08
Mar
15

artigas …

El simple ciudadano José Artigas

escribe: Dari Mendiondo Bidart

En las entrañas de la búsqueda histórica siempre estuvo grabada, en lo más íntimo de mi pensamiento, una imagen literaria denominada el ciudadano Tom Payne como expresión de una personalidad trascendente del llamado Siglo de las Luces, pero también de la mejor historia revolucionaria de los pueblos americanos.

Carlos Maggi, en un artículo publicado en el diario El País, retoma el hilo del ovillo y lo desenvuelve con la sapiencia y la soltura que lo caracteriza. Se refiere al libro -traducido al castellano por el venezolano Manuel García de Sena- “La Independencia de la Costa Firme Justificada por Thomas Paine Treinta Años Ha”.

Maggi, además de invocar a Dámaso Antonio Larrañaga, deduce que el libro de Paine “contiene 200 soluciones concretas, aptas para organizar una nueva república; -escribe- Artigas y Barreiro eligieron 12 de esas fórmulas (Instrucciones 2, 3, 4, 5, 6, 7, 10, 11, 16, 17, 18 y 20) y desecharon 189. Citando Maggi a Larrañaga: “Al inaugurarse la Biblioteca Pública de Montevideo el 25 de Mayo de 1816, revistaba entre los libros de su estantería “La Independencia De La Costa Firme Justificada Por Thomas Paine, Treinta Años Ha”, según se deduce del siguiente parágrafo de la magistral oración de Larrañaga: “Os pondremos de manifiesto los libros más clásicos que hablan de vuestro derecho: las constituciones más sabias, entre ellas la Británica con su comentador Blakstone; la de Norte América con las actas de sus congresos hasta la fecha; sus constituciones provinciales y principios de Gobierno por Paine”.

Como dijera el Dr. Tabaré Vázquez, Artigas fue hombre de dos sociedades. Vive primero en Montevideo hasta los 16 años, a los 10 inicia su Educación Primaria en el Convento San Bernardino de los Padres Franciscanos. Estudió dos años y aprendió lo básico: leer, escribir y contar.

En síntesis, Montevideo acuñó el nacimiento del prócer, el llano, las sierras, las cuchillas, el monte y el caballo cimarrón acuñaron la intrepidez de un joven que se realizaba con las duras tareas camperas: bolear ganado, carnear, domar caballos y cabalgar formaban parte de su existencia. En ello se ve un signo: el de la libertad. Los muros lo atrapaban, el campo indiviso lo convocaba a lidiar, a ligarse a los montoneros llamados a ocupar el escenario de la plena libertad.

En sus 250 años, la Junta Departamental de Montevideo colocó una placa alusiva en Cerrito y Colón, antiguo cruce de San Benito y San Lucas, además de haber realizado una sesión de homenaje perpetuando la memoria del prócer y, con ello, reafirmar lo que está fidedignamente documentado: el nacimiento de Artigas se dio en la ciudad amurallada (en aquel entonces, virreinato del Perú).

Montevideo se prepara para conmemorar los 200 años de la entrada de los patriotas, conducidos por Fernando Otorgués y Miguel Barreiro, en la ciudad ayer sitiada por José Artigas, quienes despliegan la bandera artiguista en el Cabildo de Montevideo como emblema de las fuerzas patrióticas. Esta flameará hasta un 19 de enero de 1917, en que Artigas ordena –ante la invasión portuguesa- el repliegue, y así dar batalla a las fuerzas invasoras; pero eso ya es otra historia.

Anuncios

0 Responses to “artigas …”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


marzo 2015
D L M X J V S
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: