23
May
17

la oligarquía uruguaya

Añoran a la derecha que integran, la que llevo a uruguayos a la miseria. Así piensa la oligarquía entreguista.

Entrevista

“La única forma que haya un cambio es cambiar al gobierno”

mayo/2017 – 5:51 AM
El empresario agropecuario Gerardo Zambrano Antón, dijo que el balance del año es negativo “fundamentalmente por las acciones del gobierno y especialmente del Ministro de Economía”. El director de Zambrano & Cía. afirmó que “la cúpula sindical es quien manda” y también criticó la mayoría parlamentaria “que afecta a la democracia”. Por otra parte aseguró que a la oposición le falta creatividad y destacó la irrupción de Novick. “No hay que enojarse porque saca votos. Si a mi un colega me saca un cliente, primero me enojo conmigo, luego con mi empresa y después trato de recuperar a ese cliente, pero sin enojarme con el colega, en política debería ser igual”, expresó.

Nota a Gerardo Zambrano, empresario uruguayo, director de Zambrano y Cia, negocios rurales, ND 20161228, foto Darwin Borrelli – Archivo El Pais
Foto: Darwin Hugo Borrelli.

Pablo D. Mestre
-¿Qué balance hace del año?
-Lamentablemente pasaron prácticamente todas las cosas malas que preveía, en función del conocimiento, intuición, análisis y preocupación. Si bien no todo fue malo, es un balance absolutamente negativo fundamentalmente en decisiones que dependen específicamente de un gobierno que perdió una década irrepetible.
-¿Por qué lo dice?
-Todas las medidas de ajustes que se han tomado ahora son por el desaprovechamiento de los momentos buenos y por las necesidades de un Estado que se sigue agrandando, que sigue siendo ineficiente y que tiene necesidades a nivel de los compromisos con Planes Sociales, etc. Todo ese combo se arrastra pues cuando se podía haber ahorrado no se ahorró; ahora se necesita la plata ¿y dónde se va a ir a buscar? A donde dicen que puede haber, a pesar que esa acción corte el crecimiento productivo, la intención de inversión y también, en función de la realidad, las inversiones extranjeras que podían venir y que ven con preocupación los costos de producción.
-¿Por el cambio tributario?
-Exactamente. Uno más, incumpliendo una promesa electoral cuando se había dicho, desde el Presidente hasta el Ministro de Economía, que no iba a haber. Y creo que el Ministro Astori es muy culpable, porque fue Ministro en el primer gobierno de la izquierda, Vicepresidente en el segundo y actualmente vuelve a ser Ministro de Economía y no fue capaz de ver el desastre de la administración de los Entes Públicos, como Ancap, que provocaron una pérdida prácticamente del mismo tenor que cuando el gobierno de Batlle tuvo que recurrir a EEUU para solucionar un problema y no entrar en un default que le pedía el propio Tabaré Vázquez y todo el Frente Amplio. Y hay más.
-¿En qué sentido?
-Cuando hay un desastre de tal magnitud, sumado a todas las otras cosas que no son pocas, como Alas U después de Pluna, el Fondes que tenía 70 millones de dólares recaudados de los que quedan 5 aparentemente, la regasificadora, por citar algunos, son cosas que hacen que suban los impuestos. En definitiva hoy todos estamos pagando la ineficiencia del manejo económico. Y recae sobre todos los uruguayos, pero mucho más sobre la gente que tiene menos. Lo lamentablemente es que muchos de ellos no lo ven porque son ciegos a algo que ha creado y provocado el Frente Amplio como esa división de clases.
-¿Lo sigue viendo así?
-Totalmente. El populismo y la falta de educación, son argumentos del Frente Amplio para permanecer en el poder. Pero no sé hasta cuando, porque hay otros temas que afectan como la inseguridad que realmente hoy está pegando a todos los niveles. O sea, no sé hasta cuándo la gente va a ser sumisa con esa separación de clases y el populismo tonto. Hoy en lugar de “festejen uruguayos”, habría que decir “despierten uruguayos “.
-¿Por dónde ve la salida?
-Lo primero es la educación. Es la base de todo y sin ella no hay libre pensamiento. No debe haber nadie que no esté de acuerdo. Lo dijo hasta el peor presidente en la historia del país como Mujica: educación, educación, educación, aun cuando mayor educación va contra los intereses de la filosofía del FA y fundamentalmente de los extremistas del MPP y PC. El tema es que está en las manos de los sindicatos y ellos no dejan que se hagan los cambios. Nadie puede no estar de acuerdo, el tema es cómo se soluciona, pero con el gobierno actual, con la gente que está en la educación y quienes la dirigen, es imposible que haya alguna mejora, y va a seguir empeorando. Porque sigue mandando “la barra”.
-Ese concepto lo dijo en el gobierno de Mujica, ¿lo sigue viendo así?
-Absolutamente. Lamentablemente desde el primer día quedó claro que Vázquez no manda. Y no es que manden los sindicatos, sino la cúpula sindical. Los trabajadores sin dudas tienen sus derechos, pero la cúpula sindical manda a nivel de los trabajadores, y también a nivel del gobierno. Y eso se suma a lo nefasto de la mayoría Parlamentaria.
-¿Por qué?
-Cuando hay democracia se apunta a la libertad de expresión y libertad de votar por lo que uno cree, como hizo el diputado (Gonzalo) Mujica. Cuando uno está limitado a que una fuerza política lo obligue a votar algo que va contra lo que uno piensa, ¿dónde está la democracia? Y más cuando se tratan cosas de corrupción posible como es la que el diputado Mujica expresó y por lo que se retiró del Frente. Más allá de eso creo que la oposición debería ser más firme.
-¿No cree que esa mayoría parlamentaria les ata las manos?
-Queda atada, pero tienen muy poca creatividad. No tengo dudas que es imprescindible que los Partidos Tradicionales, ya que claramente no se van a juntar, tengan proyectos comunes y no como plataforma electoral. No puedo creer que no se junten si hay un pensamiento común en educación, en la falta de seguridad, en la salud, en la necesaria e imprescindible reforma del Estado, que en lugar de hacerla cada vez se estatiza más y se suman empleados públicos para cobrar los votos.
-¿Por qué cree que no se junta la oposición?
-¿Sabes lo que pasa? Que todos quieren ser el padre de la criatura y ahí es donde se trancan las cosas. Es imprescindible hacer los proyectos comunes sin identificar de quien viene. Mientras no se saquen de la cabeza esa forma de pensar y actuar que tienen los políticos, basados en los votos y en la conveniencia, no va a haber cambios. Y si no lo hacen van a seguir perdiendo. Allí surgen cosas distintas como el Partido de la Gente.
-¿Qué piensa de Novick?
-Yo no soy Blanco, si bien voté a Wilson, no soy colorado, si bien voté a Batlle, no soy Independiente y sí nunca voy a ser del Frente Amplio. Puedo ser de cualquiera que aplique el sentido común que yo comparta. Ahora me dicen que estoy con (Edgardo) Novick.
-¿Y está?
-No estoy con nadie y sí apoyo al que entienda y considere que son ideas comunes a las que yo pienso. Por eso es que estoy en contacto con Novick, lo he apoyado con algún comentario, pero no integro ni voy a integrar nada porque es todo un tema nuevo en el cual coincido con el 90% de las cosas que propone. Tengo diálogo, lo conocía desde la época de Batlle. Y me gustó una actitud que tuvo.
-¿A cuál se refiere?
-Tras ser candidato de la Concertación, saca los votos que saca, pierde y le presenta al Intendente Martínez un proyecto de Inversión con la IM. Eso le valió ser criticado por el Partido Nacional, el Partido Colorado, el Partido Independiente y el Frente Amplio. Cuando lo criticaron todos pensé: “debe tener razón si todos están en contra”. Ahí me interioricé del acuerdo, totalmente lógico donde limitaba la inversión a cosas necesarias y controladas en su mayoría por gente de la Concertación. Me pareció sensato y racional. Él comentaba que no se pueden esperar 5 años a ver si cambia la Intendencia para hacer cosas que se necesitan ahora y me pareció razonable. A partir de ahí empecé a seguirlo en su trabajo. Hasta ahora le ha dedicado un tiempo fantástico y capital propio pues saliendo de donde salió, ha sido un tipo exitoso. Y esto es un tema que siempre pregono: que los empresarios exitosos del rubro que sea, tienen que ser ejemplo para el resto de la población.
-¿No cree que les saca votos a la oposición?
-No creo. Pero además no hay que enojarse con él. Hago un paralelismo con mi actividad: si viene un colega y me saca un cliente, no me enojo con el colega; con el primero que me enojo es conmigo, segundo me enojo con los gerentes y con mi empresa. Y lo que hago, en lugar de insultar al colega, es buscar la forma de recuperar a ese cliente, con creatividad, con propuestas nuevas y cosas distintas. Y no es que Novick les saca votos a los partidos tradicionales, lo que pasa es que éstos los pierden. No hay que enojarse si saca votos, porque además creo que también se los va a sacar al Frente Amplio por su sensatez de los planteos.
-¿Entonces lo apoya?
-El hombre se va a rodear de gente que pueda ayudar en el objetivo que él plantea. Por lo cual comparto y apoyo su gestión, dedicación y su marcha. Y ha quedado demostrado que es lo que precisa y quiere la gente. Veremos hasta dónde y cómo sigue. No es la única persona valiosa que está hoy.
-¿A quién más se refiere?
-En febrero de 2016 le mostré al Dr. (Jorge) Batlle una lista de gente para armar algún grupo de “pienso” y el primer nombre era Ernesto Talvi. Porque me parece un tipo inteligente, pero nunca lo vinculé a una dedicación política. A raíz de eso y del conocimiento a Ernesto también lo apoyo y lo voy a apoyar porque entiendo que son aportes realmente importantes para el objetivo. Está haciendo encuentros en el interior en el tema educación, transmitiendo un trabajo que habría que aterrizarlo en los Partidos Políticos y llevarlo adelante pues son cosas sensatas, no plataformas políticas. Y gane quien gane se tienen que aplicar. Pero de nuevo, ningún político se tiene que poner como el padre de la criatura que es lo que termina por no hacer viables estas cosas. El trabajo de Talvi lo voy a apoyar porque es un trabajo estupendo en el que la gente tiene que involucrarse, aprender y ver. Y también destaco la actitud de un diputado.
-¿De quién?
-El diputado Gonzalo Mujica. Lo que escuché de él es racional y su postura fue el motivo por el cual se retiró del Frente Amplio. Me pareció sensato en un momento de clara corrupción a nivel regional que es para destacar.
-¿Por dónde ve el cambio?
-Para mí la única forma posible que haya un cambio es que cambie el gobierno. No hay chance que con este gobierno que pueda cambiar nada. Y vamos a seguir empeorando en la medida que no haya un cambio. Pero insisto que no quiero que el Frente se vaya por una crisis que nos complique a todos. Creo que una cosa es que se vayan y otra cosa es que los saquen. La oposición tiene que tener los argumentos y las propuestas necesarios para sacarlos y no que se vayan por un problema económico que ojalá no venga.

-¿Pero cree realmente que con Novick pueda lograr ese cambio de gobierno?
-Es una forma de hacer política. Además no se olvide que tras las elecciones Parlamentarias la presidencia se define en un Balotaje entre dos ciudadanos, allí no hay partidos… Novick va a ser un elemento importante para que la oposición vea la forma de mejorar, escuchando más a la gente que quiere ese cambio e implementando sus propuestas en las necesidades del país y no en la conveniencia de una política personal o partidaria.
-¿Qué opina del Mercosur?
-Que no existe. Es muy difícil para un país chico como Uruguay salir del Mercosur pero hay que buscar cualquier acuerdo bilateral como el de China, o algún otro porque son la base que va a hacer que este país cambie. Siempre y cuando “la barra” no complique.
-¿Por qué lo dice?
-El PIT CNT, y la barra extremista siempre estuvieron en desacuerdo con los acuerdos bilaterales, recuerde que ya “perdimos el tren” con EE.UU. Ahora parece que cambian. Capaz que como es con China lo aceptan, pero llegada la hora no sé qué posición tendrán y quién manda. Porque viven en una realidad paralela y muchas veces distorsionan las cosas. Como cuando dicen que los Tupamaros pelearon contra la dictadura y fue al revés, la dictadura vino por los Tupas. Esa distorsión a la realidad y a la historia hace pensar que por ese camino no se va a ningún lado.
-¿Qué expectativa tiene de la economía?
-Lamentablemente soy pesimista, por más que hay economistas que hacen proyecciones auspiciosas. Con los problemas actuales, con el mundo como está y con los compromisos que tiene Uruguay, lo veo complicado. El triunfo de Trump y el aumento de tasas provocan un efecto muy importante contra el Uruguay que tiene deudas que le van a salir más caras y contra lo que puede ser la inversión extranjera, que se sientan tentados de invertir en otro lado antes que venir a la región. Y menos Uruguay que es el país más caro del mundo, con limitaciones de cambio de reglas como el cambio tributario, aumento de tarifas y el levantamiento del secreto bancario. Lo único bueno y auspicioso es la tercera planta de celulosa, un proyecto que viene de los Partidos Tradicionales, viene de antes. Tengo entendido que están poniendo un montón de condiciones a nivel de tranquilidad laboral e infraestructura, y les van a tener que conceder lo que pidan. Porque es lo único que tienen para hablar de inversión importante. Veo un año complicado, difícil con un endeudamiento que si bien no es crítico, sí de poner atención y seguirlo muy de cerca.
-Pero no hay morosidad alarmante…
-No hay morosidad y en la cadena comercial nada que marque, por ahora. La zafra de soja es clave y el aumento de la leche también. Por ahora es baja la morosidad y hay que tratar que no aumente.
-Entonces ¿Qué proyecta?
-A nivel local lo veo muy difícil por los problemas internos, de costos e impositivos y nos va a dificultar el tarifazo por más que lo quieran llamar como sea, y el cambio de la parte tributaria. Y seguimos dependiendo de los valores del exterior y de las producciones a cielo abierto. Por eso no soy optimista, va a ser un año complicado, de mucho trabajo, de mucho cuidado y de mucha dedicación.

Nota a Gerardo Zambrano, empresario uruguayo, director de Zambrano y Cia, negocios rurales, ND 20161228, foto Darwin Borrelli – Archivo El Pais
Foto: Darwin Hugo Borrelli.

Entre el pago en tercera balanza y la exportación en pie

¿Cómo ve al sector agropecuario?
Fue un año difícil en varios aspectos con una diversidad dependiendo del rubro, algunos con mucha dificultad como la lechería, la agricultura está jugada a la próxima cosecha de soja, una ganadería que en general es de poco riesgo, pero también tuvo dificultades para una rentabilidad razonable. Dentro de la ganadería también hay diversidad dependiendo del rubro de producción, con la cría que mejoró, siempre dentro de niveles pobres, en función de la exportación de ganado en pie y la posibilidad de venta de terneros; una recría que mejoró ayudada por la Cuota 481. Y un invernador que siempre ha sido tradicional y estadísticamente el rubro más favorable y rentable, por la relación flaco gordo, que fue lo más complicado. Después el problema eterno con la industria frigorífica que hace que no crezca dentro de las posibilidades de la ganadería en el país. Y la forestación que tiene importancia relevante en el sector, el sostén del PBI agropecuario y la perspectiva de la nueva planta que el gobierno se agarra para tener desempeño razonable en los números finales.
¿Qué opina de la salida para el pago de las haciendas?
Todas las cosas que apuntan a mejorar y a la cristalinidad en la faena, bienvenidas sean. Fui crítico en cuanto a la forma del dressing y poner información para que el productor resolviera en base a ello a qué frigorífico le vendía y así fue. No estoy en contra de mejorar la información, pero hoy no es el tema para solucionar la falta de confianza.
¿Cuál es el camino?
El único camino es con el pago en tercera balanza, porque ahí no está la mano del hombre, ni de la inspección del hombre. Con este sistema no tienen infraestructura, ni la gente, es imposible hacer un seguimiento diario en toda la cadena y en toda la industria.
Si bien hay criterios para valorar los cortes más valiosos, van a demorar mucho y no vamos a ver un resultado favorable. La incorporación de genética apuntando a los cortes valiosos, va a hacer que precisemos una cosa inmediata para que el productor se sienta confiado en cómo liquidar sus haciendas y no esa permanente desconfianza con razón. Es una herramienta bienvenida pero no va a solucionar el tema de fondo.
¿Qué importancia le da a la Exportación en pie?
En un país como el nuestro que es ganadero y los campos son criadores, la cría es el primer eslabón de la cadena productiva y por tanto es la que debe tener mayor estímulo para lo que pasa después. Gracias a la exportación de ganado en pie ha tenido un desempeño distinto a lo clásico.
Eso hay que seguir fomentándolo porque es la forma que el criador va esforzarse por tener más terneros. La exportación de ganado en pie es absolutamente imprescindible, hay que fomentarla y es la única manera que veo del crecimiento de la ganadería. Ya no hay permisos cajoneados por presión de la industria, es una etapa superada. Siempre se habla que los ganados se van sin el valor agregado, sin una intervención de la mano de obra uruguaya, pero eso quedó para atrás porque se vieron los buenos resultados. Todas esas excusas están totalmente superadas.

Nota a Gerardo Zambrano, empresario uruguayo, director de Zambrano y Cia, negocios rurales, ND 20161228, foto Darwin Borrelli – Archivo El Pais
Foto: Darwin Hugo Borrelli.

Aplauso a Reilly, confianza en nuevos dirigentes y un Ministro intrascendente, en un año complicado…

¿Cómo ve a las gremiales agropecuarias?
Las entidades rurales deben tener no sólo una mayor comunicación, sino un trabajo en conjunto que fortalezca al sector en general. Los presidentes de ARU y Federación actual, por más que haya una relación con ambos, son dos personas sensatas en cuanto al manejo de las cosas, inteligentes, moderados, pero para mi sigue faltando esa comunicación, esas decisiones conjuntas que fortalezcan al sector. No tengo dudas que deben tener un trabajo conjunto y común para fortalecer a las instituciones. Independientemente que integren la Inter Cameral para otros temas comunes con el sector agropecuario. Pero a veces esas otras asociaciones dificultan la posibilidad de expresión por tener gente vinculada al gobierno… Y las expresiones hay que hacerlas, con respeto, con educación, pero hay que hacerlas. Como lo hizo por ejemplo Ricardo Reilly en el discurso del Prado que realmente fue excepcional por el contenido, el tono y por todo, que por suerte fue avalado por todas las instituciones y por el actual presidente de ARU. Y si cayó mal en el gobierno fue por marcar las cosas que pasan con argumentos aunque no gusten.
¿Qué opina del Ministro Tabaré Aguerre?
Por suerte tenemos al Ministro que tenemos, porque es productor y conoce los problemas; pero el tiempo ha hecho que se diluya su gestión. Ya no tiene ascendencia sobre muchos temas y seguramente tenga muchas ganas de irse. Si bien conoce los problemas del agro, frente a los problemas de la economía no ha tenido un desarrollo para solucionar los problemas del sector. Habla mucho y hoy es intrascendente. Claro, siempre está el temor que si se va, viene otro peor. Digo que se quede hasta cuando pueda, que no va a pasar nada de su parte, ni a favor, ni en contra.
¿Qué proyecta en el sector?
Dificultades, mucho más internas que externas. En el exterior no podemos tener mucho más ascendencia de lo que está intentando hacer el Canciller Nin Novoa con acuerdos bilaterales. Pero el tema interno por los costos, ineficiencia y una reforma del Estado que nadie la ha realizado, evidentemente van a complicar. Por eso veo un año 2017 complicado, con una óptica distinta a la del gobierno que busca justificar las acciones y sembrar optimismo. Y soy pesimista sobre todo tomando en cuenta lo que se viene: reforma impositiva, suba de tarifas, etc.

El recuerdo a Jorge Batlle: “era un tipo distinto…”

“Me hice amigo de Jorge Batlle en circunstancias muy especiales. Tuvimos una gran relación más allá de discrepancias que tuvimos por su forma y mi forma de ser, pero siempre genuinas sin perder el aprecio y el cariño.
Desde siempre fue un tipo que admiré por su inteligencia, por su capacidad, por su honestidad. Fue de los tipos más honestos que conocí. En toda la extensión de la palabra, no sólo en lo económico, sino una honestidad de todo tipo. Y por su forma de ser, que le trajo muchos problemas, porque siempre “cantó la justa”. Las cosas en la vida hay que hacerlas así. Y siempre decía: “no puedo mentirle a la gente”. Sentía la política y vivía para ella.
Fue una lástima su muerte, porque a pesar de la edad que tenía estaba bárbaro. No pensé que a mi edad uno pueda sentir tanto la pérdida de un amigo de 89 años.
Era distinto. Cuando llegaba a nuestra empresa ya nadie trabajaba, recorría todos los escritorios y con todos tenía una palabra y una humorada.
Jorge era uno de los que siempre me comentaba estas entrevistas: “no sabés nada de política” me decía y yo le daba la razón.
Creo que salvó al país. Su forma, su relacionamiento y su dosis de locura fueron determinantes en uno de los peores momentos del país. Lejos de achicarse decía: “por suerte me tocó la crisis conmigo en el gobierno”.
Se fue un amigo”.

 

Anuncios

0 Responses to “la oligarquía uruguaya”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


mayo 2017
D L M X J V S
« Abr   Jun »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

A %d blogueros les gusta esto: