27
Nov
14

uruguay, rumbo al balotage

 

Con los pies en la tierra y la cabeza en las ideas

 

Por Esteban Valenti Periodista, escritor, militante político, director de Uypress y de Bitácora. Uruguay.

 

La izquierda uruguaya lleva 25 años gobernando Montevideo, 10 años el Uruguay y varias intendencias y ese ha sido sin duda nuestro centro de atención. Ha concentrado las mejores energías, fuerzas y esfuerzos de muchos cuadros. De la mayoría de nuestros cuadros dirigentes.

Esa gran inversión dio excelentes resultados, están a la vista y han sido valorados por la mayoría de los uruguayos a través de su pronunciamiento más importante: el voto. Nos han renovado su confianza el 26 de junio con poco menos del 50% de los votos a los partidos.

Tenemos mucho que sintetizar y que politizar, es decir que pasar a través del análisis político todo ese proceso de gobierno, ha sido una experiencia extraordinaria y muy valiosa. El poder da esas enormes posibilidades de trabajar en las transformaciones, de avanzar, de detenerse e incluso de errar y sobre todo de aprender, de ejercitar la crítica con nosotros mismos, pero también tiene sus trampas y sus retos. En este caso me voy a referir al peligro de ”administrarnos” de ”gestionarnos” demasiado. De que la administración y la gestión se devoren partes de nuestra alma de izquierda incluso de nuestros reflejos condicionados progresistas.

La gestión, la administración deben ser parte de la política, deben estar pensados, orientados, evaluados, elaborados desde la política. Y no me refiero a la política como lucha y ejercicio del poder, sino en otro plano, desde la estrategia, desde la ideología, desde la cultura política, desde las ideas.

Sin ideas que vayan por delante de las acciones, de la gestión, de la lucha política en algún momento entraremos en una crisis muy seria, en la peor de las crisis, una crisis de identidad. Eso está sucediendo hoy en muchos países, en especial en la cuna de la izquierda, en Europa.

Lo grave no son los avances de los sectores conservadores, incluso de la derecha xenófoba, sino la pérdida de identidad, de rumbo, de horizonte estratégico y de teoría de parte de la izquierda. Hay una pobreza ideal muy grande que está en la base de su crisis política.

Hace 25 años se cayó el Muro de Berlín, esas formas de socialismo ”real” aún con sus diferencias importantes entre sí (Unión Soviética y los países del CAME, Yugoslavia y Albania) ya no existe, el veredicto lo dieron esos pueblos y la historia. El socialismo ”real” en China, Viet Nam y

Cuba notoriamente está muy lejos de sus orígenes y están a la búsqueda, con más práctica y gestión que teoría. Corea del Norte es una aberración, me niego a llamarla socialismo con cualquier adjetivo.

Pero el capitalismo, o como más elegantemente se lo llama, la economía de mercado atraviesa una crisis muy severa. Crisis económica, financiera, social, moral y de ideas, se deja llevar por las corrientes pero tampoco ha tenido capacidad de dar respuestas teóricas, ideológicas a los nuevos y graves problemas de nuestro planeta. Hemos acumulado enormes tensiones que se expresan en una serie de guerras sangrientas, en el terrorismo integralista pero también estatal, en el narcotráfico como una de las grandes amenazas mundiales y en particular en A. Latina,  en las graves tensiones entre la vida humana en el planeta y el equilibrio con el medio ambiente cuya expresión más completa es el cambio climático, incluso la emergencia de nuevas enfermedades como el Ébola están tensionando a toda nuestra civilización y poniendo en evidencia nuestros límites, que no pueden ser resueltos con respuestas técnicas o por la magia del mercado.

Frente a esto hay una carencia de referentes, de elaboraciones ideales, de búsqueda inteligente y amplia de respuestas que da miedo, que va más allá de una simple preocupación.

No podemos encerrarnos en nuestro pequeño país a regar nuestras flores y nuestros cardos y esperar que pase el vendaval. No pasará por sí solo.

Somos relativamente pequeños, estamos en un rincón del mundo alejado de los grandes centros del poder y de la investigación en todos los planos, pero las ideas surgen en todos lados que las convocan, donde se atreven a buscarlas, a estudiarlas, a exponerlas a hacerlas circular. Y podemos hacer un aporte, más importante: estamos obligados a hacer esfuerzos para aportar a la creación de un clima intelectual y cultural donde surjan nuevas ideas, nuevas hipótesis, nuevas tesis.

Uruguay, la izquierda uruguaya, el progresismo uruguayo, la política uruguaya tienen prestigio, tienen respeto, pueden convocar y aportar a ese roce de ideas que necesitamos tanto o más que el pan.

Es posible que algunos consideren que a pocos días de definiciones políticas tan importantes este es un tema demasiado etéreo, demasiado abstracto. No, hoy no hay nada más concreto que renovar las ideas para avanzar en los hechos, en las prácticas, en las sociedades.

Si no queremos encallar en la administración mejorada del sistema, de lo que hay y según algunos habrá siempre, ni nos conformamos con recitar desde la impotencia consignas y críticas feroces en su apariencia pero armoniosas con las fuerzas de la conservación y la derecha, tenemos que arriesgar, tenemos que darle una gran importancia a la teoría, que no es solo academia, es además de academia, política, lucha, relación con la sociedad y con sus fuerzas en pugna.

La gestión colocada por encima de la política, es una ideología, profundamente conservadora y que llevada al extremo es darle a los gobiernos dimensiones de empresas y por lo tanto a su administración técnicas de empresa. Es la misma base sobre la que nos convocan a lo inmediato, a lo urgente, a lo diario y excluyen sistemáticamente la estrategia o más sutilmente reducen la estrategia a una simple proyección de la táctica y de la gestión. Eso también es profundamente ideológico.

Los tapones para cerrar los caminos al pensamiento crítico, a la confluencia entre los intelectuales, la academia, la investigación social y cultural con la política, en el marco de sus independencias pero de sus necesarias complementaciones e interacciones son múltiples y todos interesados, aunque muchas veces se presenten con vestimentas asexuadas. Tienen sexo y apetitos conservadores.

La lucha ideológica y cultural la necesitamos para la próxima etapa de cambios en el Uruguay y la necesitamos en América Latina para aprender y para enseñarnos entre sus muchos actores en los procesos transformadores. Sin modelos ni pretensiones de países o partidos guías.

La década ganada en América Latina no ha sido sintetizada, nos falta mucha teoría en proporción a todo lo que hicimos en la práctica, cambiando nuestros países y nuestras sociedades. Y hacia las nuevas etapas no podemos avanzar a tientas, reiterando rumbos. Para que la práctica no sea más de lo mismo, la teoría, las ideas no pueden ser más de lo mismo. Necesitamos avanzar en construir un relato de este proceso.

La relación entre las variables económicas y los cambios sociales es un enorme terreno en construcción, incluyendo los mecanismos de la redistribución más justa de la riqueza y las formas sociales de la producción y de la propiedad.

Las relaciones entre las estructuras económicas, productivas y las superestructuras culturales, ideales, jurídicas y el conocimiento y la información como la principal fuerza de las sociedades y de la producción cambió y está cambiando ante nuestros ojos. Muchas veces atónitos.

Las fuerzas económicas mundiales, los nuevos bloques y equilibrios político, comerciales, culturales.

Las grandes corrientes culturales e informativas en sus nuevas manifestaciones, su impacto en la democracia, en nuestras libertades, en nuestra identidad y en nuestras comarcas.

El narcotráfico como desafío civiliza torio, como expresión de una combinación de poderes muy peligrosa y que pocas veces se ha dado en la historia.

Son simplemente algunos de los temas que he considerado y sobre los que deberíamos trabajar con una visión lo más amplia posible.

Anuncios

0 Responses to “uruguay, rumbo al balotage”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


noviembre 2014
D L M X J V S
« Oct   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

A %d blogueros les gusta esto: