Archive Page 2

11
nov
14

balotage en uruguay

A culminar la victoria del FA el 30 de noviembre

escribe: Nico Schvarz / periodista

 

Una plena confirmación de la rotunda victoria electoral del Frente Amplio es lo que surge de las cifras oficiales definitivas de la primera vuelta. El FA no solamente es por cuarta vez consecutiva la primera fuerza política nacional, sino que además supera la suma de los votos del Partido Nacional más el Partido Colorado más el Partido Independiente.

 

Se ha transformado en una fuerza política de sólida raigambre a escala nacional, que penetra hasta lo más profundo del territorio, hasta las más pequeñas poblaciones, por lo cual se erige en la fuerza mayoritaria en 14 de los 19 departamentos, algo que nunca había acontecido. Esto coloca al Frente en óptimas condiciones de culminar el triunfo inicial logrando la presidencia y vicepresidencia de la República el 30 de noviembre, y con el consiguiente alcance de la presidencia del Senado asegurar también en la Cámara Alta la mayoría absoluta que ya obtuvo en la Cámara de Diputados.

El Frente Amplio logró 1:134.187 votos, cifra superior a los 1:111.679 votos que resultan de la suma de votos del Partido Nacional (732.601), del Partido Colorado (305.699) y del Partido Independiente (73.379). De igual modo, en los porcentajes sobre la votación total, el Frente Amplio con 47,81% supera al 46,86% que es la suma del PN (30,88%), del PC (12,89%) y del PI (3,09%). Se contabilizaron además votos para Asamblea Popular (AP), Partido Ecologista Radical Intransigente (PERI) y Partido de los Trabajadores (PT), con porcentajes respectivos de 1,2%, 0,8% y 0,1%. Hubo además 42.969 votos en blanco y 33.933 votos anulados, que completan el 100% de los votos emitidos.

El FA fue la primera fuerza política en 14 de los 19 departamentos: Artigas, Salto, Paysandú, Río Negro, Soriano, Colonia, San José, Montevideo, Canelones, Florida, Maldonado, Rocha, Cerro Largo y Rivera. Varios de ellos son de añeja tradición blanca y colorada. En los 5 restantes ganó el Partido Nacional: Flores, Durazno, Tacuarembó, Lavalleja y Treinta y Tres. El Partido Colorado no ganó ninguno y salió tercero en todos, salvo en Salto donde fue segundo. Allí el FA supera con mucho margen a la suma de colorados y blancos, y obtiene dos diputados. El FA logra en todo el país la mayoría absoluta de 50 diputados, de los cuales 23 corresponden a Montevideo, 8 a Canelones, 2 a Salto, 2 a Maldonado, y una banca a cada uno de los otros 15 departamentos. Sin faltar ninguno, otro hecho inédito.

En Montevideo hay 115 circunscripciones, y el Frente ganó en 111. No lo hizo en Trouville (por pocas decenas), en Villa Biarritz, en Pocitos playa y en Carrasco Sur. En toda la zona periférica, en La Teja, el Cerro y Casabó, el Frente tuvo una votación de 60% y más, que en Santa Catalina superó 70%. La votación en Montevideo arrojó 53,51% para el Frente, contra 25,70% para el PN y 10,61% para el PC.

En Canelones, el FA obtuvo más del 50% en las ciudades más pobladas, arrasó en Colonia Nicolich y en las localidades costeras, ganó con 55,40% en Las Piedras (donde Lacalle cerró su campaña), en la capital, Pando, Sauce, Toledo, Salinas. Otro dato de gran interés es que el Frente ganó entre los sectores más jóvenes, de 18 a 30 años, en todo el país, en todos los departamentos del interior, incluso donde el PN llegó a la cabeza. En Montevideo el FA captó 7 de cada 10 votantes jóvenes y a nivel nacional alcanzó un promedio de 58,5% en esa franja.

La reunión en que las huestes de Bordaberry presididas por Max Sapolinsky expresaron su apoyo a Lacalle Pou demostró la fragilidad de esa alianza contra natura. El rechazo a dicha postura por parte de los batllistas quedó expresado en la pancarta exhibida por un militante con el lema: “Ahora y nunca, batllistas no votan herreristas”. Pertenece al grupo del diputado Fernando Amado, quien llamó a no votar a Lacalle, actitud seguida por otros dirigentes del PC. Se hace cuesta arriba votar al candidato de un partido una de cuyas dirigentes, Ana María Ugolini (del sector de Javier García en Lavalleja),  declaró abiertamente: “Si tienen que volver las botas, que vuelvan ya”. Otros, como Leonardo Costa, secretario de la presidencia de Jorge Batlle, declaró sin vueltas que votará por Tabaré Vázquez. Alfredo Villalba, líder del Movimiento Serrano de Lavalleja y suplente de la intendenta Adriana Peña, con 4 mil votos, abandonó el Partido Nacional y votará a Vázquez. Sin duda habrá otras decisiones análogas en los sectores batllista y wilsonista.

09
nov
14

elecciones en uruguay

 

El pueblo frenteamplista, protagonista de la campaña  

Fueron muchos los factores que influyeron para que el Frente Amplio lograra la votación que logró. La acción transformadora de sus gobiernos, el peso de la fórmula presidencial y en particular de Tabaré Vázquez, la popularidad y llegada de José Mujica, la explicitación del carácter restaurador y conservador de las propuestas de la derecha, entre otros. Pero hubo uno que fue decisivo el protagonismo del pueblo frenteamplista movilizado haciendo política.

Eso se expresó de múltiples maneras y formas en todo el país, pero muy especialmente en los 19 actos de cierre de campaña, particularmente el de Montevideo y el día de la elección.

EL POPULAR brinda una serie de fotos y un resumen de lo vivido en esas dos instancias, en reconocimiento a las y los miles de frenteamplistas que consolidaron el enorme triunfo popular.

Impresionante

Una multitud estimada en más de 350 mil personas transformó en un acontecimiento político trascendental el acto final del Frente Amplio en Montevideo, en la Rambla Presidente Wilson y Bulevar Artigas, en la zona de Punta Carretas.
Desde temprano y convocados por las Redes Frenteamplistas, miles de militantes, sobre todo jóvenes, homenajearon a la Comisión No a la Baja plantando más de 20 mil colibríes en las arenas de Playa Ramírez.
Luego un mar humano fue desplazándose desde todos los puntos hacia el lugar del acto. Desde Playa Ramírez salió una bandera de más de mil metros de largo portada por miles de manos y seguida por una multitud. La gente desbordó la amplia explanada y cubrió la Rambla a todo su ancho hasta más allá de las Canteras del Parque Rodó. Miles más llenaban Bulevar Artigas sin poder ingresar a la zona del acto.
A las 21 horas, aproximadamente, Tabaré Vázquez y Raúl Sendic subieron al escenario, y fueron recibidos por un tsunami de aplausos que los hacía moverse de un lado al otro saludando sin cesar. Las 350.000 personas que bordeaban el estrado cantaban fuerte y claro “y ya lo ve, y ya lo ve, el presidente es Tabaré”, “Si esto no es el pueblo, el pueblo donde está”..

“¡Es un mar humano que rodea este escenario!”, exclamó el presidenciable ante tanta calidez. “Defendamos esta alegría que la conquistó el pueblo uruguayo con su Frente Amplio que fue parido desde las entrañas del pueblo. Defender la alegría como una trinchera, defenderla del caos, de las pesadillas”, dijo Vázquez parafraseando al poema de Mario Benedetti denominado Defensa de la alegría.

Asimismo, reivindicó “la solidaridad para luchar contra toda forma de egoísmo” así como el desarrollo humano que “implica el bien común, la felicidad personal, la solidaridad y el humanismo”.

“A los más jóvenes les digo que hablen con sus abuelos o sus padres, que les pidan que les expliquen cuáles eran las condiciones de vida antes que el Frente llegara al gobierno, que les cuenten que en cada esquina de cada barrio, de cada departamento, había gente que tenía que ir a comer a las ollas populares, que había niños que comían pasto, que había desocupación, tristeza, que cuando había déficit económico en el Estado, la variable de ajuste era bajar los salarios y las jubilaciones, ¿o miento uruguayas y uruguayos?”, aseveró con firmeza.

Por otro lado, Raúl Sendic agradeció a todos los uruguayos que participaron en la campaña por un tercer gobierno del FA, entre ellos a la juventud que se embanderó para defender sus derechos. “No solamente nos comprometemos con el no a la baja, con los derechos y las libertades, sino que también nos comprometemos a asegurar que nuestros jóvenes y las nuevas generaciones de uruguayos tengan el mejor país con desarrollo y oportunidades. Ese es nuestro compromiso”, expresó.

Luego, señaló que, a lo largo de la historia del FA, “ha defendido a los más humildes, a la democracia, a los valores de Uruguay” y pueden “mirar con orgullo y satisfacción” al pasado y presente que se ha construido con el respaldo de todos los uruguayos. “Pero también miramos hacia el futuro lleno de esperanza y con convicción de que estamos yendo hacia un mejor Uruguay. Nos comprometemos a poner todo nuestro esfuerzo para que en el tercer gobierno del FA podamos cumplir con los sueños que nuestra fuerza política ha desatado a lo largo y ancho del país”, sentenció.

El acto cerró con dirigentes de diferentes sectores de izquierda, entre ellos la intendenta Ana Olivera; la presidenta del FA, Mónica Xavier; los vicepresidentes Juan Castillo, Ivonne Pasada y Rafael Michelini, Lucía Topolansky, Constanza Moreira, Danilo Astori, entre otros. El intendente de Canelones Marcos Carámbula no paraba de firmar banderas y sacarse fotos con miles de militantes del FA. También saludaban Fernando Lorenzo, Mario Vergara, Daniel Olesker, Susana Muñiz, Oscar Andrade, Marcelo Abdala, Miguel Fernández Galeano, Marina Arismendi.

El acto culminó con fuegos artificiales y una euforia colectiva difícil de describir. Un veterano militante del FA con una enorme bandera resumió muy bien el sentimiento: “Acá estamos carajo, acá estamos y vamos seguir estando”, gritaba al borde de las lágrimas a miles que lo aplaudieron como si fuera otro orador.

Movilización y festejos

El domingo mismo, en todo el país una marea popular roja, azul y blanca se expandió por todo el país. En las calles, en los barrios, durante la votación y después.

Inmediatamente cerrados los circuitos y mientras las encuestadoras seguían equivocándose Tabaré Vázquez dio un primer mensaje en La Huella de Seregni.

Vázquez agradeció a todos los que los apoyaron para que el FA sea la fuerza política más votada en el país. Además, indicó que lo más importante es buscar consensos políticos y sociales para que el pueblo uruguayo viva cada vez mejor, más allá de los resultados de las elecciones.

También lamentó mucho la muerte de dos uruguayos que llevaban banderas del Frente Amplio y se electrocutaron luego de tocar un cable de alta tensión con un caño utilizado como mástil de una bandera en Canelones.

Por otro lado, afirmó ya a esa hora, que se estaba en el umbral de obtener la mayoría parlamentaria.

“¡Para regocijo de todos nosotros, triunfó el No a la Baja!”, exclamó e inmediatamente dirigentes y frenteamplistas presentes gritaban “Uruguay, Uruguay”.

Acompañado de toda su familia y de su compañero de fórmula –Raúl Sendic-, Vázquez se dirigió a 18 de Julio y Río Negro, lugar donde lo esperaba una multitud de uruguayos que, en clima festivo, lo recibieron bajo la calidez de una noche con aire veraniego.

“¡Festejen uruguayos que la victoria es de ustedes!”, expresó mientras la gente coreaba “¡si esto no es el pueblo, el pueblo dónde está!”.

Dijo que la mayoría parlamentaria “no debe servir para imponer sino para convocar al diálogo con más fuerza”.

“El 30 de noviembre elegimos cuál debe ser el rumbo del país en los próximos cinco años”, aseguró y añadió: “En esta segunda etapa no nos corremos a ningún lado. Somos lo que somos, lo que pensamos. Decimos lo que pensamos y actuamos como decimos”.

08
nov
14

elecciones en latino américa

Fracasó el contraataque imperial

América XXI
 No cesa el oleaje antimperialista en el continente. En forma de votos una fuerza telúrica remontó flaquezas y llevó al fracaso la más sofisticada, integral y mejor financiada contraofensiva estadounidense.

Comienza así una nueva fase en la lucha de la región contra la hegemonía estadounidense y la explotación capitalista.

Podía oírse el jadeo de las hienas, prontas a despedazar el ansiado cadáver. Pero no ocurrió la derrota electoral de las mayorías, por la que Washington trabajó a cara descubierta en Brasil y Uruguay. Tampoco tuvo éxito la escalada violenta ensayada otra vez en Venezuela.

Álvaro Uribe y José Aznar, cabezas visibles de la Internacional Parda, desperdiciaron el viaje simultáneo a Argentina en fecha supuestamente tan propicia para ellos. Esperaban anudar el gran éxito reafirmando un elenco fascista para el próximo período presidencial en el país sureño. Debieron limitarse a masticar arena en entrevistas con candidatos y periodistas adeptos. Los habían precedido celebridades de la prensa venal, todos contra Venezuela y aunando en la fácil condena al populismo el proceso político regional más rico y diverso en cinco siglos.

Así, por el momento el Departamento de Estado ha perdido la batalla. Continúa la guerra, desde luego, pero esta victoria tiene un valor trascendental y da nuevo aliento a las fuerzas revolucionarias de la región, debilitadas y en cierta medida confundidas por el retroceso visible de los últimos tiempos, interpretado por la Casa Blanca como su oportunidad para dar el zarpazo.

Este nuevo capítulo tiene base de sustentación en Bolivia, donde el saldo fue neto y no sólo ratificó la estrategia hacia el socialismo en ese país: orientó y estimuló a trabajadores, campesinos e indígenas de toda la región, contribuyendo a las victorias del Partido dos Trabalhadores en Brasil y el Frente Amplio en Uruguay.

Un horizonte nítido para esta nueva fase fue trazado en Venezuela por los estrategas del gran capital. Mientras volcaban cientos de millones para alimentar un letal aparato de propaganda, destinada a intoxicar a las mayorías en Suramérica, en Venezuela programaron una campaña terrorista, con base en paramilitares colombianos. El propósito inmediato era alentar la derrota del PT y el FA. Pero apuntaba también a sacar rédito en cada país de la región, sobre todo en Argentina, donde las metrópolis dan por seguro la victoria de fuerzas explícitamente proimperialistas en las presidenciales del año próximo.

Fallaron ambos objetivos. Descubierta y desmantelada por la inteligencia de la Revolución, la intentona terrorista tuvo un corolario particularmente brutal con el asesinato a sangre fría del joven diputado Robert Serra y su compañera. Operó otra vez sin embargo la conciencia y disciplina revolucionaria de vanguardias y masas, quienes comprendieron el sentido de la provocación. De modo que mientras fracasaba el intento de desatar un baño de sangre en Venezuela, la táctica imperial chocaba contra la voluntad de las masas en Brasil y Uruguay.

El papel que en la campaña de prensa tradicional jugó el elenco estable de pseudointelectuales itinerantes al servicio del Departamento de Estado lo cumplieron mercenarios en acción en Venezuela, donde el capital ya descarta la vía electoral. La beligerancia yanqui reitera el empleo de mercenarios terroristas, destinados a dividir el país y detonar una guerra civil como en Siria y Ucrania.

Con la programada derrota electoral de las mayorías en Uruguay y, sobre todo, en Brasil, Washington aspiraba al aislamiento de los países de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América, condición para continuar en escala mayor el accionar terrorista en Venezuela y extenderlo luego al resto del Alba.

Nuevo cuadro regional

Doble frustración para la contrarrevolución. Y, de aquí en más, un desafío táctico-estratégico sin precedentes para gobiernos y fuerzas políticas anticapitalistas.

Son numerosas las consecuencias de esta derrota estadounidense. Inicia un nuevo ciclo en las relaciones de fuerza al sur del Río Bravo. La expresión no es mera fórmula: en consonancia con las victorias de naturaleza diferente en Venezuela, Bolivia, Uruguay y Brasil, México se ha instalado en una zona de turbulencia que dificultará su papel de plataforma estadounidense para vaciar de contenido a Unasur-Celac y ocupar el espacio con la Alianza del Pacífico.

Por un lapso de tiempo necesariamente breve las fuerzas de la revolución están en ventaja. La reforma política anunciada por Dilma Rousseff, aún indefinida, tendrá necesariamente un contenido democratizador, es decir, contrario al aparato elitista de la burguesía que integra el propio gobierno en la figura del Pmdb. En Uruguay el resultado electoral debe ser todavía refrendado en segunda vuelta, aunque es improbable otro resultado que afirmación de Tabaré Vázquez. En ambos casos es previsible que, pese a las exigencias objetivas de la economía y la eventual voluntad de los gobiernos o algunos de sus sectores, será imposible aplicar las medidas de saneamiento exigidas por la crisis internacional del capital, particularmente en el caso de Brasil.

A menos que el PT y el FA contradigan en lo inmediato sus promesas de campaña, la Alianza del Pacífico perderá músculo durante un período. Si el Alba actúa con eficacia, Unasur y Celac podrán recuperar autonomía frente a Estados Unidos, neutralizando las intenciones del arco Chile-Perú-Colombia-México. Frente a éste, el bloque suramericano del Alba –Venezuela, Ecuador y Bolivia- se convierte en un eje de enorme proyección potencial, incluso contando con el posicionamiento centrista de Brasilia y Montevideo y la presumible debilidad en el accionar de Buenos Aires, víctima de un desgaste extremo y en período preelectoral.

Sobre estos tres conjuntos dispares gravitará con creciente fuerza la crisis estructural del capitalismo que ya ha pasado de los centros imperiales al llamado bloque Brics (Brasil, Rusia, India, China y Suráfrica) y golpeará con dureza creciente sobre la totalidad del planeta, no sólo por la caída en los precios de las materias primas. De la respuesta táctica y estratégica a esta crisis dependerá el resultado de la gran batalla.

Socialdemocracia y socialcristianismo actúan alineados ora con el bloque centrista, ora con el arco de la Alianza del Pacífico. La manipulación de movimientos sociales bajo el manto de Francisco es una herramienta poderosa en solapado apoyo a la línea de acción estadounidense en esta pugna estratégica.

La Internacional socialdemócrata y el Vaticano obran con mayor peso incluso que el de algunos gobiernos del área. Oposición explícita o camuflada frente a la Revolución Bolivariana de Venezuela, combinada con ambigüedad y ambivalencia respecto de la definición socialista y la asunción de urgentes medidas de transición anticapitalista, son las maneras en que a menudo se filtran posiciones que dividen y debilitan a las masas. El Alba tiene la difícil tarea de mostrar un camino diferente al centrista, a la vez que detecta y proyecta toda posibilidad de frente único antimperialista.

En esta suerte de paréntesis estratégico se librará una franca batalla de clases extensible a toda la región, en la cual la perspectiva socialista enfrentará a corrientes reformistas y otras que se empeñan en afrontar la crisis del sistema desde el “capitalismo nacional”. Ese combate dirimirá quién estará al comando en la próxima etapa.

Aquí el terreno no es electoral y sólo en escasa proporción partidario. Se trata de cómo evolucionan las clases trabajadoras en materia de conciencia y organización. Si logran o no salir de la encerrona histórica en la que quedaron prisioneras tras la degeneración de la Revolución Rusa primero y la disolución de la Unión Soviética después. Por definición es una batalla a librar a escala mundial, con preponderancia en los países de mayor desarrollo industrial. Brasil entre ellos.

Acaso el factor más relevante del resultado electoral en ese país es que la clase obrera no se dejó engañar con la socialdemocracia que asume su condición, lo cual no atenúa el hecho de que esté encuadrada en estrategias de ese signo o, aún peor, adosada a fuerzas declaradamente burguesas. Es un hecho a subrayar y revertir que franjas juveniles y altamente calificadas de la clase obrera brasileña sí se encolumnaron electoralmente con el Psdb.

Cruje la economía mundial

América XXI lo repitió una y otra vez. Ahora lo admiten los medios del gran capital. Dice The Economist “A comienzos de año todo lucía color de rosa (…) Las problemáticas economías de la ‘periferia’ europea (¡¿por qué pondrán periferia entre comillas?!) comenzaban a cambiar de rumbo, parecía, y el Banco Central Europeo haría lo necesario para mantener unida la eurozona. Todo fue arrojado por la ventana durante la corrida de los mercados globales del 15 y 16 de octubre”.

Parecía que todo era color de rosa. Bravos editores los de la prensa imperialista…

Por la ventana fueron arrojadas las expectativas de recomposición no sólo de Grecia, sino también de España, Portugal y, un paso atrás, Italia y Francia, todo al compás de un anuncio para ellos asombroso: Alemania, la locomotora europea, beneficiaria de la estafa continental de la eurozona, ingresa al neblinoso terreno de la recesión. “Europa se está precipitando hacia una trampa de deflación y estancamiento de tipo japonés”, dice Paul Krugman, el keynesiano frustrado por las noticias cotidianas no sólo en el viejo continente: la Reserva Federal estadounidense aumentará en pocos meses la tasa de interés. Es decir: acaba con su política de descontrolada emisión de dólares sin respaldo, a la que denominó quantitative easing . Dicho de otro modo: deja de sostener la fallida reactivación con recursos falsos y admite el retorno de la recesión en Estados Unidos.

Yerran a distancia quienes pretenden responder a esta realidad corrigiendo el capitalismo con algún adjetivo, sea “humano”, “social”, “de Estado” o “progresista”. Ilusiones vanas. Queda recorrer el camino de la transición socialista, quebrar la espina dorsal de la ley del valor, abolir el sistema de opresión y explotación… o resignarse ante a las hienas que siguen allí.

06
nov
14

balotage, hacia el tirunfo de Tabaré

escribe: Dari MENDIONDO edil por el FA

Se ha dado un paso gigantesco: el pueblo oriental, el 26 de octubre, votó con el corazón, la razón y la conciencia. Cerca de 800 leyes promulgadas en los gobiernos de Tabaré Vázquez y “Pepe” Mujica sembraron en el pueblo la semilla de los derechos, los olvidados de ayer, los ignorados, los manipulados por los ególatras del poder, fueron guardando en sus corazones un sentimiento de lealtad a los cambios y, en silencio, guardaron en las entretelas de sus vestimentas la decisión firme, inalterable, de respaldar el cambio progresista, democrático, liberador.

Los ansiosos sabuesos de las encuestadoras, bien o mal encaminadas, trataron de hurgar en el sentimiento colectivo de los orientales los datos precisos, o aproximadamente precisos para decorar el “sustratum” del objetivo de los restauradores que se manifestaba en un “santo y seña” a veces silencioso, otras subliminales y, los más audaces, apostaban al ahora los tenemos.

Manija va, manija viene, estábamos muertos, sin mayoría parlamentaria, triunfante el “si” a la baja y un asqueante Mieres jugando el triste y nauseabundo rol de “celestina”, vendiendo favores adelantados para impedir la mayoría parlamentaria del Frente Amplio. ¡Horror! ¡Qué falta de respeto por la decisión popular! Hoy tenemos la mayoría porque la gente decidió y la volveremos a tener porque la gente, el pueblo oriental, el pueblo inspirado en lo mejor del artiguismo lo volvió a ratificar.

Sí, las giras de la fórmula por el interior, el actazo del MPP en la Plaza 1º de Mayo, la contundente concentración cerca de la República vecina de “Parva Domus”, en Bulevar Artigas y la Rambla, actuaron como detonantes en la masa frenteamplista, despertaron el alma y el espíritu ganador. Si a ello sumamos el trabajo de miles de militantes encuadrados en los comité de base y fuera de los mismos, las iniciativas personales, las formidables Redes Frenteamplistas, el banderazo del Cerro, Buenos Aires, la frontera con Brasil, Venezuela, Méjico… de todos lados vinieron, sangre y coraje… el Frente se levantó, y había un pueblo oculto, silencioso que esperaba las señales y el día, como en las grandes gestas, el gran capitán de tormentas, cual Hernán Cortés, quemó las naves y declaró: las encuestas están en la gente, yo las toco, yo las veo; ganaremos, y tendremos mayoría parlamentaria.

Para ganar batallas el primer convencido debe ser el jefe, el conductor, el líder, y Tabaré, demostrando su conexión con el pueblo y su sabiduría para entenderlo, supo soportar una dura y larga campaña hasta colocarnos en el umbral del triunfo definitivo, que será el 30 de noviembre, y ahí volverá a recitar: “Cuando empieza a amanecer y aclarar el horizonte, y se empiece a divisar el negro perfil del monte, les estaré diciendo: ¡festejen uruguayos, festejen, que la victoria es de ustedes!”

Lo haremos con modestia, amplitud, generosidad y firmeza, y diremos como Seregni el 26 de marzo de 1971: Padre Artigas, guíanos!

05
nov
14

uruguay … las encuesta (formadoras) de opinión

 

Uruguay: Operaciones políticas, encuestadoras y TV
¿Por qué fallaron las encuestas?
escribe: Emilio Cafassi. Profesor titular e investigador de la Universidad de Buenos Aires, escritor, ex decano.
 
El domingo pasado en este mismo espacio me preocupaba por la distancia entre los pronósticos de encuestadoras y la experiencia movilizatoria que -en la última etapa de campaña- había exhibido el FA uruguayo. Atribuía ello fundamentalmente a la descontrolada e incontinente manipulación publicitaria, al imperio del slogan y la simulación. Sin embargo, incluyendo a las encuestas dentro de estos manejos, no esperaba semejante magnitud de error generalizado en sus profecías. Cerca de las 20, antes de salir a encontrarme con compañeros para asistir al acto callejero frentista, hice una recorrida por todos los canales de TV, donde los CEOS de las empresas pronosticaban un poco más del 43% para el FA y una suma superior de votos para los partidos tradicionales, confirmando la ausencia de mayorías parlamentarias y un escenario frentista sombrío para el balotaje. Conduje apesadumbrado hasta mi primera parada en la “casa grande” donde varios televisores señalaban pequeños pero llamativos incrementos paulatinos del FA, aunque no había allí información por fuera de los medios. De forma tal que hice un par de cuadras hasta el local central del FA donde prácticamente se confirmaba, con los datos de los delegados en los circuitos, un triunfo arrasador en los umbrales de las mayorías. Debo agradecer que el pasaje abrupto desde el pavor hacia el desahogo explosivo me haya permitido multiplicar la fuerza de los abrazos y desgastar la bocina en el camino hacia el acto público en la avenida, hasta retornar exhausto de alegría hacia las 5 de la mañana.

La razón de mi relativa confianza en la capacidad predictiva de las encuestadoras estaba basada en 3 hipótesis. La primera es que la sociología estadística, con una metodología correctamente aplicada, permite con las tecnologías actuales un importante nivel de precisión corroborado en todo el mundo de entre el 1 y 2%. La siguiente es que, aún con diferencias entre sí, las 6 empresas señalaban una tendencia similar. La última es que cuánto más cerca están en el tiempo de la confrontación con la realidad de las urnas, se pone en juego el “prestigio” de cada una, que no es otra cosa que la capacidad de captar clientes y consecuente facturación.

Las encuestadoras son empresas capitalistas que explotan el trabajo –inmaterial diría la corriente autonomista- de sus empleados y obtienen plusvalía de su actividad cuyos insumos fundamentales consisten en la captura de información gracias a las respuestas impagas de una proporción de la ciudadanía. Es una rama actualmente creciente del capitalismo cognitivo. Tanto su metodología de producción cuanto sus bases de datos son secretas siendo contratadas por los canales para revelar exclusivamente sus conclusiones, no sus fundamentos. Al punto de que uno de los oráculos con disminución auditiva, dijo apelar a su olfato: desarrolló por lo tanto una gran pituitaria política.

Cuando una institución de estadística (el INE en Uruguay pero cualquier otra en el mundo) publica sus bases y publicita su metodología, los medios no invitan a su director a comentar resultados económicos, sociológicos, etc., sino a especialistas diversos que incluso diferirán por razones teóricas, ideológicas o epistemológicas con la interpretación de los datos. Tampoco se le solicita a un extraccionista de sangre un diagnóstico del estado de salud del propietario de la muestra. Pero la TV todo lo puede. No compra la base de datos y la metodología de su construcción para uso y debate colectivo, sino a quien la oculte del dominio público y se presente como profeta. También los partidos son sus clientes.

Ante el secreto es imposible saber si los errores son muestrales, metodológicos (en la combinación de técnicas concidentales, domiciliarias, telefónicas automáticas o con operador), de la fuerza de trabajo y sus supervisiones o de cualquier otro tipo. Tampoco si se debió a una reducción de costos en el afán de ganancias tan común en cualquier empresa.

Por ello es importante la regulación futura de esta actividad. Pero más aún, la creación de un instituto de opinión pública de la universidad, con sus controles y evaluaciones específicas, que produzca datos con total transparencia de todo el proceso.

Para todos. Incluso para ocultistas.

03
nov
14

el bordaberrysmo enterró los valores democráticos

ANIVERSARIO

A 81 años del asesinato de Julio Cesar Grauert

 

escribe: Alma Sendeza (*)

Dicho martirologio es necesario encuadrarlo en el período histórico en que le tocó vivir. En lo internacional se había producido en 1929 las caídas de las bolsas provocando un crack financiero en los EEUU que se extendió por el mundo hasta 1940 y facilitó la aparición de gobiernos autoritarios.

En Brasil Getulio Vargas durante su gobierno provisorio entre 1930 – 1934 gobernó a través de decretos.

El 6 de setiembre de 1930 se produce en la Argentina un golpe de estado que llevó al poder a los militares para establecer un gobierno de facto después de derrotar a Hipólito Irigoyen, el primer presidente democrático de la Argentina.

En Uruguay fue Gabriel Terra, presidente de facto entre 1933 y 1936, quien instaló un gobierno conservador y antiliberal conformado por lo más retrógrado del Partido Colorado y el sector nacionalista dirigido por Luis. Alberto de Herrera. A dicho gobierno se opusieron los batllistas, los sectores independientes del Partido Nacional y la izquierda.

Entre otras perlas Gabriel Terra tiene el haber reconocido al gobierno de Franco en 1930, quien ahogó a la República Democrática Española electa por sufragio universal.

El 3 de marzo de 1931 comienzan las persecuciones y detenciones políticas que culminan con el suicidio de Baltasar Brum, que de esta manera marcó su protesta por el quiebre institucional. Terra se alinea con EEUU e Inglaterra y establece estrechos vínculos con la Italia de Mussolini y la Alemania de Hitler.

En este cuadro de represión fue asesinado el político y parlamentario Julio Cesar Graguert. El 24 de octubre de 1933de retorno de un acto recordatorio del 4to. aniversario de la muerte de José Batlle y Ordóñez en Minas, que en realidad se transformó en una condena a la dictadura Terrista, y acompañado por sus correligionarios Guichón y Minelli, son interceptados a las afueras de Mosquitos y baleados. Mal  atendido lo trasladaron al Hospital Militar, donde murió gangrenado el 26 de octubre con sólo 30 años, dejando huérfanas a 2 niñas de 5 y 6 años.

Conocí a su esposa Maruja en Crandon, ella como pianista y yo como profesora de biología, y me comentaba que su esposo agonizante le dijo que él “no había tirado ningún tiro”. Todos los 26 de octubre mientras pudimos le llevábamos una rosa roja en recuerdo de su esposo y a la vez en reconocimiento por cómo había enfrentado tan dramática situación.

Después de matarlo no creyeron que una manifestación multitudinaria acompañaría sus restos hasta el cementerio central, no sin antes reprimirla a balazos y sablazos. Mi madre fue testigo no solo de ese atropello sino también del destrozo de la caja mortuoria.
Julio Cesar Grauert fue miembro de la Junta Departamental y  presidente de la misma en el año 1927 con solo 25 años. En 1928 fue electo diputado nacional siendo reelecto en el siguiente período con su propia agrupación “Principismo Batllista AVANZAR”. Proyectó y llevó adelante el seguro de desempleo, el seguro de maternidad y trabajó mucho por el magisterio. Planteó otros proyectos en defensa de los obreros y de los explotados del campo que no pudo concretar por la disolución de las cámaras hecha por el Terrismo. Su personalidad se caracterizó en ser aséptico a todo lo material.

Gracias a la generosidad de su familia, que donó a la Biblioteca Nacional, al ser derrotada la dictadura cívico militar, todo el acervo socio-político de Julio Cesar Grauert,y por recomendación de su hija Raquel, es que leímos parte de la recopilación de los editoriales  del semanario AVANZAR realizada por Kurken Didizian, voz de la agrupación “Principismo Batllista AVANZAR”, 1er editorial del Semanario AVANZAR (12 de julio de 1930) “muchos serán los que habrán de expresar su pensamiento en estas páginas, porque desde ya declaramos,  nuestro intento de un periodismo no sujeto al rectorado de ninguna particular conveniencia sino un periodismo de elaboración colectiva, en la mayor amplitud posible”
“la actividad política necesita por naturaleza del periodismo que la difunda, la aclare, la defienda, la critique”

Editorial AVANZAR, 11 de julio de 1931: “Cuando ha tocado luchar por una conquista proletaria, hemos puesto a su servicio nuestra energía pronta a medirla en cualquier terreno”
1 de mayo de 1932: “Por nuestra clase “AVANZAD”, otro 1º de mayo, otro día de recuerdos trágicos y de impulso vehementes para la lucha futura, otro día de exteriorización clasista y de protesta, otro día de rebelión contra la injusticia social y otro día como siempre nos sentimos, prontos para el esfuerzo final…”

Es importante rescatar esta figura libertaria de nuestras mejores tradiciones, al igual que nacionalistas como Lorenzo Carnelli, TerraCarve, Oliú G. Ruiz y Ferreira Aldunate en el Partido Nacional.

En el Battlismo de Domingo Arena y más recientemente Hierro Gambardela, Teófilo Collazo, Flores Mora. En el Frente Amplio Seregni, Michelini, Arismendi, J. L. Terra y Vivian Trías entre otros.
Julio César Graguert en sus pocos años de vida política definió a la política como una actitud noble. Preocuparse y ocuparse de los asuntos de la sociedad en que uno vive, es una de las más hermosas opciones de un ser humano.
Tener en cuenta que el sábado 26 de octubre en el Museo de la Memoria con motivo de estos 80 años de su asesinato se descubrirán 2 placas pre- existentes en el panteón familiar, una recordatoria de su condición de socio fundador de la FEUU y la otra de la agrupación AVANZAR de quien fue su primer jefe.

 

Julio César Grauert  Montevideo, 13 de noviembre de 1902 – 26 de octubre de 1933.

Julio César Grauert ejerció una férrea oposición a la dictadura; y ese mismo año de 1933 al cumplirse cuatro años de la muerte de don José Batlle y Ordóñez y junto a otros correligionarios batllistas decidieron hacer varios actos de homenaje, demostrando oposición a la dictadura. Fue así que el 23 de octubre en el viejo teatro Escudero de la ciudad de Minas Departamento de Lavalleja realizaron un gran y emotivo acto de repudio a la dictadura de Terra.

Al regreso del mencionado acto es interceptado por la policía de la dictadura a la altura del Km. 35 de la vieja carretera a la ciudad de Pando. El auto donde regresaba Grauert, Minelli y Guichon, fue acribillado a balazos de fusiles Mauser, temiendo por la vida de sus acompañantes había cambiado de auto al Dr. Aldo Chiazulo que se pasó para otro auto que venía atrás.

Herido en ambas piernas, pies y en el brazo derecho Julio César Grauert es llevado a un calabozo de la comisaría del pueblito de Pando donde fue torturado y no le dejaron recibir asistencia médica.

El 26 de octubre de 1933 a las 4 y 30 de la madrugada moría el doctor Julio César Grauert a consecuencia de desangrarse y haberle provocado una gangrena gaseosa.

Tenía 30 años de edad una carrera política, profesional y periodística brillante; dejando a su joven mujer de 31 años viuda y dos hijas de 5 y 6 años.

01
nov
14

balotage en uruguay

BALOTAGE 2014

¿ES “POR LA POSITIVA”?, QUE LACALLE POU PIDA A LA GENTE QUE, POR LA NEGATIVA, LE OBSTRUYAN LA MAYORÍA PARLAMENTARIA AL FA …

Escribe: Víctor BAGNUOLI / director del blog e integrante de la comunidad universitaria y de la salud pública del Uruguay

BREVE ANÁLISIS DEL CONTEXTO POLÍTICO: La silenciosa expresión democrática del pueblo el pasado 26 de octubre, demostró su nobleza y sabiduría. Otorgó un contundente apoyo real al FRENTE AMPLIO. Ello legitima la gestión de dos gobiernos progresistas anteriores y nos lleva hacia el tercer gobierno, inédito y alentador en los últimos 44 años.

A pesar de no alcanzar la mayoría constitucional exigida (y exigente) en cifras redondas: el 48 % de los ciudadanos -es decir, casi 5 de cada 10- dio su primer veredicto. Ahora, sin triunfalismos, consolidar éste proceso electoral en segunda vuelta (domingo 30/noviembre) y pasar de inmediato a ocuparnos de los problemas del país y la región, dando continuidad a los cambios y construyendo para la gente la mayor felicidad posible.

 En tanto la derecha social y sus caudillos y caudillitos, intentaba hacer germinar un capullo de viejas y marchitas raíces con el señorito Lacalle Pou. Se había envalentonado la oposición dado que durante los pasados cinco años, estuvo pegando sin ton ni son a todo lo que decía, hacía y proyectaba el gobierno del pepe Mujica y sus legisladores. Para coronar ese estado de ánimo, las encuestas -de la peor época-, parecían generar opinión política sobre la gente, y apañar a favor de la ideología dominante el resultado diametralmente opuesto al que arrojó el 26/octubre. Eso no obedece a un análisis metodológicamente científico que deberían instrumentar y sin embargo, con sesudos comentarios, recrearon sin cesar un aire exitista que contrastó con el resultado de las urnas. Una subestimación desafiante de la opinión de las grandes masas.

RAZONES PARA OTORGAR MAYORÍA PARLAMENTARIA AL FRENTE AMPLIO: La posibilidad real de confirmarse en segunda vuelta, la mayoría absoluta para el Frente Amplio en Diputados y en Senado, abre un escenario absolutamente nuevo en la historia reciente del país.

Solamente Luis Batlle Berres y el partido Colorado, obtuvo mayorías absolutas dos veces consecutivas. Por tanto resulta raro que las corrientes radical-conservadoras como el bordaberrismo, lacallismo y acólitos, repitan a coro que sería una catástrofe, la posibilidad de que sean tres gobiernos con mayoría parlamentaria. Señores, ¿y aquello de vox populi vox dei?, la voz del pueblo la voz de dios: … ¿ se avasallará y se hostigará a la gente para que cambie su parecer ya dado.

VOTO DE CONFIANZA: Algunas razones para una nueva mayoría y un tercer gobierno del FA con Tabaré Vázquez, podría definirse como un ligero cambio de identidad cultural de la gente, sin hegemonía ideológica política en el partido de gobierno, pero que afianza la idea y el proyecto progresista con su confianza.

 Una explicación facilista pero que tiene sustento real es que, dicha confianza se basa en que el FA, ha proyectado con éxito la distribución social de la evolución de la economía. Hemos vivido un ciclo de crecimiento excepcional: Ha crecido el salario real, ha bajado el desempleo a tasas históricas y se ha multiplicado un aumento formidable del consumo.

Cuando la ciudadanía siente esas mejoras en su vida cotidiana, difícilmente quieran cambiar de rumbo de gobierno por otro “positivo”.

Otra explicación puede entenderse como que, el retorno de Tabaré Vázquez entrega certezas (y vaya que eso es cierto). Y finalmente -sin dar por acabado éste análisis- el triunfo territorialmente más amplio de la izquierda con respecto a 2009 (solo perdió en cinco departamentos esta vez) responde a esa confianza en el FA y sus candidatos. Por mucha renovación y excelente “marketineo” que pudiera hacer su principal adversario desde el Partido Nacional, siempre se supo que Vázquez era el favorito.

Muy a pesar de que hay clarísimos signos (1 millón de votos) que se muestran muy críticos con la seguridad ciudadana, y también con el estado de la educación pública por ejemplo. Y aunque es sabido que el ejercicio del poder desgasta, los partidos de la derecha opositora no recibieron en conjunto mayor apoyo que en 2009.

Lo que hubo en realidad y hay que saber que es relativo, fue un corrimiento ciudadano consciente hacia la izquierda del espectro político: 1 diputado de Unidad Popular, 50 del FA, y 3 del Partido Independiente (que tuvo 2 escaños en 2009). En esta interpretación, se eligieron más diputados de izquierda en 2014 que en 2004. Dicho de otra manera: habrá menos diputados blancos y colorados en febrero de 2015 que cuando empezó el ciclo frenteamplista en el poder. Lo que deja a la derecha social – el bloque conservador- con poquísimo margen operativo parlamentario para trabar el proyecto de progreso del Uruguay.

 La explicación no está pues solamente en la economía o en el candidato. Hay algo más profundo y duradero que permite mantener en el tiempo semejantes mayorías. Se trata de la hegemonía cultural en disputa; la generación de un relato, de una identidad, de un deber ser, de un universo simbólico que, todos juntos, producen sentido común ciudadano y aseguran los cimientos para mayorías de izquierda sólidas.

 Hay que entender que la inmensa mayoría de las decisiones de voto en nuestro país no se definen faltando pocos meses o semanas para las elecciones. Aquí hay cultura política de larga duración. Y ella está afirmada en una socialización cultural y ciudadana que legitima las opciones de izquierda, y en particular al Frente Amplio.

 Bien lo resumió Tabaré al final de su campaña: no pidió un apoyo de agradecimiento por el pasado, que hubiera permitido hacer hincapié en la explicación del voto por las mejoras económicas de estos años. Pidió otra cosa: un voto de confianza a futuro: que se afirma entonces en la valoración social y moral del representante a elegir.

 Igualmente no es propio de un análisis dialectico, explicárselo por una mono causa, la mayoría política hacia el tercer gobierno del FA. Como tampoco lo es creer que solo como hay más plata los uruguayos se hicieron, tres veces, de izquierda

La gente antes que nada, quiere sentirse parte de un proyecto común que le permita soñar y le reafirme su autoestima; quiere ser parte de un relato que interpreta valores colectivos y le asegura dignidad moral. En esta definición pesan las identidades forjadas desde la educación y la cultura histórica que como paradigma, proyectó el FA: El ideario artiguista, el pensamiento del viejo Batlle, las tradiciones wilsonistas, la resistencia al fascismo y el embate revolucionario de los 60`, ello como algunos de los factores –no todos, puesto que es más complejo y hondo- lo que primó en la izquierda nacional.

El ciclo electoral no terminó. Pasamos a segunda vuelta el domingo 30 de noviembre próximo. La derecha social no escatimará esfuerzo, dinero ni vilipendios contra la izquierda y su fórmula. Puesto que mantienen una representación parlamentaria importante y una ligera esperanza de alzarse con el gobierno. Por tanto uruguayas y uruguayos … alerta y a votar sin dudas por las certezas: TABARÉ SENDIC.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.