01
Sep
16

uruguay… intelectuales

Una mano tendida para sobrevivir como humanidad

escribe: Víctor Corcoba Herrero

 

A pesar del aluvión de dolores siempre tendremos la palabra para cobijarnos en ella, pues detrás de todo diálogo hay una ración de humanidad que nos acaba esperanzándonos.

Es cierto que cada día es más complicado todo, son tantas las emergencias, que el mundo necesita de asistentes como jamás. La acción humanitaria es hoy vital para todo, máxime cuando las tentaciones son tan perversas, que nos dejan sin verbo. Naciones Unidas, una vez más y como tantas otras veces, nos pide que salgamos de nuestra pasividad para abrazar a los más de 130 millones de personas que en el mundo necesitan una mano tendida, una sonrisa de aliento, para poder sobrevivir.

La realidad está ahí y cada día son más las personas atormentadas, víctimas de la sinrazón y de mil crisis que nos acorralan. Ante este desbordante panorama, siempre son pocos los efectivos humanos, pues el ambiente de bochornos e inseguridades alcanza límites que nos dejan sin libertad alguna y con nula sumisión hacia los derechos humanos.

Aumentará, de seguir con esta tónica de irresponsabilidades planetarias, el número de los que piden refugio. Que nadie se empeñe en que los muros solventarán los problemas, tampoco las armas calman los conflictos, es la mano que socorre la que pone orden y calma. Miremos hacia adelante. El pasado no tiene futuro. Necesitamos construir un porvenir cada día, cada momento de nuestra existencia. La humanidad no requiere fronteras, en cambio sí demanda deferencia. Todo esto adquiere, en el momento presente, un significado especial. Ya está bien de excluir y no acoger, de aislar y no compartir, de matar y no dar vida. En este sentido, resultan altamente preocupantes las denuncias de amenazas y agresiones contra los defensores de derechos humanos y representantes de la sociedad civil. No es de recibo descalificar el trabajo de los activistas de las garantías fundamentales y los periodistas, que actúan sin otro interés que dar luz a los acontecimientos, poniendo en riesgo su integridad física.

Mientras una parte privilegiada vive en divertimento permanente; otros, sin embargo, no pueden gozar de ventaja alguna para disfrutar de la diversidad de nuestro planeta y de la belleza del mundo. Son muchos, siempre demasiados, los que necesitan ser socorridos y lo que encuentra son actitudes defensivas y recelosas, desinterés y apatía, una vergüenza para nuestras sociedades que se consideran civilizadas. Sirva como estampa vergonzante de inhumanidad, las deficiencias de micronutrientes, conocidas como “hambre oculta”, un verdadero problema de salud pública en América Latina y el Caribe.

Sin embargo, en este universo de contrariedades, y justo en la misma territorialidad caribeña, toneladas de alimentos acaban en la basura. Deberíamos tomar en observancia estos desajustes, sobre todo para garantizar hábitos de consumo y producción sostenibles.

La humanidad no puede ser destructora de sí misma. Todos estamos llamados a esa acción positiva de los pequeños actos cotidianos de cada día, como pueden ser un saludo o una sonrisa, que no nos cuesta nada, pero que puede cambiar la vida de una persona al sentirse acogido por el otro.

Los moradores de este mundo, desde luego, precisan amarse más y armarse menos, convivir mejor y cohabitar sin tanta fuerza avasalladora, pues los dominios son de todos y los dominantes no debieran existir, ya que lo importante es valorarse en relación a su espíritu donante y estimar mucho más los gestos de fraternidad.

La fraternización de la especie sí que sería la gran noticia de la esperanza. Al fin, todo se reduce a pensar más en los demás que en mí, en servir mejor; en coexistir como un poeta, siempre en guardia. Hoy, cuando todo el mundo es un friki de algo, resulta que no pasamos de lo superficial, de una forma de vestir a veces inusual o pintoresca, cuando lo deseable sería profundizar en nuestras propias honduras del alma, que es donde radica nuestra capacidad de acoger y estimar.

Anuncios

0 Responses to “uruguay… intelectuales”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


septiembre 2016
D L M X J V S
« Ago   Oct »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
252627282930  

A %d blogueros les gusta esto: