Archivo para 9/08/17

09
Ago
17

Fidel castro

Fidel: “Retrato Íntimo” del más grande arquitecto de la Unidad

escribe: Patricio Montesinos / Rebelión

Por estos días cercanos a su cumpleaños se inauguró en La Habana una muestra gráfica sobre Fidel Castro, titulada “Retrato Íntimo”, que incluye impresionantes instantáneas de numerosos encuentros sostenidos por el líder histórico de la Revolución cubana en sus últimos años de vida con dignatarios y personalidades internacionales, fundamentalmente de la Patria Grande.
La exposición, de su hijo y fotógrafo personal Alex Castro, es un modesto homenaje de recordación de todos los cubanos y de millones de personas en el mundo a Fidel, quien el próximo 13 de agosto cumpliría 91 años de vida.

Por primera vez, varias generaciones de sus compatriotas y de sus admiradores en todos los rincones del planeta tierra celebrarán su nuevo aniversario sin la presencia física de uno de los hombres más excepcionales de la historia contemporánea.

Por doquier, y especialmente entre cubanos, latinoamericanos y caribeños, se escucha reiteradamente decir que la presencia de Fidel se extraña, aunque su legado y ejemplo prevalezcan por siempre.

Y tienen razón los que repiten que al más grande arquitecto de la Unidad entre los pueblos se le eche mucho de menos, más en momentos en que la humanidad, y particularmente América Latina y el Caribe, enfrenta un complejo panorama, incitado por el permanente injerencista imperio del Norte, en contubernio con las oligarquías anexionistas de la región.

La muestra sobre Fidel “Retrato Íntimo” recoge fotos de sus citas privadas, tras su retiro de sus funciones oficiales, con la mayoría de los presidentes y personalidades de la Patria Grande, con quienes dialogaba horas sobre la situación internacional y en especial sobre la de nuestro hemisferio.

No me cabe la menor duda de que el Comandante en Jefe, como le siguen llamando sus conciudadanos, tejía esmeradamente en esos encuentros la tan necesaria Unidad que debe erigirse como bandera en Nuestra América para el logro de su definitiva soberanía e integración, y no volver a caer en las garras de Estados Unidos.

Fidel, desde que inició sus luchas por la independencia de la mayor de las Antillas, fue un constructor de la Unidad de los cubanos, lo que consiguió con su ejemplo cotidiano, su perseverancia e inteligencia, además de sus sus dotes especiales de pedagogo, estratega y táctico.

Sabía muy bien, inspirado en las ideas del Héroe Nacional de Cuba, José Martí y otros próceres de Latinoamérica, que la única manera de enfrentar y resistir los embates del cercano imperio de Washington era uniendo a los habitantes de la nación caribeña, y a los innumerables amigos de las causas justas en el mundo.

Por esa razón indispensable para edificar una revolución, la cubana vive y continúa siendo faro de Nuestra América, pese a que desde su triunfo, el 1 de enero de 1959, ha sido blanco de constantes agresiones de Estados Unidos, desde una guerra económica, comercial y financiera, que aún se mantiene ilegalmente, hasta invasiones y feroces campañas mediáticas.

De seguro muchos estamos convencidos que en su cumpleaños 91, el venidero 13 de agosto, Fidel sería inmensamente feliz si conociera la noticia del triunfo irreversible de la Unidad en la Patria Grande.
Claro que no se equivocan quienes expresan que te extrañamos imprescindible arquitecto de la unión de los pueblos. Por estos días difíciles de Nuestra América la estarías retejiendo con entereza en tus encuentros íntimos.

09
Ago
17

china … sobre venezuela

La mirada de China sobre Venezuela

escribe: Raúl Zibechi / La Jornada

Conocer los criterios que maneja la potencia emergente sobre América Latina, y en particular sobre Venezuela, es sumamente importante ya que raramente sus medios de comunicación dejan entrever las opiniones que circulan en el gobierno chino. El 1º de agosto el periódico chino Global Times publicó un extenso artículo editorial titulado «Venezuela un microcosmos del enigma latinoamericano» (goo.gl/ksmY77).

Global Times pertenece al órgano oficial del Partido Comunista de China, Diario del Pueblo, pero está centrado en temas internacionales y sus opiniones tienen más autonomía que el medio que lo auspicia.

El artículo analiza las recientes elecciones a la Asamblea Constituyente mostrando cierto apoyo al proyecto pero, a la vez, tomando distancias. Reserva sus mayores críticas a la Casa Blanca, al mencionar que «Washington sólo está preocupado por tomar el control del continente como su patio trasero, y no está interesado en ayudarlos».

Destaca que los objetivos de Estados Unidos consisten en «la eliminación de Maduro y la destrucción del legado político de Chávez», pero también señala que todos los gobiernos de izquierda del continente tienen una relación «incómoda» con Washington.

Según Global Times, «sin una industrialización plenamente desarrollada, las economías latinoamericanas dependen en gran medida de los recursos», razón por la cual muchos países presentan fuertes brechas sociales y de riqueza, como sucede en Venezuela, donde los campesinos y los pobres urbanos apoyan al gobierno mientras la clase media rica sostiene a la oposición.

Hasta no hay novedades. Pero en este punto arranca un análisis que devela las posiciones del gobierno chino. «El sistema político que adoptaron desde Occidente no ha logrado abordar estos problemas», explica Global Times.

Por lo tanto, dice el diario, «independientemente de quién gane, Venezuela tendrá dificultades para ver luz al final del túnel. Las divisiones sociales no pueden ser resueltas, y la intervención de Estados Unidos no se detendrá. Venezuela puede ser arrastrada a una prolongada batalla política». Con total transparencia, la dirigencia china estima que el país se encamina hacia conflictos mayores.

En segundo lugar, sostiene que Venezuela es un «importante socio de China». Defiende relaciones de cooperación «independientemente de quién gobierne el país», porque «el comercio con China será beneficioso para los venezolanos». Por eso estiman que mantener relaciones fluidas y estrechas «trasciende intereses partidarios en Venezuela».

Los chinos abren el paraguas y advierten que las relaciones no están subordinadas a los gobiernos de turno, o sea, que son de larga duración y no van a renunciar a ellas aunque caiga el gobierno de Nicolás Maduro.

El tercer punto es clave: «Los disturbios políticos significan riesgos para las inversiones chinas y China debe aprender a lidiar con ellas. China no puede renunciar a su presencia económica en América Latina sólo por su inestabilidad política», afirma el artículo.

Finalmente, sostiene que la presencia de China en América Latina «no implica un motivo geopolítico», cosa harto dudosa; pero también asegura que «China no interferirá en el proceso político de Venezuela o de cualquier otro país latinoamericano», algo que hasta ahora es completamente cierto.

Aunque circunspecto, el análisis chino revela tres cuestiones centrales. La presencia china en la región llegó para quedarse; está claro que existe un conflicto con Estados Unidos; y no van a interferir en las relaciones derecha-izquierda, porque –aunque lo nieguen– su presencia es de carácter estratégico.

En otro momento, habrá que reflexionar sobre el «sistema político» que China propone, indirectamente, a los países amigos del mundo que, evidentemente, no se parece a las democracias electorales del tipo occidental.

Las relaciones de China con la región abarcan una variada gama de asuntos, desde inversiones económicas hasta acuerdos militares y crecientes vínculos culturales con la apertura de cientos de centros de estudio de lengua china. En varios países se han instalado industrias, en particular de montaje y construcción de automóviles, lo que amplía sus inversiones focalizadas en una primera etapa en materias primas.

Llama la atención la potencia de las relaciones económicas. China es uno de los principales socios comerciales con los países de la región y ha desplazado, desde 2005 a 2016, al Banco Mundial y al BID como principal fuente de préstamos, con 141 mil millones de dólares volcados hacia América Latina y el Caribe, según Inter-American Dialogue (goo.gl/8iuAR7).

Venezuela absorbe casi la mitad del total de préstamos, con 62 mil 200 millones de dólares, seguido por Brasil con 36 mil 800 millones, y bastante más atrás Ecuador y Argentina. Las inversiones en Venezuela tuvieron un pico en 2010 y luego descendieron considerablemente, pero siguen ocupando un lugar destacado. El grueso de sus inversiones se destinan a energía, o sea hidrocarburos, pero también a minería e infraestructura.

Las inversiones más notables fueron destinadas al terminal marítimo de la petroquímica Pequiven y a la empresa mixta Sinovensa, formada por PDVSA y la Corporación Nacional China de Petróleo, creada después de la nacionalización de la Faja Petrolífera del Orinoco, en 2007. Gracias a los 4 mil millones de dólares invertidos por China, Sinovensa pasó de producir 30 mil barriles diarios de petróleo a 170 mil barriles (goo.gl/9QDaCp).

El último préstamo importante se registró en noviembre de 2016, con 2 mil 200 millones de dólares en el sector petrolero, para llevar la producción chino-venezolana a 800 mil barriles diarios en los próximos años (goo.gl/MZE7nZ).

De seguir por este camino, China terminará desplazando a Estados Unidos como principal mercado del petróleo venezolano, siendo el país que ostenta las mayores reservas mundiales de crudo. Esta realidad, más que el «socialismo del siglo XXI», explica los motivos de Washington para derribar a Maduro.




agosto 2017
D L M X J V S
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031