30
Abr
15

playa girón

A 54 AÑOS DE LA VICTORIA

Playa Girón, un símbolo

escribe: Niko Schvarz, periodista

En diversos países se recordó días pasados el 54º aniversario de la victoria del pueblo cubano sobre la invasión yanki en Playa Girón, que ha pasado a ser un símbolo de la lucha de los pueblos latinoamericanos contra el imperialismo norteamericano. El 18 de abril de 1961, con Fidel Castro a la cabeza, los cubanos libraban una encarnizada batalla contra las fuerzas invasoras organizadas por la CIA en bases de Nicaragua y Guatemala, que, apoyadas por 8 buques de guerra habían desembarcado en la madrugada del 17 en Playa Girón para establecer una cabecera de puente, derribar al gobierno revolucionario e instaurar un régimen títere con Miró Cardona como mascarón de proa.

En 72 horas los cubanos hicieron papilla a los invasores, les tomaron 1.189 prisioneros (que después cambiaron por medicinas) y obligaron al resto a huir. Este acontecimiento fue evocado por el Che Guevara en la conferencia del CIES celebrada en Punta del Este en agosto de ese año, en un discurso memorable que reveló los verdaderos propósitos de la Alianza para el Progreso del presidente John F. Kennedy.

Como antecedentes de la invasión, el 15 de abril seis aviones B-26, camuflados con insignias cubanas, bombardearon los aeropuertos de La Habana (Ciudad Libertad y San Antonio de los Baños) y el Antonio Maceo en la oriental provincia de Santiago. Era la maniobra preparatoria de la invasión. Ésta había sido pergeñada por el general Dwight Eisenhower al final de su segunda presidencia, en enero de 1961, y legada como herencia a Kennedy la víspera de su asunción.

A esa altura sucedió un hecho histórico. El día 16, al despedir a los muertos por los bombardeos del día anterior, Fidel Castro proclamó el carácter socialista de la revolución cubana. Ésta, triunfante el 1º de enero de 1959, cubrió a ritmo acelerado su fase democrática radical, agraria y antiimperialista, y sobre esa base abordó al cabo de dos años la transición a la fase de construcción socialista. Respondió a cada agresión del imperio con un paso más adelante. Se erigió así en el acontecimiento fundamental de la historia americana desde las guerras de independencia de 1810-1830, que emanciparon a las colonias iberoamericanas del dominio de España y Portugal, y abrió el período de la segunda y definitiva independencia a escala continental, que se consolida desde inicios del siglo XXI.

Veamos ahora la secuencia de los hechos previos a la invasión y su relación con la Alianza para el Progreso. El 13 de abril tuvo lugar la presentación en sociedad de dicha Alianza, bautizada como Plan Kennedy. Según sus panegiristas, EEUU iba a derramar el cuerno de la abundancia sobre América Latina. Se prometía el oro y el moro, con el objetivo de mantener el continente sujeto al dominio del dólar y para que los pueblos no siguieran el ejemplo de la revolución cubana. Al otro día, 14 de abril, la Casa Blanca solicitó la convocatoria del Consejo Interamericano Económico y Social (CIES) para considerar la iniciativa. El mismo día el presidente Kennedy se reunió con el general Lemnitzer, el almirante Burke y el jefe de la CIA Allen Dulles para poner a punto la invasión. De inmediato, los B-26 bombardearon los aeropuertos cubanos y tres días después los barcos zarpan de Nicaragua y se produce la invasión mercenaria.

La revista Time, edición internacional Nº 18, escribió entonces: “Fue una debacle para los Estados Unidos. Por medio de las oficinas de la CIA y el Pentágono, los Estados Unidos habían hecho cuanto les fue posible para asegurar el éxito suministrando protección aérea o llegando al envío de los marines. Los invasores habían sido preparados por EEUU, equipados por EEUU y despachados por EEUU. Y el presidente Kennedy conocía anticipadamente el día D y le dio aprobación”. Allí se hundió también la imagen de Kennedy. Y quizá el fracaso de la invasión haya sido causa de su asesinato en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963.

En la reunión del CIES en Punta del Este, en agosto de 1961, el Che descalificó la Alianza para el Progreso como “la revolución de las letrinas”, denunció la invasión de Playa Girón y acusó a EEUU en la cara del secretario del Tesoro Douglas Dillon. Las agresiones yankis no se detuvieron, y en octubre de 1962 la crisis de los misiles colocó al planeta al borde de la guerra nuclear, no obstante lo cual se logró salvar la paz mundial y el socialismo en Cuba. Siguieron más de cinco décadas del criminal bloqueo comercial, económico y financiero que aún se mantiene, intentos de asesinato de los principales líderes, maniobras injerencistas de toda laya. En la lucha contra estos atentados, el recuerdo de la victoria de Playa Girón contra la agresión imperialista es una fuente de estímulo y esperanza.

Anuncios

0 Responses to “playa girón”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


abril 2015
D L M X J V S
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: