19
Jun
16

artigas

Gracias, no. Artigas junto a negros e indios

 

escribe: mae Susana Andrade

Me llega una invitación tan hermosa como importante de Presidencia de la República a la ceremonia del Natalicio del Prócer Don José Artigas en Plaza Independencia. Me siento alegremente motivada a ir luciendo atuendo afroumbandista ya que fui invitada como Mae Susana Andrade. Creo que corresponde en tanto no soy participada en forma personal, sino por mi investidura religiosa.

Un “Pai” o una “Mae”, son ministros de culto, representativos de una colectividad confesional. Casi embajadores por tratarse de religiones étnicas, y en este caso, dignatarios de la fe de los desposeídos originarios y africanos, los humildes del General a los que Artigas privilegió dándoles un lugar a su lado en la patriada independentista heroica.

Sin embargo la realidad me trae de vuelta.

Ha sucedido algunas veces, en lugares que tienen sus formalidades para con el público invitado, que luego eso no se cumple con los umbandistas y se generan momentos incómodos. Y ya no estoy para confusiones que se dan siempre con los mismos. Cada minuto cuenta y debe ser entre iguales, de lo contrario, donde desvaloricen mis orígenes y mi religión, no es lugar para mí sea donde sea.

También tengo inquietudes de orden práctico; es un domingo temprano, no tengo quien me lleve o acompañe porque lógicamente se descansa, no sé si tendré para taxi y los fríos me auguran una gripe segura porque por más corto que sea el evento, las vestiduras religiosas afro no admiten mucho abrigo.

Llamo a RRPP para interesarme sobre cómo sería el desarrollo de la ceremonia, si está previsto un lugar concreto donde permanecer en el festejo, quién me conduciría hasta él, por dónde entro, etcétera. Me informan amablemente “acto breve, sin asientos, primera fila para Ejecutivo y Ministros, cuerpo diplomático, segunda y tercera para siguientes invitados sin orden específico.”

Correctísimo.

Sin embargo, en esos actos oficiales, siempre hay un lugar de destaque para los dignatarios católicos en primera fila junto a los militares. Es una ley no escrita.

Y está bien, porque acá la historia se hizo con los actores que había; colonizados y colonizadores.

Pero tratándose del Karai guazú, o estamos en primera fila los humildes o algo no se hizo como Artigas quería.

“La Iglesia” vino como justificación de la invasión europea y luego se impuso como religión de elite y también de pueblo posteriormente; era lo único que había y se permitía, y la gente siempre necesita creer en algo. Y por más injusta que fuera la situación entre muchos canallas que sabían que aplastar culturas y personas era para apropiarse de todo y el evangelismo no tenía nada que ver con eso y se avergonzaba, otros serían gente bien, sacerdotes convencidos o que intentaron olvidar aquella miseria humana, matanzas criminales y carniceras con el fin de robar riquezas y tierras para siempre jamás. Hoy la consecuencia es predominancia de culturas, racismo endémico, desigualdad hasta en las mínimas cosas cotidianas.

Agradezco entonces a las chicas que se tomaron tiempo en atender mis dudas y les digo que tengan en cuenta a futuro lo conversado, porque si no hay un lugar digno de mis ancestrales en la fiesta cual sea, entonces gracias, pero no voy.

Anuncios

0 Responses to “artigas”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


junio 2016
D L M X J V S
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: