06
Jun
17

uruguay y el racismo

Autocrítica y reflexión: aportes a la democracia republicana

escribe: Susana Andrade, Diputada (S) FRENTE AMPLIO

 

Intento analizar hechos tras la acusación muy grave que sufrí de racismo y sus consecuencias.

Tal vez fue poco feliz decir “señora negra-blanca” para referir en redes a una persona que es negra -como yo- por eso obviamente no tuve intención de ofender, y es blanca, pues el partido político al que pertenece ostenta esa divisa.

La expresión quiso ser un mero juego de palabras en los acotados caracteres de un tweet. Intra comunidad no siempre decimos “afrodescendientes”, término que se maneja a nivel militante. El trabajo acumulado en la sociedad civil por equidad racial que simbolizo junto a tantas organizaciones históricas, no deja lugar a dudas. Sin embargo había derecho a sentirse mal, y pedí disculpas aunque no fueron aceptadas.

Sin minimizar la posible malinterpretación de un dicho impertinente, quiero dimensionar la responsabilidad que implica la imputación pública de racismo contra mi persona, registrada en sendos titulares de prensa, audios y videos que estarán eternamente perjudicando mi moral y la de mi familia, constituyendo eventuales delitos contra el honor, injurias, calumnias y difamación, lesionando una reputación desde el punto de vista objetivo.

La repercusión amplificada de esta instigación, contribuyó al clima de linchamiento mediático u hoguera virtual inquisitoria, vulnerando seriamente mis derechos humanos.

Fui atacada en nombre de mis detractores con saña, desmesura y una avalancha de basura cibernética. La mayoría anónimos con aparente y asombrosa dedicación total, que mientras reivindican a los blancos, cometen virulentas incitaciones al odio escondidos tras la cobarde impunidad de un usuario no identificado, llegando incluso a amenazar nuestra integridad física. Imposible dejar pasar sin tomar recaudos.

En tanto ¿qué hacemos por el tema de fondo? ¿Combatimos el racismo estructural con estas acciones?

Otro exceso es la magnitud institucional que le dieron al episodio algunos actores del Partido Nacional planteando inmunidades parlamentarias lesionadas, poniendo de relieve una utilización inapropiada de instrumentos legislativos con fines de autocomplacencia.

Se actuó con una dosis de irresponsabilidad severa.

Invito a reflexionar sobre el tratamiento brindado a los mecanismos parlamentarios: podríamos estar envileciéndolos cuando son forzados con el mezquino interés de endilgarse una supuesta victoria política.

Habiendo tantos problemas importantes y urgentes que la población necesita resolver, si cada legislador hiciera cuestión de fueros por todo lo que le dicen y se dice, estarían las cámaras con agenda colmada “in eternum”, sólo para asuntos de calificaciones o descalificaciones personales.

Resulta éticamente inválido el planteo viciado de injusticia flagrante porque se hizo en ausencia de quien se buscó incriminar. El más primario sentido común indica que la defensa desmedida obedece a motivaciones subjetivas y se transforma en ilegítima. Destruida la proporcionalidad deviene venganza, desvirtuando la racionalidad del medio empleado.

Yo habré cometido un error, pero el uso partidario que hicieron del tema quienes pergeñaron esto, es indigno del sistema republicano e instala un precedente nefasto.

La oposición está en permanente y abierta campaña electoral anticipada, debemos asumirlo.

Queda claro el móvil político, la mala fe de algunos integrantes de la oposición dedicados a golpes bajos, tal vez por rencores acumulados y resentimientos de tantos años no gobernar.

Sin embargo, cada uno de los protagonistas fue coherente con su naturaleza.

Nunca podríamos actuar de igual manera, ya que nuestra energía funciona en razón de los intereses comunitarios y no de revanchismos a como dé lugar.

Dado el mérito de la causa que es mejorar la calidad de vida de la gente lo cual se viene logrando, y a que el Frente Amplio necesita continuar las políticas de transformación hacia una mejor y más profunda democracia, seguiremos adelante con el propósito global país.

El proyecto colectivo nos trasciende y refleja.

Suma debilidades y fortalezas en la lucha por justicia social, y nada que no esté a la altura de su dignidad prosperará.

Anuncios

0 Responses to “uruguay y el racismo”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


junio 2017
D L M X J V S
« May    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: