Archive Page 2

12
dic
14

Ayotzinapa … la tragedia

Los huérfanos de la tragedia de Ayotzinapa no están solos

Eduardo Galeano
Eduardo Galeano

Los huérfanos de la tragedia de Ayotzinapa no están solos en la porfiada búsqueda de sus queridos perdidos en el caos de los basurales incendiados y las fosas cargadas de restos humanos.

Los acompañan las voces solidarias y su cálida presencia en todo el mapa de México y más allá, incluyendo las canchas de futbol donde hay jugadores que festejan sus goles dibujando con los dedos, en el aire, la cifra 43, que rinde homenaje a los desaparecidos.

Mientras tanto, el presidente Peña Nieto, recién regresado de China, advertía que esperaba no tener que hacer uso de la fuerza, en tono de amenaza.

Además, el presidente condenó la violencia y otros actos abominables cometidos por los que no respetan la ley ni el orden, aunque no aclaró que esos maleducados podrían ser útiles en la fabricación de discursos amenazantes.

El presidente y su esposa, la Gaviota por su nombre artístico, practican la sordera de lo que no les gusta escuchar y disfrutan la soledad del poder.

Muy certera ha sido la sentencia del Tribunal Permanente de los Pueblos, pronunciada al cabo de tres años de sesiones y miles de testimonios: En este reino de la impunidad hay homicidios sin asesinos, torturas sin torturadores y violencia sexual sin abusadores.

En el mismo sentido, se pronunció el manifiesto de los representantes de la cultura mexicana, que advirtieron: Los gobernantes han perdido el control del miedo; la furia que han desencadenado se está volviendo contra ellos.

Desde San Cristóbal de Las Casas, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional dice lo suyo: Es terrible y maravilloso que los pobres que aspiran a ser maestros se hayan convertido en los mejores profesores, con la fuerza de su dolor convertido en rabia digna, para que México y el mundo despierten y pregunten y cuestionen. (La Jornada)

10
dic
14

ddhh en el uruguay

Cuestiones de honores

La noticia cayó como una bomba para la sensibilidad de amplios sectores democráticos. Un tribunal de honor militar absolvió al coronel Gilberto Vázquez de cualquier sospecha de mancha.

Los 28 asesinatos especialmente agravados por los que paga condena efectiva y la fuga del Hospital Militar quebrando su palabra de honor, incluso su reaparición, escondido bajo una ridícula peluca, no fueron tenidos en cuenta porque tuvo buena conducta los últimos cinco años. Preso.

La noticia cayó un par de días después de nombrado el nuevo gabinete, cuando distintos sectores frenteamplistas, dentro del acuerdo general y el respeto a la discreción del próximo presidente de escoger sus colaboradores, discutían la pertinencia de tal o cual ministro, incluyendo al actual ministro de Defensa Eleuterio Fernández Huidobro.

El ministro había prometido tribunales de honor para los militares condenados por delitos comunes durante el terrorismo de Estado, que iban a estar presididos por el general retirado Julio Halty. Hubo algún tribunal, ya veremos, y ahora le corresponde acatar su fallo. Gilberto Vázquez, asesino serial y apologista de la tortura volverá a recibir su sueldo completo de retiro.

El ministro explicó que se lo había sometido a tribunal de honor por su fuga de 2006, que causó la renuncia del comandante Carlos Díaz, quien se había visto burlado. Ese tribunal determinó el pase a reforma de Vázquez con reducción de haberes jubilatorios. Años después, el condenado pidió algún tipo de revisión al que lo ampara la ley y este nuevo tribunal es el que debió revisar solamente la buena conducta posterior a la sanción, por absurdo que sea. Y al ministro, maldita la gracia que le haya hecho la oportunidad del escandalete, no le quedaba más que aclarar y acatar.

En conclusión, ni Vázquez ni ninguno de los otros reclusos de Domingo Arenas ha sido sometido a tribunal de honor por los delitos de terrorismo de Estado. Materia pendiente.

Ahora, lo que queda por revisar es la idea de que los militares tienen un honor especial diferente del de los sacerdotes, por decir algo, o el de don Juan Clasemedia o doña María. Se hizo un mito de su pundonor, de que pueden ser dados de baja si su mujer tiene una aventura extramatrimonial.

Pero para el resto de los empleados públicos, los casos de condena penal se resuelven, cuando cuadra, por medio de sumarios. En ellos, se examinan las conductas delictivas o de incumplimiento de las funciones, no la buena conducta mientras están presos. Vistas las cosas, con todos sus defectos, parecen mecanismos que ofrecen más garantías.

Nota: Diario La República / Uruguay

 

08
dic
14

el pepe mujica y sus detractores de la derecha

Disparen contra el presidente Mujica

 

Esta nota, más que solidarizarse o hacer defensa de José Mujica (capacidad le sobra para hacerlo y amigos y compañeros también), es un acto de rebeldía con aquellos que vanamente se ensañan con los dichos -digo “dichos” porque él habla como si estuviera tomando mate, en ese diálogo y autodiálogo a que nos tiene acostumbrados- en los cuales hay verdades de a kilo y otras reflexiones transmitidas por la radio, o “a caballo” con los medios, que conllevan apoyos o rechazo, o simplemente desaprobación.

Pero él es Mujica, “como te digo una cosa te digo la otra”; la opinión del pueblo oriental sobre el Presidente y su estilo de conducción se laudó el 26 de octubre; el triunfo de la fórmula Tabaré – Sendic estuvo jalonado por un despliegue del Presidente en los límites, sin salir del margen; jugó, como él mismo lo dijera ¿acaso el presidente no puede hablar? ¿No puede defenderse de ataques arteros? No asistió el Plenario del Frente Amplio, como Feliciano Viera asistió en 1916 a la Convención del Partido Colorado! En la cual se comprometió a hacer un alto a las leyes sociales.

La rebeldía que me incita a escribir está en la coincidencia de destacados periodistas, puedo decirlo plumíferos, que salen al ruedo a pegarle a Mujica y de qué manera! Luciano Alvarez, en El País, a pretexto de un planteo sobre los “bachilleres” prácticamente lo descuartiza colocándolo del lado de la caverna, contra el iluminismo de la inteligencia de los que estudian! Todos sabemos que el “Pepe” Mujica no es un negado en materia de formación cultural, intelectual, política; más allá de lo autodidáctico, es un hombre extremadamente culto e instruido, con base de formación académica; lo que a él le revientan son los burócratas de la academia: los del “título por el título”, los de “la frente alta y las manos limpias”.

El se juega al intelectual comprometido, como es él. Hace una apología de una forma de vida con la cual se ha casado, y no es nuevo. Fueron y son las enseñanzas de Francisco de Asís, de los Jesuitas, de los masones perseguidos, de Carlos Marx, Jesucristo, Teresa de Calcuta; el más cercano: el Ché Guevara, sembrar ideas y revoluciones como Artigas. No hay nada nuevo, es un compromiso de vida, en ese marco, toda actitud que te separe de la gente y los compromisos de hacer y luchar son reprobados. Se compartirán métodos, formas, gestos o no. Como es sabido mi candidato a Presidente fue Danilo Astori; luego de la definición por José Mujica he sido un seguidor de su gestión, sabiendo que no es de mi “palo”, pero objetivamente reconozco los méritos excepcionales de un hombre que asumió responsabilidades y se trascendió a sí mismo. El pueblo habló.

Me causa pena por un lado, pero por el otro rechazo de piel y olfato las afirmaciones de escribas a sueldo que buscan desvirtuar y agraviar. Tienen el tupé de invocar a Millán de Astray, quien ante Unamuno en la Universidad de Salamanca, haciendo el saludo falangista gritó ¡Muera la intelectualidad traidora! ¡Viva la muerte! La respuesta de Unamuno, y lo es para este señor: Venceréis, porque tenéis sobrada fuerza bruta. Pero no convenceréis. Para convencer hay que persuadir, y para persuadir necesitaréis algo que os falta: razón y derecho en la lucha… Un mutilado que carezca de la grandeza espiritual de Cervantes, es de esperar que encuentre un terrible alivio viendo cómo se multiplican los mutilados a su alrededor.

Comparar a Mujica con Millán de Astray es indignante; a la vez indica las heridas que tienen por el triunfo del 26 de octubre de Tabaré; triunfo que el 30 de noviembre el pueblo rubricó eligiendo la fórmula Tabaré – Sendic para un Uruguay que no se detiene.

El otro escribidor que perdió la compostura es Maiztegui Casas, en El Observador del sábado 15. El susodicho escritor, periodista, ajedrecista, malabarista que según él fue socio fundador del F.A. en el SXX; ahora, en el SXXI, cuando el pueblo apoya al Frente Amplio él es opositor. Tendrá muchas virtudes, pero como político va a contramano de la historia real. Para el dios del Olimpo, Mujica resulta soez y repulsivo, ¡cómo va a decir “almas podridas”! ¡qué horror! ¿En qué país vive? No recuerda de su lenguaje versallesco la anécdota del cuento: mamá, el rey está desnudo. Cada uno es como es, y si algo prestigia a Mujica es su autenticidad. El es así; tu, yo, podemos ser diferentes; pero es así, si no te gusta sácalo del Senado en el año 2020.

En cuanto a la formación del Frente Amplio, al referirse a Mujica le endilga “personaje de esa calaña”, a estos personajes agrego: Raúl Sendic Antonaccio, Juan Almirati, Manera Lluvera, Fernández Huidobro, Mauricio Rosencof, Marenales… gente de extracción socialista y comunista, así como Mujica de extracción nacionalista. Estoy seguro de que la mayoría de ellos adoptó una posición política unitaria al formar el Movimiento 26 de Marzo, solicitando integrarse a la mesa política del Frente Amplio; junto al Gral. Líber Seregni, Rodney Arismendi, Juan Pablo Terra, Zelmar Michelini, Rodríguez Camusso, José Crotoggini, José Pedro Cardozo, Alba Roballo, etc., estuvo el “ignorante”, “semi analfabeto”, “bruto”, “empujador de rocas”, pero con un Sol a cuestas: el escritor Mario Benedetti… si no lo sabía el escriba de marras insuflador de guantes blancos, se lo recuerdo: Mario Benedetti representó al 26 de Marzo, brazo político del MLN de entonces.
En síntesis: escriban señores, aren en el desierto, no deja de ser un buen ejercicio.

07
dic
14

uruguay … gobierno del FRENTE AMPLIO

¿Un anticipo de victoria en las departamentales de mayo de 2015?

 escribe: Luis Casal Beck

Que la centroizquierda triunfaba con holgura, era un hecho manejado desde hace muchos días, en todos los comandos políticos. La gran novedad, estuvo dada por la dimensión de esta victoria (1.226.105 votantes; 53, 6 %), y su carácter nacional (fue en 12 de los 19 departamentos del país; en algunos de ellos, la hegemonía del bloque tradicional ha estado siempre fuera de toda discusión).

 
 
Tabaré Vázquez (74), vuelve a ser presidente de la República (como ya ocurrió en las elecciones de 2004, con el 51,68 de los votos válidos), con el mayor respaldo ciudadano jamás alcanzado por candidato alguno, en toda nuestra historia constitucional.

Es el primero de los gobernantes, que nacido en un modesto hogar de trabajadores (en La Teja, Montevideo), antes de graduarse como médico (1969), -carrera que cursó con enormes sacrificios-, trabajó como aprendiz en una carpintería, como vidriero, empleado de almacén, canillita, administrativo en una empresa. Su prestigio como oncólogo y como profesor de la Facultad de Medicina, vendrían muchos años después.

El domingo 30, la fórmula Vázquez-Raúl Sendic se impuso en buena parte del territorio nacional. Lo hizo en los departamentos mas poblados (Montevideo, 57,3 %; Canelones, 56,1 %), y en otros distritos donde el predominio del Partido Nacional ha sido una constante, como Cerro Largo (52,9 %, la comarca del legendario líder guerrillero Aparicio Saravia), Paysandú (54,7 %, del que fue dos veces intendente, el otra vez derrotado Jorge Larrañaga), San José (50, 9 %), Colonia (48, 2 %, con sucesivas administraciones nacionalistas desde noviembre de 1958), En Salto, donde ha gobernado el “bordaberrista” Germán Coutinho, la centroizquierda alcanzó el 58, 4 % de los votos, y el binomio encabezado por Luis Lacalle Pou (con apoyo colorado), el 37, 8 %.

Es este un nuevo escenario. En sólo seis meses, habrá elecciones departamentales y municipales (31 de mayo), y esta inesperada expansión del electorado progresista, aumenta las expectativas de victoria en filas del Frente Amplio. Los blancos, tratan de entender qué es lo que pasó, y la Concertación, creada por los partidos tradicionales en Montevideo, parece encaminarse a un formidable fracaso.

05
dic
14

tabare y mujica

Tabaré y Mujica: dos estilos, un sólo rumbo

escribe: Jorge Pasculli

“Que Tabaré va a gobernar de espaldas al Frente”, que “Los radicales son mayoría en el Parlamento”, que “Astori perdió peso político”, que “Lucía se mostró sorprendida por algunos nombramientos de ministros”… No aprendieron nada.

Hace unos cuantos meses tomamos una columna de Ana Lía Piñeyrúa, “A no dejarse engañar, son todos iguales”, en Montevideo Portal, de setiembre del 2013, donde reflexiona sobre la unidad del FA. Dice: “ Desde antes de asumir el gobierno en 2005 el Frente Amplio ha mostrado en su seno dos posiciones, la de “radicales” y “moderados”, que le ha permitido moverse en toda la cancha sin dificultades y que, en el poder, le ha facilitado jugar sin obstáculos a ser oposición mientras tiene la responsabilidad del gobierno.

Apenas se analiza la realidad se advierte que esto no constituye más que una farsa bien montada, ya que a la hora de la verdad, cuando hay que tomar decisiones o votar en el Parlamento, la coalición gobernante actúa monolíticamente demostrando que, a la postre, son todos iguales.” Hasta ahí el fragmento.

En lo único que se equivoca es que es “una farsa bien montada”. Farsa era que en el 71 el golpista Coronel Aguerrondo y Wilson Ferreira votaran juntos bajo el mismo lema. Lo del FA no es farsa, es unidad. Unidad de veras. Unidad cuando te toca perder y cuando te toca ganar. Unidad cuando gobierna el Pepe con su estilo, y unidad cuando gobierna Tabaré con su estilo. Son estilos bien diferentes de conducción, pero los dos van para el mismo lado. De eso no hay ninguna duda. Y los “cotorreos” sembrando cisaña, buscando divisiones, llevan 43 años y siguen sin darse cuenta.

“Con Tabaré vamos a tener una comunión muy grande”, dijo Mujica. Por supuesto que sí, porque antes que las posiciones personales que cualquiera pueda tener está el convencimiento que sólo la unión de todas las fuerzas progresistas puede modificar las injusticias acumuladas durante décadas. Y las fuerzas progresistas forman un abanico grande para ponerse de acuerdo. Pero se ponen de acuerdo. Ninguno obtiene su posición original pura siempre. Se analiza, se discute, y si no se llega a un consenso se vota. Se vota, se acepta, se acata y se defiende lo decidido.

Eso es posible por la madurez de conciencia de todos los que integran el Frente Amplio. Si sólo pensaran en sus posiciones personales, seríamos decenas de partidos y grupos por separado, como durante muchas décadas estuvieron los partidos de izquierda en este país. A veces más peleados entre ellos que con los adversarios de enfrente. Costó aprender. Pero de esta unidad en la diversidad de hoy son muy poquitos los que se bajan.

03
dic
14

el gabinete de tabaré …

El equipo de Tabaré

 

escribe: Jorge Pasculli

Tabaré dio a conocer su equipo de ministros a menos de 48 horas del balotaje. ¿Apuro? Celeridad, organización, planificación, en base a un muy pensado equipo que le resulta confiable tanto en su compromiso, conocimiento y funcionamiento.

Corta, concreta, así fue la presentación de los futuros ministros, subsecretarios, directores de la OPP, Plan Ceibal, secretaría y prosecretaría de la Presidencia. Se terminó el festejo y comenzó el trabajo. Ese sería el mejor resumen.

Ya en el discurso del domingo en el Four Point Tabaré habló como Presidente de todos los uruguayos, con sentido de nación y con una actitud firme y enérgica en cuanto al compromiso de su gobierno para el desarrollo del país y de su ciudadanía.

“El movimiento se demuestra andando”, dice el dicho y esta presentación es una prueba de ese compromiso y de esa actitud.

No hay mayores sorpresas en los nombramientos. Repiten 5 de este período, vuelven 5 del primer gobierno y 5 mujeres estarán en diferentes ministerios. Todos frenteamplistas, de distintos sectores e independientes. Lo fundamental que los une a todos –a mi criterio- es el fuerte componente de trabajo en equipo bajo su directa conducción. Con la particularidad de Danilo Astori, no sólo el gran conductor económico que ha tenido el país en estos 10 años, sino también uno de los tres pilares –junto a Tabaré y Mujica- de nuestro FA a nivel de líderes.

No me sorprenden los nombres de Nin Novoa y María Julia Muñoz, en la Cancillería y Educación y Cultura, porque si bien no son expertos en esas áreas, serán ministros políticos, de su confianza, acompañados por subsecretarios especialistas en esos temas, Cancela y Filgueiras, respectivamente.

Aceptó preguntas, las contestó todas, en forma muy concreta, asumiendo plenamente la responsabilidad en la elección y asegurando que este gabinete lo acompañará hasta el final del período.

Buena señal, ya se comienza a trabajar.

La sociedad y los distintos sectores ya conocen quienes van a ser los responsables en las distintas áreas para estos cinco años.

Tabaré demostró tener su “biología” al máximo en esta larga campaña donde recorrió el país cinco veces y donde tuvo la lucidez y fortaleza para conducir el rumbo hacia buen puerto. Inicia la transición hacia su mandato con esa misma impronta, pero ya imbuido de la función de Presidente.

Los frenteamplistas hemos perdido a nuestro candidato pero el país ha ganado un futuro gran presidente. Que así sea.

03
dic
14

triunfo del tabare y sendic … uruguay

Ganó el mejor

 

escribe: Gustavo Carabajal

Quien lea el título de este artículo puede interpretar que está escrito desde la pasión de un militante o la algarabía de un dirigente frenteamplista. Pero no tiene que ver con ninguna de las dos cosas. Es más bien el análisis honesto y objetivo de un periodista extranjero que desde hace poco más de tres años vive en Montevideo y analiza día a día los principales hechos políticos del país para plantearlos en la portada de un diario de izquierda.

Más allá del susto que tres meses atrás invadió al Frente Amplio por el empuje y la fuerte presencia mediática de Luis Lacalle Pou, el triunfo de Tabaré Vázquez nunca corrió verdadero peligro. La oposición no logró convertirse en una auténtica alternativa y el ponderable esfuerzo de su candidato solo alcanzó para ponerlo de moda durante un tiempo. Tampoco tenía mucho margen, es cierto, para recuperar en unos meses lo que no se había construido en varios años.

La que nunca dudó fue la gente. Tenía perfectamente claro que no estaba dispuesta a arriesgar sin ninguna certeza. Tabaré Vázquez representa la continuidad de un modelo que mejoró su condición de vida, que le devolvió la tranquilidad y le permitió soñar con un futuro mejor. Eso no admite discusiones, más allá de cualquier alusión a errores que puedan atribuirse a los dos gobiernos frenteamplistas.

Allí falló la oposición, sus propuestas no mostraron solidez, no le alcanzó con reflotar episodios puntuales en los que la izquierda equivocó el camino y mucho menos con desmerecer los logros económicos que la gente percibía en sus bolsillos, atribuyéndolos a un viento de cola lleno de tecnicismos que solo entendían los economistas de derecha.

Vázquez parecía más convencido que todo su entorno de que su intuición no podía fallarle. Nunca mostró dudas y al fuerte aparato marketinero con que se enfrentaba, le opuso una incansable recorrida puerta a puerta por todo el país que volvió a darle resultado. Antes, había preparado un equipo de especialistas trabajando área por área todos los temas centrales del país para no dejar huecos y proponer soluciones concretas a los problemas que sabía que iba a encontrar a cada paso. Y aunque en política uno más uno no siempre da dos, cuando al trabajo y al esfuerzo se le suma un buen candidato, la ecuación suele tener certeza matemática.

Y para completar este escenario, el FA reaccionó con todo. Se alineó detrás de Tabaré y salió con la fuerza de su enorme estructura a contestar cada palo que llegaba de la vereda de enfrente. Así, disimuló sus diferencias y los históricos problemas comunicacionales de la izquierda. Además, tuvo el impresionante aporte de la figura de Mujica que, rápido de reflejos, igual que Tabaré, supo dónde, cómo y cuándo aparecer en escena para resultar desequilibrante.

El Frente tendrá su tercer gobierno y lo tiene merecido, se lo debe a Tabaré, Mujica, Astori y un grupo de dirigentes visionarios que saben guiar el barco a buen puerto. Ahora tendrá el enorme desafío de renovarse y mostrar que la camada que sigue está a la altura de semejantes líderes. Pero esa es otra historia y recién comienza a escribirse. Mientras tanto, ¡felicidades, uruguayos! Porque otra vez eligieron al mejor.




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.