Archive Page 2

19
jul
15

cuba y eeuu; deshielo amistoso ?

117 años es demasiado tiempo

escribe: Emilio Comas Paret 

Tengo un amigo que en referencia a las insuficiencias de la Revolución Cubana, siempre dice que a un hombre que esté en el suelo, y con una bota militar apretándole el cuello, no se le puede pedir que sonría. Y ello es mucha verdad.

En la Declaración del Gobierno Revolucionario del pasado 1ro de julio del 2015, se lee textualmente:

“Como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones, a su vez, habrá que construir las bases de unos vínculos que no han existido entre nuestros países en toda su historia, en particular, desde la intervención militar de los Estados Unidos, hace 117 años, en la guerra de independencia que Cuba libró por cerca de tres décadas contra el colonialismo español”.

Si cuando Norteamérica aprobaba la Joint Resolution el 19 de abril de 1898, y que en su primer acápite decía: “Primero: Que el pueblo de la Isla de Cuba es, y de derecho debe ser, libre e independiente”; hubiera cumplido a cabalidad este postulado, hoy las cosas, seguramente serían diferentes.

Pero la historia no transcurrió de esa manera, y luego de que USA tomara posesión de la Isla en una franca ocupación, el senador norteamericano .Orville Platt, presentó ante el Congreso de su país una enmienda a la Constitución de Cuba, en redacción entonces por la Asamblea Constituyente cubana, que en su aspecto más medular concedía a Estados Unidos la facultad de intervenir militarmente en la Isla “para la conservación de la independencia cubana, y el mantenimiento de un gobierno adecuado para la protección de vidas, propiedad y libertad individual…”

En otro artículo se proponía que la Isla de Pinos fuera omitida de los límites territoriales de Cuba, y el artículo séptimo planteaba que “el Gobierno de Cuba venderá o arrendará a los Estados Unidos las tierras necesarias para carboneras o estaciones navales en ciertos puntos”. Como se ve querían varios sitios, pero al final se quedaron solo con Guantánamo y hasta hoy.

La enmienda Platt vino acompañada de un Tratado de Reciprocidad Comercial que a mi personalmente se me parece mucho, muchísimo, al actual TLCAN.

Cuenta la leyenda que el gobernador Leonard Wood invitó a los asambleístas cubanos a una pesquería de cocodrilos, y con la lógica grosera de muchos estadistas yanquis, en medio de la excusión les espetó: “o república con enmienda o no república”. Siempre la votación fue 16 votos a favor y 11 en contra.

En fin, la actualidad es positiva, atractiva como nunca antes. Se abrirán las embajadas y ojalá que los diplomáticos norteamericanos cumplan con los postulados establecidos por la Convención de Viena y que plantean que las funciones de una misión consisten en “representar al Estado acreditante ante el Estado receptor; proteger en el Estado receptor los intereses del Estado acreditante y los de sus nacionales, dentro de los límites permitidos por el derecho internacional; negociar con el gobierno del Estado receptor; enterarse por todos los medios lícitos de las condiciones y de la evolución de los acontecimientos en el Estado receptor e informar sobre ello al gobierno del Estado acreditante; fomentar las relaciones amistosas y desarrollar las relaciones económicas, culturales y científicas entre el Estado acreditante y el Estado receptor”.

Muchas cosas quedan pendientes y por resolver, mucho se ha hecho en negativo, pero el 20 de julio, con la presencia de John Kerry en La Habana, se abrirá la embajada aunque el congreso logre que no se apruebe aún al embajador; y lo propio sucederá en Washington.

Alrededor de Cuba ha existido siempre una gran hostilidad, pero neutralizada por la resistencia del pueblo cubano, heroico para soportar penurias y hasta guerras, con el fin de llegar a este presente aún brumoso.

Por eso la alegría, y porque se llega con dignidad y no de rodillas, no pidiendo perdón, ni renunciando a sus conquistas sociales.

Lo que queda es discutir como amigos que ahora somos, al decir del presidente Obama, todos los asuntos pendientes.

17
jul
15

ghiggia

Futbolistas uruguayos se despidieron de Alcides Ghiggia a través de las redes sociales“Maracanazo”: Se cumplen 65 años de la gesta deportiva más publicada en la historia del UruguayAdiós al campeón: falleció Alcides GhiggiaAdiós al campeón: falleció Alcides GhiggiaAdiós al campeón: falleció Alcides Ghiggia“Maracanazo”: Se cumplen 65 años de la gesta deportiva más publicada en la historia del Uruguay“Maracanazo”: Se cumplen 65 años de la gesta deportiva más publicada en la historia del UruguayGhiggia, el último de los campeones, partió a reencontrarse con sus compañeros de la gran hazaña

Futbolistas uruguayos se despidieron de Alcides Ghiggia a través de las redes sociales

Futbolistas uruguayos se despidieron de Alcides Ghiggia a través de las redes sociales

Adiós al campeón: falleció Alcides Ghiggia
“Maracanazo”: Se cumplen 65 años de la gesta deportiva más publicada en la historia del Uruguay

17
jul
15

acuífero sobre uruguay

Comprende 2 mil kilómetros cuadrados

Nuevo plan de gestión de Sistema Acuífero Raigón

Elaborar un plan de gestión para el Sistema Acuífero Raigón (SAR) es un objetivo en el cual trabaja el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente. Su finalidad es controlar la explotación de ese reservorio de agua, que ocupa unos 2 mil kilómetros en San José.

Este acuífero abastece poblaciones y zonas rurales de la zona y se utiliza como fuente de riego, consumo del ganado y desarrollo industrial.

Según informa el MVOTMA esa Secretaría de Estado trabaja, junto a otras instituciones, en la elaboración de un plan de gestión para el Sistema Acuífero Raigón (SAR) que permita ordenar el uso de este recurso hídrico de agua subterránea, uno de los más utilizados del país.

Este reservorio de agua se encuentra ubicado al sur del departamento de San José, ocupando aproximadamente 2 mil km2 es de importancia estratégica en el desarrollo sostenible de la producción agrícola y ganadera de ese sector del país.

Este acuífero abastece a las poblaciones y zonas rurales de la zona y sus aguas son utilizadas intensamente como fuente de riego, para consumo del ganado y desarrollo industrial. En esa región hay varias industrias instaladas y se desarrolla intensa actividad agropecuaria cuyos rubros más importantes son la lechería, la producción de carne, la hortifruticultura y la producción de cereales.

Actualmente este sistema acuífero presenta aproximadamente 3.000 perforaciones lo que hace imprescindible disponer de un monitoreo (medidas de niveles, análisis de muestras de agua, etc.) que permita controlar y dar seguimiento del comportamiento y la evolución de la calidad y cantidad de agua del sistema.

En ese sentido, el Gobierno toma medidas de prevención para evitar que este recurso sea explotado de forma excesiva y se degrade la calidad de su agua, aplicando un plan de gestión que contemple uso y preservación.

El proyecto en el cual se trabaja incluirá la elaboración de un modelo numérico de flujo actualizado con todos los datos disponibles y la calibración de un modelo para el estudio del eventual transporte de contaminantes a efectos de disponer herramientas que ayuden a la mitigación de acciones antrópicas negativas en caso que fuera necesario.

También se prevé actualizar la carta de vulnerabilidad, elaborar un mapa hidrogeológico del SAR, actualizar la calidad química del agua y diseñar un sistema de pozos de monitoreo.

El diseño del proyecto es interinstitucional ya que involucra a la Facultad de Ingeniería de la Universidad de la República (UdelaR), al MVOTMA, a través de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) y la Dirección Nacional de Aguas (DINAGUA), la Intendencia Municipal de San José y el Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) que brinda apoyo económico.

 
15
jul
15

uruguay y el mundo

Histórico partero de asimetrías e inequidades

escribe: Hugo Acevedo

 

El estrepitoso fracaso del capitalismo a nivel global -que sigue provocando devastadoras consecuencias para las economías centrales y también  para las emergentes- debería tener efectos aleccionadores para los tecnócratas de impronta neoliberal y también para los voceros de la derecha vernácula.

Tal vez el más elocuente testimonio contemporáneo del colapso de este sistema es la crisis de la deuda griega, que pone en jaque al bloque de la zona euro y amenaza la existencia misma de esa milenaria nación, otrora paradigmática en materia de cultura humanista y pionera de las prácticas democráticas.

Por supuesto, Grecia comparte ese padecimiento con otras economías del continente como, por ejemplo, la española y la italiana, recurrentemente azotadas por las crisis sistémicas del mezquino modelo concentrador.

La síntesis de este contexto mundial realmente complejo -que impacta también en nuestro país- es la contumaz vigencia de las recetas del Fondo Monetario Internacional, que históricamente han sembrado miseria, desolación e indignidad en América Latina, con sus políticas de ajuste, sus injerencias y violaciones a la soberanía y los intereses usuarios de acento confiscatorio aplicados a los créditos que concede.

Obviamente, el FMI es apenas un mero engranaje relevante de una intricada arquitectura de poder de dimensión planetaria, integrada por los organismos multilaterales de crédito, el siempre hegemónico sistema financiero y las multinacionales y megagrupos empresariales que gobiernan los mercados.

En uno de sus últimos editoriales, el matutino de la Plaza de Cagancha fustigó ácidamente la propuesta del Movimiento de Participación Popular (MPP) y de un sector del Partido Socialista de promover una reforma constitucional que modifique el concepto de propiedad privada.

La reflexión viene a colación de la existencia de numerosas viviendas desocupadas -muchas de ellas en estado ruinoso y de costosa recuperación- en un país que aun padece serios problemas en materia de cobertura habitacional.

Por supuesto, al tiempo de calificar esa inquietud reformista como un resabio de la década del sesenta, que atribuye peyorativamente a los “viudos del socialismo”, la principal espada mediática del bloque conservador lisonjea abiertamente al credo neoliberal.

Incluso, se permite afirmar que el mercado es el mejor distribuidor de la riqueza, comulgando, sin mencionarlo, con las ya desgastadas tesis del economista escocés Adam Smith, que han sido sepultadas por la dinámica de la historia.

No debe haber nada más demodé que las teorías de este pensador de cuño liberal, que tienen ya tres siglos y fueron desvirtuadas por todas las crisis originadas por una doctrina que se cae a pedazos.

Hoy, más de 1.200 millones de personas sobreviven con apenas algo más de un dólar por día y hay 2.200 millones de habitantes del mundo situados bajo la línea de pobreza, según el informe 2014 de Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Asimismo, otros reportes independientes y altamente confiables advierten que, en 2016, el 1% de los seres humanos detentará la mitad de la riqueza global.

Aunque le pese al vocero editorial de la derecha, la contundencia de los números corrobora que el mercado -que por supuesto no se autorregula y es digitado por especuladores hijos de la economía casino- es un auténtico partero de inequidades.

12
jul
15

grecia … el no aleccionador

 

El voto griego o el desquite por el “No” en el referéndum de 2005
escribe: Jacques Sapir Le Figaro
La victoria del “No” en el referéndum realizado en Grecia este 5 de julio ha sido un acontecimiento histórico. A pesar de las muchas presiones en favor del “Sí” tanto por parte de los medios griegos como por la de los dirigentes de la Unión Europea, a pesar de que el Banco Central Europeo organizó las condiciones para un pánico bancario, el pueblo griego ha hecho oír su voz. Lo ha hecho con una fuerza insólita, ya que contrariamente a lo que permitían pensar los sondeos realizados a pie de urna, la victoria del “No” ha obtenido, con una diferencia notable, casi el 60 por ciento de los votos. Es evidente que esto refuerza al gobierno de Alexis Tsipras y que hará reflexionar a sus interlocutores. Muy pronto veremos cuáles serán las consecuencias.

Esta victoria del “No” despierta también amargos recuerdos de lo ocurrido en Francia. Se ha producido casi 10 años después de otra victoria del “No”, esta vez en nuestro país (también en Holanda). Entonces, en 2005, se trataba del proyecto de Tratado Constitucional Europeo. En Francia, este proyecto fue rechazado por más del 54 por ciento de los votos. Sin embargo, después de múltiples maniobras, un texto prácticamente igual, el “Tratado de Lisboa”, se adoptó algunos años más tarde en el “congreso” mediante la ambigüedad de una alianza ad hoc entre la UMP y el PS. Ciertamente, de aquel entonces data la fractura existente entre las elites políticas y mediáticas por un lado y los votantes por el otro. Esa negación de la democracia, ese robo del voto soberano, es una herida profunda sufrida por numerosos franceses. La amplia victoria del “No” en Grecia llega para reabrir esa herida y podría empujar a que los votantes pidieran cuentas por un pasado que decididamente no acaba de pasar.

El sentido del “NO”

Pero es necesario comprender el sentido profundo de ese “No” en Grecia. Se opone a los comportamientos muy antidemocráticos de los responsables en tres ámbitos distintos: el Eurogrupo, la Comisión Europea y el Parlamento Europeo. Mina el prestigio de personalidades como Jean-Claude Juncker, Dijssenbloem, e incluso Martin Schulz, presidente del parlamento. Se opone sobre todo a la lógica implementada a partir del 27 de junio, cuando Dijssenbloem, presidente del Eurogrupo, decidió excluir de una reunión al ministro de Finanzas griego Yanis Varoufakis. Este gesto inaudito equivalía a la exclusión de Grecia de la Zona Euro. Entonces, es preciso destacar la sorprendente pasividad del ministro francés Michel Sapin. Al quedarse en la sala se hizo cómplice del abuso de poder cometido por Dijssenbloem. Aunque hoy día el gobierno francés diga que quiere la permanencia de Grecia en la zona Euro, la actitud de uno de sus miembros más importantes, muy cercano al presidente de la República, plantea –si no un mentís– al menos una duda sobre la realidad de ese compromiso. Es imposible que el gobierno griego no haya tomado nota de eso. De hecho, hemos sido excluidos de una batalla en la que Alemania, ya sea directa o indirectamente, ha inspirado ampliamente las posiciones europeas.

El hecho de que el BCE haya organizado durante la semana del 28 de junio al 5 de julio la asfixia financiera de los bancos griegos, provocando así una conmoción muy comprensible en la población, es la prueba de que las instituciones europeas no tenían ninguna intención de continuar negociando con Alexis Tsipras y trataban de obtener en cambio ya fuera su salida voluntaria o su caída en uno de esos timos asamblearios que un régimen parlamentario como el griego hace posible. El referéndum fue también una tentativa de oponerse a esas maniobras. La victoria del “No” garantiza que, al menos por un tiempo, el gobierno de Tsipras está protegido contra este tipo de intentos.

¿Es posible retomar las negociaciones?

No obstante, esto de ninguna manera significa que las negociaciones sobre la deuda griega, aunque necesarias y justificadas como recuerda un informe del FMI oportunamente publicado a pesar de las tentativas para impedirlo realizadas por el Eurogrupo, puedan retomarse. Todos los economistas que han trabajado en esta cuestión, las ilustres personalidades como Paul Krugman y el Nobel Joseph Stiglitz, los especialistas internacionales como James Galbraith o Thomas Piketty, han explicado durante semanas que sin una reestructuración de la deuda acompañada de la quita de una parte de ella, Grecia sería incapaz de reencontrar el camino del crecimiento. Pero lo necesario es no perder tiempo; no está dicho que las instituciones europeas –que han tratado de impedir la publicación del informe del FMI– lo quieran. Si el BCE no se decide a elevar muy rápidamente el techo del acuerdo sobre liquidez (ELA, por sus siglas en inglés), muy pronto la situación se hará crítica en Grecia y las negociaciones perderán todo sentido. Esto es lo que ha dicho Alexis Tsipras la noche de la victoria del “No”. El acuerdo es posible en tanto las dos partes lo deseen. Y, justamente, existe el derecho de dudar sobre las intenciones de las instituciones europeas.

Por lo tanto, si el BCE no sube el techo de la ELA, el gobierno griego ya no tendrá opción. Deberá poner en circulación unos “certificados de pago”, que constituirán una moneda paralela cuyo control sería asumido –por decreto– por el Banco Central; asimismo, el BCG estaría obligado a poner en circulación tanto los billetes que mantenga en su poder como aquellos que sean queden en manos de los bancos comerciales con su autorización. La toma del control de las finanzas por parte del Banco Central griego estaría completamente justificada por la actitud del BCE y el Eurogrupo; con todo, es probable que sea la primera solución por la que se opte. Esto conduciría a un sistema de dos monedas en circulación en Grecia; es posible pensar que después de algunas semanas una de esas dos monedas desaparecerá. Entonces, estaríamos frente a la salida de Grecia de la Zona Euro: el “Grexit”.

La salida de Grecia del euro, ¿esta en marcha?

Aquí es preciso recordar que la salida del euro no pasa necesaria (ni obligatoriamente) por una decisión nítida y tajante. Puede ser el resultado de la lógica de las circunstancias y de las reacciones del gobierno griego ante el doble juego del Eurogrupo y el BCE que están tratando de estrangular financieramente a Grecia. Sigue siendo inusitado que un Banco Central –como es el BCE–, encargado legalmente de la estabilidad del sistema bancario en los países de la Zona Euro, se ocupe en realidad de estrangular a los bancos y de hacerlos quebrar. Es un hecho inaudito, pero no es un hecho sin precedentes.

En la Alemania de 1930, el presidente del Reichbank, Hjalmar Schacht, frustró un préstamo estadounidense al gobierno de la República de Weimar provocando un pánico bancario. A su vez, este pánico ocasionó la caída de la coalición por entonces en el poder y la renuncia del ministro de Finanzas, el socialista Rudolph Hilferding. Habiendo obtenido lo que él quería, Schacht levantó su veto. Pudo verse así que la acción antidemocrática de un Banco Central tiene un precedente, incluso se puede decir un precedente trágico. Con la llegada del canciller Brüning, Alemania eligió una austeridad insensata que llevó, algunos años más tarde, a los nazis al poder. Esa acción estableció que el poder del Reichbank era un poder paralelo al del gobierno. Además, la expresión Nebenregierung o “gobierno paralelo pasó al discurso técnico e histórico de Alemania.

Así, tenemos todo el derecho de preguntarnos si la salida de Grecia de la Zona Euro no ha empezado acaso hace ya una semana. Aunque está claro pues que esta salida se debe por completo al Eurogrupo y el BCE. En realidad, se trata de una expulsión, una acción tan escandalosa como ilegal, que legitimaría el recurso de las autoridades griegas a las medidas más drásticas.

El gran temor de los popes del euro

Pues, digámoslo, si hay algo que aterroriza totalmente a los responsables europeos es que Grecia demuestre que hay vida fuera del euro, y que se compruebe que esa vida podría, dadas ciertas condiciones, ser mejor que la de dentro de la Zona Euro. Tan grande es su temor que los llena de pavor. Ya que eso les mostraría a todos –portugueses, españoles, italianos y franceses– cuál sería el camino posible. Eso desvelaría también el inmenso fraude que ha sido el euro, que no ha sido un instrumento de crecimiento ni tampoco de estabilidad para los países que lo han adoptado, y la naturaleza despótica del poder –no refrendado en ninguna elección– del Eurogrupo y del BCE.

Por tanto, es posible –es decir, probable– que los dirigentes del Eurogrupo y del BCE hagan todo lo que está en su mano para provocar el caos en Grecia. Conviene, pues, que el gobierno griego, al mismo tiempo que trate de negociar honestamente, como lo ha hecho desde febrero de 2015, se prepare para tomar medidas que aseguren la estabilidad interna del país y el funcionamiento normal de la economía y las instituciones, dando por hecho que eso obliga a tomarse ciertas libertades en relación con la letra de los tratados. Después de todo, no ha sido el gobierno griego el primero en dejar de respetarla; es posible pensar que las acciones tanto del Eurogrupo como del BCE de la última semana han constituido acciones contrarias tanto al espíritu como a la forma de esos tratados.

Jacques Sapir dirige el grupo de investigación Irses en la FMSH y coorganiza con el Instituto de Previsión de la Economía Nacional (IPEN-ASR) el seminario franco-ruso que estudia los problemas financieros y monetarios del desarrollo de Rusia. Es posible leer sus notas en el blog RussEurope.

Fuente: http://www.lefigaro.fr/vox/monde/2015/07/06/31002-20150706ARTFIG00044-jacques-sapir-le-vote-grec-ou-la-revanche-du-non-au-referendum-de-2005.php

11
jul
15

uruguay …

Y ahora ¿cómo seguimos?

escribe: Ernesto Agazzi, Senador MPP E609 Frente Amplio

La búsqueda de un camino de la izquierda en el mundo, con la riqueza de sus logros y fracasos, está hoy menos volcada a describir con detalles el objetivo final, y cada vez más se alimenta del quehacer inmediato, de la búsqueda de como marchar en la dirección de construirlo. Lo difícil de resolver, es cómo transitar el hoy en forma vinculada con el mañana.

No somos ajenos a ese proceso, y la definición de marchar en la dirección de construir un Uruguay diferente, con menos desigualdades, más justicia, libertad y democracia, y su vínculo con el futuro, ocupa un lugar central en las discusiones que se están dando por cada tema puntual en los debates frenteamplistas.

Las discusiones no empiezan reflexionando sobre ese vínculo, sino que normalmente terminan en ello, por lo cual es oportuno pensarlo, y nuestra diversidad es un estímulo a reflexionar.

El momento puede ser adecuado para pensar en ello, una vez finalizado el ciclo electoral.

Una pregunta que exige respuesta es: ¿de dónde saldrán los caminos para las transformaciones?, ¿qué motores conducirán a las transformaciones?, ¿cuál es la fuente principal del impulso? Decir que la fuente serán las desigualdades existentes es una vaguedad que en esta etapa no nos es suficiente. Desde luego que nadie quiere confiar en fuerzas “que están en algún lugar” y que espontáneamente conducirán a lo que queremos construir. Las construcciones sociales no son el resultado del azar, sino que son el resultado de largos procesos, que los comprometidos con los cambios no queremos dejar para interpretar luego que se produjeron. Necesitamos tener herramientas conceptuales teóricas y prácticas, pues nuestro compromiso es ser actores y no espectadores, y no podemos llegar tarde.

Es claro que para distribuir bienestar, primero hay que tenerlo. Y que para ello las actividades económicas son centrales. Nuestra particularidad objetiva es que somos capaces de producir abundantes bienes de distinto tipo pero no contamos con el gran número de consumidores que tienen otros países. En otros términos, estructuralmente el tamaño de nuestra capacidad de producir no se corresponde con nuestra capacidad de consumir, o sea que nuestra oferta interna necesita una demanda externa. Por eso es que nuestra historia y nuestra realidad actual se apoyan en el vínculo comercial con el mercado mundial. Luego viene el nada menudo problema de la distribución.

Por otra parte, la exclusiva lógica del mercado, el camino de buscar incansablemente el lucro en toda actividad, ya sabemos que conduce a la concentración de ganancias, de beneficios y, en consecuencia, de derechos, lo que es contradictorio con la sociedad que queremos construir.

Si no es la lógica de acumulación capitalista por sí misma, es lógico pensar si el gobierno es capaz de lograrlo. O el Estado, que es un concepto más amplio que el del gobierno. Porque si tanto empeño ponemos en las elecciones, podemos pensar que quienes manejan las palancas del funcionamiento gubernamental pueden determinar el tránsito a la nueva sociedad.

Pero la participación ciudadana, con todo lo deseable que es en una sociedad democrática, o un gobierno de la izquierda, poco pueden avanzar si no están conducidos con ideas claras, ideas de izquierda. Así es que el análisis profundo, la fijación de metas precisas, y una conducción planificada, son herramientas imprescindibles para avanzar en las transformaciones. Muchos indicios tenemos de las fuerzas potenciales contenidas en nuestra sociedad, y como muestra basta un botón. En las últimas elecciones el pueblo eligió. Y eligió bien.

El camino será una marcha consecuente, compleja en cada paso, que no tendrá soluciones predeterminadas, que no será fácil. En cada esquina se podrá acertar o errar. Convengamos: optar solo por lo fácil es renunciar al esfuerzo que significa ser consecuente con el compromiso de cambiar.

Por el contrario, la complejidad de esta etapa, nuestra complejidad, es aplicar toda nuestra energía e inteligencia en desempeñarnos con éxito en los distintos niveles de gobierno, en las cámaras legislativas, en las organizaciones sociales, en la militancia territorial y en la organización política Frente Amplio, al mismo tiempo.

Solo el trabajo político que interrelacione por lo menos esos cinco niveles, nos permitirá aplicar lo que hemos aprendido tanto en la experiencia nacional como en la interpretación de las experiencias de la izquierda en general.

09
jul
15

uruguay … los departamentos

¿Qué hacer con los departamentos?

 

escribe: Luis Casal Beck

 

Es muy probable que en las negociaciones sobre una reforma constitucional, que muchos sostienen que comenzará en 2016, se estudien otras formas de organización político-administrativa.

En ese sentido, puede que se plantee la integración de los actuales diecinueve departamentos hoy existentes (eran 9, al surgir el país, en 1830), en unidades mayores (regiones), configuradas, según perfiles sociodemográficos y económicos, para racionalizar recursos, y alcanzar un desarrollo global más armonioso. Varios planteos en tal sentido se han formulado en las últimas décadas.

En “El libro de los presidentes uruguayos. De Fructuoso Rivera a Tabaré Vázquez”, reeditado en marzo, Alejandro Giménez recordaba que “llegado el fin de su mandato, (el capitán general, Máximo) Santos, quería perpetuarse (en el poder, lo que la Constitución de la República prohibía, puesto que no existía el mecanismo de la reelección). En diciembre de 1885, creo el departamento de Flores, el último de los diecinueve (con una parte de San José). Electo (Francisco) Vidal, para sucederlo en marzo de 1886, se hizo elegir senador por el flamante departamento “poronguero”. En mayo de ese año, es elegido presidente (del Senado). Tres días después, la renuncia (de Vidal), lo deja como presidente”.

Inicialmente (1830) los departamentos eran nueve. Cada uno elegía a un senador (a través de un colegio elector), y a un número determinado de diputados (no menos de dos), según el padrón electoral. Los departamentos eran Montevideo, Canelones, Maldonado, Durazno, San José, Soriano, Colonia, Cerro Largo y Paysandú, que comprendía a toda la zona norte del río Negro.

En 1837, el presidente Manuel Oribe introdujo los primeros cambios, con la creación de tres nuevos departamentos (que pasaron entonces a ser 12), que fueron Salto, Tacuarembó y Minas (desde 1927, se llamó Lavalleja). En 1856, Gabriel Pereyra, añadió Florida. En 1880, Francisco Vidal, Río Negro y Rocha. En el ciclo del capitán general Santos, surgieron Artigas, Treinta y Tres, Rivera, y al finalizar su período gubernativo, Flores (ver recuadro).

En enero de 1886, el colegio elector nombró a Santos como senador por Flores; y a Felipe de los Campos y Nicolás Granada, como diputados por esa circunscripción electoral de muy escasa población. En marzo asumió la presidencia Vidal, que ell día de su asunción, nombró a Santos “general en jefe de las fuerzas de mar y tierra de la República”, antes de la “operación retorno” (ver: “Máximo Santos, la consolidación del Estado”, de José Claudio Williman, EBO, segunda edición,1998).

Cada uno de estos departamentos, fue adquiriendo mayor autonomía, fijó su presupuesto, designó al personal de cada comuna; en cada ciclo comicial, sus pobladores eligieron a sus autoridades de gobierno (Consejos Departamentales; Intendentes, según los marcos constitucionales); legislativas (Asamblea Representativa, Junta Departamental); electorales (Junta Electoral). En 2010, se añadió un tercer nivel de gobierno (Consejos Municipales, presididas por un Alcalde).en ciudades y pueblos.

Los números en rojo de los presupuestos de buena parte de las administraciones departamentales conocidas en las últimas  semanas, han generado cierto desconcierto en la opinión pública. Lo mismo que lo que perciben algunos jerarcas, que supera el sueldo del propio presidente de la República. La capacidad recaudadora de cada comuna, es en general insuficiente para que cada intendencia haga frente a sus compromisos. Es el gobierno central, quien debe cubrir los déficit producidos (Rentas Generales).

El director de Descentralización e Inversión Publica de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) de la presidencia, Pedro Apezteguía, ha señalado que entre el 2004 y el 2013 “el déficit global de los gobiernos departamentales, que la Constitución establece que tienen que tener presupuestos equilibrados, siguen manteniéndose en el orden del 0,1 % o 0,2 % del PBI, y vienen influyendo (en el) déficit fiscal global (del Estado)”.

“En 2004, era nueve las intendencias con déficit; en 2009, eran trece; y no sabemos que va a pasar en 2014, pero ya en 2013, se podía vislumbrar que 13 o 14 intendencias presentan ´déficit”, añadió el funcionario. El martes 23, el presidente Tabaré Vázquez y los intendentes electos el 10 de mayo, se reunieron en Montevideo, departiendo sobre la situación.

El titular de la OPP, Alvaro Garcia, ha mantenido una fluida comunicación con los diferentes gobiernos departamentales. Fue clave el apoyo brindado en la presente coyuntura por el Poder Ejecutivo a la Intendencia de Salto, con un déficit de 700 millones (ver “Búsqueda” del jueves 25, página 6). La OPP procura una mayor coordinación. Especialmente ahora en que los Consejos Municipales en localidades del interior, van a ir asumiendo mayores competencias.

En este marco, han vuelto a cobrar fuerza, iniciativas de ir a un nuevo modelo de organización institucional, impulsando la integración de departamentos en regiones, según sus particularidades económicas y sociales. En enero de 1976, al responder al memorándum que le enviara el dictador Juan Maria Bordaberry sobre su proyecto de “nueva institucionalidad”, Alejandro Vegh Villegas, tras rechazarlo, le sugirió algunas ideas innovadoras a desarrollar para “modernizar y racionalizar la división administrativa de la República”, pasando de los diecinueve departamentos, a “unas pocas regiones (acaso no menos de cuatro ni más de seis)”.

El año pasado, el presidente José Mujica consideró necesario avanzar hacia un país más integrado, que potencie las particularidades de cada región, y posibilite un desarrollo mas planificado. El entonces primer mandatario, señaló que esto para nada afectaría el proceso de descentralización en curso, ni la propia representación política de de cada departamento. Todos asuntos que serian considerados en una posible reforma constitucional que se empezaría a negociar en el correr del próximo año, al concluir el proceso de elaboración del presupuesto quinquenal del Estado, que hoy está en el corazón de las inquietudes ciudadanas.


La creación de Flores

Militarista y colorado

Francisco A Vidal, que debía completar el período presidencial (hasta marzo de 1883), empezó elogiando el gobierno de (Lorenzo) Latorre, pero giró pronto hacia la censura: “sistema de terror impuesto por la dictadura”. Quien realmente gobernaba era (Máximo) Santos, ministro de Guerra. Adelantando plazos, y mediante la coacción y el fraude electoral, Santos fue elegido presidente por una Asamblea (General) sumisa, (1 de marzo de 1882).

Su gobierno tuvo dos diferencias con el de Latorre: fue más militarista, y dio el poder al Partido Colorado. Glorificó sucesos relevantes del pasado: la Defensa; la Cruzada de (Venancio) Flores; la hecatombe Quinteros. Fortaleció el Ejército: 3.000 hombres reclutados mediante la leva o “caza de hombres” (aunque estaba prohibida por la ley). Aprobó el Código Militar (1884), y reabrió el Colegio Militar, cerrado por Flores.

En este período, reinaron la inseguridad y la violencia. Los secuaces de Santos, asesinaron incluso a algunos brasileños y españoles, provocando airadas protestas diplomáticas. La prensa, sufrió graves ataques, y el Poder Judicial estuvo sometido.

Una fórmula ingeniosa

Como la Constitución no permitía la reelección del presidente, Santos manipuló las normas para seguir en el cargo. Una ley interpretó que algunos grados militares podrían ser parlamentarios, si no tenían mando de tropa, o cargos administrativos, condiciones cumplidas por Santos.

Después, mediante otra ley, creó el departamento de Flores. (con territorio de San José). Santos fue elegido senador por Flores, antes de acabar su presidencia. Llegado el momento, fue nombrado presidente del Senado. Cuando Vidal presentó renuncia a la presidencia de la República, en mayo de 1886 (había sido elegido en marzo), Santos se convirtió en Presidente del Senado en ejercicio del Poder Ejecutivo. Todo legal…

Militarismo en tela de juicio

Los partidos, inhabilitados bajo Latorre, alzaron la cabeza impulsados por los principistas. El militarismo de Santos empezó a tambalearse; la oposición rechazaba abiertamente sus desmanes autoritarios; había graves problemas financieros y la situación institucional irregular, lastraba su gobierno. El diario “El Día”, fundado por José Batlle y Ordóñez en 1886, fue un baluarte de la oposición, dentro el Partido Colorado.

Revolución del Quebracho

En marzo de 1886 invadió el país un grupo organizado en Argentina por personalidades de los tres partidos: Blanco, Colorado, Constitucional (…) Máximo Tajes, ministro de Guerra, venció y ganó prestigio porque respetó la vida de los prisioneros(..)

El adiós del régimen

En agosto de 1886, el subteniente Gregorio Ortiz disparó contra Santos, quien quedó gravemente herido, y con el rostro desfigurado. Los hechos se precipitaron. Una ley de imprenta. calificada como ley mordaza por la oposición, desató una crisis ministerial. La situación financiera bordeaba la bancarrota. El Partido Constitucional se había formado para superar los bandos tradicionales (una nueva fórmula de fusión).

Santos buscó apoyo ofreciendo el Ministerio de Gobierno al principista José P. Ramírez. Llegaba el tiempo de la vendetta. Ramírez exigió libertad de prensa, elecciones presidenciales el 1 de marzo de 1887, reorganización de la hacienda pública, cambios en las jefaturas políticas. Santos claudicó. Se formó entonces el llamado Minsterio de Conciliación, que asumió funciones el 4 de noviembre de 1886. El 18 renunció Santos (había movido los hilos durante seis años y ocho meses), y los principistas volvieron al poder, después de doce años. El país había cambiado; los principistas, también”




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.