas cada vez más entreveradas, porque así lo exige el gran capital. Tal como pasó con Macri en Argentina o Bolsonaro en Brasil. Con apoyo y saludo de toda la derecha uruguaya.

En los últimos tiempos la derecha, sí la derecha rancia y rastrera, nos impuso que los candidatos no tienen apellido, cuando sí los tienen y lo que es peor tienen una fortuna al servicio de una clase social. Los que juegan con el sentimiento y necesidades de la gente y en ocasión con su mala memoria y poco estudio. Atención no es que solo eliminarán todas las políticas sociales en beneficio de la gente implementadas por el Frente, sino que también lo harán con muchas cosa que fueron implementadas por el progresismo de los partidos tradicionales en beneficio del ciudadano, eso irá a freezer directamente, para dormir el sueño de los justos.

Blancos y colorados, la derecha, no solo vienen por el Mides, vienen por nuestro Banco de Previsión Social, o sea la Caja de Jubilaciones. No les interesa cómo viven los viejos, sino ellos se hubieran preocupado allá por la década del 50 de que la caja venía mal, por algo usaban las tarjetas del pronto despacho que le correspondía a cada director colorado o blanco. Vienen por los consejos de salarios, vienen por nuestro Sodre y Teatro Solís, vienen por nuestro hermoso ANTEL Arena. A la derecha no le  gusta que la cultura llegue a los de abajo. La derecha jamás criticó las botas de los militares en el Palacio Legislativo, sí criticó el termo y el mate, sí criticó a los que fueran de Overol y no de traje y corbata.

Candidatos blancos, colorados e independientes que tendrían que ser todos rosaditos, porque se han unido con una sola meta desbancar al Frente del gobierno nacional, y luego vendrán por Montevideo y Canelones. Hoy parece ser que nadie quiere usar su apellido. ¿Por qué? Otros se enojan, cuando se candidatean obreros, ingenieros o economistas pero sin poseer grandes fortunas ni vivir en barrios privados. Las descalificaciones hacia los candidatos de izquierda, no nacen en los barrios humildes, nacen en círculos más encumbrados, nacen en círculos del poder económico, nacen en la derecha más recalcitrante, que a su vez tiene el poder de los medios de comunicación, y son los que terminan direccionando el rumbo de la sociedad.  La derecha realizó y realiza la política del rumor, las verdades a medias o medias verdades, son verdaderos artistas en el arte de engañar y confundir a través de sus medios masivos de comunicación.

Para las internas faltan 45 días, pero si bien son muy importantes, no son obligatorias y son internas de cada partido. Se presentarán entre 15 y 20 partidos, los que pasen la prueba, siguen en carrera para las nacionales que serán dentro de 165 días y ahí sí se juegan al todo por el todo, no solo la izquierda sino también la derecha. La derecha, que son y lo dicen, que ellos se juntan para desbancar al Frente Amplio del Gobierno (como lo dijo el Pichón de dictador ´hacer mierda a Tabaré´) porque están fundiendo el país, en todo sentido, hablando siempre en un lenguaje a base de mentiras, ¿si no por qué se siguen vendiendo tantos autos, motos, TV, computadoras, celulares, pasajes al exterior y vacaciones en el interior de nuestro país? Seguro, por eso nos mienten, cuando dicen que bajaron la venta de pasajes al interior del país, en las carreteras no se puede andar por la gran cantidad de autos y camiones de carga. Podríamos seguir escribiendo de lo bien y mal de este gobierno, pero hablemos de los candidatos de los rosados: el Cuquito, o sea el pibe bandera, Juan el que estaría vinculado a la “mafia rusa” que nada sabe de sueldo mínimo, y promete 100.000 empleos; el guapo que cada día que pasa está más desquiciado sin saber a dónde quiere ir, y por último, la enviada de Dios que parece que vio el filón de oro y se bajó del caballo.

En otro grupo tenemos al renacido que viene por todo, al parecer pescadería incluida y el pibe que llega al grito de “no más moneda uruguaya” viva el dólar, los dos gritando viva el neoliberalismo antitrabajador. No podemos dejar de nombrar a “billetera mata galán” el que hizo millones de  dólares vendiendo ajo y perejil en la feria. Otro, el despistado, el que dice que lo mejor que hay son los rosados por eso él los vota, en un eventual balotaje. El denominador común es que todos carecen de un programa, pero todos están contra el Frente.

El Frente Amplio tiene cuatro candidatos, representan la izquierda unida con un programa común que se comprometieron a respetar y llevar adelante en el cuarto Gobierno de la coalición. Allí, al parecer, el trabajo es cara a cara, con la militancia, con el vecino, con el pueblo en general. Está costando pues cuando se deja de realizar este tipo de militancia, cuesta volver a tomar el buen camino, además se nos comienza a ver como un partido más similar a la derecha, cosa que debemos de superar y volver a lo grande que fue y es este Frente Amplio. Se lo debemos a los que lucharon y hoy no están con nosotros, pero más se lo debemos a nuestro pueblo, que hace 15 años que tiene la esperanza depositada en nosotros.

18
May
19

Marx … siempre retorna

Marx 201. El retorno al Marx político

Print

escribe: Marcello Musto

El pasado 8-10 de mayo se ha celebrado en Pisa la conferencia internacional “Marx 201. Repensar la alternativa”, en la que han particupado un elenco impresionante de especialistas en la obra de Marx, que han enfocado sus debates a la contribución política del autor de El Capital. Uno de los organizadores de la conferencia, nuestro amigo y colaborador Marcello Musto explica el sentido de esta convocatoria. SP

El regreso a Marx, que se produjo después de la crisis económica de 2008, estuvo marcado por el redescubrimiento de sus críticas a la economía. Desde entonces, en numerosos periódicos, revistas, libros y volúmenes universitarios, se ha observado desde muchos sectores hasta qué punto el análisis de Marx seguía siendo indispensable para comprender las contradicciones del capitalismo y sus mecanismos destructivos.

En los últimos años, sin embargo, está surgiendo un nuevo fenómeno: la re-exploración del Marx político. La impresión, en la edición alemana MEGA², de manuscritos previamente desconocidos y la publicación de interpretaciones innovadoras de su trabajo han abierto nuevos horizontes de investigación. Los textos no publicados y los nuevos estudios teóricos resaltan, más claramente que en el pasado, hasta qué punto Marx fue un autor capaz de examinar las contradicciones de la sociedad capitalista a escala global y mucho más allá del conflicto entre capital y trabajo. No es arriesgado decir que, entre los grandes clásicos del pensamiento político, económico y filosófico, Marx es el que más ha cambiado su perfil a comienzos del siglo XXI.

Repensar la alternativa con Marx

Desmintiendo a quienes han asimilado la concepción marxiana de la sociedad comunista a un mero desarrollo de las fuerzas productivas, las investigaciones emprendidas han resaltado la importancia que Marx asignó a la cuestión ecológica. En repetidas ocasiones denunció que la expansión del modo de producción capitalista causaría no solo un aumento del robo del trabajo a los propios trabajadores, sino también de los recursos naturales. Marx también estaba interesado de manera amplia en las migraciones. Mostró cómo la migración forzada, generada por el capitalismo, constituía un elemento significativo de la explotación de la burguesía y que solo la solidaridad de clase entre los proletarios, independientemente de su origen, sin distinción entre mano de obra local e importada, era la clave para combatirlo

Marx trató ampliamente muchos otros temas, subestimados, cuando no ignorados, por muchos de sus estudiosos y que son de importancia crucial para la agenda política de nuestros días. Estos incluyen la libertad individual en la esfera económica y política, la emancipación de género, la crítica de los nacionalismos, las formas de propiedad colectiva no controladas por el estado.

Además, Marx llevó a cabo investigaciones exhaustivas sobre sociedades no europeas y se expresó de manera nítida contra el papel destructivo del colonialismo. Y está en un error quien escriba lo contrario. Marx criticó a los pensadores que, aunque culparon de las nefastas consecuencias que éste había generado, utilizaron las categorías interpretativas del contexto europeo en sus análisis de las periferias del mundo. Advirtió varias veces contra quienes homologaban fenómenos diferentes y mostró una gran desconfianza, especialmente después de los avances teóricos logrados en los años setenta, hacia la traducción de las mismas categorías interpretativas en contextos históricos y geográficos completamente diferentes. Todo esto ya ha sido constatado, a pesar del escepticismo que todavía está de moda en algunos círculos académicos.

Treinta años después de la caída del Muro de Berlín, hoy es posible leer un Marx muy diferente de aquel dogmático, economicista y eurocéntrico preconizado durante mucho tiempo. Ciertamente, en el impresionante legado de Marx es posible encontrar declaraciones en las que leemos que el desarrollo de las fuerzas productivas conduce a la disolución del modo de producción capitalista. Sin embargo, sería erróneo atribuirle la tesis de que el socialismo se realizaría como una forma de determinismo histórico. Para Marx, por el contrario, la posibilidad de transformación social dependía de la clase trabajadora y de su capacidad para determinar, a través de la lucha, los cambios sociales y el nacimiento de un sistema económico-político alternativo.

El comunismo como asociación libre

En señal de discontinuidad con la asimilación entre el comunismo y la «dictadura del proletariado», promocionada por muchos «socialismos reales», las reflexiones de Marx sobre la sociedad comunista también deberían volver a ser investigadas. Este tipo de sociedad fue definida por él como «una asociación de seres humanos libres». Si el comunismo aspira a ser una forma superior de organización social, debe posibilitar las condiciones para el «desarrollo pleno y libre de cada individuo».

En El capital, Marx desveló la mentira de la ideología burguesa. El capitalismo no es la organización social en la que los seres humanos, protegidos por normas jurídicas imparciales, capaces de garantizarles justicia y equidad, disfrutan de la verdadera libertad y viven en una democracia completa. En realidad, se degradan a simples objetos, cuya función principal es producir bienes y beneficio para otros.

Para revertir este estado de cosas no basta con cambiar la redistribución de los bienes de consumo. Es necesario cambiar las estructuras productivas de la sociedad desde la raíz: «los productores solo pueden ser libres cuando tienen los medios de producción». Por lo tanto, según Marx, el objetivo de la lucha proletaria debe ser devolver estos a la comunidad. Esto permitiría, también gracias al potencial emancipador de la tecnología, la realización de un propósito fundamental del comunismo: la reducción de los tiempos de trabajo y el consiguiente aumento de todo tipo de capacidades, así como de los dones creativos y del disfrute de los individuos. El modelo socialista al que miraba Marx no era un estado de miseria generalizada, sino el logro de una mayor riqueza colectiva y la satisfacción de las necesidades.

Marx también observó que, en el modo de producción comunista, «la propiedad privada de la tierra por parte de individuos particulares habría sido tan absurda como la de un ser humano por otro». Expresó su crítica más radical a la idea de posesión destructiva inherente al capitalismo, recordando que la sociedad no es propietaria del medio ambiente. La propuesta consistía en que tiene «el deber de transmitir el mundo en mejores condiciones a las generaciones posteriores».

Hoy, la izquierda no podría, por supuesto, redefinir su política de acuerdo con lo que Marx escribió hace más de un siglo. Sin embargo, no debe cometer el error de olvidar la claridad de sus análisis y dejar de usar las armas críticas que nos ofrecen para repensar, de manera renovada, cómo construir una sociedad alternativa al capitalismo.

Marcello Musto Es profesor asociado de Teoría Sociológica de la Universidad de York, Canadá. Autor y editor de varios libros sobre Marx, entre ellos, Karl Marx’s Grundrisse (Routledge, 2008); Marx for Today (Routledge, 2012); Workers Unite! (Bloomsbury, 2014) y Another Marx (Bloomsbury, 2018).

17
May
19

Envidrio (cooperativa) la creo y salvó el FRENTE AMPLIO…

Una ominosa operación política

Resultado de imagen para imagenes de fabrica envidrio uruguay

escribe: Hugo Acevedo analista

La renuncia del diputado frenteamplista Daniel Placeres a su banca en la Cámara de Representantes y al cobro del subsidio que le corresponde por ley, es el lamentable corolario de la feroz ofensiva de la derecha contra las empresas de gestión obrera.

En el núcleo de este operativo -que es un grotesco ejemplo de política rastrera y menor- está naturalmente el insólito pedido de procesamiento dictado contra el hoy ex legislador, por parte del fiscal del Crimen Organizado Luis Pacheco.

Basta leer el dictamen del magistrado para concluir que se trata de un auténtico desaguisado cargado de subjetiva frivolidad, marcado por la pretensión de enjuiciar penalmente a alguien por apoyar con su voto la extensión del seguro de paro de obreros de una mera cooperativa de trabajadores.

En su escrito, el fiscal imputa al acusado la figura penal «conjunción de interés personal y del público» (artículo 161 del Código Penal), pese a que del accionar del ex parlamentario no se deriva provecho económico alguno, a excepción de coadyuvar al otorgamiento de un derecho legal a un grupo de empleados de la cooperativa Envidrio.

Si bien Placeres omitió informar al Parlamento que entre los beneficiarios había familiares de él -lo cual naturalmente fue un error- nadie tiene derecho a inferir mala intención y menos aun un acto de naturaleza dolosa.

Hubiera bastado con que, al momento de votarse la extensión del beneficio, Placeres pidiera licencia y su banca fuera ocupada por su suplente. De ese modo, hubiera deslindado eventuales responsabilidades y quedado a cubierto de toda sospecha, algo que es habitual en la práctica legislativa.

Todos saben que el ex parlamentario mantiene un vínculo afectivo con la cooperativa, ya que fue nada menos que uno de sus fundadores y también ejerció la dirección. Sin embargo, cuando asumió en 2015 su banca por el Movimiento de Participación Popular, renunció a dicha condición.

No obstante, por razones naturalmente obvias, siguió bregando y respaldando dicho emprendimiento, que, como otros, recibió apoyo crediticio del Fondo para el Desarrollo (Fondes).

Sorprende que se haya penalizado la conducta de Placeres, ya que es habitual que legisladores de otros partidos políticos, particularmente del interior del país, apoyen con su voto soluciones legislativas para emprendimientos productivos en dificultades, con el propósito de preservar las fuentes de trabajo. Pese a que en la mayoría de los casos se trata de parlamentarios de los partidos tradicionales, nadie cuestiona esas actitudes.

De todos modos, el fallo del fiscal demuele todas las otras denuncias presentadas por legisladores del Partido Nacional, avalando la probada legalidad del proceder del Fondes y del Instituto Nacional de Empleo y Formación Profesional (Inefop), así como de los negocios entre el Estado uruguayo y Venezuela. Desde ese punto de vista, la maniobra fracasó.

Contrariamente a las falaces acusaciones de presunta corrupción de una derecha exacerbada y electorera, en esos casos no hay nada espurio y menos aún de apariencia delictiva.

Todas son acusaciones sin fundamento, que se reducen a una mera operación política para afectar la imagen del oficialismo, a menos de seis meses de las elecciones nacionales.

Debería darles vergüenza haber firmado el pacto ético promovido por la Asociación de la Prensa del Uruguay. Estos carroñeros viven de la mentira y seguirán mintiendo con tal de lograr sus propósitos.

Empero, en esas deleznables acciones subyace otra motivación que es de naturaleza ideológica: atacar los emprendimientos obreros autogestionados y financiados por el Fondes, que se creó durante la presidencia de José Mujica.

Uno de esos proyectos es precisamente Envidrio, que nació en 2008 de las cenizas de Cristalerías del Uruguay, una de las tantas empresas fundidas en 1999, producto de las ruinosas políticas neoliberales de los gobiernos derechistas.

Sin dudas, los partidos Nacional y Colorado -que son colectividades afines al gran capital y las patronales- odian a la clase obrera, porque ese sentimiento de aversión está en la naturaleza misma de los socios históricos de la oligarquía.

No en vano, sus programas de gobierno recogen las demandas de las cámaras empresariales y apuntan -como en el caso de la negociación colectiva- a amputar o limitar el ejercicio de derechos adquiridos por los trabajadores durante los últimos quince años.

A diferencia de lo que afirman los operadores políticos del bloque conservador y sus obsecuentes portavoces mediáticos, la renuncia de Placeres a su banca merece el mayor respeto y encomio.

Su actitud es radicalmente diferente, por ejemplo, a la del ex diputado blanco Alberto Casas, quien se refugió durante diez años en sus fueros parlamentarios para no ser imputado y procesado por fraude, durante su gestión como director de OSE. Como el legislador no pudo ser enjuiciado porque los partidos tradicionales lo ampararon y no accedieron a quitarle sus fueros, la causa penal prescribió.

Esa ha sido la postura de encubrimiento de la derecha, que insólitamente se rasga las vestiduras con la ética y la honestidad. Sin embargo, en su prontuario tiene más de dos decenas de procesados por corrupción y otros delitos que quedaron impunes.

16
May
19

El fascismo oculto en la cúpula de Generales en las FFAA uruguayas …

A propósito del Tribunal de Honor y el pase a retiro de sus integrantes

Resultado de imagen para imagenes de oficiales FFAA uruguay

El Gral. Manini antes de traicionar al Presidente de Uruguay T. Vázquez

escribe: Charles Carrera, Senador, FA, MPP

El pasado 16 de abril se cumplieron treinta años del referéndum que buscó dejar sin efecto la Ley de Caducidad. Una fecha triste para quienes consideramos que la Verdad y la Justicia son valores incondicionales e innegociables. Esta ley, además de garantizar por muchos años la impunidad más absoluta, intentó de manera infructuosa dar por finalizados los reclamos por Justicia. Pretendió suprimir la memoria, dejar atrás el dolor de las víctimas, ignorar el reclamo de los familiares de los desaparecidos y hacer de cuenta que acá nada había sucedido. Así se evidenciaba, en los saludos que brindaba el entonces presidente Julio María Sanguinetti hacia Iván Paulós (Presidente del Centro Militar), anunciando victorioso la culminación de la transición en el Uruguay y la reconciliación nacional alcanzada, y haciéndose el desentendido cuando el General Medina guardó en la caja fuerte las citaciones judiciales de quienes debían ser investigados.

Nada más lejos de la realidad. Los años subsiguientes se encargaron de demostrar cuan errados eran aquellos augurios y deseos presidenciales, su poca visión histórica sobre lo que sucedería, su falta de empatía con respecto a las víctimas y peor aún, su complicidad con los violadores de los Derechos Humanos. Como respuesta a tanta impunidad, no cesaron los reclamos, las marchas del 20 de Mayo se volvieron multitudinarias y las heridas, lejos de cerrarse, siguieron abiertas como testimonio del dolor de un pueblo. Esa lucha debe tenerse presente porque si algo pudo avanzarse, fue gracias a ella. Y los resultados -que siguen siendo insuficientes- deben llamarnos a redoblar la lucha, seguir militando por la Memoria y exigir Justicia hasta las últimas consecuencias.

Como país, todavía estamos en deuda. El pacto de silencio y la falta de información sobre los desaparecidos, son testimonios vigentes del horror que se vivió durante esos años. La magnitud y gravedad de lo sucedido no admite la menor posibilidad de intentar dar vuelta la página de la historia. No solo porque las heridas siguen abiertas, sino porque día a día siguen surgiendo nuevas informaciones.

En particular, el último mes ha sido bastante intenso en este sentido. De los archivos estadounidenses surgió la existencia de la unidad de coordinación «Teseo», que termina de confirmar lo ya sabido: la existencia de un plan de exterminio coordinado entre las dictaduras de Uruguay, Argentina y Chile, con despliegue extraterritorial (hacia Europa inclusive) y patrocinado por Estados Unidos. Además, entre otras informaciones, se confirmó la participación conjunta de los servicios de Argentina y Uruguay en los asesinatos de Gerardo Gatti y León Duarte; y surgió información relevante acerca de la detención y traslado de los militantes del PVP en lo que se conoce como «el segundo vuelo». Sin duda, en la medida que se siga avanzando en el análisis de los documentos, irán apareciendo nuevas informaciones.

Estos sucesos se suman a las consecuencias políticas derivadas del Tribunal de Honor instruido a los militares Juan Silveira, Luis Maurente y José Gavazzo, donde surgió información sustancial sobre la muerte de Roberto Gomensoro en 1973. La gravedad de la información revelada, así como la actitud negligente asumida por quienes participaron en las distintas instancias administrativas, derivó en la solicitud de pase a retiro obligatorio de los Generales Claudio Romano, Carlos Sequeira, Alejandro Salaberry y Gustavo Fajardo. En estos días, la Cámara de Senadores deberá votar la venia correspondiente para dicho pase a retiro, al amparo del literal G) del artículo 192 de la Ley N° 14.157 en la redacción dada por el artículo 3 de la Ley N° 19.189.

En esta instancia, nuevamente los Partidos Políticos que promovieron la impunidad durante décadas, vuelven a revivirla. En este sentido, han anunciado que no votarían las venias para el pase a retiro obligatorio de los mencionados funcionarios. En realidad, los cuestionamientos y las excusas para fundar tal posición, resultan poco convincentes. Sorprende que se siga hablando de la destitución de los militares, cuando en realidad lo que se solicita es su pase a retiro obligatorio, lo cual se encuentra amparado por la citada norma jurídica. Esperamos que revean esta actitud, pero si esto no sucediera, al menos debemos explicar los fundamentos jurídicos que respaldan nuestra posición.

El literal G) del artículo 192 de la Ley Nº 14.157, -a través del cual se ampara el Poder Ejecutivo- establece que el pase a retiro obligatorio de los Oficiales Generales, o equivalente debe ser «por iniciativa del Poder Ejecutivo, que deberá contar con venia del Senado, o de la Comisión Permanente cuando corresponda, otorgada por mayoría de 3/5 de votos del total de sus componentes».

Esta norma no debe confundirse con lo previsto en el numeral 14 del artículo 168 de la Constitución de la República, esto es la facultad del Poder Ejecutivo de destituir «por si» a los empleados militares. Se tratan de dos situaciones diferentes. Lo que se ha solicitado, no es una venia para la destitución del funcionario, sino para su pase a retiro. La destitución, como forma de sancionar a un militar, está establecida en el artículo 211 del Decreto-Ley N° 14.157 en el pase a Situación de Reforma. En el caso de Baja, el artículo 218 del Decreto – Ley N° 14.157, prevé que la «baja es la desinvestidura del militar por dejar de pertenecer a las Fuerzas Armadas».

El pase a retiro es la situación de pasividad, tal como figura en el artículo 189 del Decreto – Ley, y el artículo 184 dispone que «el militar en retiro podrá ser reincorporado a la situación de actividad en los casos de movilización total o parcial de las Fuerzas Armadas, recuperando únicamente en estas circunstancias todos los derechos y deberes propios de dicha situación, hasta que se resuelva la desmovilización».

La importancia institucional del asunto y las graves implicancias emergentes del accionar de dichos militares, amerita cerrar filas en apoyo a lo actuado por el Poder Ejecutivo, por lo que requiere que esta solicitud sea tratada con la seriedad necesaria y una lealtad institucional hacia la República. No debe hablarse de destitución cuando lo que se solicita es el pase a retiro obligatorio. Tampoco resulta admisible aprovecharse de cualquier situación, con la finalidad de intentar obtener réditos políticos de cara a las próximas Elecciones Nacionales. En este caso, esperamos que prevalezca el respaldo institucional al Poder Ejecutivo, el cual actuó de manera contundente ante una situación lamentable, donde los Derechos Humanos fueron bastardeados de la peor manera.

A la oposición no le pediremos que modifique sus convicciones sobre los Derechos Humanos, sobre la Historia Reciente y su interpretación de las tropelías cometidas en Dictadura, apenas le solicitaremos un mínimo de lealtad institucional hacia otro Poder del Estado.




mayo 2019
D L M X J V S
« Abr    
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

Meses