11
jul
11

la constitución de uruguay (reforma)

La reforma constitucional en el tapete

 

En su breve suplencia presidencial, la senadora Lucía Topolansky volvió a poner sobre la mesa el tema de la reforma constitucional. Muchos han respondido con inusitada presteza rechazando la idea de la primera dama con el argumento de que el país enfrenta otros desafíos y tiene otras prioridades sin duda más urgentes, y que, por tanto, no se debe distraer ni desviar la atención de los problemas que nos acucian.

Sin que ello signifique soslayar o minimizar los desafíos que el país tiene por delante, entendemos que los uruguayos debemos analizar el asunto con detenimiento pues la reforma de la Carta actual es ya, a esta altura, una asignatura pendiente.

Recuérdese, sin ir más lejos, que entre los acuerdos signados en el Club Naval en 1984, figuraba el compromiso de convocar a una Asamblea Constituyente con el cometido de reformar la carta de 1967; por un acuerdo interpartidario posterior, esa disposición no se cumplió con lo cual la anunciada y deseada reforma se vio una vez más postergada.

La Constitución vigente ha cumplido 44 años de vida, con la excepción de los doce años de gobierno de facto durante los cuales no rigió, y con la incorporación de “mini-reformas” posteriores.

Una de dichas enmiendas implicó nada menos que una modificación sustancial de sistema electoral al incorporar las elecciones internas, el candidato único por lema a la Presidencia, el balotaje y la separación en el tiempo de las elecciones departamentales de las nacionales. Todo el resto de la ingeniería, todo el andamiaje institucional, se mantiene intacto desde 1967.

Cuando el régimen cívico-militar intentó institucionalizarse y convocó al electorado a aprobar el texto redactado por los ideólogos de la barbarie, el pueblo rechazó el engendro con lo que manifestó su apego a la carta pisoteada por los gorilas y sus cómplices civiles colaboracionistas.

Ahora bien, bueno es recordar que la Constitución vigente, la aprobada por el cuerpo electoral en noviembre de 1966 y que entró en vigor en 1967, surgió de un pacto entre los dos partidos tradicionales con el nombre de “Reforma Naranja”. Téngase presente, además, que aquel texto sometido a plebiscito fue ácidamente criticado por la izquierda por considerarlo autoritario y antidemocrático; es más: durante la campaña electoral de 1966, la flamante CNT había empapelado el país con un afiche que llamaba a no votar la reforma proyectada.

Los especialistas consideraban que el nuevo texto otorgaba poderes excesivos al presidente, entre ellos el de vetar leyes y el requisito de mayorías especiales para levantar el veto presidencial; también fue muy cuestionada la potestad que se da al Poder Ejecutivo de disolver las cámaras bajo determinadas circunstancias. Y al margen de estas cuestiones, con el paso del tiempo y la experiencia de su aplicación práctica, la Constitución actual exhibe fallas y carencias que es preciso analizar a fondo y corregir.

Pero más allá de todo esto, sería más que saludable que la sociedad discutiera a fondo otras cuestiones no menores que tienen que ver con el ordenamiento constitucional. Concretamente, evaluar si es pertinente que el país cuente con un Poder Legislativo bicameral o si sería deseable un sistema unicameral, ya que no hay justificación visible para tener dos cámaras legislativas cuyos miembros no tienen diferencias notorias entre sí.

Bienvenida, pues, la propuesta de la senadora Topolansky.

About these ads

0 Responses to “la constitución de uruguay (reforma)”



  1. Dejar un comentario

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: