28
Nov
13

eeuu … ¿el fin de su solvencia ?

Adictos al apocalipsis

 

escribe: Paul Krugman  / profesor de Economía en Princeton y premio Nobel de 2008.

 
Shinzo Abe ha impulsado medidas de estímulo económico pese a la elevada deuda pública.

Hubo un tiempo en que si uno andaba por ahí gritando el fin está cerca le tildaban de chiflado, alguien a quien no se podía tomar en serio. Hoy día, sin embargo, todas las personas de bien van por ahí advirtiendo del desastre que se avecina. De hecho, uno tiene prácticamente que sumarse a las fantasías del apocalipsis fiscal para que lo consideren respetable.

Y quiero decir fantasías. Washington se ha pasado más de tres años aterrorizado por una crisis de la deuda que sigue sin producirse y que, en realidad, no puede ocurrir en un país como Estados Unidos, que tiene su propia moneda y adquiere sus préstamos en esa moneda. Pero los pájaros de mal agüero no dan su brazo a torcer.

Fíjense, por ejemplo, en Stanley Druckenmiller, el inversor multimillonario, que hace poco causó un revuelo con sus advertencias sobre la carga que representan nuestros programas de ayuda social. (¡No me diga! ¿Cómo es que a nadie más se le ha ocurrido usar ese argumento?). Podría haber hablado de los problemas a los que tal vez nos enfrentemos dentro de una o dos décadas. Pero no. Parece sentirse en la obligación de advertirnos sobre la inminente amenaza de una crisis financiera peor que la de 2008.
O piensen en la organización Fix the Debt [Arreglen la Deuda], siempre gruñendo por el déficit, dirigida por los omnipresentes Alan Simpson y Erskine Bowles.

Supongo que era de prever que Fix the Debt respondiese al último pacto presupuestario con un comunicado de prensa que intentase centrar la atención en su tema preferido. Pero la organización no se ha contentado con afirmar que los problemas presupuestarios a largo plazo de Estados Unidos siguen sin resolverse, cosa que es cierta. Tenía que advertir de que seguir posponiendo el momento de hacer frente a nuestra deuda es dejar que siga ardiendo un fuego que podría descontrolarse en cualquier momento .

Como ya he indicado, hay dos cosas llamativas en esta especie de catastrofismo. Una es que los catastrofistas no se han replanteado sus premisas a pesar de haberse equivocado una y otra vez (quizá porque los medios de comunicación siguen tratándolos con inmenso respeto). La otra es que, por lo que yo sé, nadie, y subrayo lo de nadie, del universo del apocalipsis inminente ha intentado explicar cómo tendría lugar exactamente el desastre que pronostican.

Respecto a los gritos de que viene el lobo , en cierto sentido resulta realmente asombroso darse cuenta de la cantidad de tiempo que llevan las advertencias sobre un desastre inminente llenando las ondas y las páginas de opinión. Por ejemplo, acabo de releer un artículo de opinión de Alan Greenspan en The Wall Street Journal advirtiendo de que nuestro déficit presupuestario haría que se disparasen la inflación y los tipos de interés. ¿Qué pasa con la realidad de la baja inflación y los tipos de interés bajos? Eso, afirma él en su artículo, es lamentable, porque está fomentando una sensación de complacencia .

Resulta curiosa la facilidad con la que personas que normalmente se inclinan ante la sabiduría de los mercados afirman que los mercados se equivocan por completo cuando no se dejan llevar por el pánico del modo en que supuestamente deberían hacerlo. Pero lo verdaderamente llamativo de este ejemplo es la fecha: el artículo de Greenspan se publicó en junio de 2010, hace casi tres años y medio (y tanto la inflación como los tipos de interés siguen siendo bajos).

¿Y se ha replanteado su opinión el antiguo maestro tras haber estado tan equivocado durante tanto tiempo? Ni lo más mínimo. Su nuevo (y bastante malo) libro afirma: La tendencia hacia un gasto deficitario sin restricciones es nuestro principal problema interno .

Mientras tanto, en relación con esa crisis de la deuda a menudo profetizada y que nunca llega, en una declaración ante el Senado hace más de dos años y medio, Bowles advertía de que probablemente nos íbamos a enfrentar a una crisis fiscal unos dos años después e instaba a quienes le escuchaban a detenerse un minuto a pensar en lo que pasaría si los banqueros de Asia dejasen de comprar nuestra deuda. ¿Pero han intentado verdaderamente él o alguno de los suyos pensar detenidamente en lo que pasaría? No, en realidad no. Simplemente dan por hecho que los tipos de interés se dispararán y habrá una debacle económica, cuando la teoría y las pruebas indican que no es así.
¿No me creen? Fíjense en Japón, un país que, como Estados Unidos, tiene su propia moneda y adquiere sus préstamos en esa moneda, y que, en relación con el PIB, tiene una deuda mucho más alta que la nuestra.

Desde que llegó al cargo, el primer ministro Shinzo Abe ha maquinado, de hecho, exactamente la clase de pérdida de confianza que temen quienes se preocupan por la deuda; es decir, ha convencido a los inversores de que la deflación ha acabado y la inflación está a la vuelta de la esquina, lo que hace menos atractivos los bonos japoneses. Y los efectos en la economía japonesa han sido todos positivos. Los tipos de interés siguen bajos porque la gente espera que el Banco de Japón (el equivalente a la Reserva Federal) los mantenga bajos; el yen ha caído, lo cual es bueno porque hace que las exportaciones japonesas sean más competitivas. Y el crecimiento económico japonés, de hecho, se ha acelerado.

¿Por qué, entonces, deberíamos temer un apocalipsis de la deuda en EE UU? Se podría pensar que seguramente alguien de la comunidad del apocalipsis de la deuda habrá ofrecido una explicación clara. Pero no ha sido así.
De modo que la próxima vez que vean a algún hombre trajeado y de aspecto serio afirmar que estamos al borde del precipicio de la catástrofe fiscal, no se asusten. Él y sus amigos se han equivocado en todo hasta la fecha y, literalmente, no tienen ni idea de lo que dicen.

 

Anuncios

0 Responses to “eeuu … ¿el fin de su solvencia ?”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


noviembre 2013
D L M X J V S
« Oct   Dic »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

A %d blogueros les gusta esto: