26
Abr
15

Brasil … la corrupción

Brasil, un ejemplo

escribe: Esteban Valenti

Estuve en Brasil y el olfato, la conversación con amigos, taxistas, gente común da una perspectiva diferente, incomparable a la sola lectura de la prensa. En las manifestaciones de protesta contra el gobierno del domingo pasado hubo menor participación que en las anteriores. Eso puede ser de consuelo para algunos.

El otro camino a opinar, a tratar de sacar enseñanzas, es callarse y sufrir solos y no jugarse. Es siempre cómodo y no genera mayores controversias.

La situación en Brasil es grave y muy, muy compleja. No me refiero a la situación económica, sino a la otra, a la política e institucional. Y a ella me voy a referir.

Hablar hoy de la situación política en Brasil es obligatoriamente referirse a la situación judicial y todavía más importante hablar de moral pública.

Comencemos por el poder. Hay un repliegue muy importante de la presidenta Dilma Rousseff. A nivel de la política económica, la conducción le ha sido entregada al nuevo ministro de hacienda Joaquin Levy y de acuerdo a las declaraciones que leí y a su trayectoria, nada garantiza un rumbo progresista, ya no digo de izquierda, es un técnico pero con una particular visión del manejo de la macroeconomía y de su relación con las variantes sociales. Lo que demuestra una vez más que no hay la menor posibilidad de un manejo neutral o técnico de la política económica. Respira política e ideología.

”El ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, criticó a la presidenta Dilma Rousseff diciendo que ella no siempre actúa de la manera más efectiva.  Levy hizo los comentarios durante la semana pasada en un evento privado en San Pablo con ex estudiantes de su alma mater, la Universidad de Chicago, de acuerdo a información difundida por el periódico Folha de S.Paulo, que dio a conocer las declaraciones acompañadas de una pieza de audio.” Y Levy sigue cómodamente en su cargo.

Levy es un banquero, que está a cargo del ajuste económico que está aplicando el gobierno del PT. Una vez más queda en evidencia que los ajustes económicos son en primer lugar políticos y con una fuerte impronta ideológica.

La presidenta designó al vicepresidente Michel Tener del PMDB como ministro de Relaciones Institucionales, quien cumplirá simultáneamente las dos funciones, informaron fuentes oficiales En un comunicado, Rousseff señaló que la Secretaría de Relaciones Institucionales, encargada de la articulación política entre el Ejecutivo y el Congreso, pasará a ”integrar y ser competencia” del vicepresidente Temer.

Una función política clave pasa al aliado principal, al PMDB, un partido que con diferentes gobiernos siempre ha participado del poder y le entrega una función política de fundamental importancia en estas circunstancias.

Esta movida tiene muchas lecturas, pero nadie puede decir que fortalece el espacio de poder político del PT y de la presidenta.

El otro personaje político e institucional clave para entender la actual situación de Brasil es el juez Sergio Moro, el que tiene a su cargo la investigación de diferentes casos de corrupción. No voy a intentar siquiera hacer la lista de las empresas u organismos estatales, bancos o empresas privadas que están involucrados en la investigación. Impresiona, es el corazón económico y empresarial del país.

Tampoco voy a cometer la facilonguería de condenar a todos de igual manera antes de los procesos judiciales, pero no hay ninguna duda que la impresionante baja de popularidad de la presidenta y del PT en su conjunto se debe mucho más a los temas relacionados con la corrupción que a la situación económica del país. Y sobre todo a una sensación que se respira en la calle, entre la gente de que la situación ya no es controlada por la presidenta. Y esto lo dicen tirios y troyanos, incluso representantes del propio Partido de los Trabajadores.

La corrupción en Brasil es estructural, viene del fondo de su historia, comenzó con Pedro I, pasó por diferentes gobiernos, por la dictadura militar, que algunos manifestantes piden que vuelva en sus cárteles y explotó durante este gobierno. Sería fácil decir que en realidad con la estructura político institucional de Brasil, con decenas de partidos móviles y trashumantes es imposible gobernar sin utilizar mecanismos no tan santos. Sería un atajo tentador, pero nada más que un atajo y muy peligroso.

La gente que votó al PT, esperaba cambios, algo diferente, avances profundos también en ese plano. Hay una gran desilusión y la vi en los militantes del PT.

Y la mayor desilusión en algunos intelectuales y referentes sociales del país es sobre la pérdida de identidad de una fuerza de izquierda.

El poder, mucho más en un país con un sistema institucional cribado por actos de corrupción muy antiguos y consuetudinarios, reclamaba un reforzamiento de los mecanismos de control y una batalla ideal, ideológica y cultural muy fuerte por la transparencia, por la honestidad. Y esa batalla estuvo ausente. Ahora la presidenta anuncia una serie de medidas, ex post facto.

No se trata de medir y comparar los niveles de corrupción de los diferentes gobiernos, ese solo ejercicio ya es una derrota muy grave para la izquierda, para el progresismo, no porque nos debemos creer los puros, los cátaros de la política, sino porque las causas populares, de los humildes, de los de abajo siempre tienen la obligación reforzada de la moralidad republicana como una de sus virtudes fundamentales. La pregunta es ¿por qué nos sucedió a nosotros?

El debate en Brasil a veces deriva hacia algunos sectores que quieren llegar a la censura y la caída de la presidenta. Ese extremo no está planteado en este momento. Pero reducir todo a esa terrible consecuencia política e institucional es suicida, hay que observar y analizar la situación con una visión más amplia.

No hay ninguna duda que el gran cambio de la política brasilera es que la justicia pudo investigar esas causas como nunca antes, como no tengo ninguna duda que no van solo contra la corrupción sino que van por el PT y por la presidenta si pueden llevársela puesta, la interrogante es como se llegó a estos niveles.

El tema de la corrupción estuvo planteado con mucha fuerza en la campaña electoral que por un estrecho margen ganó Dilma Rousseff. La investigación judicial extrañamente comienza a partir del gobierno del PT y se frena en los periodos anteriores. No cambia el tema de fondo.

El poder, la política sin el fuerte contrapeso de la ideología, de una moral pública basada en principios que se apoyan en una cultura de ideales, de referencias sociales de pueblo, de servicio al pueblo, a los más humildes es una devorador de partidos, de líderes, de proyectos históricos. Y eso tiene que expresarse en los mecanismos institucionales y legales de  control.

El pregonado y publicitado fin de las ideologías, es dinamita debajo de los partidos políticos y de los gobiernos democráticos, transforma el poder en la única referencia. Pasa en la izquierda y pasa en la derecha.

Los que creían que la sola invocación de la izquierda nos colocaba a salvo de esas tentaciones, de esas desviaciones del poder, han recibido, hemos recibido fuertes bofetadas.

Los temas de la moral pública, de la transparencia en la gestión, de no confundirla con la burocracia y la paralización impotente del ejercicio del poder a todos los niveles, son temas que debemos retomar con mucha fuerza, con mucha inteligencia y profundidad y sobre todo con sensibilidad, con una particular sensibilidad y memoria sobre nuestras fuentes y nuestros orígenes.

Y esa mirada a nivel general pero en particular en América Latina no puede ser solo sobre el futuro, siempre los futuros son generosos y receptivos, los que duelen son los pasados, las autocríticas, el bisturí a fondo en las prácticas y en las ideas que no se proclaman, se esconden pero que están detrás de esas prácticas.

La corrupción es también una ideología.

Anuncios

0 Responses to “Brasil … la corrupción”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


abril 2015
D L M X J V S
« Mar   May »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: