28
May
16

maduro y venezuela

Un sujeto revocable

 

escribe: Ugo Codevilla, Analista

 

Rodolfo Nin Novoa, vocero presidencial y canciller, retomó el camino de provocador esta vez como presidente pro tempore del Mercosur. Según informó este periódico: “El canciller …, sostuvo en Canal 12 que Venezuela atraviesa una crisis producto de un modelo de “control férreo de la economía” por parte del Estado y que la “única manera” de superar esa situación es un referéndum revocatorio del mandato presidencial”.

Como vemos es un juicio lapidario del señor de gustos caros, sumándose ¡merecidamente!al selecto grupo de antichavistas como Álvaro Uribe, Felipe González, Felipe Calderón, etcétera.

El gobierno uruguayo, incluido Mujica y quien fuera beneficiario de sus preferencias para ocupar el secretariado de la OEA, sigue sin entender algo básico, lo que se cocina en Venezuela está muy lejos de la responsabilidad única de Nicolás Maduro, acusado de dictador.

Seguramente, el presidente bolivariano carece de destreza como estadista (podrían revivir a Rafael Caldera para ejercer tal mandato con pericia), pero el desabasto no es su culpa, tampoco incitó a la violencia, ni es causante del clima de invasión que se respira en ese país caribeño.

Asimismo, controlar el Congreso no supone ser gobierno. Eso sí, contraponerse de manera radical al Ejecutivo con intención de maniatarlo. Sin embargo, el citado Ejecutivo tiene atribuciones suficientes para gobernar sin respetar las decisiones de ese Congreso, determinando–verbigracia- el Estado de Excepción avalado por el Supremo Tribunal de Justicia.

Ignorar cómo se inicia el conflicto en Venezuela es un pecado tan grande como confundir a Seregni con un socialdemócrata moderado y respetuoso del mercado. Esta adulteración desmedida, que necesita mucho perfume francés para ocultarla, se extiende a la forma de interpretar lo acontecido en aquel país, hundido en una persistente crisis. Crisis iniciada con el deceso de Hugo Chávez Frías. Desde ese momento, la oposición de derecha decidió concentrar fuerzas con el objetivo de ahorcar política y económicamente a Maduro. De tal suerte que incrementaron los enfrentamientos (guarimbas), en tanto, empresarios poderosos provocaron un desabastecimiento similar al experimentado por los sandinistas en el siglo pasado. También Salvador Allende padeció una oposición querellante orquestada desde fuera.

El clima de angustia y penuria económica se extremó con la reducción de los precios del petróleo, problema irresuelto hasta nuestros días y cuya finalidad era desestabilizar a países vendedores de hidrocarburos como Rusia, Irán y también Venezuela. Ello agudizó los problemas internos provocando una lectura precipitada de una parte importante de la ciudadanía, de que el obstáculo es Maduro, por tanto, al destituirlo todo volverá a la normalidad. Una conclusión ostensiblemente falsa. Eso hicieron con Allende y el resultado sigue doliendo hasta hoy. De sucumbir el gobierno bolivariano, los dirigentes de la oposición, casi todos de familias acomodadas, procederán a una caza de brujas y a un saqueo peor al vivido en la URSS cuando su disolución. Sobre todo, la injerencia norteamericana que se apropiará de nueva cuenta del oro negro (y del oro azul, coltán),a fin de asegurarse su suministro durante largas décadas. Como si esto fuese poco, caerán en cascada las medidas neoliberales como en Argentina y Brasil.

Ahora bien, si el conflicto venezolano cuyo gobierno destina buena parte de su presupuesto a programas sociales se resuelve con la salida del presidente, entonces, ella está organizada a propósito de combatir a Maduro manteniendo al pueblo de rehén.

Asimismo, el redivivo clima de amenaza armada venida de la frontera con Colombia y la posible intervención de la flota estadounidense, debería llamar a la prudencia, porque aunque se pretenda desdeñar, EEUU es invasor por antonomasia. Y si la necedad persiste, es una excelente oportunidad para consultar a los iraquíes acerca del trágico cuento de las armas de destrucción masiva.

Finalmente, fue fácil señalar a Luis Almagro como traidor, ya estaba quemado, pero tildar de loco a Maduro por un suspirante al Nobel, oficia de relevo.

Anuncios

0 Responses to “maduro y venezuela”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


mayo 2016
D L M X J V S
« Abr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: