19
Jun
16

frente amplio de uruguay

Internas: mi voto en blanco

escribe: Enrique Ortega Salinas, Analista

 

Votar en blanco cuando se compite directamente contra la derecha (Partido Nacional, Partido Colorado, Partido Independiente y Novik) es favorecer a la misma. Un voto menos para la izquierda –o lo que se entienda por izquierda- equivale a un voto más para su contraparte; pero en las internas cabe otra lectura.

En principio es importantísimo que cada frenteamplista participe y sume, como manera de decir “No pasarán” a los intentos restauradores; lo cual no significa que debamos ocultar el desencanto en temas puntuales. Votar en blanco significa: sigo siendo frenteamplista y manteniendo mis ideales, aplaudo y defiendo los avances… pero hay cosas que poco tienen que ver con los sueños por los cuales tantos compañeros entregaron su vida y libertad desde 1971.

En realidad, debido a que viajo a Bolivia el 26, no podré votar ni siquiera en blanco; pero es lo que haría, con la más absoluta convicción y tranquilidad de conciencia, debido a los siguientes motivos:

1 – Porque aunque nada tengo contra Alejandro Sánchez, José Bayardi, Javier Miranda o Roberto Conde, el hecho de que los votantes de 19 departamentos deban elegir siempre al candidato de uno solo, será sellar, avalar y legitimar un centralismo ofensivo y abusivo. Sergio Mier hubiera podido ser el quinto candidato, de haber existido voluntad política, pero le dieron un voleo.

Basta con revisar el gabinete ministerial y la administración pública para corroborar que Montevideo copa la banca. Parece casi imposible para un capitalino encontrar un buen ministro de Defensa o de otra cartera en el resto del país. Hay por ahí alguna excepción (como Nin Novoa, que proviene de Cerro Largo) que confirma la regla, porque al fin y al cabo, Pablo Estramín tenía razón y si quieres progresar morís en la capital. El sistema de cuotas nunca me ha convencido; pero era razonable esperar un equilibrio mínimo de representatividad.

Ah, por cierto… nací en Montevideo.

2 – Porque mantener a Eleuterio Fernández Huidobro como ministro de Defensa es incomprensible y el FA aceptó sumiso el nombramiento y ratificación del mismo durante dos gobiernos.

3 – Porque discrepo con algunas decisiones puntuales del gobierno en política exterior y el Frente Amplio no ha hecho más que sacar de vez en cuando alguna que otra tibia e intrascendente nota sin más destino probable que una papelera.

4 – Porque aunque como señalé anteriormente no me convencen las cuotas, me hubiera gustado tener en el abanico de candidatos a una mujer; si bien debo admitir que las mismas compañeras se durmieron y presentaron una candidatura femenina fuera de tiempo.

No la hubiera votado por ser mujer ni por ser negra (disculpa Beatriz; pero el término afrodescendiente no me gusta, ya que para mí ni blanco ni negro son insultos) sino por su capacidad, ideas propuestas, honestidad y trayectoria. Al igual que con Sergio Mier, después hubiera decidido si la votaría o no; pero hubiera querido tener la opción… aunque también fuera montevideana.

5 – Porque tanto el gobierno como su brazo político siguen sin comprender cómo se libra una guerra de comunicación y continúan sin reaccionar a tiempo y de manera eficaz y contundente mientras la derecha le apedrea el rancho. Ni Rafael Correa ni Hugo Chávez dejarían pasar la menor mentira sin salir con todo a contrarrestarla, usando la cadena de radio y televisión y todos los recursos que tuvieran a mano, mientras que nosotros tenemos un pudor inocentemente suicida de usarla. Mientras la derecha tiene innumerables medios para atacarnos, nosotros no usamos los pocos que tenemos para defendernos.

Los gobiernos del Frente Amplio han logrado avances históricos y han sido mejores por lejos que los gobiernos de partidos tradicionales; pero mucha gente no lo cree; y no lo cree porque no lo sabe. Hace poco me asombré al leer el listado de obras que el Ministerio de Educación y Cultura ha realizado o está realizando; pero seguimos escuchando la cantinela de que los locales de escuelas y liceos se caen a pedazos. En algunos casos es cierto; pero también lo es que muchos edificios son antiguos y el tiempo va pasando la factura. Se está trabajando en ello; pero como no lo difundimos, el pueblo no tiene por qué adivinarlo.

En materia de comunicación, tanto el gobierno como el Frente Amplio están haciendo lo imposible para que gane el Partido Nacional, o sea, poco y nada. Dejamos que La República agonice y a los canales privados les damos mucho más dinero en publicidad que al canal estatal.

6 – Porque en materia de seguridad estoy tan en contra del gorilismo de la derecha como del lirismo de la izquierda. Al Frente le cuesta reconocer que tenemos un problema grave al respecto, que será pluricausal, que sus raíces surgieron bajo otros gobiernos, pero que nos toca resolver a nosotros.

No podemos seguir repitiendo que es un invento de los medios cuando no hace falta ver la televisión para ver rapiñas. Mi sobrina, mi hija, mi madre, mi prima… prácticamente todas las mujeres de mi familia han sido asaltadas en la vía pública; pero para algunos compañeros, es un problema de percepción. O nos ponemos las pilas con medidas que respeten las garantías individuales pero que sean efectivas, o la gente optará por medidas extremas.

7 – Porque me enardece que se trate de traidores a aquellos que buscan corregir el rumbo. El fundamentalismo político es tan peligroso como el religioso y nos está llevando al precipicio; pero se premia a los obsecuentes y a los que dicen que por ese camino caeremos, los mandan a un tribunal. Llegó la hora de decidir qué clase de compañeros queremos.

8 – Porque apoyé y apoyo la legalización de la marihuana ya que la idea original era arrebatar el negocio a los delincuentes y evitar los peligros que corren los consumidores al vincularse con aquellos; pero a la vez, desestimular el consumo con una campaña que hasta ahora brilla por su ausencia. Desde que Tabaré inició la política antitabaquismo, unas 400.000 personas abandonaron la adicción y disminuyeron notablemente las enfermedades ocasionadas por el consumo; pero la paradoja es que se multiplican los consumidores de marihuana. He dado clases a estudiantes de once países; que nadie me niegue la diferencia entre el rendimiento de un estudiante que consume y otro que no.

Pese a todo, no olvido que fueron nuestros gobiernos los que sacaron a los trabajadores rurales y empleadas domésticas de la explotación laboral, ni la reducción de la pobreza, la indigencia y el desempleo, ni olvido un sinfín de cosas positivas por las cuales seguiré en el Frente Amplio; pero eso sí, aplaudiendo y defendiendo lo que haya que defender y criticando lo que deba criticar.

Todo esto y más podrá leerse con cada sobre vacío depositado en las urnas; y más vale que lean ahora el voto en blanco en las internas, sino se van a atragantar con el voto al blanco en las nacionales.

Anuncios

0 Responses to “frente amplio de uruguay”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


junio 2016
D L M X J V S
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: