07
Dic
13

Brasil … Joa Goulart

”Jango” Goulart en el recuerdo

escribe: Niko Schvarz / periodista

Días pasados (precisamente el jueves 14 de noviembre), Brasil tributó honores póstumos de jefe de Estado al ex presidente Joâo ( Jango ) Goulart, depuesto por el golpe de Estado militar del 31 de marzo de 1964 y cuyo cuerpo fue exhumado el día anterior en el cementerio de su ciudad natal de Sâo Borja, en Río Grande do Sul, para investigar si fue envenenado en 1976 en Argentina, en el marco del Plan Cóndor de represión militar en el Cono Sur.

La presidenta brasileña Dilma Rousseff, que sufrió cárcel y tortura bajo la dictadura militar iniciada aquel año 1964 y extendida hasta 1985, declaró al respecto: Hoy es un día de encuentro de Brasil con su historia. Esta ceremonia es una afirmación de nuestra democracia .

Dicha ceremonia se efectuó en la base aérea de Brasilia, a la que llegó la presidenta junto con la viuda del ex mandatario, María Tereza Goulart. También acudieron los ex presidentes José Sarney, Fernando Collor de Mello y Luiz Inácio Lula da Silva. Cubierto con una bandera brasileña, el féretro con los restos de Goulart llegó en avión militar a Brasilia desde Sâo Borja, cerca de la frontera con Argentina, acompañado también por el ministro de Justicia, José Eduardo Cardozo. En la exhumación e investigación participan técnicos brasileños, argentinos, uruguayos,  cubanos y de la Cruz Roja Internacional, así como el médico Joâo Marcelo Goulart,  nieto del ex presidente. En la investigación intervendrá también el perito cubano Jorge Caridad González, que participó en la exhumación del cadáver del Che Guevara.

El retorno del presidente Joâo Goulart a Brasilia es una victoria de la legalidad, la democracia y el pueblo brasileño , afirmó la Comisión de la Verdad, que investiga los crímenes de la dictadura y que apoya la investigación de las causas de la muerte del ex mandatario. Por su parte, la ministra de Derechos Humanos María do Rosario Nunes declaró: Es un deber del Estado brasileño esclarecer las circunstancias de la muerte del presidente Joâo Goulart . La ministra recordó que el ex gobernante estuvo vigilado cada día de los 14 años que vivió desterrado (en Uruguay y en Argentina) luego del golpe de Estado y resumió: Estamos exhumando al Plan Cóndor .  En estas actuaciones participó también el gobernador del estado de Río Grande do Sul, Tarso Genro, que en los días previos fue huésped de nuestro país.

La exhumación fue un pedido de los familiares, que venían reclamando que se investigaran las circunstancias de la muerte de Goulart en la localidad de Mercedes, provincia de Corrientes, Argentina, el 6 de diciembre de 1976. La versión oficial es que se trató de un ataque cardíaco, pero el cuerpo nunca fue sometido a una autopsia. Ahora se realizarán en Brasilia las investigaciones para tratar de determinar las causas reales de su muerte.

Aquí cabe recordar un dato fundamental: en el año 2006, el agente de inteligencia uruguayo Mario Neira, detenido en Brasil por un tráfico de armas, declaró que Goulart murió envenenado por agentes uruguayos al servicio de la dictadura brasileña.
Un diario argentino estima, por su parte, que la resucitación de Goulart actualiza la indagación acerca de la colaboración de la CIA y el Departamento de Estado en su derrocamiento y, supuestamente, en el complot para asesinar, mediante la adulteración de  sus medicamentos, al presidente depuesto . Cita al respecto la trama de agentes de la represión disimulados en la embajada brasileña en Buenos Aires, que entre 1975 y 1976 parece haber sido una base de operaciones ilegales . Todo ello en los marcos del Plan Cóndor de represión en el Cono Sur.

Hasta aquí la información, que me suscitó una oleada de recuerdos muy vivos, en dos etapas. La primera, vinculada al golpe de Estado que derrocó a Goulart, y la segunda, más próxima a su deceso, a fines de 1976, o sea, medio años después de los asesinatos de Zelmar Michelini y Héctor Gutiérrez Ruiz en Buenos Aires. Ya veremos como se vinculan estos hechos.

El golpe de Estado brasileño del 31 de marzo de 1964 fue el preámbulo de los golpes de Estado, casi simultáneos, en Uruguay (27 de junio de 1973) y Chile (11 de setiembre del mismo año). En todos ellos estuvo la mano de la CIA y del imperialismo norteamericano, y en ese sentido el inaugural golpe brasileño ofrece un dato altamente significativo: el golpe de Estado fue anunciado por el entonces presidente Lyndon B. Johnson antes de que se produjera. Johnson llegó a la presidencia tras el asesinato del presidente John F. Kennedy en 1963 (de paso sea dicho, se acaba de revelar hasta que punto la mafia cubana de Miami estuvo metida hasta el cuello en el asesinato) y después se hizo reelegir. Ese día final de marzo de 1964 anunció desde la Casa Blanca la caída del gobierno de Goulart cuando ésta aún no se había producido. En la gestación del golpe había participado directamente la CIA y el embajador de EEUU en Brasil, Lincoln Gordon. A tal punto, que inscripciones en las calles de grandes ciudades brasileñas aquel día proclamaban, como denuncia: Lincoln Gordon al poder , directamente y sin intermediarios.

Ese mismo día, EL POPULAR me envía a cubrir los hechos a Brasil. Llego a Río Branco, departamento de Cerro Largo, en la frontera, cruzo a Jaguarâo, del lado brasileño. Se hablaba de movimientos de resistencia, pero en ese momento no pasó nada, el golpe se había consumado y Goulart se exilió. Ese domingo lo fuimos a entrevistar a Solymar, a la entrada de una residencia veraniega que le había ofrecido refugio. En primera fila entre quienes lo entrevistamos estábamos Carlos María Gutiérrez, de Marcha, Juan José López Silveira (un coronel del ejército uruguayo que participó en el frente de la guerra de España y escribió una notable contratapa sobre la derrota republicana y el pasaje por los Pirineos) y yo. Así aparecimos en la tapa de la revista Time de esa semana frente a Goulart, que denunció el golpe y proclamó la resistencia.

Goulart había llegado a la presidencia después de la renuncia de Janio Quadros, motivada ésta por el rechazo de los mandos militares al recibimiento que le brindó al Che Guevara después de su participación en la reunión del CIES en Punta del Este en agosto de 1961. En esa compleja circunstancia, Goulart asumió la presidencia, contando con la ayuda del gobernador del estado de Río Grande do Sul, Leonel Brizola. Siendo vicepresidente, Goulart debió retornar a marchas forzadas desde Extremo Oriente, pasó por el aeropuerto de Carrasco hasta ser recibido en triunfo en el Palacio Piratiní de Porto Alegre, sede del gobierno estadual, y volar unos días después para tomar posse de la presidencia en Brasilia. En otras ocasiones he narrado estos episodios en que me tocó estar presente, desde el Palacio Piratiní y en contacto con Brizola, que se renovó en los posteriores años del exilio. En su breve mandato presidencial, Goulart adoptó medidas progresistas de reforma agraria y de defensa de la soberanía nacional. Pero los militares, con el apoyo de EEUU, desde el día mismo de su asunción comenzaron a montar el golpe que lo derribó e inauguró el extenso ciclo de la dictadura militar, hasta 1984. Al comienzo de ese período, Goulart estuvo exiliado, primero en Uruguay, y luego la mayor parte del tiempo en la Argentina.

Fue en ese lapso que lo vi en Buenos Aires, unos meses antes de su muerte (probablemente, su asesinato, como ahora se trata de establecer). Estaba en el Hotel Liberty, de Corrientes casi Florida, el mismo en que se alojaba Zelmar Michelini y donde lo vinieron a buscar para asesinarlo en la noche del 18 de mayo de 1976, después de haber secuestrado a Héctor Gutiérrez Ruiz.  Alguna vez, antes de esa fecha trágica, en que pasé a visitar a Zelmar en el hotel, saludé a Goulart, que atendía algunos visitantes brasileños en la planta baja, cerca de la entrada.  Tengo entendido que pasó mucho tiempo en sus campos en la provincia de Corrientes, donde encontró la muerte seis meses después. Sus familiares creen que fue envenenado, y hay muchas presunciones concurrentes en ese sentido. Ahora esperamos que pueda conocerse  la verdad.

 

Anuncios

0 Responses to “Brasil … Joa Goulart”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


diciembre 2013
D L M X J V S
« Nov   Ene »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

A %d blogueros les gusta esto: