Archive Page 2

09
jul
14

uruguay … lacalle pou, el neoliberal detrás

OPINIÓN

De Posadas, Bordaberry, la derecha combativa…

escribe;:Luis Casal Beck

 

“A (Pedro) Bordaberry se le complicó la estrategia. Ahora se le cierra el andarivel de la derecha. Probablemente ahora buscará ser el más opositor de los opositores”, acaba de señalar en una columna publicada en el diario “El País” de Montevideo el siempre polémico Ignacio de Posadas, al formular sus primeras reflexiones sobre los resultados de las internas de los partidos políticos del domingo 1 de junio.

De Posadas, nacido en 1944, es un belicoso defensor de las concepciones económicas neoliberales, que ocupó el ministerio de Economía y Finanzas durante parte de la gestión presidencial del derechista Luis Lacalle de Herrera (1990-1993), y un escaño de senador por el herrerismo en dos períodos (1990-1992; 1995-1997).

La opinión de este abogado, que dio clases de Ciencia Política en la Universidad Católica del Uruguay, y hasta publicó un manual de esta disciplina, de 506 páginas (2002), siempre ha sido indicativa sobre el modo en que concibe la realidad esa derecha liberal, de posiciones mas extremas.

El herrerista de Posadas, exaltado ante el triunfo en las primarias de su partido de Luis Lacalle Pou, a quien apoyó en la lista 71 de Montevideo (lugar 10; el noveno candidato era Lacalle de Herrera), expresa que el votante conservador, tiene ya el “andarivel” definido, y que Bordaberry, -que pensaba que ganaría Jorge Larrañaga-, ahora debe redimensionar todo su encuadre estratégico. Máxime, con lo que pudo verificar la empresa Equipos: que el 1 de junio existió un trasiego nada menor de votantes colorados que, a último momento, apostaron por la alternativa lacallista. En octubre, esto adquiriría otra masividad..

Lo que no dice De Posadas, es que Lacalle Pou y Bordaberry tienen, en sustancia, la misma matriz ideológica, responden a similares intereses sociales y económicos, procuran restaurar un modelo de organización de la vida social y de la cultura, vigente hasta marzo de 2005, que ya fue. En un hipotético gobierno de coalición de blancos y de colorados, ambos, serían consecuentes con ese mundo en el que nacieron y se criaron; con esa realidad, glamorosa, que el pueblo trabajador ve, por televisión.

07
jul
14

niños sirios … uruguay

Sirios: hijos de la guerra

En setiembre estarán en nuestro país los niños sirios, hijos de la guerra. Su presencia es fruto de una iniciativa del presidente José Mujica, que por cierto es polémica pero cargada de un humanismo profundo que no será fácil de entender por amplios sectores de nuestra población.

A la vez se puede discutir si la apertura de nuestra sociedad hacia esos infantes es conveniente que se haga a un mes de las elecciones nacionales, donde los factores culturales tienen fuerte influencia.

Es que si bien nuestra sociedad es abierta a las distintas expresiones universales, siempre hay algún espacio por donde se puede colar el racismo. Por ello el gobierno de izquierda tendrá que actuar con serenidad, pero también con un discurso lo suficientemente democrático y humano, para que sea patrimonio del conjunto de los uruguayos.

En este sentido el Poder Ejecutivo ha actuado con certeza al nombrar al secretario de Derechos Humanos de la Presidencia, Javier Miranda, como el encargado del operativo solidario.

La única condición que impone Uruguay es que en el grupo familiar haya una persona con capacidad de trabajo. El funcionario aclaró que el gobierno maneja un concepto de familia “ampliada” ya que se entiende que “en esas comunidades es habitual un referente masculino como tío, un hermano mayor, o un cuñado y no es usual la clásica familia de padre y madre”. Advirtió que es muy probable que “vengan niños con vínculos familiares que no necesariamente tengan filiación directa”.

En un lapso de 6 a 8 semanas, los reasentados sirios se alojarán en el hogar Marista San José. Posteriormente se los ubicará en lugares fijos y el Estado uruguayo se hará cargo de todo lo demás que se requiere para la inserción de estas personas en el país.

Por lo pronto, los ministerios de Trabajo y de Desarrollo Social tendrán una directa participación en cuanto al proceso de readecuación.

Los reasentados sirios gozarán de todos los derechos que tiene cualquier habitante del país; no tendrán los derechos políticos aunque en el futuro podrán gestionar la ciudadanía legal.

No será una tarea sencilla dar cobijo a estos niños, por ello es fundamental la educación sobre esta temática de la niñez residente en Uruguay, así como de los propios refugiados.

Hoy viven en nuestro país decenas de adultos que en la década del 70 fueron niños refugiados en distintos puntos del planeta, que tienen una rica experiencia para compartir, aunque no sean hijos de la guerra. Creemos que a ellos también hay que tenerlos en cuenta.

06
jul
14

fondos buitres … ¿ quiénes son ?

Los fondos buitre

escribe: Ugo Codevilla

Lo que vive la nación Argentina bien puede servir de ejemplo de algo largamente esperado, la hora de dar marcha atrás a mucho de lo realizado por administraciones como la de Saúl Menem a fin de impulsar el tristemente célebre Consenso de Washington.

Sorprende (no a todos) el fallo de la Suprema Corte de Nueva York. Lo desquiciante es la aprobación de múltiples gobiernos, entre ellos el argentino, en ceder soberanía y posibilitar que conflictos de ese tipo quedaran bajo la férula de cortes extranjeras (una lindura de Martínez de Hoz). Hoy hablamos de los fondos buitre, pero no hace mucho una corte estadounidense echó por tierra lo litigado en Ecuador en contra de Chevron por incumplimiento de pago en las multas recibidas por contaminación en la Amazonia de ese país. En el caso comentado, la corte norteamericana se puso por encima de la ecuatoriana, favoreciendo a la transnacional en un conflicto ocurrido en Sudamérica.

Aceptar la economía casino por parte de la administración pública y dejar todo como estaba antes de asumir la máxima magistratura por parte de los gobiernos de izquierda, desemboca en este tipo de desatinos trágicos, cuando tenemos a una nación que se ve confrontada a unos cuantos buitres y al gobierno norteamericano, en total acuerdo con la especulación que asfixia a la economía mundial. Por más que Obama muestre un rostro empático, en ese país se gobierna de acuerdo a los intereses del uno por ciento.

He ahí el cóctel letal. El descomunal abuso de los especuladores respaldados por la fuerza punitiva norteamericana. Si no fuese así, no se entiende cómo la fragata Libertad fue detenida a modo de embargo en un puerto en Ghana. Una manera de presión que apunta al uso de toda la fuerza de que dispone el gobierno de Estados Unidos con tal de hacer cumplir el pronto pago. En el siglo XIX los conflictos relacionados con la deuda contraída por países como Argentina, ocasionaron sangrientas invasiones, con el objetivo de controlar las aduanas y así asegurarse el abono, seguido de cómodo saqueo.

Dictaminar a favor de la especulación es un acto político no únicamente jurídico. La corte se esconde detrás de la razón instrumental: el que debe paga. Tal resolución beneficia a los acreedores, resultando una manera poco sutil de convalidar las modalidades opacas que posibilitaron el nivel brutal de concentración de riqueza.

También, una manera poco sutil de desestabilizar a un gobierno y a un país que en incontables oportunidades se contrapuso a políticas globales impulsadas por Washington, las que iban en detrimento de países del Tercer Mundo y en especial de la Región.

Muchas veces, el hombre de a pie desconoce el turbio mundo de las finanzas. Lo hoy vivido por Argentina es un claro ejemplo de su ejercicio. Los especuladores compraron bonos de deuda caída en impago (default) y por ello, chatarra, pagando en el 2001 algo así como 48 millones de dólares y pretendiendo cobrar el total del valor que hoy asciende a 1.300 millones de billetes verdes, reflejo de la megacorrupción patrocinada por Domingo Cavallo.

No es un caso aislado; existe una ley que impulsa el gobierno estadounidense más nefasta aún. En su letra explica que deben respetarse los beneficios de las grandes empresas por sobre cualquier legislación posterior a esa insidiosa ley. Si Uruguay legisla a favor de la salud pública llevando a cabo una campaña en contra del consumo de tabaco, la tabacalera tiene derecho a exigir el pago de las ganancias caídas por dicha campaña. Y si no lo hace, el gobierno norteamericano presionará de forma dura a fin de respetar los “derechos” de la empresa. Este es el mundo “moderno” edificado desde los días de Reagan; uno donde reina el gran capital, especialmente el financiero altamente especulativo.

Es en días aciagos como estos cuando grupos como el G77 deben decir basta “y echarse a andar”. Pero todos estamos ciertos en algo incontrovertible: los discursos edulcorados no construyen realidades

04
jul
14

Uruguay … recursos naturales

Militarizar para extraer

Gustavo Gonzalez 

La extracción de los recursos naturales de nuestros pueblos es el gran objetivo estratégico que tienen las empresas multinacionales a lo largo y ancho de nuestros territorios. Sabido es que Latinoamérica cuenta en sus tierras con la mayoría de los recursos naturales de alto valor para la existencia del conjunto de la humanidad.

Las distintas multinacionales delinean sus intervenciones con una cantidad de recursos de todo tipo, a los efectos de poder primeramente penetrar en los países con grandes prerrogativas, de modo que el negocio sea totalmente beneficioso para sus arcas.

Obviamente que utilizan todo tipo de métodos a los efectos de conseguir el objetivo; el primero de ellos es lograr el acuerdo de los gobiernos de turno para comenzar la tarea. Allí los métodos son variados, desde la aprobación de leyes que les permitan extraer sin inconvenientes de ningún tipo, la cooptación de dirigentes de las zonas que les interesan, y el acuerdo con las fuerzas represivas en caso de que exista resistencia de las poblaciones afectadas. De esta forma establecen una verdadera guerra por el botín, donde quedan de lado la independencia y soberanía nacional en la mayoría de los casos.

Esto no les sería tan fácil si desde los gobiernos existiera una postura distinta a la que hoy la inmensa mayoría de los gobiernos están llevando adelante, porque no nos llevemos a engaño, hoy el capital extractivista está saqueando nuestro Continente.

Para el engaño nos siguen vendiendo “espejitos”, solo que ahora lo adornan con temas tales como que nos darán muchos puestos de trabajo, que no contaminarán el medio ambiente, que compartiremos las ganancias y que el país y nuestra gente se verá altamente beneficiado.

En particular uno de los países donde este plan se lleva en regla es Guatemala, pero allí han encontrado una resistencia muy importante sobre todo de los pueblos originarios y el campesinado. Durante los meses de mayo y junio prácticamente se han militarizado todas las zonas de conflicto. En Guatemala todo se les permite a las multinacionales, minería a cielo abierto, hidroeléctricas, monocultivo, minería de cemento, proyectos petrolíferos; como se ve, el menú de opciones es muy variado y completo.

Los capitales que operan son también variados, canadienses, chinos, españoles, rusos, yankees, finlandeses, franceses, en definitiva el nuevo mundo de “desarrollo”. El gobierno de Otto Pérez Molina militariza criminalizando la protesta de todas las comunidades del interior del país que ofrezcan resistencia a la intervención multinacional. Agentes privados de las propias empresas, cual verdaderos sicarios, coordinan con las fuerzas del Ejército guatemalteco, para que el plan se cumpla sin dificultades.

Ya no usan carabelas, pero nos siguen vendiendo espejitos bastante más sofisticados y tan útiles para sus intereses como los de España durante la colonización.

02
jul
14

frente amplio

Las barbas de la izquierda y la derecha remasterizada

 

 

Desde siempre he sostenido junto con otros compañeros que el pueblo no empieza y termina con el pueblo frenteamplista o el que optó por el Frente Amplio. Tenemos un pueblo mucho más extenso y vasto, un pueblo también lleno de gente humilde y trabajadora, de gente honrada y que también desea el mejor presente y futuro para el país. Ese pueblo que nos sigue esperando, pues aún no nos comprendió, que no logramos convencer pero que sí nos respeta más ahora pues nos conoce, aunque discrepe.

Ese pueblo aún nos espera para que lo abracemos; aún se trata de un amor no correspondido, no por falta de amor sino de enamoramiento.

A ese pueblo hay que convencerlo. Se logrará sin voluntarismos y no por el “porque sí”, habrá que argumentar y mucho y en todos los asuntos necesarios y con las mejores argumentaciones e ideas, con respeto a la otredad y asimilando las diferencias. Sin verdades reveladas, sin caprichos ni malos humores, con franqueza y sin falsas sonrisas. Pero para argumentar, para defender nuestras ideas y convencer, para solicitarles su voto o para revalidar el mismo, debemos hacerlo con razones pero por sobre todo con una postura desde la horizontalidad y con un tono de voz y un habla al decir de León Felipe: “desde el nivel exacto del hombre”.

En estas horas y en una de esas cuando este texto se haga público se habrán sucedido variados acontecimientos: desde gestos de generosidad (siempre necesarios por no decir imprescindibles) y también de mezquindad, habrá mensajes sinceros y convocatorias a la unidad y a la vez habrá presiones y coacciones. Negociaciones legítimas y acciones de buena fe conviviendo con la necesidad de los compromisos asumidos (y exigidos).

De algo estoy seguro: la derecha, más allá de los resultados electorales y de las conmociones y los histriónicos discursos, les adelanto que hay que estar bien tranquilos, “ellos se arreglan” y ¿saben por qué? Porque ellos tienen bien claro que de lo que se trata es de restaurar. No compremos el sainete, la derecha viene por nosotros a sacarnos del gobierno, a reinstaurar el “orden preestablecido”. A lo sumo, esta fue una disputa para definir quién era el abanderado.

Saneado y resuelto quién será el mandamás de las fuerzas conservadoras, se vienen y no será “por la positiva”. Acordado el botín, vuelven con la baja de la edad de imputabilidad, con los recortes a los gastos, con la policía militarizada, con el que las políticas sociales son un derroche y con las sin respuestas de cómo conducirán la economía. ¿O acaso ellos, todos, bien parejitos (Larrañaga, Lacalle, Bordaberry) no acordaron la creación del ficticio “partido de la concertación” para ganarle a la izquierda? ¿Acaso algunos de ellos votaron cualesquiera de las tantas leyes que en materia de derechos laborales propuso la izquierda?

¿O de las tantas en materia de derechos civiles y sociales? ¡Al contrario! El candidato que toma mate a orillas del río Negro desarrolló una fuerte musculatura en su pensamiento derechista cuando a grito pelado anunció en su campaña todo lo que iba a derogar si era gobierno y entre sus anuncios a modo de ejemplo: la de la interrupción voluntaria del embarazo, la legalización de la marihuana, la de la responsabilidad penal empresarial a cuenta de muchas más. ¿Hay que adivinar qué otras?

La discusión de la fórmula de la mayor fuerza de la derecha pasará de ser una “Hoguera de vanidades” para acordar y sellar el pacto que intente desesperadamente vencer en octubre a la izquierda y que barra con una década de avance social. Como se dice en el barrio: “no compremos”.

El muchachito de la película, el de la positiva, el parafinado no anda con vueltas, basta con agarrarlo un poco cansado y pierde la chaveta, y en todas las cuestiones. Con un gesto canchero y descontracturado nos dice que “a los cinco años alguien puede detectar una personalidad con visos de adictiva, que será timbero, será alcohólico o se dedicará a las drogas” (sic). Debo pensar que el candidato de la derecha es un ferviente admirador del criminólogo italiano Cesare Lombroso, quien sostuvo que las causas de la criminalidad tienen que ver con aspectos biológicos y con formas y causas físicas y hasta fisonómicas.

Es indudable que su convicción de la baja de la imputabilidad “es moderada” ya que si se lleva por lo que sostienen él y sus asesores, a los botijas habría que aplicarles la imputabilidad desde la jardinera, por si acaso. En esta teoría “de la genética” sostenida por Luis Lacalle Pou, por lo que expone, a los cinco años lo que no se advierte son los niños “futuros vaciadores de bancos”, sobre todo si sus apellidos empiezan con “P” y terminan con “O”; eso no se nota a simple vista: la “teoría de la genética” a esos “pequeños y pícaros bandidos” no les alcanza, de eso te hacés de grande. Es tan burdo y tan grotesco lo que dice el candidato de “por la positiva”, que si algún lector llega a ser feo, pelado y narigón puede ser sospechado de ser una amenaza criminal.

Miren, estas primeras reflexiones las hago con las urgencias del caso, la política y su dinamismo no esperan. Pero no puedo dejar pasar -no puedo pasar por alto- que para mí la política no es concebible sin ética y para un izquierdista no es posible eludir esta premisa. La izquierda no vino a la actividad política solo para ganar elecciones, que es muy importante ganarlas, por cierto, para llevarle soluciones a nuestro pueblo, como se ha demostrado en esta década. Pero la izquierda existe y su esencia es mucho más, es intentar transformar nuestra propia naturaleza, hacernos más humanos, mas fraternos, más solidarios.

Nuestra razón de existir es conmovernos ante el dolor de la gente y rebelarnos ante sus causas, y eso sólo se adquiere si lo cultivamos entre nosotros, los compañeros, cotidianamente y en cada acto. Nunca nos deberíamos movilizar por razones individuales. Siempre me gusta recordar que debiéramos ser como los primeros cristianos y nuestro sacrificio en definitiva debe ser un medio hacia un fin: la felicidad colectiva.

La “Memoria”, la que reclamamos para nuestros mártires, para los mártires de nuestro pueblo, es una construcción permanente y la primera forma de honrar esa memoria es que nosotros en primer lugar y en primera persona, la honremos. La primera “Memoria” es con nosotros mismos, con nuestra esencia. Las veleidades del poder, o los reflejos de las marquesinas se los dejamos a la derecha: ellos son distintos a nosotros, el poder para ellos es el de los cargos, los honores y oropeles. La “Memoria” es lo más difícil y complejo de construir y se puede perder en un instante… Por eso es tan difícil conservarla.

La “Memoria” hay que contenerla, darle calor, darle fraternidad, pasarla de generación a generación para que se vuelva algo contenido en lo profundo de la sociedad. Los “nuevos relatos”, los que “recién llegan”, “los que no cargan con nada”, los que nos dicen sólo “vamo arriba”, lo que buscan es que la “Memoria” se escurra como el agua entre los dedos.

La historia no empieza ahora ni tampoco termina. Quiero agradecer que puedo decir y escribir estas cosas que pienso en momentos en los que sobra la ambición y faltan las convicciones revolucionarias de las cosas.

 

Nota: diario La República de Uruguay

01
jul
14

G-77, Mujica y el progresismo regional

Práctica de la verdad

escribe: Eduardo Sanguinetti, filósofo

En Santa Cruz de la Sierra finalizó hace unos días la reunión del G 77. Este foro representativo de la diversidad en tendencias políticas y culturales ha cumplido su 50 aniversario (fue establecido el 15 de junio de 1964).

El primer magistrado de Bolivia, Evo Morales, propuso avanzar hacia un modelo de desarrollo integral compatible con el bienestar de las comunidades y la preservación ambiental y demandó la desaparición del Consejo de Seguridad de la ONU, un organismo que se encuentra en antípodas a cualquier “práctica de la verdad” y de un “mundo a vivir”, el cual “en vez de asegurar la paz entre las naciones ha promovido la guerra y las invasiones de potencias imperiales para apoderarse de los recursos naturales de los países invadidos”, una coartada diplomática atroz, que justifica las invasiones neocoloniales, travestidas de “guerras humanitarias”.

Adhiero a las palabras de Evo Morales, pertinentes, tanto en su vertiente económica, como en la política y sobre todo en la cultural. No hay duda, para quienes no son funcionales a los gobiernos manipulados por las transnacionales, que el sistema que dicta en el planeta es depredador del medio ambiente, y a muy corto plazo, los tiempos de degradación se multiplican, estamos en tiempo de descuento.

El sistema neoliberal que reina, sin dudas, instala el paradigma que establece como razón primera del denominado ¿desarrollo?, el saqueo de los recursos naturales de los países menos ¿desarrollados?, a fin de producir, sin sentido vital, productos desechables, para los consumidores de todo lo que se les ofrece, luego de ser publicitados como panaceas de “un mundo a vivir”, ¿curioso no?…utilizar la misma frase, para fines anacrónicos.

Este paradigma del imperio y sus satélites, es decir quienes negocian y hacen pactos con la desmesura del sistema neoliberal, no solo conduce a estallidos sociales, pues los habitantes del mundo que no se pliegan a la mentira oficial, se están manifestando contra el régimen de una democracia que no desean y no les abastece de lo preciso y necesario para transitar una existencia que deba ser digna de ser experimentada.

Todo esto, sumado a un creciente desasosiego político indeciso y pragmático en el momento de tomar decisiones y no quedarse en la mera enunciación de buenas intenciones, ¡ya no!, los desastres ambientales, la desculturalización de las nuevas generaciones es un hecho, grave de por sí, pues la memoria no perdura y la historia oficial, fraguada en las usinas del pensamiento mercantilista, ha sentado reales, condenando a la humanidad, que habita el planeta hoy y a la futura a la miseria del conocimiento y de la ausencia de responsabilidad que deviene de este.

Y si deseamos permanecer en un mundo donde la mentira y la avidez sean erradicadas de una buena vez, demos espacio a la “práctica de la verdad” en libertad, pues uno sin la otra no tienen razón de ser, ni siquiera en lo lúdico.

Para finalizar, agregaré que la paradoja entre verdad y libertad es una cuestión de equilibrio, de prudencia, de política, de elección y en último término de libertad. Lo dejan en claro millones de seres que ya no adhieren a democracias fingidas del siglo XX y sus patéticos representantes y dicen ¡no a la mentira institucionalizada!, ¡no a ser considerados estúpidos!

Estos millones desean -y queda cristalizado en manifestaciones sin banderías políticas- desean existir en un mundo donde haya espacio para todos, no solo para los que ostentan privilegios por el contacto político de un corrupto. Los peores: banqueros estafadores, socios del mandatario de turno, accionando en la justicia, siempre de la mano del poder, políticos en reuniones a espaldas del pueblo que les otorgó el voto con las simuladas oposiciones, cocinando un futuro calculado. El estupendo discurso del presidente Evo Morales en plena “práctica de la verdad”, puso en alerta a las Naciones Unidas, quizás un inicio para construir una cultura del tercer milenio.

30
jun
14

mujica y los niños sirios

Habrá situación más dolorosamente injusta?

escribe: Susana Andarada / grupo atabaque

La encomiable actitud del Gobierno uruguayo de traer niños sirios de los campos de refugiados, si bien no es remedio total para la gravísima problemática de las personas que huyen por miedo a los conflictos bélicos y sus efectos, al menos ayuda, brinda esperanzas, no se sentirán tan dejados, tan solos…

La guerra es un miedo que no llegamos a imaginar de tanto que lastima. Un precipicio infinito por el que se cae eternamente.

De los casi dos millones de personas que han huido de Siria a través de las fronteras para escapar de la sangrienta batalla interna que envuelve al país, un millón son niños, según las cifras de Naciones Unidas.

Obligados a abandonar sus hogares, se han refugiado en países vecinos, y más de cien mil de ellos viven en el campo de refugiados de Zaatari, ciudad improvisada de tres kilómetros cuadrados en medio del desolado desierto jordano.

La vida allí puede ser dura.

Los residentes enfrentan una serie de desafíos, principalmente el de la seguridad.

Las pandillas son conocidas por operar en todo el campamento y las mujeres y los niños son particularmente vulnerables a la violencia.

Estas son historias de algunos de sus habitantes relatadas por la BBC.

Al igual que muchos otros niños del campamento, Haram, de 5 años, ha quedado traumatizado por lo que vivió en su ciudad natal.

“Se escondía regularmente bajo la cama”, cuenta su madre.

Sidra, de siete años, llegó a Zaatari después de huir de su hogar en Deraa. Su hermano y su tío murieron en los combates y fue testigo de los interrogatorios a los que fue sometida su madre.

Mientras Sidra y su familia se preparaban para salir, su casa fue bombardeada.

“Salimos esa noche”, dice la niña. “No tuvimos que llevar nada con nosotros, porque no quedó nada”.

Hanadi, de 17 años, y su familia huyeron de Damasco.

La vida en el campo es difícil, ya que no hay mucho para hacer en medio del desierto.

Sin embargo, ella asiste a una de las escuelas de Zaatari y todavía sueña con convertirse en arquitecta cuando vuelva a su país. “Lo que más extraño son mis amigos, mi casa, las calles… Extraño a mis tías, familiares, amigos y a todo el mundo”, dice. “Mi principal esperanza es poder volver”.

Ibtisam fue herida de bala en Siria y dio a luz a su hija en Zaatari.

Sufrió cuatro abortos involuntarios antes de llegar al campamento y estaba encantada con la llegada de su hija Dala’a en un lugar seguro. “Cuando estaba en trabajo de parto pensaba en todas las personas que he perdido, todos aquellos que han perdido la vida, y me preguntaba si mi pequeña Dala’a lograría llegar a este mundo”.

“Ahora estoy tan feliz que no puedo describir mis sentimientos con palabras. Este es el mejor regalo de la vida”.

Es un gesto de solidaria humanidad traer al Uruguay algunos niños de países en conflicto armado. Viajar con familiares les permitirá mantener su identidad cultural y memoria histórica, además de sus afectos, los que les queden. Aunque no solucionemos el horror completo e irreversible de la guerra, al menos hacemos algo. ¡Axé de paz!




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.