07
May
16

uruguay

Los patriotas de papel

 

escribe: Dr. Ismael Blanco, abogado y analista

Si de sinceridad se trata, debo decir que lo que tenía pensado escribir era algo que me costaba desentrañar. Digamos que me andaban acompañando varias ideas pero no lograba encauzarlas, darle cierto orden, o una necesaria coherencia para largar nomás.

No es la primera vez que me sucede. En general me suele ocurrir cada tanto, sobre todo cuando ando cabreado, ciertamente molesto conmigo o con el mundo. Supongo que tiene que ver con el aumento de la contaminación y de la toxicidad que surgen de nuestras miserias y de nuestros miserables.

A decir verdad se me presenta un sentimiento de hastío de tratar lo mismo de siempre aunque sobren razones y fundamentos.

Los otros días ante la aparición de los ahora conocidos “Panamá Papers” entendí que significan un giro copernicano en la contienda ideológica que hasta ahora se estaba dando en el escenario político nacional. Es evidente que a partir de esta “filtración” absolutamente intencional realizada por una magistral operación de inteligencia, ha hecho que la derecha y sobre todo su principal instrumento, prácticamente de uso monopólico y exclusivo que son los medios de comunicación, se hayan tenido que echar a la retranca y generar un “apagón informativo” al respecto.

No tengo dudas de que los once millones de documentos que estudiaron los “independientes” periodistas subvencionados por los capitales norteamericanos, han generado un fabuloso escándalo al estilo “Watergate” haciendo que famosos y poderos del mundo anden como desesperados aclarando intenciones y motivaciones que al parecer nadie les consulta, salvo que su diligente iniciativa sea considerada por tratarse de un asunto “non sancto” o con tufo putrefacto. Lo cierto es, que si esos documentos se pudieran pasar de lo digital al papel este no alcanzaría para limpiar los trastes de los que por estas horas parecen necesitarlo.

Más de uno se debe estar mortificando, apretándose el silicio o blandiéndose un azote como castigo, por haber creído en el santificado secreto del capitalismo financiero. Habida cuenta, ellos hacen todo lo posible y necesario por hacernos creer en el más puro liberalismo, en las bondades y ventajas de los instrumentos financieros a tal punto que el director de “El Observador” domingo a domingo nos agracia con sus “Reflexiones Liberales” y aunque busqué pormenorizadamente y con detalle estas últimas semanas, no hallé una sola palabra sobre las construcciones offshore, las razones de su existencia y lo que éstas implican cuando de evasión de impuestos y lavado de narcotráfico se trata, por poner solo dos ejemplos por parte de los dueños de la transparencia, el honor y la pureza de pensamiento.

No me sorprende tanta hipocresía, pero no puedo pasar por alto y señalar la actitud de los fieles y lacayos empleados, algunos que se han especializado en la realización de mandados a la derecha y a notorios operadores jurídicos, que se han perfeccionado como los maestros del sensacionalismo, del amarillismo pero con “refinamiento”, los dueños de la pluma fingida cuya “información” no es otra cosa que barata manipulación ideológica y que solo explican su supervivencia financiera a partir de las inversiones de empresarios extranjeros que vaya casualidad, también se encuentran en la nómina de los famosos “papeles panameños”.

Los señores de “El observador” no solo siguen mostrando recato, reserva y compostura en no publicar las listas de los titulares de las empresas offshore. Ya no solo hablan en la defensa de la presunción de inocencia, que ellos no aplican con terceros, sino que dan un paso más, defienden, argumentan y justifican que connotados compatriotas busquen a través de las “empresas de papel” la manera de pagar menos impuestos en nuestro país bajo pretexto de que los impuestos no están para soportar un Estado caro y de pocos y malos servicios.

Descaradamente justifican la elusión y la evasión fiscal (y hablan solo de esto pues es el menos “feo” de los delitos, ya que no mencionan que se puede blanquear tráfico de drogas, armas y tratas de blancas también), bajo pretexto de que púdicos ciudadanos, buenos padres de familia tienen derecho a proteger su propiedad así sea cometiendo un delito, algo así como un especie de legítima defensa “patrimonial”. Técnicamente podría decir que nunca vi ni leí una apología del delito más elegante y distinguida.

Sin duda que esto da para mucho más y tengo la convicción de que los próximos días y meses seguiremos teniendo noticias sobre este asunto.

Ahora bien, la crítica de la izquierda es dura para empezar con los propios. La lucha contra el burocratismo y las desviaciones se ha hecho frontal y pública y en lo que a mí respecta no me inquieta. Creo que además de ser obligatoria y digna de los ideales que enarbolamos, en última instancia siempre sanean y nos hacen creíbles y soy un convencido que siempre el pueblo, que no es tonto, ni puede ser subestimado, aplicará el castigo político cuando corresponda, expresándose democráticamente como se debe y en las urnas.

Si bien muchos se horrorizan por tratarse de personas de buena fe y bien intencionados, otros lo hacen en realidad por tratarse de numerarios que quieren evitar el escándalo por pura conveniencia y no quedar expuestos ante la crítica pública.

En lo que a mí respecta soy consciente que el crecimiento se confunde con engorde y el compromiso con las ideas, con ventajas y provechos personales. No es menor nuestro desafío, no solo se trata de navegar en la furia de la tormenta global sino que los fenómenos políticos actuales dan señales peligrosas para la suerte de la democracia que tanto esfuerzo nos costó reconquistar.

Pienso en estas cosas, en Brasil en particular y por eso vuelvo otra vez a Berlinguer. Incansablemente lo escucho en los retazos de las pocas imágenes a las que podemos acceder o a las porciones escritas de su pensamiento que llega a nosotros. El decía: “la cuestión moral está planteada desde hace tiempo, pero actualmente es la cuestión política más importante y esencial ya que de su resolución depende la posibilidad de que se recupere la confianza en las instituciones, la gobernabilidad del país y el mantenimiento de la democracia”.

Anuncios

0 Responses to “uruguay”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


mayo 2016
D L M X J V S
« Abr   Jun »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: