28
Sep
16

goebbels

Contumaces falacias del vocero de la derecha

 

escribe: Hugo Acevedo

“Una mentira repetida adecuadamente mil veces se transforma en una verdad”, afirmaba hace más de setenta años el siniestro ministro de Propaganda del nazismo, Joseph Goebbels, una sentencia impregnada de elocuencia y de una inmoral percepción de la realidad, que, en algunos casos, conserva plena vigencia en el presente.

En 1531, el político, filósofo y diplomático florentino Nicolas Maquiavelo publicó su obra cumbre, “El príncipe”, un esclarecer tratado que reflexiona sobre el ejercicio del poder, en una mirada que perfectamente puede ser extrapolada a nuestro tiempo.
Si bien en esta obra la referencia de naturaleza temporal alude a la nobleza y al concepto de Estado, que por entonces estaba asociado a los soberanos y al autoritarismo absolutista, la alusión conceptual es al poder a secas.

En sus reflexiones más recordadas, “El príncipe” justifica que el ejercicio de la política puede y hasta debe contradecir la moral, más allá de obvias subjetividades.
Esta introducción es pertinente para analizar las conductas de algunos medios de prensa vernáculos, que, más allá de la vigencia de la libre expresión de las ideas que afortunadamente está consagrada en la Constitución de la República, ejercen una permanente manipulación informativa.
Estas actitudes violentan los principios más elementales de la ética, cuando no se duda en transformar un mero rumor en noticia o se bastardiza salvaje y deliberadamente la verdad.

Naturalmente, además de la mala intención es habitual la falta de profesionalismo, en la medida que la versión no es debidamente confirmada por mera negligencia o irresponsabilidad.
Por supuesto, estas auténticas operaciones mediáticas destinadas a influir sobre la opinión pública mediante el sistemático ejercicio de la falacia, gozan de una absoluta impunidad.

En efecto, desde que el Frente Amplio asumió el gobierno en 2005, la libertad de prensa se ejerce en su plenitud y sin ninguna cortapisa, contrariamente a lo que sucedía en el pasado.
Como se recordará, durante los gobiernos de los partidos tradicionales eran frecuentes las presiones sobre los profesionales de la comunicación y los propietarios de las empresas periodísticas, para que determinadas noticias no fueran emitidas ni publicadas.
Un ejemplo realmente grotesco de esa realidad se remonta a 1989, en vísperas de la convocatoria al referéndum por la derogación de la Ley de Caducidad que perdonó los delitos de lesa humanidad perpetrados por personal militar durante la dictadura.
En esa oportunidad, un spot de la Comisión Nacional Pro-Referéndum que mostraba un testimonio de la ex presa política Sara Méndez, fue prohibido por el presidente de la República de la época Julio María Sanguinetti, en acuerdo con los operadores de los canales de televisión privados.

La versión fue confirmada por el ex director de Canal 5, José Luis Guntín, quien asistió a la reunión donde se acordó uno de los más groseros actos de censura en plena democracia.
Según el testimonio, contenido en el libro “La vida te da sorpresas”, el episodio fue una contundente prueba de la obsecuencia que profesaban las empresas televisivas con los partidos de derecha, ya que fue uno de los propietarios participantes en el encuentro quien propuso que la pieza audiovisual no fuera emitida.
Para corroborar las desdorosas conductas de esos medios afines al bloque conservador, basta aludir a la reciente falacia publicada por el diario El País, que, en su edición del pasado martes 13, tituló en portada que la jueza de Crimen Organizado Beatriz Larrieu, quien está a cargo de la investigación de las denuncias sobre supuestas irregularidades en la gestión de Ancap, había dispuesto el levantamiento del secreto bancario para todos los ex jerarcas del ente estatal, entre ellos el vicepresidente, Raúl Sendic, y el intendente de Montevideo, Daniel Martínez.

Consultada por el informativo de TNU sobre el particular, la magistrada aclaró que, si bien recibió el 2 de setiembre el organigrama de la empresa estatal, aún no definió el levantamiento del secreto bancario para los nombres que allí figuran y que desconoce si realmente se va a disponer.
La supuesta exclusiva fue reproducida abundantemente por medios radiales y audiovisuales, lo cual coadyuvó a legitimarla. No así el ulterior desmentido.
No es la primera vez que el matutino y órgano oficial de la derecha incurre en prácticas mendaces propias de un poder fáctico que, a todas luces, tiene una impronta maquiavélica.

Anuncios

0 Responses to “goebbels”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2016
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: