14
Feb
15

uruguay la derecha blanqui-colorada

La derecha desorientada

escribe: Ricardo Ferraro

Con el fallecimiento de Wilson Ferreira en 1988, comenzó a caer el telón para el Partido Nacional. El vacío dejado por el último gran caudillo blanco progresista, no ha sido llenado por nadie y, lo que es peor, no se vislumbra quién pueda hacerlo.

En la actualidad el partido de Oribe se ha derechizado y mediocrizado. Los arrebatos wilsonistas de algunos dirigentes fracasaron, tal el caso concreto de Larrañaga, quien con su difuso, ambivalente y contradictorio discurso político, no significó ningún aporte de destaque para la corriente ideológica del caudillo.

El senador intentó identificarse con Wilson pero estuvo lejos de lograrlo y en estas dos últimas elecciones nacionales optó por cobijarse bajo el ala de la ultraderecha del PN, representada por el lacallismo-herrerista, muy afín con tenebrosos personajes de la talla de Mussolini, Franco, Stroessner, Terra, y una cierta admiración por la Alemania nazi. (Caras y Caretas, 15/8/014).

Durante la campaña electoral para las internas del PN, de cara a las elecciones del 2009, Larrañaga se erigió en un acérrimo opositor de Lacalle. Con embestidas taurinas, que son su especialidad, el principal de AN evidenciaba claramente que estaba en las antípodas del pensamiento político de su ocasional adversario. Prueba de ello son las expresiones del senador aliancista, según La República de fecha 5/5/09: “Lacalle hace enormes esfuerzos por maquillarse con una postura de ‘centro’, pero si ‘centro’ es tener el influjo de los postulados de De Posadas, Caumont o Vegh Villejas, quizás yo esté equivocado si me demuestran lo contrario (…) no creo que se le gane al Frente Amplio, desde la postura defendida por Lacalle (…) tenemos diferencias en la capacidad de diálogo, en política económica, en la imputabilidad penal (…) es evidente que en su gobierno, hubo una percepción de un gobierno de derecha (…) en el sector productivo hubo atraso cambiario, posturas neoliberales”.

No obstante estas diatribas políticas, Larrañaga no tuvo ningún inconveniente en aceptar, sin ningún rubor, el ofrecimiento del derechista Lacalle para integrar la fórmula presidencial. De esta manera quedaba configurada una grotesca traición a los ideales wilsonistas, que este buen señor manifestaba a los cuatro vientos representar. Ya las diferencias sustanciales con el lacallismo quedaban en el olvido. La actitud deleznable de Larrañaga y las frivolidades del hombre de la “motosierra” y las peluquerías en los asentamientos contribuyeron, en grado exponencial, al estruendoso fracaso del PN.

En junio de este año en las elecciones internas de los blancos, Larrañaga, demostrando una vez más su condición de perdedor nato, cayó nuevamente derrotado por la dinastía herrerista por ciento veinte mil votos. Notoriamente perturbado psicológicamente por la adversidad que estaba viviendo, se dirigió a la sede del Directorio nacionalista y saludó a su triunfante contendor.

Con el firme propósito de dar un paso al costado, se refugió a meditar, cual monje tibetano, en su chacra El Arriero. “Se terminó para mí (…), Voy a subir por última vez las escaleras del Directorio” (Brecha, junio/6/014), fueron las expresiones de un compungido Larrañaga. La dirigencia de su sector, temerosa de perder futuros cargos, se movilizó para convencer al principal de AN, que aceptara la “generosa propuesta” de Lacalle Pou de integrar la fórmula nacionalista. En otra de sus clásicas volteretas, el popular Guapo se postraba ante la dinastía ultraderechista herrerista y guardaba en el ropero los retazos de su era wilsonista de “centro”.

Larrañaga a esta altura de su vida política y ante un nuevo fracaso acompañando por segunda vez al oligárquico clan lacallista, “quemó las naves” y su futuro es incierto. Suponemos que no intentará enarbolar nuevamente las banderas wilsonistas, a las cuales traicionó. Sería manchar la figura señera del gran caudillo Wilson Ferreira, cada vez más olvidado por su partido; prácticamente proscripto por los conservadores que dominan el PN. Ya en el 2010 el secretario general de AN, Eber Da Rosa, advertía: “Con Lacalle brotó en el PN el conservadurismo como una especie de fiebre”(… ) “la izquierda se popularizó, frente al elitismo conservador del PN”. (La República, 8/3/010).

Al novato Lacalle Pou lo engrupieron la perversidad de los encuestadores y analistas políticos flechados a la derecha. Pretendieron inventar un candidato a la presidencia de la República moderno, un referente de la política positiva, un mesías, un iluminado, un renovador, lo que pedía a gritos un elevado sector de la ciudadanía uruguaya, ansiosa por volver a la “belle époque” del neoliberalismo criollo, hoy en franca retirada por el túnel.

El prestigioso intelecual Carlos Maggi, que está en el polo opuesto de la izquierda, sintetiza las razones básicas del triunfo del FA en primera vuelta: “Si el PBI del Uruguay es el más alto de América y se hace una distribución aceptable, no se precisa nada más (…). Distribuyen mucho y distribuyen bien. (La República, 15/11/014, extraído del semanario Voces) Por su parte el Economista Enrique Iglesias, de extracción blanca, manifestó: “Creo que se ha hecho una gran reforma estructural, es otro país. Se ve en los logros en materia de estabilidad, de empleo, de diversificación de las exportaciones y los mercados, de mejoramiento de la equidad, de aumento de la tasa de inversión, que impacta en la reducción de la pobreza, entre otros factores” (Caras y Caretas, 1/11/14).

El Partido Colorado, primorosamente desmantelado por Jorge Batlle y Sanguinetti, le dejó la puerta abierta a Pedro Bordaberry, cuyo padre pretendió eliminar los partidos fundacionales ante el estupor de los mismísimos militares que le sacaron tarjeta roja directa. Paradójicamente, Pedro se ufana de ser el principal de un partido político que su padre quiso borrar del mapa. Después de una tormentosa relación con el candidato blanco, extorsión mediante, con amenazas de denuncia judicial, terminaron en un pacto de no agresión.

Actualmente el PC de Don Pepe está en el peor momento de su historia y, de no mediar una profunda renovación directriz, con hombres fieles a los principios del batllismo, el PC va camino a convertirse en una especie en extinción. Su dirigencia no le dejó ni los botones al sagrado sobretodo de Don Pepe.

Los nacionalistas, por su parte, han quedado visiblemente perturbados con los inesperados acontecimientos luctuosos del 26 de octubre y 30 de noviembre. Están desorientados, aturdidos, llevando una pesadilla a cuestas; no entienden qué pasó. No entienden cómo es posible que las encuestas les hayan mentido tan groseramente; cómo es posible que después de más de 70 llamados a sala y a comisiones, la ciudadanía no comprenda lo mal gestionado que está el país…

Cuando este gobierno culmine su mandato, habrán transcurrido 30 años que los blancos no pescan ni una humilde mojarrita.

Todos los fuegos artificiales con Pluna, Asse, Casinos, inseguridad, enseñanza, etc. se fueron por el resumidero. La ciudadanía les dio la espalda y les contestó con un diluvio de votos a favor del Dr. Vázquez, en los lugares más profundos del país y en todos los barrios montevideanos, con la excepción del exclusivo Carrasco sur.

Por lo visto hasta la fecha los blancos van a continuar con su nefasta estrategia, que los llevó a este inconmensurable desastre cívico. No saben cómo enfrentar a la coalición de izquierda, siguen aferrados a figurines atrasados. Pero con clarinadas de optimismo para las próximas elecciones del 2019, Lacalle Pou va por la revancha de Reyes. Lo felicitamos por su coraje

Anuncios

0 Responses to “uruguay la derecha blanqui-colorada”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


febrero 2015
D L M X J V S
« Dic   Mar »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728

A %d blogueros les gusta esto: