25
Jun
15

uruguay y la clase obrera

Histórico compromiso con la clase trabajadora

escribe: Hugo Acevedo

En un contexto temporal marcado por las secuelas de la violencia crónica en el fútbol, la liberación de la médica Milvana Salomone y la fulminante captura de sus secuestradores, la realidad empañó un episodio histórico que tiene fuerte connotación política y simbólica.

Se trata, nada menos, que de la participación del presidente Tabaré Vázquez en el acto inaugural del Congreso del PIT-CNT, la central obrera que aglutina a más de 400.000 trabajadores organizados.

Por supuesto, no puede sorprender la sintonía entre el tercer gobierno frenteamplista y la clase obrera, en tanto -durante el ciclo progresista- se ha operado una sustantiva mejora de la calidad de vida de la inmensa mayoría de la población, más allá de obvias asignaturas pendientes.

El restablecimiento de la negociación colectiva entre las patronales y los gremios con la activa participación del Estado, la sostenida recuperación e incremento de salarios y pasividades, la caída de la tasa de desempleo y de la informalidad, la generación de miles de puestos de empleo y el masivo acceso de un auténtico ejército de uruguayos a derechos otrora conculcados, constituyen señas de identidad de los gobiernos de izquierda.

Por supuesto, esta es la primera vez que un presidente de la República se presenta y habla en un congreso de trabajadores sindicalizados, quienes defienden sus intereses y conquistas, acorde a nuestras mejores tradiciones democráticas y humanistas y al insoslayable compromiso con la pública felicidad.

Es que Tabaré Vázquez, más allá de interpretar las esperanzas, aspiraciones y expectativas del colectivo social en sus actos de gobierno, fue, desde muy joven, un integrante de esa clase trabajadora.

Como bien lo recordó y explicitó en su discurso, Vázquez no olvida su origen, que es intrínsecamente popular. En efecto, siendo muy joven, fue vendedor de diarios, trabajó en una carpintería y en un almacén y hasta fue obrero de la construcción.

A diferencia de otros exmandatarios – a excepción obviamente de José Mujica- Tabaré no tiene origen burgués y se construyó profesionalmente a sí mismo.

Su propia historia de vida lo transformó en un protagonista y testigo privilegiado de la realidad, en un periplo existencial y de aprendizaje cotidiano que fue fraguando su sensibilidad e identidad política.

Más allá de su explícita reivindicación de la negociación colectiva y de su convocatoria al diálogo social que será inaugurado en setiembre, sin dudas lo más trascendente es su inclaudicable compromiso con una agenda pública de talante transformador, al margen de eventuales desaceleraciones y coyunturas económicas adversas.

Los sindicalistas, que como corresponde no abdican de sus legítimos reclamos de privilegiar los salarios más sumergidos, entre otras demandas, tienen claro que si el resultado electoral hubiera sido otro, en un gobierno de derecha ya estaríamos padeciendo un ajuste fiscal.

También saben que jamás un presidente conservador acudiría a la invitación de la clase obrera, porque los partidos de la oposición comparten el mismo paradigma concentrador del gran capital y la más rancia oligarquía, acorde a lo que marca la historia.

El fortalecimiento del frente social -que siempre fue un aliado estratégico de la izquierda- permitirá afrontar los desafíos de un presente complejo y consolidar y profundizar el proyecto de cambio.

Anuncios

0 Responses to “uruguay y la clase obrera”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


junio 2015
D L M X J V S
« May   Jul »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930  

A %d blogueros les gusta esto: