07
Oct
13

Uruguay … y la discriminación

Discriminación y delitos de odio

 

El 19 de abril de 1943, se produjo el levantamiento del gueto de Varsovia, hecho del cual se cumplieron 70 años. Hoy (ocurrió el día 10/set.) a mediodía tendrá lugar un acto con motivo de designar el 19 de abril como el “Día de Lucha contra la Discriminación y Delitos de Odio”.

A diferencia de lo que han sostenido los líderes de nuestros partidos tradicionales exhortando a dar vuelta la página, a no tener ojos en la nuca y a olvidar, la comunidad judía se ha ocupado de mantener viva la memoria del horror que hubieron de padecer millones de judíos víctimas de la barbarie nazi.

Memoria, verdad y justicia fue la consigna que permitió conocer lo ocurrido y someter a los terroristas de estado a los tribunales. También es de destacar que esa búsqueda de criminales no se detuvo nunca desde hace casi 70 años, y que a ningún juez se le ocurrió sostener la tesis de la prescripción de los crímenes de lesa humanidad cometidos al amparo del terrorismo de estado.

Pero en fin, más allá de estas inevitables comparaciones, lo que cuenta es que desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, la Humanidad ha venido incorporando y haciendo suyos ciertos valores que están en la esencia de lo que debe ser el comportamiento de los seres humanos en un mundo civilizado.

La discriminación bajo todas sus formas y el odio hacia el diferente son considerados actualmente formas de pensar y de actuar reñidas con las más elementales normas de convivencia.

Digamos, en primer lugar, que el racismo campea en todo el orbe. En todas las latitudes es posible observar comportamientos discriminatorios hacia las minorías raciales o étnicas, así como hechos de discriminación en razón de características físicas, de credos religiosos, de ideología o de opción sexual. Nuestro país no es una excepción, a pesar de la imagen edulcorada que se pretende dar de la sociedad.

Con todo, debemos admitir que ha habido una lenta evolución positiva debida a factores de diversa índole, entre los que corresponde destacar las políticas de estado tendientes a combatir la discriminación bajo todas sus formas, y sobre todo la militancia tenaz de las minorías organizadas en su lucha por la equidad. En este sentido, es preciso destacar las importantes incorporaciones al código civil, uno de cuyos ejemplos más notorios es el matrimonio igualitario.

Sin embargo, ese cambio en los comportamientos no quiere decir que se haya erradicado de la mentalidad media uruguaya todo resabio de racismo o de homofobia; lo que ha ocurrido, más bien, es la toma de conciencia de que la discriminación en general, -y el racismo y la homofobia en particular- son actitudes políticamente incorrectas.

La intolerancia está en la base de las conductas discriminatorias que se manifiestan en varios ámbitos. Y esa discriminación se compone de desprecio y de la certeza de que el diferente es inferior.

La lucha contra la discriminación y contra los delitos de odio debe ser permanente y no debe limitarse a una fecha fija en el almanaque.

Nota: diario La Repúbica de Uruguay

Anuncios

0 Responses to “Uruguay … y la discriminación”



  1. Dejar un comentario

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: