17
Dic
15

Larrañaga, un inconfundible derechista

La restauración neo liberal y la derecha social

 

escribe; Víctor BAGNUOLI / director del blog

Excitados por las derrotas a manos de la derecha en Argentina y Venezuela, la restauración conservadora criolla, se lanzó de lleno a la campaña electoral para el 2019, bastante antes (4 años) del llamado a las urnas en el Uruguay.

Los principales actores políticos de la derecha vernácula, omiten así el mando de sus votantes y de sus responsabilidades políticas en aras de prematuras carreras proselitistas.

El actual gobierno progresista, lleva apenas diez meses, sin embargo la oposición derechista se ha dedicado a jugar a la “polítiquita” microcéfala, al grado irritante y oportunista de no votar siquiera la ley de presupuesto.

Envalentonados por los resultados descriptos de Venezuela y Argentina, se empeñan en permanentes acusaciones sin fundamento; por presuntos ilícitos en la operativa de Ancap, en el marco de la comisión investigadora que analiza las causas del déficit de la empresa pública.

Esta postura cerrilmente reaccionaria, no condice con el slogan “por la positiva” del ex candidato presidencial y senador del Partido Nacional Luis Lacalle Pou, quien es la principal figura de la rancia derecha.

El principal escudero de <Luisito>  en ésta cruzada “hedionda” contra la izquierda en el gobierno, es el inefable senador blanco Jorge “el guapo” Larrañaga, quien se erigió en una suerte de abanderado y vocero de los presuntos “indignados”.

Autoproclamado “líder de la democracia y de los valores republicanos”, recordemos, que un año y medio atrás, se retiró cabizbajo, derrotado y vapuleado en las internas de su partido Nacional.

Amagó (con zig-zag fantásticos) en abandonar la política y cacareó que no subiría la escalera hacia la sala “del Honorable Directorio” (cúpula dirigente y matriz ideológica de la derecha social) 

Sin embargo, voltereta cirquence por medio, dio el deseado SI ACEPTO a Luisito y compuso la fórmula a vice sin pestañear, olvidando sus presuntas diferencias con Lacalle Pou, pues él, es un soldado de su colectividad.

¿Qué tan creíble es éste dirigente nacionalista que exhibe cuál estripers su desnudes ambivalente e inaceptable poca palabra?

Sin visibilidad pública ni futuro político, ahora se propone liderar una alternativa “superadora” del Frente Amplio con su embestida baguala derechista.

Ese supuesto proyecto sin papel escrito, incluye articular coincidencias y propuestas tanto dentro como fuera de sus tiendas partidarias, a los efectos de conformar un bloque capaz de desplazar a la izquierda del gobierno en 2019: léase ennoviarse políticamente con Pedro y sus consortes (aquél que en medio de los festejos de Luisito previo a la 2da. vuelta dijo: <vengo a hacer mierda a Tabaré Vázquez>)

Difícilmente se selle un acuerdo para concurrir a las urnas bajo un lema común, puesto  que el aparato herrerista legado por Luis Alberto a manos de Luisito, es el más poderoso entre ambos partidos, puesto que convaleciente partido colorado no logra salir del coma político. Por tanto parecen ser mínimas las posibilidades esas dado que las discrepancias de los restauradores blancos y colorados son grandes. Pero éstos arcaicos partidos son capaces de superar las mismas en función de sus necesidades de clase, factor básico en la lucha social de las mismas.

La sintonía entre ambas fuerzas políticas es muy vieja y mantiene plena vigencia; votaron juntas en la segunda vuelta de las elecciones de 1999, 2009 y 2014,conformaron un co-gobierno rosado de coalición en el quinquenio 1995-1999 y entre 2000 y 2002, cuando estalló la peor crisis económica y social de nuestra historia contemporánea y el fracasado cuanto escandaloso gobierno divertido de Jorge Batlle; nos endeudó y enterró materialmente al Uruguay.

Ablación mediante de sus fronteras ideológicas, los partidos fundacionales -separados en el pasado-, son hoy una suerte de hermanos siameses que comparten el mismo proyecto de país, restaurador del proceso neoliberal.

¿ Su aspiración ? Replicar los resultados de Argentina y Venezuela. Y  aunque no es posible extrapolar situaciones distintas ni racionalmente aplicables al sur del continente, no cejarán en su esfuerzo.

Frente Amplio; atención, no alcanza con haber superado el pasado reciente ni haber puesto a la mayoría de la población en otro estado de bienestar poco posible con la derecha. Hay que hacer más, la gente quiere sentirse mejor y tiene derecho a ello; ES POSIBLE !!

Anuncios

0 Responses to “Larrañaga, un inconfundible derechista”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2015
D L M X J V S
« Nov   Feb »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: