16
Oct
16

uruguay y la clase social

Una cuestión de clase

escribe: Ismael Blanco, Analista

 

Cuando opino sobre cualquier asunto, así se trate de un tema que podría ser considerado intrascendente y ligero, lo hago -o al menos intento- con la intención de aportar mi pensamiento, de mencionar, así sea un concepto, una personal impresión, que haga que el punto de vista que sostengo justifique romper el silencio.

Será por aquello de Beethoven de que “nunca rompas el silencio sino es para mejorarlo” que me conmino a ser riguroso en extremo y abrir la boca para decir algo que valga la pena, así sea una puteada si está justificada.

No vayan a pensar que cuando digo esto me refiero a otros, ya que en primer lugar me coloco a mí mismo. Más de una vez me termino interrogando si en algunas oportunidades no hubiera sido más sano haberme callado antes de decir algo con ligereza, o haber repetido como un catecismo conceptos sin exigirme ser áspero en el análisis para evitar articular palabras que no significan nada, salvo llenar un espacio de tiempo como para demostrar que decir por decir es una muestra de conocimiento.

Desde hace algún tiempo rompo el silencio como señal de protesta, como un signo de resistencia o simplemente para que nadie se vaya a confundir tanto como para pensar que si uno no dice nada es porque se trata de un otario.

Hay quienes se confunden y piensan que tener una actitud inflexiblemente autocrítica con la izquierda, y en particular con algunos personajes que se sirven de ella aprovechándose de la buena fe de la gente, con el único mérito de poseer un “linaje” determinado, implica cierto renunciamiento o reconocimiento hacia la derecha. Si alguien incautamente lo pensó, le tengo malas noticias.

En estos días sucedió algo que me confirma que más allá de obligadas rectificaciones y de los necesarios pasos al costado de muchos funcionarios numerarios, Uruguay es un país que ha avanzado y se ha transformado a pesar de un mundo lleno de dificultades. Índices de todo tipo lo demuestran. Pero como no somos ni autocomplacientes ni indulgentes, y menos conformistas, falta mucho camino por recorrer para alcanzar mayores niveles de igualdad. No obstante y eso se lo discuto a cualquiera, Uruguay, a través de políticas públicas sostenidas por más de una década se ha vuelto un país más fraterno y más solidario con los que menos tienen, donde se han desarrollado a pleno los derechos y las libertades.

Por ello no sorprende que en los desabridos almuerzos de ADM la inextinguible coalición blanco-colorada se haya presentado junta, pero una vez más sin convicción.

Bastó escuchar la pobreza de sus exposiciones y la desesperación de mostrarse unidos sin saber qué decir sobre Novick, un fenómeno inventado por ellos, pero que a esta altura se les presenta como fístula en el traste. Entre el discurso de Ricardo Reilly presidente de la Asociación Rural anunciando “que se viene la demolición”, que sólo le faltó decir que las familias integrantes de la ARU están pasando hambre y los discursos de la troupe (va por orden alfabético): Amorín, Bordaberry, Lacalle, Larrañaga, me llevan a la conclusión -sin subestimar- de su carencia de ideas y propuestas para pasar a una ofensiva que les permita posicionarse de mejor manera en el actual momento político.

Con un mínimo de estabilidad económica y financiera en la economía nacional, aún en la complejidad de los mercados que desestabilizan al más pintado, los líderes de la derecha se quedan sin discurso.

Para peor los números de las encuestas, que no le darán bien a nadie pero lo cierto es que Bordaberry antes de terminar su período convertirá al Partido Colorado en la nueva Unión Cívica; a Larrañaga se le retobó la interna y se le atomiza el sector; a Lacalle el saco le queda grande y dice lo mismo de siempre, ideas burbujeantes e invocaciones llenas de pura jactancia y Amorín la rema a como dé lugar. Por si fuera poco, sus referentes históricos, Sanguinetti y Batlle, en lugar de ayudar son el ancla del Graff Spee.

Pero, hay más, un detalle más que no es menor, en el gomoso almuerzo lleno de caras de circunstancia, donde uno termina dudando del entusiasmo por el “cumpleaños 180” que los reunía, el adalid de la derrota: Juan Pedro Bordaberry confirmó por adelantado que no se “juntan” por tres razones y en la tercera lo admite a conciencia cuando dice “porque perderíamos”.

Realmente no quiero decir mucho por temor a no seguir aquella enseñanza de Napoleón cuando decía aquello de que “nunca interrumpas a tu enemigo cuando veas que está cometiendo un error”, y es que Juan Pedro Bordaberry lo comete por partida doble, primero porque lo dice -sabe que juntos no ganan y segundo no advierte que ya están juntos, y lo han estado y lo estarán cada día más de aquí al 2019, por tanto, por simple deducción, nos adelanta que no ganarán.

Ahora bien, ¿esto me contenta? Y la verdad que no. ¿Saben por qué? Porque yo ya sé que ellos no tienen autocrítica, todos les conocemos su pedigrí, sabemos donde su “patriotismo” llevó al país y si retornaran no harán otra cosa que borrar las muchas conquistas de esta última década, que con mil sacrificios y a pesar de múltiples contradicciones, la mayoría de los uruguayos hemos logrado.

Basta escucharlos y en particular su modelo a seguir, Luis Lacalle lo repite cada día que puede: Macri y cuando no es Macri es Piñera. ¿Saben qué? Les agradezco la franqueza.

Pero lo que a mí me contentaría como a la mayoría absoluta de los frenteamplistas, no es que la derecha nos diga lo que piensa hacer ya que eso lo sabemos todos.

A lo que aspiro, es a que volvamos a entusiasmarnos y que además de la épica que siempre nos termina salvando, no sucedan más cosas de las cuales no nos sentimos orgullosos; nos podemos mandar mil cagadas pero con la ética y con la moralidad pública no se juega, así se trate de un caso aislado o de varios y que toque a quien le toque le digamos: ¡fuera!

 

Anuncios

0 Responses to “uruguay y la clase social”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


octubre 2016
D L M X J V S
« Sep   Nov »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

A %d blogueros les gusta esto: