13
Nov
16

izquierda y derecha en américa latina

Una pesadilla recorre América

nota de : elcambio.uy

Atrás de la pesadilla se esconde un enano fascista que empieza a poner arriba de la mesa la opción dictadura-democracia: a ver cuál es mejor para resolver los problemas de la gente. Y ese enano que se infla sin dejar de ser enano, olvida o quiere hacer olvidar a los demás cómo estaban las cosas en América del sur cuando gobernaban impunemente las derechas. Se había hundido el aparato productivo, la pobreza y la indigencia recorrían las calles y los pueblos de la región: los que todavía producían no podían vender sus productos y cerraban los comercios, no podían vender en el exterior y se caían a pedazos las exportaciones, el desempleo campeaba y se derrumbaban los salarios…
En esos años —no tan lejanos—, aumentaba día a día, hora a hora, la delincuencia, los robos y los crímenes, cambiaban las drogas blandas que se consumían por drogas muchísimo más duras y, a pesar de la dureza de esos días, la gente no ponía el dedo acusador en la inseguridad y, en cambio, decía que el peor problema era el desempleo, el salario, la salud y la educación. La inseguridad no calificaba porque había problemas decididamente mayores. El enano fascista no pedía mano dura porque por entonces no sabía dónde esconderse: se estaba derrumbando un modelo y no tenían nada para sustituirlo. La derecha estaba resignada o a la espera de que otros le sacaran las castañas del fuego.
El libre juego democrático trajo otras opciones que, en realidad, fueron las que encontraron una salida diferente y marcaron un rumbo distinto. Aparecieron Chávez, Kirchner, Lula, Tabaré Vázquez, Evo Morales, Rafael Correa, Bachelet y, por poco tiempo, asomó Lugo en Paraguay…
Y las cosas cambiaron, mejoraron.
Dijeron que se trataba del viento de cola que soplaba en el mundo y no quisieron considerar que todo lo que se hizo era exactamente lo contrario a lo que se venía haciendo hasta ese momento. No se dijo que lo que se había hecho solo había servido para multiplicar los problemas, no se dijo que todo lo hecho había sido absolutamente recesivo y solo sirvió para ahondar la crisis. Al punto que, dejar de hacerlo, solamente, marcaba el comienzo de una mejora.
Por eso, a caballo de las nuevas políticas –de izquierda o progresistas– todos los países de la región empezaron a mejorar. Chávez llevó al extremo —como nunca antes— la solidaridad continental, Lula estableció que el desarrollo era crecimiento con distribución y Tabaré Vázquez confirmó que Uruguay iba a crecer distribuyendo y a distribuir creciendo. Y así lo hizo. Se podrá discutir si la distribución fue suficiente o no, si el camino del crecimiento era el único posible o si había otros mejores. Pero quedó atrás el concepto de que primero había que hacer crecer la torta para luego distribuir, mientras todos veían como crecía la torta sin que nunca llegara la distribución. Quedó atrás el concepto de que, cuando las cosas van bien, hay que guardar para cuando no vayan tan bien y, cuando dejaban de andar bien, se llamaba a apretarse el cinturón a la espera de tiempos mejores.
Eso quedó atrás, en líneas generales en todos los países con gobiernos progresistas o de izquierda. En algunos más que otros. Chile nunca pudo despegarse de los lastres pasados y no se consolidó como gobierno de cambio. De todas maneras, la noche de las derechas se alejó en el tiempo, los países de la región empezaron a mejorar y se fueron transformando cada vez más en un botín digno de ser recuperado a través de las elecciones. Además parecía fácil: no había más que decir que iban a hacer lo mismo que los nuevos gobiernos, pero mejor, porque ellos gestionaban mejor… El problema no era programático: era de gestión: la izquierda no tenía experiencia y ellos, todos ellos –Color de Mello, Menem, Rodríguez, Batlle…– eran mucho mejores gestionando.
Pero la cosa no funcionó. Fueron reelectos una y otra vez los gobiernos progresistas. Solo Lugo cayó rápidamente, fue solo un soplo, como resultado de un recurso diferente al de las elecciones: la judicialización de la política. Ello, junto a lo que había pasado en Honduras con Zelaya, se transformó en modélico; el principal instrumento restaurador.
En algunos casos, ayudados por el desarrollo de procesos de corrupción que favorecieron el uso de la justicia como recurso, están llevando a la recuperación de gobiernos por derechas –Macri, Temer, Cartes– , países que están empezando a repetir las viejas recetas de la derecha: disminuir la distribución, eliminar los impuestos directos, subvencionar la riqueza, cambiarle el signo a las políticas sociales, empezar a barrer los derechos laborales… Nunca las dejaron de lado, solo quedaron a la espera de tiempos mejores para volver a repetirlas.
Solo que ahora el enano fascista ha crecido, como siempre crece la extrema derecha, en la oposición a los gobiernos de izquierda en países que no han desarrollado suficientemente las bases sociales de los cambios ni la realidad económica les permite ir mucho más lejos.
En esos casos, si se apuesta solo al desarrollo económico y social, sin consolidar la estructura de un gobierno de izquierda ni la mayor participación de la gente en las decisiones, la amenaza derechista aumenta. Eso es lo que está pasando en la región. La derecha avanza y amenaza y, como nunca, las condiciones externas adquieren una fuerza cada vez mayor.
Lo externo pesa mucho más que siempre y tiene que ser motivo de preocupación para quienes quieren seguir avanzando hacia los cambios y consideran el gobierno como un instrumento para ello. La solidaridad, entonces, se impone no solo como apoyo a los amigos, sino también como defensa de los logros que se han obtenido en la región. Incluso los propios.
Ello supone, también, mostrar lo hecho en Uruguay. Sin problemas. Sin prejuicios.

Anuncios

0 Responses to “izquierda y derecha en américa latina”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


noviembre 2016
D L M X J V S
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: