04
Ago
14

luis batlle berres

En 1966 Gestido llegó al gobierno apoyado por exsenadores de la 15

Fragmentación del Batllismo tras la muerte de Luis Batlle

 
 

escribe: Luis Casal Beck

La muerte de Batlle Berres (15/7/1964) provocó un lucha por su sucesión en su sector, Hubo internas en la lista 15, que ganó su hijo Jorge Batlle Ibañez. Se apartó Amílcar Vasconcellos, que era contrario a la reforma constitucional presidencialista que impulsaba Batlle Ibañez. Rompieron con la 15, varios legisladores (Segovia, Roballo, Flores Mora), que formaron un Frente Colorado de Unidad, con cuyo apoyo, el general Oscar Gestido, se impuso en las elecciones de 1966.

En 1958 los blancos llegaron al gobierno después de casi un siglo, imponiéndose por una diferencia de 120 mil votos a sus tradicionales rivales, los colorados (49,68 % contra el 37,70 %); en 1962, retuvieron sus posiciones de poder, pero por una diferencia de solo 24 mil sufragios (46,54 %; 44,51 %).

Todo hacía pensar que en las elecciones de 1966, el Partido Colorado cuyo líder más popular desde la segunda mitad de la década de 1940 era Luis Batlle Berres –el caudillo renovador, de la lista 15-, recuperaría el timón estatal.

Pero en julio de 1964, Batlle Berres, de 66 años, falleció inesperadamente a causa de un infarto al corazón. Estaba en plena batalla. Conducía la fracción más poderosa de su partido (dos Consejeros Nacionales, 8 senadores, 26 diputados, el control de varios gobiernos departamentales, como Montevideo); dirigía un diario (“Acción”), y una radio (“Ariel).

En su última comparecencia electoral (1962), la quince había conquistado 277.259 votos, distanciándose del batllismo catorcista (Unión Colorada y Batllista, Oscar Gestido, electo Consejero Nacional, con 167.085), y la recién creada lista 99 de Zelmar Michelini y Renán Rodríguez (76.510).

La muerte de Batlle Berres desató una disputa por su sucesión, en aquella agrupación tan importante, que finalmente fue zanjada en internas (29/XI/1965), de las que emergió triunfador el hijo mayor del caudillo colorado: el abogado Jorge Batlle Ibáñez, que era diputado por Montevideo desde 1959, y tenía una dilatada trayectoria en la redacción política de “Acción”.

El nuevo conductor, que fue apoyado por uno de los dos Consejeros de Gobierno de la 15 (Alberto Abdala), simpatizaba con “el viejo liberalismo económico”, como llegó a señalar años después (lo que lo distanciaba de su progenitor, y su política estatista, de fuerte dirigismo), y defendía con calor una reforma constitucional presidencialista (ver “La Nueva Constitución”, de Julio Ma Sanguinetti y Alvaro Pacheco Seré, Alfa, julio de 1971).

En las elecciones de 1966, se postuló por primera vez al gobierno. Tenía 39 años. Era muy locuaz y propositivo.

Su corriente se denominó “Unidad y Reforma”. En aquel comicio, resultaron electos senadores Abdala (que pasó a la vicepresidencia de la República, al morir Gestido en 1967), Héctor Grauert, Luis Hierro Gambardella, Alfredo Lepro, Eduardo Paz Aguirre, Carlos M Fleitas. La lista 15 por Montevideo, estuvo encabezada por Julio Ma Sanguinetti.

En la quince, la desaparición de Batlle Berres en julio de 1964 provocó crispaciones, fuertes luchas de poder, y realineamientos varios. El otro Consejero de Gobierno del sector, Amílcar Vasconcellos, el número dos al Consejo Nacional en 1962 (ver recuadro), un batllista de concepciones colegialistas, rompió con la 15 de Jorge Batlle, formando una agrupación nueva (lista 315) integrada por algunos notables del “batlleberrismo” (caso de Alberto Zubiría, presidente del gobierno colegiado en 1956), parlamentarios (Jorge Vila, etc), miembros de los gobiernos departamentales (Ponciano Torrado), y de otras corrientes batllistas (de la 14, de la 99, como el senador Renán Rodríguez, otro colegialista); y tuvo el apoyo del diario “El Día”, fundado por José Batlle y Ordóñez en 1886.

La quince, sufrió asimismo una escisión de varios legisladores, que si bien eran partidarios de una reforma constitucional que pusiera término al ciclo de los gobiernos colegiados iniciado en 1952, no reconocían la autoridad de Jorge Batlle.

Entre ellos se encontraban los senadores Glauco Segovia, Alba Roballo, Justino Carrera Sapriza, Teófilo Collazo; diputados de mucha gravitación (Manuel Flores Mora. Luis Riñón Perret, etc), y otros dirigentes.

Todos ellos, integraron un Frente Colorado de Unidad, que en las elecciones de 1966 respaldó la candidatura presidencial de Oscar Gestido. Fue con el apoyo electoral proporcionado por estos exlegisladores de la 15, que Gestido le ganó a Jorge Batlle, en aquella instancia comicial, y desplazó a esa corriente del gobierno de Montevideo (Segovia resultó electo Intendente de la capital del país).

Al núcleo central del “gestidismo” (Unión Colorada y Batllista, cuya lista al Senado encabezó Augusto Legnani, con 126.477 votos), se sumó este “frente” de los exparlamentarios de la 15, que aportó 135.472 votos (cuatro senadores electos, entre ellos Roballo y Flores Mora).

Gestido, un militar retirado con fama de administrador honesto (exjefe del Ejército, uno de los pioneros de la aviación militar, titular en Pluna y en AFE, Consejero de Gobierno entre 1963 y 1966, por la minoría), ofreció la candidatura a la vicepresidencia a varios dirigentes colorados importantes (Michelini, que prefirió encabezar su propia fórmula; el embajador Julio Lacarte Muro, que se inclinó por acompañar a Jorge Batlle), hasta que se decidió por el diputado por Montevideo, Jorge Pacheco Areco, alejado de la dirección de “El Día”, por considerar que una reforma constitucional presidencialista era imprescindible.

En una campaña signada por este tema (la “culpa” de la crisis y de la inoperancia del gobierno, era atribuida, en buena medida al régimen colegiado; y no al modo en que funcionaban los partidos políticos, muy fraccionalizados, sin autoridades centrales, ni propuestas reales de cambio; que seguían recurriendo a practicas clientelísticas), se desarrolló la movilización electoral de 1966.

El proyecto de reforma interpartidario (papelete naranja), se impuso ampliamente el 27 de noviembre. Triunfó el Partido Colorado, y dentro de él, la fórmula Gestido-Pacheco Areco (262.040 votos); en segundo lugar, se ubicó el bonomio Jorge Batlle-Lacarte Muró (215. 642). Los quincistas disidentes resultaron claves para consagrar la victoria de Gestido, que estaría pocos meses en el gobierno. Falleció en diciembre de 1967, dando inicio a otra historia con Jorge Pacheco Areco como gobernante..

Últimas elecciones en las que intervino Luis Batlle (25 de noviembre de 1962)

Partido Colorado: 521.231 votos

Lista 15 (Batlle Berres) 277.259
UCB (Oscar Gestido) 167.085
99 (Michelini-Rodríguez) 76.510

–Candidatos de la 15 al gobierno colegiado

Luis Batlle Berres
Amílcar Vasconcellos
Alberto Abdala
José Acquistapace
Julio Lacarte Muró
Enrique Rodríguez Fabregat

Consejeros Nacionales electos

Amílcar Vasconcellos y Alberto Abdala, al renunciar Batlle que
optó por integrar el Senado

Los legisladores del quincismo ( 8 senadores, 26 diputados)

Senado: Batlle Berres, Carlos Fischer, Héctor Grauert, Alba Roballo, Luis Tróccoli, Glauco Segovia, Justino Carrere Sapriza, Teófilo Collazo.,

Diputados por Montevideo: Luis Hierro Gambardella, Manuel Flores Mora, Angel Panizza Blanco, Jorge Vila, Jorge Batlle Ibáñez, Luis Riñón Perret, Fernando Elichirigoity, Elsa F. de Borges, Julio Ma Sanguinetti, Dora C. de Millor, Donato Cartolano.

Autoridades departamentales. La 15, logró el control de varios gobiernos municipales. El más importante fue el Montevideo. De los 7 miembros de su Concejo Departamental, cuatro pertenecían a la 15: Ledo Arroyo Torres (presidente del cuerpo), Fermín Sorhueta, Ponciano S. Torrado, Elías Crocci.

Fuente: Senado de la República. Elecciones Uruguayas de 1962, por Julio T Fabregat. 1964

Victoria de Jorge Batlle y fractura de la lista 15

“La herencia populista”

En julio de 1965 murió (Luis) Batlle Berres, desatándose en la “15” una dura lucha por el liderazgo, que enfrentó a los consejeros (de Gobierno) del sector: (Alberto) Abdala, y (Amilcar) Vasconcellos y al hijo del líder, el entonces diputado Jorge Batlle Ibañez.

Este logró imponer su hegemonía tras las elecciones internas (de la 15) de 1965, con el sector denominado “Unidad y Reforma” (al que adhirió Abdala), produciéndose sucesivos alejamientos de la matriz quincista: Amílcar Vasconcellos, Alberto Zubiria, Ponciano Torrado, Carlos Queraltó, entre otros, conformaron un agrupamiento identificado con la lista “315”; Glauco Segovia, Manuel Flores Mora, Alba Roballo, Justino Carrere Sapriza y Teófilo Collazo, integraron un “Frente Colorado de Unidad”.
Las elecciones de 1966 encontraron al Partido Colorado excesivamente fragmentado y con reagrupamientos internos que nuevamente barrieron los alineamientos tradicionales, liquidando viejas identificaciones ideológicas, aunque apuntando –débilmente-, a intentos de defensa de la ortodoxia batlista.
Se presentaron cinco fórmulas presidenciales.

La que se impuso en el lema, fue la conformada por Oscar Gestido y Jorge Pacheco Areco (exdirector de “El Día”, del que se alejó al adherir al reformismo presidencialista; aceptó la postulación vicepresidencial luego de sucesivas negativas a integrar la formula gestidista de Zelmar Michelini, Héctor Luisi, y Julio Lacarte Muro), sustentada por la “Unión Colorada y Batllista” y el “Frente Colorado de Unidad” (conformado por los senadores ex quincistas), y que obtuvo 262.040 votos.

Le siguió en fuerza electoral la fórmula Jorge Batlle Ibáñez-Julio Lacarte Muró, levantada por “Unidad y Reforma”, que logró 215. 642 votos. En tercer término se ubicó la fórmula Amílcar Vasconcellos-Renán Rodríguez, articulada sobre la base de elementos de la “15” (Vasconcellos, Zubiría, Mastalli, Queraltó, Vila, Torrado), de la “99” (Renán Rodriguez), y de la “14” (Orestes Lanza, Bautista López Toledo); contó con el apoyo de “El Día” en virtud de su definición colegialista y su rechazo al proyecto de reforma(presidencialista) “naranja”, y logró 77.476 votos.

En cuarto lugar, estuvo la fórmula Zelmar Michelini-Aquiles Lanza, sustentada por la “99”, deteriorada electoralmente (solo alcanzó 48.022 votos), como consecuencia del alejamiento de algunas de sus figuras relevantes (Renán Rodriguez, Delfos Roche, entre otros), contrarias a la definición presidencialista del sector.

Por último, un reducido núcleo, también opuesto al reformismo anticolegialista, levantó la fórmula Justino Jiménez de Aréchaga-Nilo Berchesi, obteniendo apenas 4.064 votos (…)

Evaluando los resultados electorales, Vasconcellos emitió un juicio que si pudo parecer arriesgado en su momento, resultó confirmado por los acontecimientos posteriores: “fue un triunfo del Partido Colorado, pero una derrota del Batllismo”.

(“El Uruguay de Nuestro Tiempo 1958-1983, los partidos políticos”, Carlos Zubillaga, Romeo Pérez Antón. Centro Latinoamericano de Economía Humana (CLAEH), con los auspicios del Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales,CLACSO, 1983)

Anuncios

0 Responses to “luis batlle berres”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


agosto 2014
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: